domingo, 24 de julio de 2016

Me preparo para no votar en los Estados Unidos


Cuando llegué a USA en 2003 encontré que los ordenados archivos del Impuesto sobre la renta conservaban un record de los meses que había trabajado para la Philips Petroleum en Oklahoma y Luisiana. En la década de 1960, después de mi salida de la CVP, había ido a trabajar con esa empresa y fui enviado a su casa sede en Bartlesville, Oklahoma y, luego, a Lafayette, Luisiana, desde donde hacía trabajos de geología de producción en el Golfo de México. Durante los meses que estuve en esos sitios, ganando un sueldo hice aportes al Impuesto Sobre la Renta de USA y, al llegar en 2003 y comenzar a trabajar en USA, continué cotizando. En 2011 me hice ciudadano estadounidense, conservando mi nacionalidad venezolana.
En 2015 llegué al número de cotizaciones suficientes para mi "retiro",  por lo cual el gobierno de los Estados Unidos me paga una pensión de $700 al mes, parte de la cual va al pago de MEDICARE, nuestro seguro médico. Aunque trabajé por casi 30 años en la industria petrolera venezolana y, luego, por diez años adicionales en funciones públicas, como diputado al congreso, Presidente del puerto de Puerto Cabello, Secretario de Planificación del estado Carabobo y Director general de la CVG, la única pensión que tengo es la que me da el gobierno de los Estados Unidos. Durante estos 40 años en los cuales aporté religiosamente al Seguro Social Obligatorio lo único que recibí de ese organismo fue un par de anteojos de dudosa calidad.
Hoy, como ciudadano de los Estados Unidos, soy elegible para votar. Estoy inscrito para hacerlo, en el estado de Virginia. Estoy muy bien informado sobre los dos candidatos presidenciales para Noviembre de este año y después de haberlos escuchado y leído mucho sobre ellos, he tomado la decisión de no votar por ninguno.
Sé que la mayoría generalmente opta por votar por el menor de los males y, por ello, creo que la Señora Clinton ganará la presidencia de los Estados Unidos. Si fuera obligatorio votar lo haría por ella, aunque me pondría no uno sino dos pañuelos en la nariz. Pero mi formación me impide votar por Trump.
De nuevo, si fuera obligatorio pertenecer a un partido político en USA, seguramente me hubiera inscrito en el Partido Republicano. Soy ideológicamente mucho más afín a los principios de ese partido. Creo en el sector privado y pienso que el gobierno debe intervenir lo menos posible en la vida económica de un país. Desconfío de las políticas sociales  populistas y demagógicas que, en su versión más grotesca, han representado la ruina de Venezuela, pero acepto un sistema moderado de seguridad social subsidiado por el estado. No creo en Obamacare porque parece ser económicamente insostenible, así beneficie a personas como yo. Soy conservador, soy de derecha (aunque pienso que estos términos de izquierda y derecha han perdido mucho significado), rechazo el aborto y, en general, poseo los valores generalmente definidos como conservadores. Sin embargo, creo que existe un problema de calentamiento global, no estoy de acuerdo con BREXIT y en el pasado hubiera votado por Adlai Stevenson y John Kennedy, aunque también hubiera votado por Ronald Reagan y por Bush Padre.
Probablemente deba definirme como colocado de manera moderada a la derecha del centro. Ello me impide votar por Trump, quien representa mucho de lo que adverso en la sociedad estadounidense: es candidato por ser famoso, no por sus cualidades intelectuales, millonario que no paga impuestos, machista, maestro de las quiebras financieras en las cuales sale beneficiado, poco escrupuloso sobre la manera en la cual hace dinero, racista, ególatra/narcisista, poco culto y rudo. No podría jamás votar por él. Su presencia en la presidencia de los Estados Unidos, país con el mayor poder militar del planeta, sería tan peligrosa como mono con una ametralladora en un ascensor lleno de gente. Sus ideas, de las cuales jamás se retracta, son peligrosísimas y su estilo de toma de decisiones me aterroriza pues parece estar únicamente basado en el instinto y en “cómo se siente en el momento”.
SI fuera obligatorio votar lo haría por la Señora Clinton, quien tampoco me merece mayor confianza. La Señora Clinton es financieramente rapaz, sus cuentas sobre la Fundación que mantiene con su esposo no están claras, le perdona a su marido lo que no debería perdonarle una esposa honesta a un marido “chinverguenzón”, me parece que  es una persona muy artificial y es negligente en sus funciones, como ha sido demostrado en el caso de los correos electrónicos. En fin, nunca le compraría un auto usado. Como no es obligatorio, no voto por ella. Creo, eso sí, que una presidencia de Clinton sería menos peligrosa para los Estados Unidos que una presidencia de Trump. La señora Clinton no es transparente o confiable pero sus malas mañas probablemente no tendrían efectos apocalípticos. Esto es lo que muchos votantes piensan cuando hablan del menor de los males.  Basado en las encuestas que le dan a la señora Clinton alrededor de seis puntos de ventaja sobre el Sr. Trump creo que puedo seguir mi conciencia y no acudir a votar. Si la decisión final realmente dependiera de mi voto, votaría por la señora Clinton. Y lo haría porque, como es bien sabido, los Estados Unidos es uno de los países del mundo donde existe el mayor equilibrio de poderes. A pesar de los problemas que nunca faltan puede decirse que el Congreso de los Estados Unidos y el Poder Judicial son independientes del Poder Ejecutivo, como lo demuestran los actos en ambos poderes que frecuentemente se oponen a los deseos del Ejecutivo. Hay una prensa libre y vigorosa y el presidente da cuentas de sus actos y es objeto de gran escrutinio por parte de la opinión pública, un escrutinio que influye sobre sus decisiones. Pienso que la señora Clinton le hará más caso a esta separación de poderes y a la opinión pública que el Sr. Trump, quien es lo que en USA llaman un “loose cannon”, lo que nosotros llamamos un mono con una hojilla.

Me preparo, por ello, a no votar. 

sábado, 23 de julio de 2016

Mientras se habla de diálogo, Leopoldo López rehúsa arrodillarse frente a la indignidad

Leopoldo López sigue escribiendo un capítulo de dignidad venezolana

La naturaleza fraudulenta del  juicio en contra de Leopoldo López ha sido revelada por las declaraciones del fiscal quien lo acusó y de la principal testigo que tuvo el régimen. El fiscal Franklin Nieves así lo dice, ver video: http://www.lapatilla.com/site/2016/07/22/franklin-nieves-a-la-corte-de-apelaciones-esta-en-sus-manos-hacer-justicia-y-anular-ese-juicio-video/  en el cual denuncia el juicio como un montaje del régimen. La principal testigo de la parte acusatoria, Rosa Amelia Asuaje, dice que la jueza manipuló su testimonio, ver: http://www.lapatilla.com/site/2016/07/22/la-principal-testigo-del-juicio-de-leopoldo-lopez-la-juez-manipulo-mi-declaracion/ . Ayer, Leopoldo López reafirmó sus principios y valores frente al tribunal de apelaciones, oír:  https://soundcloud.com/leopoldolopez/soy-inocente-de-los-delitos-que-me-imputan.
Después de dos suspensiones previas, las cuales son parte de la tortura psicológica a la cual Leopoldo López ha sido sometido, se llevó a cabo la apelación del juicio. Se le negó la entrada a los asesores de la defensa, quienes habían viajado desde España, y se llenó la sala de gente hostil a López. El abuso en contra de Leopoldo López fue una nueva demostración de la podredumbre moral que caracteriza al régimen.
Como una de las condiciones irrenunciables puestas por la oposición para dialogar es la libertad de los presos políticos,  es fácil advertir que esta nueva agresión contra López representa una clara indicación de que el régimen no desea un diálogo sincero sino que lo considera como una grosera estrategia para lograr mantenerse en el poder por algún tiempo más. Este falso  diálogo es promovido de manera explicable por el desprestigiado mercenario y Secretario General de UNASUR, Ernesto Samper y sus empleados Zapatero y Leonel Fernández y, de manera inexplicable, por el Vaticano y el Departamento de Estado de los Estados Unidos, organismos que parecen estar sacrificando a Venezuela en el altar de las relaciones con Cuba.

El tratamiento que el régimen le da a Leopoldo López y a los otros presos políticos es la mejor demostración de su naturaleza ruin. Una oposición digna no debe sentarse  a dialogar con esa gente, concediendoles la legitimidad y respetabilidad que no tienen.   

viernes, 22 de julio de 2016

SAMPER Y ZAPATERO: BUITRES SOBRE VENEZUELA



Mientras el reloj de la muerte y de la miseria sigue marcando los minutos y las horas del desastre nacional Zapatero y Samper siguen visitando a Venezuela en búsqueda de un diálogo absurdo. No lo hacen por amor al país. La Conferencia Episcopal Venezolana acaba de decir que el régimen de Maduro es un estado totalitario, mensaje que aún no ha llegado a Roma, desde donde se sigue hablando de diálogo.
¿Diálogo en un país en caos?
En el campo financiero las reservas internacionales han bajado de $30.000 millones en 2011 a menos de $12000 millones en Julio 2016 y siguen bajando. El régimen está ya en la etapa de vender el oro. Hace unos días una estampida de 120.000 venezolanos pasó la frontera con Colombia para comprar comida y otros productos básicos, en lo que constituye un claro referendo en contra del gobierno. Las encuestas hablan de un 85% de venezolanos quienes votarían por revocar a Nicolás Maduro. La Fuerza Armada está profundamente dividida y no reprimirá al pueblo cuando salga a protestar masivamente en las calles.  Se siguen encontrando casos de híper-corrupción entre los funcionarios del régimen chavista.  El Tribunal Supremo de Justicia y el Consejo nacional Electoral se han convertido en indignos apéndices del Poder Ejecutivo, a su vez tutelado por los Castro.
Venezuela es un país en caos.
Sin embargo, Maduro y su reducida pandilla de hampones pretenden atornillarse en el poder violando la Constitución a cada momento,  porque temen – con toda razón -  la ira del país. Ha habido mucho robo, mucho tráfico de drogas, mucha negligencia e indiferencia desde el gobierno. Esa gente no puede ser perdonada y ellos lo saben. Hasta Jorge Giordani, co-responsable del desastre, dice que los chavistas-maduristas y sus cómplices de diversas ideologías se han robado más de $300.000 millones durante los 17 años que han estado en el poder. Existe ya una oposición al gobierno dentro del chavismo, la cual está basada – sin embargo -  en la absurda premisa de que Maduro es malo y Chávez era bueno y que Maduro ha traicionado “el legado” de Chávez. Maduro ciertamente ha sido un fracaso porque no sabe lo que hace pero Chávez fue peor porque si sabía lo que estaba haciendo. 
Pongamos un ejemplo. La ruina del sector salud generada por Chávez ha resultado en grandes tragedias: regreso de epidemias que habían desaparecido, regreso de la sarna y del paludismo, muerte de niños y adultos por carencia de medicamentos. Hasta un hermano de Chávez, Aníbal, ha muerto de mengua en la Venezuela creada por el difunto sátrapa.
Yo digo a mis compatriotas: Esto no se puede arreglar por las buenas, con diálogos, negociaciones y reconciliación, procesos en los cuales los grandes responsables, los ladrones y violadores de los derechos humanos saldrían libres del país, a disfrutar de sus ganancias mal habidas en otros países. Esto sería una traición a los millones de venezolanos quienes han sido víctimas de esta pandilla horrible. No hay pacto posible con ellos. La justicia debe prevalecer.  
La historia  muestra que una negociación entre gente decente y una pandilla corrupta generalmente resulta en concesiones indebidas. Ese fue el caso de Chamberlain con Hitler. Afortunadamente ni  Churchill ni Eisenhower aceptaron negociar con el nazismo, simplemente lo derrotaron. Las transiciones a la democracia en Brasil, España, Chile y otros países dejaron heridas abiertas, aún no cerradas después de muchos años, porque incorporaron negociaciones en las cuales los hampones obtuvieron concesiones indebidas. Se trató de barrer la basura debajo de la mesa.  
Tratemos de hacer un ejercicio de imaginación. ¿Cuál sería la agenda para un diálogo en Venezuela?
¿Crisis alimentaria?  El régimen la niega
¿Liberación de presos políticos?  No existen tales presos, dice el gobierno
¿Acudir al Fondo Monetario Internacional?  Impensable, dirá el gobierno
¿Legitimar los poderes públicos? Ya están legitimados, diría el gobierno
¿Investigar el narcotráfico en la Fuerza armada y la corrupción en PDVSA?  No existe tal cosa, dirá el gobierno
No existe una agenda sobre la cual el régimen y la oposición puedan lograr un piso común. No existe. Ello condena esta alternativa desde el punto de vista pragmático.  Pero, más importante aún, es el aspecto ético de tal diálogo.
Al dialogar con el régimen  ¿Podremos olvidar las víctimas del régimen? ¿Es que los muertos y los desamparados por la ineptitud del régimen no valen nada? ¿Es que los principios y los valores pueden ser objeto de intercambio?  ¿Es que el crimen cometido por el chavismo al endeudarse con China para ganar las elecciones de 2012 con un candidato agonizante puede ser perdonado? ¿Es que la destrucción institucional y el embrutecimiento de millones de venezolanos puede ser objeto de un borrón y cuenta nueva?

El chavismo tiene que salir cuanto antes del poder. No hay otra alternativa que le permita a Venezuela recuperar sus credenciales de país digno, decente, libre y democrático. Venezuela no puede ser objeto de una negociación debido a la cual se consoliden la pudrición moral, el odio de clases y la ineptitud como factor de gobierno. 

jueves, 21 de julio de 2016

PDVSA y un gigantesco fraude financiero en Malasia


El 20 de Julio leí en el New York Times y también en el Wall Street Journal, ver: http://www.nytimes.com/2016/07/21/world/asia/1mdb-malaysia-us-assets-seized.html?, que las autoridades estadounidenses estaban actuando para confiscar más de mil millones de dólares robados a un fondo financiero de Malasia llamado 1 Fondo de Desarrollo Berhad, 1MDB, el cual es administrado por el primer ministro de ese país, Najib Razak. Tres personas han sido mencionadas en conexión con este fraude:  Riza Azis, el yerno del Primer Ministro, un financista amigo del yerno llamado Jho Low y un ex- funcionario de un Fondo financiero de Abu Dabi llamado Mohamed Badawy al-Husseiny, organismo que tenía frecuentes negocios conjuntos con el Fondo Malasio. Me llamó la atención el reportaje porque el periódico menciona que el Sr. Low, uno de los tres mencionados, estaba secretamente involucrado con una empresa petrolera llamada PetroSaudí International, al mismo tiempo que mantenía relaciones con el Fondo objeto del inmenso fraude. La empresa PetroSaudí International es socia de PDVSA en las actividades de perforación costa afuera, en la zona Deltana.
El Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha identificado varias transacciones del fondo de Malasia con la empresa PetroSaudí International. En una de ellas, apunta el “New York Times”, los funcionarios del Fondo Malasio “distrajeron” cerca de mil millones de dólares.  Cerca de $150 millones de ese desfalco se utilizaron para comprar propiedades en Nueva York y California.  La empresa PetroSaudí tiene o ha tenido negocios nada claros con Petróleos de Venezuela desde 2010  y su chairman, Tareck Obaid está seriamente cuestionado en Malasia, ver:  http://www.reuters.com/article/malaysia-scandal-jholow-idUSL4N18U2NZ .  Su relación con el Sr. Low, uno de los tres indiciados en el mega-escándalo de Malasia, hace necesario que se investigue la relación de su empresa con PDVSA, una relación que también  tiene muchos aspectos poco transparentes, los cuales serán reseñados más abajo.
                Quién es PetroSaudí International?
 Es una empresa relativamente nueva, fundada en 2005, relacionada íntimamente con los jeques que controlan el poder en Arabia Saudita. No tiene mucha experiencia operacional petrolera y parece ser realmente una empresa inversionista especulativa, más que una empresa petrolera de verdad. El Director (COO) y número dos de la empresa es el Sr. Tarek Essam Ahmad Obaid, acompañado de inversionistas privados.  El Sr. Obaid era o es un entusiasta del deporte automovilístico e invierte millones en autos deportivos relacionados con la Fórmula Uno, siendo financista de la cuadra  Renault.
Que conexión tiene PetroSaudí con PDVSA?
 En 2010  Rafael Ramírez anunció que PDVSA le había arrendado unas gabarras de perforación a PetroSaudí International. Aunque ello salió publicado en Noviembre de 2010 en El Universal, tres meses antes yo había escrito sobre este asunto,  ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2010/09/pdvsa-y-el-barco-songa-saturn-un-nuevo.html. Dije: “se anuncia la salida de un equipo de perforación costa afuera para aguas venezolanas. El anuncio fue hecho por una empresa llamada PetroSaudi Oil Services. Este equipo, Songa Saturn, aparece como propiedad de la empresa Songa Offshore. ¿Qué significa esto? Lo primero es que la empresa dueña del equipo está usando una intermediaria, PetroSaudi Oil Services, para alquilarlo a Petróleos de Venezuela. Esto parece ser una repetición de la transacción que se llevó a cabo con una empresa intermediaria para arrendar al Aban Pearl”.
En esos meses de 2010 y 2011 PetroSaudi Oil Services logró acaparar el negocio de equipos de perforación costa afuera con PDVSA. Aprovechando que la empresa Jaspers Investments, dueña de los equipos de perforación NEPTUNE, uno de los cuales estaba arrendado a PDVSA, estaba muy mal financieramente, la empresa adquirió el equipo Neptune Discoverer, un equipo que tenía 34 años de antigüedad, por $ 120 o $ 150 millones, unos $50 millones por debajo del valor en libros del equipo. Ello le permitió a PetroSaudí continuar arrendando este equipo a PDVSA.
Rafael Ramírez agregó en esos días que PDVSA proyectaba comprarle a PetroSaudí  la gabarra Songa Saturno y la plataforma de perforación PetroSaudí Discoverer, con una inversión  de $2500 millones. Esta suma era absurda, ya que PetroSaudí había pagado solo $260 millones por la gabarra Songa Saturno y la plataforma Discoverer podría tener un costo similar. Y, entonces, ¿quién se iba a embolsillar los otros $2000 millones?
Esta empresa PetroSaudí, cuyo accionista principal era muy aficionado a la Fórmula Uno, se convirtió en socia de PDVSA en el programa de Gas Costa Afuera. Es bastante probable que el patrocinio de PDVSA a Pastor Maldonado haya sido un producto secundario de esta relación entre la empresa de Ramírez y la empresa de Obaid, ya que fue precisamente por esta época que Pastor Maldonado pasó a ser patrocinado por PDVSA, al costo de $50 millones al año, más unos $5-7 millones al año para Pastor. Así lo anunció Hugo Chávez en Diciembre 2010:
CARACAS (Reuters) - El piloto Pastor Maldonado conservará el apoyo económico de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en la Fórmula Uno, categoría en la que competirá en 2011 tras ser contratado por el equipo Williams. “Estamos apoyando a través de Petróleos de Venezuela a Pastor Maldonado, a su escudería, a que corra por el mundo y demuestre lo que vale", dijo Chávez en un acto al que asistió Maldonado.

                El contrato entre PDVSA y PetroSaudí
Las gabarras pasaron a ser propiedad de una empresa mixta en la cual PDVSA tenía mayoría accionaria. Esto me olió muy mal y por ello escribí lo siguiente en Enero 2011: Nadie en Venezuela, excepto los directivos de PDVSA, saben qué tipo de negociación se está haciendo para adquirir la mayoría accionaria de una empresa cuyas credenciales son poco transparentes”. ¿Cuánto pagará PDVSA por este venerable equipo? ¿Qué clase de negocio se está haciendo? PDVSA debe ser investigada a fondo por esta contratación y por la del Aban Pearl, la hundida.
              Decía PDVSA en su sitio virtual: En Noviembre 2010 arribó a aguas venezolanas la unidad de perforación Petrosaudi Saturn, embarcación recientemente repotenciada y reacondicionada para la perforación costa afuera.. Este equipo remplaza la plataforma semisumergible Aban Pearl, fortaleciendo así la revolución gasífera de Petróleos de Venezuela Socialista (PDVSA), dirigida principalmente a satisfacer la demanda de gas del mercado interno de nuestro país. Los buques Petrosaudi Saturn y Petrosaudi Discoverer (este último en operaciones desde 2008), formarán parte de la empresa mixta PDVSA-Petrosaudi, en la que PDVSA tendrá mayoría accionaria, y estarán en toda la actividad exploratoria relacionada con los proyectos de desarrollo de gas costa afuera: Mariscal Sucre, Plataforma Deltana, La Blanquilla y Golfo de Venezuela”.
              
               Eran equipos viejos y de cuarta mano

El Neptune Discoverer era una gabarra muy antigua, construida en 1977.     Pasó por varias manos hasta que fue vendida a precio de gallina flaca a PetroSaudí por la empresa Neptune Marine, de Nicosia, la cual absorbió una pérdida de $47 millones para salir de ella. Cuando PetroSaudí la adquirió ya estaba contratada a PDVSA desde 2008, por 1460 días, a un costo de unos $700 millones. Ello significaba un costo diario de unos $485.000. Esta gabarra apenas completó un solo pozo en dos años y pasó meses en reparación. En comparación en Trinidad perforaban un pozo similar en 30-45 días (Setty’s Notebook).
En El Mundo, Marzo 3, 2011, se informaba que la Federación de Trabajadores Petroleros exigía a PDVSA evacuar esta gabarra y mostraba “el precario” estado en el que se encontraba el  Petrosaudí Discover, que operaba en las costas del Golfo de Paria en el proyecto gasífero Gran Mariscal Sucre. La instancia laboral exigió a PDVSA y en especial a PDVSA Servicios, dirigida por José Luis Parada, protegido de Ramírez y luego de su partida apresado por contrabando de gasolina, evacuar de manera inmediata a los 103 trabajadores que prestaban servicios en ese taladro, en función de resguardar la integridad física de los trabajadores. Dicha unidad de perforación se encontraba operando sin la certificación internacional que entrega la American Bureau of Shipping (ABS), una sociedad de clasificación que aprueba el funcionamiento de embarcaciones marinas, entre ellas las plataformas offshore. La ABS ordenó la paralización y reparación inmediata del taladro Petrosaudí Discoverer, el cual no se llevó a cabo. El alquiler del taladro era (¿i es?) de $450.000 diarios, mientras que los gastos operativos sumaban $520.000.  Decían los trabajadores: “Todo corre por cuenta de PDVSA. El punto es que muchas plataformas de mayores dimensiones y potencia cuestan la mitad de lo que gasta la petrolera estatal”.
Este escándalo descubierto en Malasia renueva la necesidad de preguntarle a PDVSA la verdad sobre su relación con esta empresa PetroSaudí.
PREGUNTAS QUE DEBERÍA HACER LA ASAMBLEA NACIONAL           A PDVSA SOBRE ESTOS CONTRATOS
1.     ¿Dónde están los contratos entre PDVSA y la gabarra Aban Pearl y entre PDVSA y las gabarras propiedad suministradas por PetroSaudí?  ¿Fueron estas contrataciones sometidas a licitación? ¿Cuáles son sus características?
2.     ¿Por qué se contrataron estas gabarras a empresas como PetroMarine y  PetroSaudí, que no eran verdaderas operadoras petroleras sino una, empresa de maletín, y la otra una empresa de inversiones especulativas?
3.     ¿Por qué se trató de hacer una empresa mixta de PDVSA con esta empresa de especulación financiera PetroSaudí? ¿Se hizo finalmente  tal empresa? ¿Cuál es la situación actual de los contratos con estas gabarras?¿Están activas estas gabarras en Venezuela? ¿Se le sigue pagando? ¿Cuánto? ¿Cuál ha sido el resultado operacional de este contrato?
4.     ¿Quiénes son los responsables directos de estos contratos? Rafael Ramírez y Eulogio Del Pino? Estas dos personas deben ser interpeladas como los probables responsables directos de estas contrataciones
5.     ¿Dónde está el contrato de Pastor Maldonado? Quien lo propuso?

6.     ¿Cuáles son los nexos entre Rafael Ramírez y los dueños de PetroSaudí? 

miércoles, 20 de julio de 2016

The Human Rights Foundation informs about Venezuela

In https://humanrightsfoundation.org/infographic-repression-in-venezuela the Human Rights Foundation has collected an impressive amount of information about the Venezuelan political, economic and social situation. I hope this infographics can get maximum dissemination in English-speaking countries, in think tanks, human rights groups and universities around the world since it will help to weaken the myths about the government Venezuela has had during the last 17 years.
I hope a Spanish version of this document can be produced shortly.

martes, 19 de julio de 2016

EL INFORME ALMAGRO Y LA RESPUESTA DEL RÉGIMEN VENEZOLANO


 En la OEA se estudia actualmente el Informe del Secretario general de la OEA, Sr. Luis Almagro, sobre Venezuela. Para beneficio de los lectores resumimos aquí: (1), el Informe Almagro, presentado ante el Consejo Permanente en sesión especial y (2), la respuesta del régimen venezolano, en carta del embajador de Nicolás Maduro ante la OEA, Sr. Bernardo Álvarez Herrera.  
En primer lugar anexamos un resumen del resumen que el Secretario General de la OEA presentara ante el Consejo Permanente de la organización sobre la situación de Venezuela. Al leerlo, si presumimos que los datos presentados por Almagro son ciertos, es imposible no darse cuenta de que Venezuela está inmersa en una profunda crisis social, política y económica, bajo el mando de un régimen militarizado, corrupto e ineficiente, violador de derechos humanos y del estado de derecho.
          Resumen del Informe Almagro
Conforme al artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana y en mi calidad de Secretario General, solicito al Consejo Permanente que realice "una apreciación colectiva de la situación" en Venezuela y adopte "las decisiones que estime conveniente". Los temas que vamos a debatir hoy día están claramente delineados en la Carta Democrática Interamericana. Es conforme a estas normas que consideramos que se ha alterado el orden democrático en Venezuela. En el artículo 3 de la Carta se enumeran los elementos esenciales de la democracia: El "respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales; el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al Estado de derecho; la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto[…]; el régimen plural de partidos y organizaciones políticas; y la separación e independencia de los poderes públicos". En el artículo 4 se delinean los componentes esenciales para el ejercicio de la democracia: "la transparencia de las actividades gubernamentales, la probidad, la responsabilidad de los Gobiernos en la gestión pública, el respeto por los derechos sociales y la libertad de expresión y de prensa".
El Consejo Permanente debería tomar las medidas necesarias para atender a la crisis humanitaria sin precedentes e innecesaria que sufre Venezuela. El Consejo debería expresarse claramente sobre los prisioneros políticos y los informes persistentes de tortura. El Consejo debería apoyar la voluntad del pueblo venezolano en su llamado a un referendo revocatorio. Lo que hemos atestiguado en Venezuela es la pérdida del propósito moral y ético de la política. El enfrentamiento entre las ramas de Gobierno ha ocasionado el fracaso del sistema político y una ruptura de la gobernabilidad, lo que a su vez ha agravado las condiciones económicas, sociales y humanitarias del país.
La inflación ha llegado a 720%. El PIB disminuirá un 8% más en 2016. La deuda externa ha alcanzado los 130.000 millones de dólares; es decir, el equivalente de casi seis años de exportaciones de petróleo. Venezuela ocupa el noveno lugar mundial con la peor tasa de desempleo. El 73% de los hogares y el 76% de los venezolanos vivieron en la pobreza en 2015. Después de lo que fue el 12º aumento desde que el Gobierno fue electo en 2013, el salario mínimo equivale aproximadamente a 13,75 dólares al mes. Eso es menos de 50 centavos de dólar por día. La falla sistemática del tipo de cambio controlado ha ocasionado que la moneda haya perdido el 99% de su valor desde 2013. Las empresas internacionales han cerrado sus puertas porque nadie puede pagar. La población enfrenta una escasez de alimentos y medicamentos sin precedente en todo el país.
Estos problemas no los causan fuerzas externas. La situación que enfrenta Venezuela hoy día es el resultado de las acciones que han emprendido y siguen emprendiendo quienes están en el poder. Venezuela podría y debería ser uno de los países más prósperos e influyentes en la región. Pero más bien es un Estado plagado de corrupción, pobreza y violencia.
Es mucho más redituable para los negocios vender dólares subsidiados en el mercado negro que reabastecer los anaqueles de las tiendas. La escasez de alimentos e insumos alcanzó el 82,8% en enero de este año. Desde 2003, más de 150 productos alimenticios han sido puestos en la lista de precios fijos que ha establecido unilateralmente el Poder Ejecutivo. En principio, los aumentos en los precios iban a la par de la inflación. Sin embargo, desde 2007 la brecha entre costos de producción y precios fijos ha crecido exponencialmente y, en consecuencia, muchos negocios han cerrado sus puertas. A fin de responder a esta escasez creada, el Estado ha intervenido cada vez más en la producción de alimentos, incluyendo a través de la expropiación o nacionalización: De productores de café, De ingenios azucareros, De productores de arroz y pasta, De Agro Isleña, la principal compañía distribuidora de semillas, De Lácteos Los Andes, el principal productor de lácteos,  De más de 10,000 hectáreas de ranchos ganaderos y lecheros De por lo menos 5 productores de harina de maíz, De dos fabricantes de aceites y De la empresa Polar, la principal cadena de supermercados de Venezuela. Esta escasez provocada por el Gobierno también ha dado lugar a una economía de mercado informal o "negro" de productos regulados. Las comunidades más pobres fuera de la capital son las más afectadas. El 87% de los venezolanos declaran que no tiene el suficiente dinero para comprar los alimentos que necesitan. Se requerirían 16 salarios mínimos para alimentar debidamente a una familia. Un cuarto de la población vive con menos de dos comidas al día. La desnutrición afecta a los más vulnerables. Y las tasas de mortalidad infantil están aumentando a la par que los problemas de crecimiento entre los niños. La falta de agua y electricidad se ha tornado común. Ante esta falta de energía, las oficinas de Gobierno e instituciones públicas solo abren tres días a la semana. La falta de insumos básicos y sustancias químicas, como el cloro para tratamiento de agua, ha dado lugar a un aumento de las enfermedades transmitidas por el agua. El sistema de salud en Venezuela enfrenta serios problemas al no haber equipo, ni doctores, ni medicinas. Los servicios médicos se encuentran debilitados por el deterioro de la infraestructura, la falta de mantenimiento y actualización de los recursos y equipo técnico, lo que agrava todavía más la escasez de medicinas e insumos. Los pacientes que requieren tratamiento deben aportar todo: desde papel higiénico, jeringas, medicinas y hasta frazadas. Y cuando se les acaban estos insumos se interrumpe su tratamiento. La inestabilidad ha dado lugar a la emigración en masa de profesionales de la salud. Incluso ha cerrado la mayoría de los hospitales cuyo personal era de origen cubano. En enero de 2016, la Cámara de la Industria Farmacéutica reconoció una deuda de 6.000 millones de dólares con proveedores internacionales. Las farmacias solo pueden surtir 7 de cada 100 medicamentos solicitados. El 27 de enero de 2016, la Asamblea Nacional de Venezuela declaró una emergencia nacional en el sistema de salud.
El 5 de abril de 2016, la Asamblea Nacional promulgó una ley especial para "atender la crisis humanitaria en salud". Con esta legislación se permitiría al Gobierno venezolano buscar asistencia internacional para responder a la crisis de salud. El 9 de junio la Corte Suprema la declaró inconstitucional.
La violencia ha estado aumentando en las últimas semanas a medida que la escasez se hace intolerable. Se han reportado más de 250 casos de saqueo este año en todo el país. Los transportes de alimentos o bebidas fueron el blanco en el 81% de los casos de saqueo en sus rutas de distribución. El 19% restante ocurrió en centros comerciales y almacenes. Los embarques de alimentos ahora van acompañados de guardias armados, leales al Ejecutivo, protegiendo así las limitadas raciones de ciudadanos hambrientos.
Los índices de violencia y delincuencia han alcanzado niveles históricos. Las estadísticas oficiales del Gobierno, que no son publicadas con regularidad, indican que en 2015 ocurrieron 58,1 homicidios por cada 100,000 personas. La sociedad civil cuenta 90 homicidios por cada 100,000 personas. En 2015, el número de muertes violentas fue superior en Venezuela que el registrado en Afganistán. Tres de cada cuatro venezolanos dijeron en una encuesta nacional que no creían que la policía podía protegerlos. La policía, la Guardia Nacional, los jueces, los fiscales y el personal carcelario están involucrados de manera tácita o expresa en la delincuencia organizada, incluso en secuestros, asesinatos, robos o narcotráfico. La fuerza paramilitar establecida por el Gobierno para reprimir la delincuencia organizada, ha sido acusada de ejecuciones sumarias. Venezuela está en un estado perpetuo de lucha civil.
El colapso de una gestión de gobierno responsable y efectiva se ve exacerbado por la corrupción endémica que plaga al Gobierno. Un estudio reciente de la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional suscitó preocupación en torno a gastos del Gobierno, que ascienden a 69.000 millones de dólares por presunta corrupción. Dos ex integrantes del gabinete del difunto presidente Hugo Chávez han presentado quejas por la desaparición de ingresos derivados del petróleo del orden de los 300.000 millones de dólares. Transparencia International clasifica a Venezuela en el lugar 158 entre 168 países evaluados en lo que se refiere a la corrupción. Esta es la posición más baja en el continente americano. Los países que están por debajo, es decir, Somalia, Corea del Norte, Afganistán, Sudán e Iraq, son regímenes ilegítimos o países devastados por guerras prolongadas.
El gobierno venezolano ha creado un esquema de persecución política en contra de quienes expresan opiniones contrarias. En Venezuela, los medios de comunicación son sujetos regularmente a procedimientos penales y administrativos, a la prohibición de viajar, a censura indirecta y al acoso. Los persiguen por publicar noticias o artículos con una óptica crítica del Gobierno. Disposiciones poco precisas relacionadas con la "incitación al odio", la "intolerancia" o la "incitación a la violencia" crean un ambiente de autocensura. Las licencias de difusión están controladas por medio de un proceso opaco y discrecional, y con frecuencia se las suspende o no se las renueva. La empresa estatal Corporación Maneiro controla el acceso al papel periódico.
A las personas que han acudido a declarar ante esta institución que representamos sobre los retos que enfrentan en Venezuela, su Gobierno las llama "traidores de la patria". Cuando el hombre que te acusa de ser traidor a la patria también controla las fuerzas armadas, los órganos de inteligencia, la policía nacional y el poder judicial, se trata de un acto abierto de intimidación… se está usando a los tribunales y a los juicios penales en medida creciente como arma de persecución política. En Venezuela, las protestas públicas suelen ser reprimidas con fuerza excesiva. En enero de 2015,  [se] autoriza explícitamente el uso de armas de fuego para controlar encuentros públicos y protestas pacíficas. Esto contradice directamente la propia Constitución de Venezuela.
En 2013, cuando el Presidente Nicolás Maduro asumió el cargo, según el Foro Penal Venezolano había 11 presos políticos. Entre enero de 2014 y el 31 de mayo de 2016 se denunciaron al Foro 4253 detenciones, arrestos o encarcelamientos. Todos ellos vinculados a diversas protestas y críticas contra el Gobierno de Venezuela. Actualmente hay 1986 personas a quienes se les aplican medidas restrictivas. Otras 94 están en la cárcel.
Después de los comicios del 6 de diciembre y antes de la instalación del período de sesiones de la nueva legislatura, 13 de los 32 magistrados y 21 suplentes del Tribunal Supremo prestaron juramento mediante nombramientos partidistas. Como resultado, una cadena de decisiones posteriores del Tribunal Supremo ha adoptado un modelo de bloquear cada una de las leyes promulgadas por la Asamblea Nacional. Estas resoluciones han incluido una serie de decisiones para impedir que tres diputados ocupen sus escaños y así reducir la mayoría calificada de la oposición a una mayoría simple. Invalidando la legislatura, el Tribunal Supremo aprobó dos decretos ejecutivos que declararon un estado de emergencia y un estado de emergencia económica, lo que concentró el poder en manos del ejecutivo y estableció límites arbitrarios a la autoridad de la legislatura sobre los contratos públicos, los altos funcionarios y el presupuesto. El Tribunal Supremo ha determinado, además: Limitar las funciones de auditoría de la legislatura, con lo cual se elimina la rendición de cuentas externa del Gobierno. Eliminar la facultad de la legislatura para revocar los nombramientos de magistrados del Tribunal Supremo. Impedir que cualquier enmienda constitucional sea aplicable al actual Presidente. Declarar inconstitucionales y por ende inválidas las leyes para reformar el Banco Central, el Tribunal Supremo, enmendar el Reglamento Interior y de Debates del Congreso y la Ley de Otorgamiento de Títulos de Propiedad. Bloquear la liberación de presos políticos detenidos por el Gobierno . Prohibir las protestas no autorizadas en los alrededores del Consejo Nacional Electoral y ordenar que la Guardia Nacional y la Policía Nacional repriman "las protestas violentas". Por último, el Tribunal Supremo expidió un fallo oficial el 14 de junio para restringir las facultades de la Asamblea Nacional, pues afirma que se está extralimitando al pretender usurpar funciones del Ejecutivo. Entre el 5 de enero y el 24 de mayo se registraron nueve apelaciones. Todas las decisiones se han dispuesto a favor del poder ejecutivo. Estos ejemplos demuestran claramente la falta de independencia del poder judicial. Más del 60% de los jueces de los tribunales de primera instancia pueden ser destituidos de sus cargos, sin el debido proceso, si una comisión del Tribunal Supremo así lo decide. La provisionalidad y la temporalidad de jueces y fiscales debilita aún más la independencia judicial y las posibilidades de imparcialidad.
En 1999, el entonces Presidente Hugo Chávez consagró la figura del referendo revocatorio en la Constitución de Venezuela como un vehículo para asegurar la "democracia participativa y protagonista". Este proceso está previsto en la Constitución. En Venezuela, todos los cargos y magistraturas de elección popular son revocables. El artículo 72 señala que se puede convocar a un referendo revocatorio "transcurrida la mitad del período para el cual fue elegido el funcionario o funcionaria". Si el referendo da como resultado la revocación del Presidente durante los primeros cuatro años, entonces "se procederá a una nueva elección universal y directa dentro de los treinta días consecutivos siguientes".
Seguir un procedimiento previsto en la Constitución no es un golpe de Estado; Por el contrario, negar, postergar u obstruir este proceso por cualquier vía es un abuso de poder y un trastorno patente del orden democrático. El Consejo Electoral no ha proporcionado las garantías necesarias para la celebración del referendo revocatorio. Se han expresado numerosas quejas sobre intentos deliberados de demorar activamente el proceso, entre ellas: demoras en la entrega de las planillas requeridas para reunir el 1% de firmas; retrasos en la verificación y validación del 1% de firmas; creación de cuatro requisitos nuevos de digitalización, verificación, transcripción y auditoría, y amenazas de difundir públicamente los nombres de quienes firmen en favor del referendo. Tras varios meses de retraso, el proceso de validación se inició apenas esta semana. Adicionalmente, cuatro de los cinco miembros del Consejo Electoral están vinculados con el partido en el poder, el PSUV.
Así pues, hoy les solicito a ustedes, miembros del Consejo Permanente, que consideren las recomendaciones que les he planteado:
Que se lleve a cabo antes del final de 2016 el referendo revocatorio previsto en la Constitución. Que se libere de inmediato a todos los presos políticos. Que los poderes ejecutivo y legislativo del Gobierno venezolano hagan a un lado sus diferencias y empiecen a trabajar juntos de inmediato para responder a la crisis humanitaria. Que todos los poderes del Gobierno trabajen juntos para recuperar la estabilidad y la seguridad en el país. Que el poder ejecutivo cese de inmediato sus esfuerzos por desconocer a la Asamblea Nacional elegida democráticamente y que se implementen y apliquen todas las leyes que han sido aprobadas por la Asamblea Nacional. Que se nombre a un nuevo Tribunal Supremo de Justicia a través de un proceso transparente acordado conjuntamente por los poderes ejecutivo y legislativo del Gobierno. Que se establezca un ente independiente para combatir la corrupción, compuesto por expertos internacionales, facultado para hacer frente a la situación financiera en Venezuela.
Carta del Sr. Bernardo Álvarez Herrera al Sr. Luis Almagro


De una lectura comparada de ambos documentos se puede notar que el Informe Almagro contiene datos estadísticos sobre el país y sobre los diferentes aspectos de su crisis, mientras que la carta de Álvarez Herrera es de naturaleza genérica. El embajador rechaza las opiniones, acusa al Secretario general de “tratar de engañar a la opinión pública”,  de actuar “de manera ilegítima y fraudulenta”, y de “ actuar al margen del Estado de Derecho regional”. Es una carta muy dura pero sin documentación alguna que le permita rebatir el Informe de Almagro. Al no poder hacerlo, con documentación de igual peso a la presentada por Almagro, Álvarez Herrera se limita a insultar y hasta a admitir que lo presentado por Almagro es un buen retrato de la situación venezolana. 

lunes, 18 de julio de 2016

Quién mató a Aníbal Chávez?


Aníbal Chávez, de 60 años de edad, hermano del fallecido Hugo Chávez, acaba de fallecer en el Hospital Militar de Caracas, según se dice oficialmente. La causa de su muerte fue una salmonelosis, afección gastrointestinal derivada de la ingestión de aguas o alimentos impuros, contentivos de la bacteria salmonella. Ha sido un hecho trágico, como los que suceden a diario en la Venezuela creada por la desastrosa actuación del hermano del difunto y de su reemplazo, Nicolás Maduro. En efecto, la salmonelosis en un país normal, con asistencia médica adecuada, tiene una mortalidad muy baja, de un 1-2% en adultos con buena salud, un poco más alta en ancianos y enfermos. En la prensa de hoy, ver: http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=36741 puede leerse que la madre del fallecido denuncia la negligencia de la ministra de la Salud y dice que “si su hijo Hugo hubiese estado vivo su hijo Aníbal no habría muerto, porque se le hubiera dado atención médica prioritaria. Se le hubiera enviado a Cuba”. Lo que dice la compungida Sra. Chávez nos revela la verdadera tragedia de Venezuela. La salud en Venezuela está en manos de incompetentes, es cierto, pero ello ha sido el resultado de las políticas desastrosas en materia de salud llevadas a cabo por Hugo Chávez y Nicolás Maduro. En la Venezuela de hoy la gente muere de mengua, como parece haber fallecido Aníbal Chávez. Pedir para un venezolano de hoy atención médica prioritaria, enviarlo a Cuba, significa que el sistema de salud venezolano está colapsado, que recibir atención médica “prioritaria” estaría reservado a personas políticamente importantes y que, ante una amenaza de muerte, el paciente debería irse “a Cuba” a ser tratado.

No es aventurado afirmar que la muerte de Aníbal Chávez el producto no deseado de las políticas de salud incompetentes y trágicas de su hermano Hugo y de su “hermano” ideológico, Nicolás. En cierto sentido, su muerte fue fratricida.