miércoles, 2 de diciembre de 2020

POSTAL DE WASHINGTON, 1983: CESAR EGAÑA



A principios de 1983 estaba yo en Harvard, como Investigador Asociado en el Centro de Estudios internacionales (Fellow), terminando de escribir un libro sobre la Nacionalización de la Industria Petrolera venezolana (publicado por Lexington Books, 1993, 1994). En esos días recibí una llamada de un funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo, basado en Washington, quien me dijo que el banco estaba interesado en entrevistarme para una posición de Especialista en Energía, la cual sería llenada por concurso. Como yo estaba listo para reintegrarme a lo que en Harvard llaman “la vida real”,  accedí a la entrevista, la cual se realizó poco después y fue seguida por dos entrevistas adicionales.  Lo cierto es que gané el concurso, al cual asistieron unos 50 candidatos y se me ofreció la posición. En el BID permanecí por seis años, hasta mi regreso a Venezuela en 1989, cuando decidí, erróneamente, que Venezuela me necesitaba.

Esos años en Washington fueron maravillosos. Con el producto de la venta de nuestra casa en Caracas pudimos adquirir una casa en la zona de Bethesda, suburbio de la capital, en una pequeña calle ciega llena de árboles y rodeada de jardines primorosos llamada Kenfield Court. Poco a poco fui conociendo a la colonia venezolana de aquellos años, comenzando por la familia del Dr. Matheus (+), quien se hizo nuestro médico y  los venezolanos del Banco, entre ellos Tomás Rodríguez Müller, Armando Chuecos, Kenneth Mathison (+), Antonio Vives, Carlos González Naranjo (+), Noemí Peschard, Aracelis León, Maritza Izaguirre, Guillermo Pimentel (+) y algunos otros compatriotas que se me escapan de la memoria. Hice amistades con todos ellos que han durado muchos años, ahora consolidadas y aumentadas con nuevas amistades hechas durante mi actual etapa en la zona de Washington, esta vez una etapa sin regreso.  

En aquellos años de la década de 1980 también frecuenté a dos venezolanos excepcionales, quienes se encontraban en Washington en actividades relacionadas con el Fondo Monetario Internacional: Mauricio García Araujo (+) y César Egaña Pietersz. Ellos vivían relativamente cerca de mi nuevo hogar y comencé a visitarlos en sus casas.  Mi esposa Marianela se hizo muy amiga de Irene, la esposa de  Mauricio y de Berta, la esposa de César, una amistad que se hizo muy estrecha e incluyó a todos los miembros de nuestras familias, una vigorosa y bella amistad que continúa hoy .

Comencé a ir con frecuencia a la casa de César Egaña, la cual estaba a unas 10 cuadras de la mía. En esa primavera de 1983  caminábamos juntos, conversando de todo un poco, compartiendo nuestra admiración por los cerezos en flor que proliferaban en la zona. César era hijo de Corina Pietersz Rincón, descendiente de familias de Maracaibo y Trujillo, y de un notable venezolano, el Dr. Manuel Egaña (1900-1985), de destacada actuación en los primeros años de la democracia venezolana post gomecista en el campo de la legislación y políticas petroleras. César era  uno de siete hijos de la familia. Estaba casado con Berta Toro, a quien rápidamente comenzamos a llamar Bertica.

Estar con los Egaña era una fiesta. Berta mostraba un sentido del humor muy fino y César, siempre sonriente, le llevaba la corriente. Era difícil estar con ellos sin reír alegremente. De aquellas caminatas con César recuerdo su amor por el campo venezolano, por la gente de nuestra provincia. Su padre era llanero, creo que nacido en Zaraza y César tenía una finca, no sé si en esa zona, en la cual pensaba constantemente y adonde viajaba a cada posible oportunidad.  

César era un economista y su amor era el agro y la agroindustria. A su regreso a Venezuela se dedicó a esta actividad y, además de trabajar  su finca, fue gerente general de INDULAC durante la década de 1990, así como asesor de varias empresas del sector.

En una ocasión, hablando de música, le comenté que me gustaba mucho la Fuga Criolla de Juan Bautista Plaza. César me comentó que el compositor era tío político suyo, casado con la pianista Nolita Pietersz Rincón, hermana de su mamá, Corina.

Ah, le dije: “entonces eres primo de Gonzalo Plaza,  un gran caballero”. El mundo venezolano es ( o era) pequeño y estrechamente interconectado.

Con los Egaña y García Araujo pasamos numerosos momentos  agradables. En especial recuerdo una noche de navidad  en casa de Mauricio García Araujo, celebrada en medio de una nevada espectacular. Esa noche andábamos con nuestro primer nieto, a quien llevábamos en una cesta, de meses de nacido.

Fue una noche de navidad nórdica enriquecida con los ingredientes de cordialidad, olor y sabor de hallacas y pan de jamón de nuestra patria. 

Regresamos a Venezuela y seguimos en contacto con nuestros buenos amigos hechos en Washington. Tuvimos varias ocasiones para reanudar nuestra amistad, la sal de la vida.

Acabo de  recibir la triste noticia del fallecimiento de César en Caracas.

Cerré los ojos por un instante y lo vi tan joven y tan alegre como solía verlo en nuestras caminatas de 1983, siempre sonreído. Era un hombre cordial, con esa cordialidad de los venezolanos mejores.

Pasé muchos años sin verlos, a César y Bertica, pero nunca dejamos de estar en contacto. En especial, Marianela y Bertica se hablaban con mucha frecuencia por internet, una amistad que solo la muerte de Marianela pudo interrumpir.

Dejo aquí un emocionado recuerdo para mi querido César, el cordial César de mis primer año en Washington, tan bondadoso y tan venezolano en el mejor de los sentidos. Esa primavera fue para nosotros inolvidable, los cerezos, el sol radiante, el calor venezolano de las familias Egaña y García Araujo.

Ahora, con la partida de Marianela, sé, queridos Egaña, que no hay recuerdo -  por más dulce que sea -  que pueda llenar el vacío de la ausencia. Sé que la ausencia de César les dejará un vacío imposible de llenar.

 Un estrecho abrazo solidario para Bertica y sus hijos e hijas, una familia ejemplar, a la cual llevamos en el corazón.  


lunes, 30 de noviembre de 2020

La teoría conspirativa: El ascenso del Homo insensatus

 

 LAS TEORÍAS CONSPIRATIVAS COMO AGENTES DE EMBRUTECIMIENTO

Lo que comenzó hace décadas con aspecto inofensivo y hasta jocoso se ha ido convirtiendo en una de las grandes fuentes de embrutecimiento a nivel planetario y amenaza con crear una sub especie humana que ya no podría llamarse Homo sapiens. Habría que darle otro nombre eliminando lo de sapiens,  quizás Homo insensatus?

Producía hilaridad eso de difundir la especie de que Hitler no había muerto en su bunker sino que vivía en la Patagonia sembrando hortalizas, o que Carlos Gardel no había muerto en el accidente aéreo de Medellín y le habían hecho una cara nueva o que Elvis Presley no había muerto y trabajaba de mesonero en Nueva Orleans.

Poco a poco estas creencias simplonas y  absurdas, propias de quien se resiste a aceptar la muerte de alguien famoso, tal como ya se preparan los seguidores de Maradona para elaborar la suya,  poco a poco  -repito  - se fueron convirtiendo en teorías conspirativas de significativa complejidad. Por ejemplo, hay una que afirma que los americanos nunca fueron a la Luna y que todo fue una patraña filmada en algún desierto del oeste estadounidense. De igual manera, hay miles de personas que juran que la Tierra es plana, a pesar de las numerosas fotos tomadas desde el espacio que muestran a nuestro planeta como un hermoso globo azul. Esta gente hasta tiene su reunión anual, muy concurrida.  



Hay millones de creyentes en que las vacunas matan a la gente y no permiten que vacunen a sus hijos, exponiéndolos a toda clase de enfermedades. Con motivo de la pandemia que nos azota ha surgido una corriente muy fuerte que se opone a la idea de vacunarse cuando esté lista la vacuna contra el corona virus. Más aún, en esta misma línea de pensamiento, hay millones que hablan contra el uso de  la máscara contra el Covid 19, ya que la consideran como una forma de esclavizar al ser humano, como un atentado a su libertad individual y no como un acto de sensatez y de solidaridad con sus semejantes.

En los últimos años la intensidad y la variedad de teorías conspirativas ha aumentado casi exponencialmente, ahora mezcladas, con efectos destructivos para la sociedad, con la actividad política. Veamos algunas de las más recientes.

EL ESTADO PROFUNDO

 


Una de las primeras teorías conspirativas generadas por el gobierno de Donald Trump como herramienta electoral recibió el nombre de El Estado Profundo, la cual postula la existencia de un gobierno paralelo y misterioso, dentro del gobierno estadounidense, creado por gentes que desean destruir a la nación. En esta conspiración estarían involucrados el FBI, la CIA y el Pentágono, entre otras instituciones. Pensar así llevó al presidente Trump, en reunión con Putin, a descalificar a sus propias agencias gubernamentales que hablaban de la intromisión rusa en las elecciones de 2016 y a absolver públicamente a Putin de ese crimen.

 Esta teoría conspirativa de El Estado Profundo fue desarrollada por Steve Bannon, asesor de la campaña presidencial de Trump, quien por cierto ha sido acusado de robo al utilizar un millón de dólares del dinero recogido para “construir la pared con México” para sus gastos personales.   

EL GRAN RESETEO

Con este nombre el World Economic Forum, organización tipo Think Tank que agrupa a unas mil empresas, de las más importantes del mundo, ver lista en: https://www.weforum.org/partners#C,  elaboró unos escenarios posibles para el año 2030, en los cuales menciona una tendencia llamada Stakeholder capitalism, orientada no ya solamente a beneficiar a los accionistas sino a todas las partes interesadas (los Stakeholders), lo cual añadiría una dimensión mucho más humana y solidaria a la distribución de los beneficios corporativos. Estos escenarios hechos públicos por el Foro de Davos han sido tomados por extremistas como Glenn Beck, el mismo Steve Bannon arriba citado, el aliado más importante de Trump en Fox News, Tucker Carlson, un arzobispo llamado Carlo María Viganó, entre otros, para crear una teoría conspirativa según la cual el Gran Reseteo es un plan de dominación mundial a cuya cabeza están el comunista y pedófilo Joseph Biden, el infaltable George Soros, Bill Gates, el príncipe Carlos de Inglaterra y el papa Francisco para dominar al mundo y hasta quitarle la comida de la boca a la gente, como nos advierte un comentarista llamado César Vidal en sus artículos, ver No tendrás nada y serás feliz

En carta a Donald Trump el arzobispo Viganó ha llegado a acusar a Bill Gates de liderar ese Gran Reseteo, utilizando la obligatoriedad de la vacuna contra el virus para someter a la humanidad, ver carta  here.

En esta carta Viganó le dice a Trump, traduzco extractos de la carta: “El arquitecto de este plan es una élite global que quiere esclavizar a la humanidad. En algunas naciones ya este plan está aprobado y financiado. Detrás del plan está la gente poco escrupulosa del Foro de Davos, quienes quieren imponer una dictadura mundial, según la cual deberemos renunciar a la propiedad privada y someternos a un programa de vacunación contra el COVID 19 promovido por Bill Gates.... quienes no acepten estos términos serán confinados en campos de concentración o arrestados cono su casa por cárcel… etc. etc. etc. “.

Este no es un loco suelto, gritando en una plaza vacía sino todo  un arzobispo escribiendo a su amigo y aliado, el presidente de los Estados Unidos, a fin de que reaccione contra este “crimen”. ¿No es esto aterrador?

    

 

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

Esta teoría conspirativa es similar pero más antigua que el Gran Reseteo y está basada en la creencia que un grupo que se reúne a puertas cerradas, liderado por, ¿quién más?, George Soros, está urdiendo asumir el control del poder mundial para eliminar el patriotismo y el nacionalismo. Sus líderes son, en gran parte pedófilos (Biden, de nuevo, es mencionado como tal) y han concebido el fraude del corona virus para imponer controles que restringirán nuestras libertades. Es asombrosa la cantidad de personas educadas e inteligentes que creen este cuento del Nuevo Orden Mundial. Trump ha utilizado esta teoría conspirativa en sus discursos para promover la polarización de “nosotros” contra “ellos”, lo mismo que hacia Chávez. Según Trump los humanos se dividen en dos grandes grupos: Sus seguidores, que él llama “patriotas” y los enemigos que él llama “Globalistas”. Según él, toda organización internacional como la ONU, la Asociación Mundial de la Salud, el Convenio Ambiental  de París, la OTAN, la Unión Europea, todos son parte del macabro intento de dominación que llama El Nuevo Orden Mundial y contra el cual es necesario luchar. Claro, solo él puede liderar esta batalla, como presidente de los Estados Unidos. Al plantear esta situación como de vida o muerte es fácil comprender porque se aferra de manera criminal al poder y como ello ha generado la teoría conspirativa que mencionamos a continuación.  

EL MAGA DENUNCIA UN MEGA FRAUDE

Como parte integral de esta enredadera de teorías conspirativas el presidente Trump ha denunciado un mega fraude electoral y se ha negado a reconocer la victoria de Joseph Biden. El hombre del MAGA, Make America Great Again denuncia un MEGA fraude que pone en duda todo el sistema electoral estadounidense, un sistema que se ha mantenido basado en la confianza desde Washington hasta nuestros días, con algunas pequeñas crisis superadas en buena forma.  Según Trump todo el sistema electoral de USA está corrompido e involucra, así lo dijo ayer, al FBI y al departamento de justicia de su propio gobierno, así como a testigos, empresas de maquinaria electoral, jueces, votantes, gobernadores de estado, servicio de correos, televisoras, diarios, existirían centenares si no miles de conspiradores en su contra.

 En una actitud sin precedentes por su virulencia el presidente Trump ha dicho que el ganó y que no reconoce a Biden como ganador y que irá hasta la Corte Suprema, la cual él piensa le será favorable ya que el ala conservadora de ese alto tribunal tiene seis miembros contra tres miembros liberales. Lo cierto hasta ahora es que, de las 32 demandas que Trump y su abogado estrella, Rudy Giuliani, han introducido solo una ha prosperado y afecta a unos pocos centenares de votos.

Esta es la teoría conspirativa más dañina que existe hoy en contra de la nación estadounidense. Y viene, precisamente, del presidente de la nación. Es decir, el piloto del avión sale a la cabina principal y le dice a los pasajeros: este avión es una mierda. Sin embargo, él desea seguir siendo el piloto y ya está pidiendo dinero para lo que será su campaña presidencial de 2024. Piensa, inclusive, dar su primer mitin de campaña el mismo día en el cual estén inaugurando a Biden, en lo que sería un acto grosero y patán sin precedentes en la historia del país.

LOS DIOSES ENLOQUCECEN A QUIENES DESEAN PERDER

Como las teorías conspirativas abundan yo creo tener el derecho a cultivar una propia. Se trata de la siguiente:

Así como sus seguidores alegan que Chávez fue inyectado por la CIA con células cancerosas, a pesar de estar en La Habana en manos de los médicos de Fidel Castro, no es imposible que en ocasión de la visita que hizo Trump a Rusia, a reunirse con Putin,  al mandatario estadunidense le haya sido inyectado un suero con efectos sobre el cerebro que lo haya convertido en un instrumento de Putin y de sus intereses, una especie de “candidato de Manchuria” , la novela de Richard Condon, llevada al cine en 1962.  Este suero, actuando sobre el cerebro de Trump le lleva a creer que sus amigos son Putin, Erdogan, Duterte, Bolsonaro, Bin Salman y el dictador norcoreano, que los negros son gente inferior, que los países latinoamericanos son “shitholes”  y que sus enemigos son los miembros de la Unión Europea y sus compatriotas del partido demócrata, la prensa en manos de las élites, el pentágono, el FBI y las mujeres, a quienes hay que agarrarlas por las partes pudenda para que respeten. Le ha inyectado el mensaje que la crisis del ambiente no existe, que el corona virus es un fraude en el cual está mezclado el  idiota de Fauci  y que toda esa gentuza le está  tratando de robar la presidencia porque él es el único  que puede salvar a la humanidad de los pedófilos liderados por Biden.

Esta sería una  teoría conspirativa más, a pensar en la cual tengo perfecto derecho, habida cuenta de la existencia de tantas otras existentes, cada cual más grotesca y más absurda. Sin embargo, debo agregar lo siguiente:

Yo no creo en esta teoría conspirativa de un suero inyectado a Trump por los rusos para actuar como actúa. La esbocé para ilustrar como todos podemos crear escenarios absurdos y como muchos lo hacen para promover sus objetivos personales.

Porque la verdad es que lo que estamos viendo no requiere de una teoría conspirativa para explicarse. Lo que está sucediendo, este verdadero intento de golpe de estado  populista y descarado, es posible porque Trump es Trump, porque así es Trump.  

Del niño malcriado y resentido en el seno de la familia, como nos dice su prima, Mary L. Trump en su libro “Too much and never enough”,  Trump ha llegado a ser un adulto narcisista, inseguro y mezquino, quien  tiene el solo objetivo de su propio engrandecimiento.

LAS PERDIDAS DE LOS ESTADOS UNIDOS HAN SIDO CUANTIOSAS

Las teorías conspirativas descritas arriba han llevado a los Estados Unidos a sufrir cuantiosas pérdidas materiales, de vidas humanas y de prestigio mundial. Lo peor es que las teorías conspirativas son casi indestructibles porque no son vulnerables a la razón. Al contrario, mientras más evidencias y razonamientos se les opongan más se atrincheran sus seguidores en la creencia irracional. Ello es así porque no se trata de la realidad, se trata de querer creer. Un abogado venezolano graduado en Harvard, creyente en la teoría conspirativa del mega fraude electoral, decía en su cuenta twitter que el despido de la abogada Sídney Powell de las filas de asesores de Trump no se debía a que la señora estaba descarrilada mentalmente sino que ello había sido una “jugada maestra” de Trump, “como se verá después”.

Todo tendrá una explicación, dicen los creyentes en las teorías conspirativas….  en la dimensión desconocida.


jueves, 26 de noviembre de 2020

UN NUEVO DÍA DE ACCION DE GRACIAS


Hoy se celebra en los Estados Unidos el día de acción de gracias. Es una bella costumbre que tuvo su origen en un encuentro gastronómico entre los peregrinos que llegaron a la costa este de los Estados Unidos y un grupo de unos 90 indígenas liderados por el cacique Masasoit, quienes aportaron cuatro venados al festín celebrado en 1621. La historia es imprecisa sobre si se comió o no pavo en esa ocasión pero lo importante es que, a través de los años, el significado de ese día se ha convertido en algo más amplio y más profundo, en una ocasión para dar las gracias a todos quienes nos rodean y nos han ayudado a ser felices.  

Este año doy las gracias una vez más por todo que tengo, el mutuo amor de mis hijos y mis nietos, el afecto ,y la solidaridad de mis amigos, el bello y pequeño refugio donde vivo, los libros que me rodean, el laptop TOSHIBA Portage, en el cual escribo, el cual ya tiene 10 años lavando mejor su ropa, la sopa de espinacas con curry que venden en el Whole Foods de la esquina, la sabrosa comida que me traen mis amigos venezolanos, la extraordinaria vodka que me da Pedro,  el jambox que me regaló Moisés cuando cumplí 80 años, las constantes conversaciones y buenos deseos de mis amigos venezolanos.

Doy gracias también por la naturaleza que me rodea. Hoy, como  un regalo muy especial, tenemos un día soleado, más que claro, brillante, con una temperatura propia de la primavera que del otoño, un día para levantar un tanto la pesada carga de pesadumbre que embarga a la humanidad por el implacable virus que la azota, un día en el cual el calorcillo del sol eleva los ánimos agobiados de tanta tragedia.    

Y gracias muy especiales por haber tenido tantos años felices (62 de matrimonio + 3 de intensa amistad previa)  con mi Marianela. Ahora no está ya físicamente a mi lado pero la siento rodeándome de ternura. Todos los hombres deberían tener la felicidad que yo  tuve con Marianela a mi lado. Todos los hombres deberían tener su Dulcinea. Ahora que ya no puedo compartir con ella cada momento del resto de mi vida, si puedo vivir esos momentos para honrarla, como hacia Don Quijote cada vez que salía en búsqueda de aventuras.



                                                 Cuando la conocí

Ahora, al salir en búsqueda de aventuras ciudadanas, el equivalente moderno de las aventuras caballerescas de antaño,  siento que Marianela/Dulcinea me ha legado un escudo maravilloso, algo que nunca había sentido en mi posesión, al menos con la intensidad con la cual la siento ahora: es el escudo de la compasión. Desde que ella se fue de mi lado  siento que me dejó toda su dulce carga de compasión. Por los niños, por los ancianos, por los animales, por la tierra en llamas, por la gente de mi país con hambre y sin cuidados médicos., por la gente afligida por la soledad, por quienes se sienten inseguros, por quienes sienten no ser queridos.  Hoy abro mi corazón a ellos y sé que es Marianela quien lo hace conmigo.  Dulcinea está siempre a mi lado.  

Esta mañana temprano salí a caminar y le dejé a mis  vecinos inmediatos, el del  enfrente y los del lado, ante  sus puertas,  una tarjeta escrita a mano (es fundamental escribir a mano),  dándoles las gracias por haber sido maravillosos vecinos. Las acompañé con una botella de Beaujolais Noveau, el vino fresco y modesto que es símbolo de renovación, de vida nueva.

 

Esta tarde tendremos una reunión virtual, toda la familia, gracias a Zoom.

Con gratitud para todos,

Gustavo


lunes, 23 de noviembre de 2020

Donald Trump, de Gulliver a Liliput (versión en español)

 

Versión en español. La versión en Inglés está abajo de esta. 

El viaje de Donald Trump

2016 TRUMP 2017 TRUMP 2018 TRUMP   2019 TRUMP  2020 TRUMP …

 

Un viaje dramático desde  “”Hagamos a América grande de nuevo” y “Vamos a limpiar el pantano” a “Los demócratas me robaron las elecciones” y “Pfizer demoró la vacuna para que yo perdiera la presidencia”.

 

En términos morales Donald Trump pretendió comenzar su presidencia como Gulliver pero parece terminarla como rey de Liliput.

El tema electoral que lo llevó a la victoria en 2016 fue “Pongamos a América primero”, el cual sonó bien a mucha gente y parroquial a otros, en un mundo tan lleno de crisis globales pero, al menos, indicaba preocupación por el interés nacional. Sin embargo, Trump llevó a cabo esta idea en forma de un progresivo aislamiento, distanciándose de sus aliados tradicionales europeos y acercándose a dictadores corruptos como Duterte, de Filipinas, Erdogan de Turquía y Mohamed Bin Salman de Arabia Saudita. Al mismo tiempo mostró una actitud servil ante Putin y estableció un lazo afectivo extraño con  Kim Jong Un, el dictador de Corea del Norte. Debemos darle crédito por haber mantenido una actitud de firme rechazo y presión sobre el dictador venezolano, Nicolás Maduro y sobre la Cuba castrista.

Su estrilo de liderazgo se tornó rápidamente autocrático. Gobernaba por twitter y trataba mal a sus colaboradores, elogiándolos profusamente cuando los empleaba, solo para insultarlos y menospreciarlos cuando se negaban a someterse a sus dictados. La rotación a los altos niveles del gobierno se hizo anormalmente alta. Al mismo tiempo, unos 14 de sus colaboradores asesores y donantes fueron enjuiciados o a prisión, acusados de diversos tipos de crímenes, ver:  https://abcnews.go.com/Politics/trump-associates-prison-faced-criminal-charges/story?id=68358219 .  

Su conducta personal y sus actitudes dejaron mucho que desear. Se negó a presentar sus declaraciones de impuestos. Colocó a su hija y yerno en altas posiciones de su gobierno dándole atribuciones y certificados de seguridad (security clearances)  sin merecerlos. Hizo negocios para sus hoteles y clubes con gente del gobierno y funcionarios gubernamentales de otros países. Se mezcló con prostitutas y les pagó para que guardaran silencio. Fue grabado recomendando a un amigo “agarrar a las mujeres por sus partes pudendas, amparado en su condición de persona famosa”.

Ciertamente, el presidente Trump no ha creído en ejercer el liderazgo en base al ejemplo. De manera similar a Hugo Chávez promovió el resentimiento y el antagonismo entre grupos sociales, religiosos, étnicos políticos, poniéndolos a pelear entre sí. Como lo hacía Chávez no llama a sus adversarios por sus nombres sino que les asigna apodos peyorativos: “El dormido y extraño Biden, Ke Mala Harris, El idiota Fauci, el pequeño Adam Schiff, la loca Maxine Waters, El mentiroso Ted Cruz (ahora el bello Ted), la rara Pomarosa, Pocahontas Warren, etc.

Eso es de muy mal gusto, especialmente cuando lo hace el presidente de los Estados Unidos.

Un peor aspecto de su personalidad se reveló al comenzar a  actuar frente a la pandemia. A pesar de que los médicos pedían el uso de máscaras protectoras y mantener distanciamiento social, Trump ha desafiado abiertamente estas recomendaciones, obligando a su familia y a sus colaboradores a imitarlo, dando un pésimo ejemplo al país. Algunos de sus colaboradores han muerto del virus y él y su familia se han contagiado pero se ha mantenido desafiante, llamando idiotas a sus propios expertos. Por ello, ha sido indirectamente responsable del contagio y muerte de miles de ciudadanos. Abandonó su papel de líder de todos los estadounidenses a fin de avanzar su agenda política personal.

En este momento no solo acusa a la otra candidatura de haber llevado a cabo un gigantesco fraude electoral, sin haber exhibido pruebas sólidas, sino que dirige su ira hacia todos quienes  - según él  - se han confabulado para derrotarlo. Sus alegatos de fraude colapsan en cada estado, según informan BBC News y un editorial del Denver Post, ver:  https://www.bbc.com/news/election-us-2020-55016029  y  https://www.denverpost.com/2020/11/21/donald-trump-voter-fraud-smartmatic-dominion-rudy-giuliani/ , así como ha colapsado el intento de  acción legal intentada por Rudy Giuliani en Pennsylvania, Ver: https://apnews.com/article/election-2020-joe-biden-donald-trump-constitutions-pennsylvania-87eaf4df86d5f6ccc343c3385c9ba86c  

Su atención se ha desviado hacia Pfizer, empresa a la cual acusa de haber demorado  la fabricación de la vacuna contra el virus para perjudicar su candidatura y alega que la vacuna es el producto de sus esfuerzos, a pesar de que Pfizer ha dicho que no recibió ningún apoyo o financiamiento por parte del gobierno.

El egoísmo del presidente Trump le ha causado grave daño a la nación., creando una atmósfera social tóxica que pudiera hasta provocar una guerra civil. Su presidencia ha ido de historia a histeria y sus teorías conspirativas encuentran a mucha gente que las cree, tal como creen que la tierra es plana o que el Nuevo orden Mundial estará controlado por pedófilos y Bill Gates es el Anti-Cristo. 

Mucho me temo que el reino de Liliput en el cual habita Trump esté erosionando seriamente la visión de John Winthrop de una ciudad reluciente en la Colina, la cual muchos presidentes republicanos y demócratas han ayudado a consolidar. La reluciente ciudad parece deslizarse de la colina debido a la ausencia de un bipartidismo honesto y l ejercicio de agendas políticas personales.  Bajo el liderazgo de Trump USA amenaza con transformarse en una república bananera, a menos que aparezca una reacción bipartidista vigorosa contra este peligro.  

 

NOTA FINAL. No soy comunista, ni siquiera socialista. Estoy contra Maduro y contra la Cuba castrista. Soy 65% republicano y  35% demócrata. Creo que, en general, el estado no debe intervenir en lo social ni tener empresas, aunque sí creo que lo debe hacer en el sector salud y de seguridad social.

Rechazo el aborto, excepto en caso de violación o de peligro de muerte para la madre. Creo que combatir el calentamiento global es urgente. Favorezco la acción internacional en asuntos que afectan a todo el planeta y trascienden los parroquiales intereses nacionales. No creo en teorías conspirativas.

Soy un conservador moderado.


domingo, 22 de noviembre de 2020

Donald Trump: de Gulliver a Liliputh

 

2016 TRUMP 2017 TRUMP 2018 TRUMP   2019 TRUMP  2020 TRUMP ………

 

HIS DRAMATIC VOYAGE FROM “LET’S MAKE AMERICA GREAT AGAIN” AND “LET’S CLEAN THE SWAMP”, TO “THE DEMOCRATS STOLE THE ELECTIONS” AND “PFIZER DELAYED THE VACCINE TO MAKE ME LOOK BAD”

In terms of moral stature Donald Trump aimed to start his presidency as Gulliver but is ending it as the king of Lilliput.

His winning electoral slogan in 2016 was Put America First, an objective which sounded good to many and parochial to some in a world so full of global crises but, at least, it indicated primary concern for the national interest. However, Trump understood such an objective as progressive isolation, as distancing from U.S. traditional European allies such as Germany, France, Britain and NATO, while embracing corrupt friends such as Philippine’s Duterte, Turkey’s Erdogan and Saudi Arabia’s Mohammad Bin Salman, showing a servile attitude towards Putin and maintaining an unusually affectionate link with North Korea’s Kim Jong Un. To his credit he maintained a strong attitude of rejection against Venezuelan dictator Maduro and the regime in Cuba.

His style of leadership rapidly became more autocratic. He governed by twitter and mistreated his collaborators, complimenting them profusely when they joined his government but berating and insulting them when they did not prove to be submissive to his wishes. The rotation at the high levels of government became abnormally high. At the same time, 14 of his intimate aides, advisers or donors during his campaign and, later, in his presidency, have been indicted or  landed in prison accused of criminal acts of diverse nature, see: https://abcnews.go.com/Politics/trump-associates-prison-faced-criminal-charges/story?id=68358219 .  

In parallel, his personal behavior and attitudes left much to be desired. He refused to make public his tax returns, something almost all presidents had done before him. He placed his daughter and son-in-law in high government positions, forcing the administration to provide them with high security clearances, he accepted government business in his hotels and resorts and mixed with prostitutes and paid them to keep their silence. He was recorded as advocating grabbing women by the “pussy” since the “you can get away with it if you are famous”.

    President Trump certainly did not lead by example. Along the lines of populist Venezuelan leader Hugo Chavez in Venezuela, Trump did have the political ability to promote antagonism and resentment among social, economic, political, religious and ethnic groups, pitting one against the other. Chavez never called his adversaries by their proper name but always used a pejorative term. Similarly Trump never refers to his main adversaries in a normal, respectful manner but as Sleepy Creepy Joe, Ke Mala Harris, the Idiot Fauci, Little Adam Schiff, Crazy Maxime Waters, Lying Ted Cruz (now Beautiful Ted), Wacky Omarosa, Pocahontas Warren, etc.

This is classless stuff in any person but much more so in the president of the United States.

Worse facets of his personality would appear with the pandemic. As the medical experts called for masks and social distancing he started appearing in public without a mask and in campaign meetings where social distancing was not followed.  He forced his family and collaborators to do the same. Eventually some of his collaborators would die, his family would become ill, he himself would be hospitalized but he would return defiant, refusing to heed the medical advice and calling his government experts idiots. He promoted large scale disobedience to sanitary measures and, as such, is indirectly responsible for the illness and deaths of many Americans. His political agenda started to overrule all common sense. He abandoned his role as leader of all Americans in favor of advancing his petty personal objectives of political power.  

At this moment not only he is accusing the opposite side of a gigantic electoral fraud, an accusation for which proof still has to be presented but is directing his frustration about what clearly appears to be his loss at all parties that he believes might have played a part in his defeat. His claims of electoral fraud are collapsing in every state. See this fact checking by BBC News:  https://www.bbc.com/news/election-us-2020-55016029, the editorial by the Denver Post: Ver: https://www.denverpost.com/2020/11/21/donald-trump-voter-fraud-smartmatic-dominion-rudy-giuliani/ and the results of the Pennsylvania action attempted by Giuliani: Ver: https://apnews.com/article/election-2020-joe-biden-donald-trump-constitutions-pennsylvania-87eaf4df86d5f6ccc343c3385c9ba86c  

Diverting his attention to other potential enemies he is now blaming Pfizer for having delayed the completion of the corona virus vaccine on purpose, in order to harm his electoral chances. In parallel, he is also claiming the creation of the vaccine is a product of his efforts, while Pfizer points about they have worked in total independence from the government and have not received any financing from them.

President Trump’s poor grace at losing the election is doing great harm to the nation and creating a toxic social atmosphere that could even develop into civil war. His presidency has gone from History to Hysteria and his conspiracy theories, no matter how absurd, are finding many followers who also probably believe the earth is flat, climate change is a fraud, the new World Order will be run by pedophiles and Bill Gates is the anti – Christ.     

I am afraid that the Lilliput inhabited by Trump is undermining the vision of John Winthrop of a shiny city upon a hill, one that many presidents, republicans and democrats alike  helped to consolidate. The shining city seems to be sliding down Capitol hill, due to the abandonment of honest bipartisanship and to the shameless exercise of personal agendas. The U.S. under Trump’s leadership is threatening to become a banana republic, unless a vigorous bipartisan civic reaction takes place. 

  

A FINAL NOTE: I am not a communist, not even a socialist, strongly opposed to Castro’s Cuba and to Chavez/Maduro Venezuela.  I am about 65% republican, 35% democrat, and would like to see as little direct government participation in social affairs as possible, except in the areas of health and social security where I think the government has an important role to play. I reject abortion. I believe in climate change and in the urgency of measures to improve the environment. I favor international action in many areas that transcend narrow, national interests. I don’t believe in conspiracy theories.

In summary, a moderate conservative.  


viernes, 20 de noviembre de 2020

Las causas del desastre de PDVSA no son admitidas por los "analistas" petroleros del chavismo/madurismo

 

**** SIGUEN DICIENDO QUE LOS TRABAJADORES RECUPERARÁN A PDVSA

**** TODO LO QUE HAY QUE HACER ES PAGARLES MEJORES SALARIOS

En https://www.aporrea.org/energia/a297242.html el Sr. Hugo Moyer Agostini, quien ha sido asesor de la presidencia de PDVSA durante la etapa chavista/madurista, dice haber identificado cinco “nudos críticos” que explican el problema de PDVSA. Estos “nudos críticos”   son:

1. Baja capacidad gerencial de los equipos directivos: Liderazgo, Conocimiento y Experiencia.

2. Importantes niveles de corrupción e ineficiencia

3. Alta dependencia Científico- Tecnológica.

4. Inadecuadas relaciones de propiedad y de producción. Por tanto de distribución del producto social.

5. Limitaciones del verdadero poder de los trabajadores en las empresas: públicas, privadas, mixtas y comunales.

Es decir, que la gerencia es incapaz, corrupta y  carece de base tecnológica. ¡Cualquier cosa!  Estamos esencialmente de acuerdo con Moyer en esas tres carencias que él menciona.

Sin embargo añade  como nudo crítico la carencia de verdadero poder que tienen los trabajadores. Además, recibe un comentario de un lector, quien dice que el principal nudo crítico no es mencionado por él y es el salario de los trabajadores. Ese lector agrega: “Con salarios inexistentes es bastante probable que no haya producción. Lamentablemente, el trabajador petrolero (su mayoría) tiene su cabeza en otras cosas, por no decir, en sus problemas personales: económicos. Sin salario bien remunerado, no esperemos resultados diferentes a lo que hemos venido viendo en los últimos años, escasos logros de producción que no alcanzan ni para pagar los costos operacionales y de mantenimiento. Con buen salario, veremos rápidamente un trabajador motivado, inteligente, preocupado por cumplir metas, incansable y con gran sentido de pertenencia”.

A lo cual Moyer Agostini responde: “Debemos buscar salarios y sueldos  justos adecuados a nuestras necesidades y productividad. El que más necesita más se le ayuda, Y el que más produce y aporta más recibe”.

Este análisis de Moyer Agostini y los comentarios de su lector ilustran la gran tragedia petrolera venezolana del siglo XXI, la cual – en efecto – se ha traducido en gran tragedia nacional.  Esta gente no es capaz de reconocer que la verdadera culpa está en las políticas insensatas del chavismo/madurismo y que la incapacidad y  la corrupción gerenciales son el resultado de la aplicación de estas políticas emanadas del más alto nivel, es decir, de Chávez y de Maduro y de los pandilleros que ellos han puesto a dirigir la empresa petrolera y el ministerio del sector.

No contentos con dejar de mencionar el pecado original, el cual es la presencia en el poder de los ignorantes y demagogos Hugo Chávez y Nicolás Maduro y sus respectivas pandillas, estos “analistas” continúan pensando que quien va a recuperar a PDVSA es la clase trabajadora, siempre y cuando le den más dinero del que reciben actualmente. Tienen la osadía de decir que “Con buen salario, veremos rápidamente un trabajador motivado, inteligente, preocupado por cumplir metas, incansable y con gran sentido de pertenencia”. Un buen salario – se atreven a firmar -  los haría más inteligentes, más incansables, etc.  Que absurda esta creencia.

Los verdaderos nudos críticos que han arruinado a PDVSA son tres: (1), una falta de inversiones y de mantenimiento, porque se le ha quitado el dinero a la empresa para hacer política populista; (2), una carencia de gerencia profesional y honesta; (3), una ausencia de políticas adecuadas para hacer de la empresa un centro de rentabilidad y no una caja chica del régimen o una empresa “social”, en lugar de atender a su actividad medular.

Seguir entreteniendo la idea de que todo lo que requiere PDVSA es que den mayor poder a los trabajadores y les paguen mejores salarios es una extrema muestra de ignorancia y de demagogia barata. La verdadera causa está en la falta de capital, en la incompetencia del liderazgo chavista y en su incapacidad para rectificar los terribles errores cometidos.

En la misma APORREA aparece reproducido un escrito de la Sra. Oly Millán Campos, quien fuera ministra de economía popular en 2006, ver:  https://www.aporrea.org/energia/a297397.html . La Sra. Millán escribe con seriedad sobre el desastre financiero de PDVSA, el cual ni siquiera es mencionado por los “analistas” arriba mencionados. Dice que  la deuda de PDVSA con el estado venezolano, debido al financiamiento para sus gastos ordinarios del cual PDVSA ha sido objeto por parte del Banco Central de Venezuela, en bolívares generados por la maquinita del banco, montaba, en Octubre de 2020,  a Bs.  11.479.276.653.000.000. Es decir Bs 11 x 10 a la 15.

Esa es la cantidad de bolívares que el BCV le ha inyectado a PDVSA, cuando PDVSA ha debido ser quien le inyectase dinero al estado. ¡Por años PDVSA ha estado subsidiada por el estado!  ¿Cuantos dólares son esos bolívares?  No lo sé exactamente. Si asumiésemos de manera un tanto arbitraria que la tasa de cambio para esa fecha era de unos Bs. 100.000 por dólar, la deuda de PDVSA con el BCV representaría unos $115.000 millones.

Cuando le sumamos esta deuda a las demás deudas de PDVSA con tenedores de bonos, China, Japón, Chevron, Rusia, India, las empresas confiscadas, las empresas que le han ganado arbitrajes, los empleados cuyo fondo de ahorro ha sido prostituido por la empresa, las deudas a proveedores, etc. etc. PDVSA es una empresa más que quebrada, ya que sus deudas montarían a más del doble del valor de sus activos.

Sin embargo el payaso que ocupa a Miraflores dice, ver:  https://efectococuyo.com/economia/maduro-pdvsa-no-esta-quebrada-y-si-lista-para-producir-petroleo, que la empresa no está quebrada sino “atacada por sus enemigos y está lista para producir más de 2 millones de barriles diarios”, cuando su producción actual no llega a los 400.000 barriles diarios y no hay un solo taladro activo en el país.

Hay, entonces, dos tragedias en marcha relacionadas con PDVSA. Una, es que está gerencialmente colapsada y financieramente quebrada y la otra es que el chavismo/madurismo no lo reconoce y sigue tratando de engañar al pueblo venezolano sobre la verdadera situación de la industria petrolera venezolana.

La misión de la Gente del Petróleo es denunciar este estado de cosas en todos los órganos de opinión, nacionales e internacionales.

Un país ignorante de su propia tragedia es un país vencido.