martes, 23 de mayo de 2017

Miguel Cabrera nos anima a seguir la lucha


Miguel Cabrera to protesters in Venezuela: 'Keep fighting for a better country'

miguel-cabrera-mulholland10.jpg
Miguel Cabrera is the most prominent of several Tigers players from Venezuela. (Mike Mulholland, MLive)
Evan Woodbery | ewoodbery@mlive.comBy Evan Woodbery | ewoodbery@mlive.com 
Email the author | Follow on Twitter
on May 23, 2017 at 10:17 AM, updated May 23, 2017 at 10:29 AM
HOUSTON -- Two of the greatest Venezuelan baseball players in history -- Miguel Cabrera and Omar Vizquel -- joined four members of the Texas Rangers Sunday night to issue a three-minute video message on ESPN about the situation their home country.
The videos are not new. Many players have issued appeals for peace as the climate in Venezuela has deteriorated this spring.
Omar Vizquel speaks out: 'No more repression' in Venezuela
"Please, we want no more death, we want no more blood spilled," he said in a video posted on Instagram.

But it's significant to note that players like Cabrera, who once spoke cautiously about the combustible political climate back home, are now speaking forcefully and openly in support of the protesters who are demanding an end to what they say is a dictatorial regime.
These are not vague calls for peace; this is a call for an end to the nearly two decades of rule by the late Hugo Chavez and his political heir, Nicholas Maduro.
In the message in Spanish, Cabrera said he wanted to give "a message to all the young people fighting in the street" to express solidarity. Cabrera expressed support for their efforts to make a "better country" and said their efforts will not be "in vain."
In a separate interview in English on Monday, Cabrera echoed that sentiment. "We're going to be here supporting them, no matter what: Keep fighting for a better country," he said.
Venezuela was once the most prosperous country in South America, but in recent years it has stood on the brink of ruin, with nearly worthless currency and shortages of food and medicine. Protests against Maduro reached new heights after an attempt to dissolve opposition-led legislature. More recently, he's called for a Constitutional convention that some see as an attempt to permanently enshrine a communist-style dictatorship.
Anibal Sanchez, struggling with Tigers, accepts demotion to Toledo
The Tigers could not have been optioned Sanchez without his permission. Manager Brad Ausmus said Sanchez accepted the move out of a desire to pitch on a consistent schedule as a starting pitcher.

By some estimates 43 people, many of them young, have died in the ongoing protests. Violence, looting and other unrest continues to plague the country. 
In addition to Cabrera and Vizquel, Victor Martinez, Francisco Rodriguez and Dixon Machado are also from Venezuela. Anibal Sanchez, Bruce Rondon, William Cuevas are on the Tigers' 40-man roster but currently pitching in Toledo.

El espíritu de Pedro Carreño se apoderó de Román Chalbaud


Un señor que dice llamarse Román Chalbaud fue entrevistado hace unos días por el enemigo número uno de la dignidad venezolana,  José Vicente Rangel. Este no era el Román Chalbaud que yo conocí hace más de 70 años en la escuela o, más tarde, en Radio Caracas Televisión. En aquella Venezuela ya desaparecida Chalbaud hacía telenovelas, unas buenas otras malas: La señora de Cárdenas, La Trepadora, Boves el Urogallo y otras. También hizo cine, algunas películas excelentes, como “El Pez que Fuma”. En aquella Venezuela Chalbaud era un demócrata, o decía serlo.
Lo perdí de vista por mucho tiempo y un día lo vi en la televisión, en lo que había sido RCTV, ya incautada por el narco-régimen. Afectado por el síndrome de Escarrá  hablaba con desprecio de los años en los cuales él había sido parte del canal confiscado por el régimen. Y me dije: “Algunas personas son capaces de cualquier cosa para que le den un dinerito”.
Hoy Chalbaud es un impúdico mercenario del narco-régimen. Lo acabo de ver en una entrevista con otro que bien baila, José Vicente Rangel, diciendo cosas como estas, http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=70025  :
1.    La mayoría de los venezolanos sigue apoyando al Gobierno Nacional.
2.     La mayor parte de la gente sigue creyendo en la revolución bolivariana que tenemos que defender hasta el final
3.     Lo que está haciendo Maduro me parece muy acertado y lo felicito ampliamente
4.     los mítines del chavismo son enormes, la cantidad de gente que sigue las ideas de Chávez sigue siendo la mayoría del país, eso es evidente, si no, no ocurriera todo esto que está ocurriendo…  ellos no quieren que vayamos a unas elecciones".
5.    "Estamos en el camino correcto, yo pienso que esto de la Constituyente que ha sido muy atacada, es un posible camino para la solución de las cosas (…) Por eso ellos lo atacan tanto (…) porque es un camino que puede solucionar las cosas y ellos no quieren que se solucionen", expresó.
Estas incoherentes estupideces de Chalbaud no merecen comentarios, a la luz de lo que sucede en Venezuela. Decir que las grandes mayorías están en la calle apoyando al régimen, que Maduro merece felicitaciones, que la Constituyente de Maduro es una buena solución, que la gente sigue creyendo en la “revolución bolivariana”, demuestra que Chalbaud se ha convertido en un triste mercenario, obligado por la necesidad de recibir dinero para sus películas.  Antes de Chávez este personaje podía dejar trabajar su mente de forma creadora y libre. Ahora las películas son de encargo. Por ello no nos sorprende que diga:  “Ya estoy preparando la biografía de Chávez y la voy a filmar en los llanos", ver: http://www.avn.info.ve/contenido/quotla-planta-insolentequot-fue-reto-cinematogr%C3%A1fico-para-rom%C3%A1n-chalbaud

     Luego vendrá, pensamos, otra sobre Diosdado Cabello. Si tiene tiempo,           antes de que caiga el régimen.

lunes, 22 de mayo de 2017

La noche anterior a Carabobo


En la víspera de Carabobo Simón Bolívar descansaba en su hamaca cuando su edecán le comunicó que tres vecinos del lugar deseaban hablar urgentemente con él. Bolívar salió de su hamaca y pidió que los dejaran entrar.
Los buenos señores se llamaban Danielo S******, Eduardo S***** y Pavel G****,  tres  vecinos de Barrera amantes de la tranquilidad.
¿Que puedo hacer por ustedes? Les preguntó Bolívar.
Danielo replicó: “Venimos, Sr. General, a pedirle que cese esta insensatez, esta guerra que nos está diezmando, que acaba con nuestra población y con todo intento de los vecinos de estas comarcas de vivir en paz. Venimos a abogar por la reconciliación entre quienes vivimos aquí. La monarquía es circunstancial, no vale la pena morir por derrocarla. Busquemos el diálogo, la negociación y estamos seguros de que todos seremos más felices”.
Bolívar guardó silencio por un largo tiempo, lo cual hizo sentir incómodos a los tres mensajeros de la concordia entre patriotas y monárquicos.
Finalmente les dijo: “No es a mí a quien ustedes deben dirigirse. Es al ejército que duerme esta noche en Carabobo, esperando el día de mañana, dispuesto a hacer de Venezuela una nación libre, dueña de su futuro. Ustedes desean la paz en Venezuela. Yo también. Solo diferimos en cómo lograrla. La negociación que ustedes me piden como solución no sería tal solución sino una entrega. La diferencia entre la monarquía y quienes luchamos por la independencia es que la monarquía pretende gobernar indefinidamente, mientras que nosotros deseamos vivir en una nación que pueda elegir libremente a sus gobernantes”.
“Pero, General”, le interrumpió Eduardo, “nadie ha dicho que vamos a entregarnos. Nosotros podemos hacer algunas concesiones a los absolutistas, dejar ir a los hijos de Boves o darle tierra para que callen y dejen de oponerse a nuestros deseos. En el camino iremos enderezando las cargas”. Y Danielo agregó: “E insensato ir mañana a la batalla, General. Esa gente es demasiado fuerte, no podemos con ellos”.
A lo cual Bolívar respondió: “Ciertamente ustedes no estarán conmigo mañana en Carabobo. Pero les digo que no hay nadie invencible. Sabemos cuál es la fuerza del enemigo. Sabemos que entre ellos hay fracturas serias, que hay fatiga, que hay deseos de abandonar la lucha. Nosotros no podemos negociar desde una posición de debilidad. Solo es posible ser magnánimos en la victoria. El esfuerzo de los patriotas, el sacrificio que miles han hecho desde 1810 no puede ser borrado mágicamente en una mesa de negociaciones”.
Danielo, Eduardo y Pavel guardaron silencio y se retiraron.
Al día siguiente Bolívar derrotó la monarquía en Carabobo. Esta victoria fue obtenida a un alto precio. Las fuerzas patriotas dejaron salir hacia Puerto Cabello, a tomar los barcos de regreso a su país, a quienes habían luchado por la monarquía de buena fe, por convicción y sin violar las leyes que regulaban la contienda. Los culpables de crímenes de guerra fueron castigados de acuerdo a sus crímenes.


Si Bolívar hubiera escuchado a Eduardo, a Danielo y a Pavel la noche anterior a Carabobo todavía Venezuela sería una provincia de la madre patria.
¿Estaríamos mejor? ¿Quién lo sabe? Ese no es el meollo del asunto porque nadie puede predecir el futuro. Lo esencial es que una sociedad esclavizada debe ponerse de pie. Aquello de “mejor morir de pie que vivir de rodillas” no es una frase hueca, sino una que ha sido validada en la historia por el sacrificio de quienes se negaron a negociar con los opresores. El sacrificio supremo es perder la vida pero hay otros sacrificios: perder la propiedad, perder el derecho a vivir en libertad en la propia patria, perder amigos, familiares,  perder el derecho a morir en la tierra que nos vio nacer. Es mucho lo que se pierde al resistir pero es también mucho lo que se gana en dignidad, en apego a los principios, en amor propio, en buena ciudadanía.

¡Adelante, nos espera Carabobo! 

sábado, 20 de mayo de 2017

Carta a un compatriota pobre: salir de la pobreza


Apreciado compatriota:
Confieso haber sido frecuentemente insensible a tu tragedia. Empeñado en mi propio crecimiento y con la suerte de tener padres que me dieron su protección y el ejemplo para poder educarme y lograr llegar a ser un ciudadano productor, olvidé  con demasiada frecuencia que hay millones de compatriotas quienes no han sido tan afortunados. Posiblemente tú nunca conociste a tu padre y pasaste tu niñez esencialmente solo, teniendo que luchar día a día para obtener lo más esencial para tu sobrevivencia. Si tuviste que crecer en el campo recordarás que era triste y abandonado. Si lo hiciste en un barrio, en la ciudad, debes haber experimentado de manera cotidiana el riesgo de morir. Tuviste que ir a la calle a ganar tu sustento, de limpiabotas, de mandadero, o peor, de forzado instrumento de ladrones, narcos o pervertidos sexuales. Por ello no es sorprendente que, sin tiempo y oportunidad para recibir una educación, sin poder vivir en un hogar sólido y reconfortante, llegaras a ser un adulto de escasas habilidades para ganarte la vida de manera permanente, a través de una ocupación estable. Cuando se está en esa situación se corre un inmenso riesgo de ser víctima de los líderes políticos que abordan su actividad pensando en el poder y en el dinero, pero no en resolver los problemas de los más indefensos como tú. Se corre el riesgo inmenso de ser reclutado por esos líderes populistas y de pacotilla quienes llegan al poder mediante ofertas incumplibles que prometen de manera inmediata y sin esfuerzo lo que nadie o muy pocos pueden obtener sin  esfuerzo, que hacen la promesa mágica de hacerte escapar de la pobreza. Quién como tú ha vivido siempre sin lograr salir de esa prisión material y espiritual que es la pobreza y la ignorancia, esa promesa casi siempre es irresistible. Recibes dádivas, casi puede llamarse limosnas, a cambio de tu lealtad al líder populista. Pasas a tener una condición de servidumbre, de dependencia en quien llegas a ver como tu protector, casi como el padre que nunca conociste. Creyendo que ese líder, ese sistema, es tu aliado, pasas a darle tu apoyo y a depositar en él o ella tus esperanzas por salir de la pobreza.
Tarde o temprano te darás cuenta, como muchos de tus compatriotas pobres se dan cuenta, de que las promesas no eran ciertas, que tu condición no ha mejorado, que las dádivas escasean, que los ‘padres y madres” en quienes creías resultaron ser fraudes. Sigues siendo pobre, esta vez aún más pobre porque te han robado las esperanzas.  
Quiero decirte que hay un camino para salir del horrible laberinto de la pobreza y de la ignorancia. Y ese camino puede existir en Venezuela, a ser creado en colaboración por ti y por quienes han tenido mejor suerte que tú en formarse para la vida en sociedad.  En nuestro país de 30 millones de habitantes tenemos una mayoría de gente buena, muchos de ellos pobres como tú, quienes pueden definirse como ciudadanos, a pesar de que solo sean buenos ciudadanos pasivos. Es decir, son buenos ciudadanos porque no hacen nada malo pero no porque hagan cosas buenas. Esa inmensa masa de habitantes que se limitan a no ser malos representa una pesada carga para  el país. Venezuela no puede salir adelante sin el concurso activo de la inmensa mayoría de sus habitantes. La solución de nuestro gran problema social, de tu problema de la pobreza y de la ignorancia, pasa por la conversión progresiva de los buenos ciudadanos pasivos en buenos ciudadanos activos.
 A diferencia del populismo que te ha hecho esclavo este camino es liberador. No te pide lealtades incondicionales sino tu participación como ser humano digno de respeto. No te pide adoración a nadie sino amor por tu país y por ti mismo, dos amores que casi siempre van  estrechamente entrelazados.  
Esta no es la senda  de menor resistencia pero es, realmente, la única que llevará a un país de ciudadanos contributivos, quienes remen en la misma dirección y que piensen en el bien colectivo con tanta dedicación como en su propio bien.
Esta es una senda que requiere de dos ingredientes principales: Tiempo y perseverancia. No la hemos transitado antes porque hemos carecido de visión.  La gente pobre no quiere, frecuentemente no puede, esperar, lo cual la lleva a ser víctima de los criminales disfrazados de defensores del pueblo. Por ello, este esfuerzo de largo aliento requerirá puentes provisionales para llegar a tener el impacto deseado. Ello significa que los nuevos gobiernos que reemplacen la pesadilla de estos 18 años deberán combinar programas estructurales de largo plazo, como el de transformar buenos ciudadanos pasivos en buenos ciudadanos activos, con programas de asistencia temporal, pero no dádivas o limosnas populistas sino ayudas para todos los pobres que no lleven aparejadas una exigencia de lealtad política.
¿Cómo se llega un país de buenos ciudadanos activos? ¿Es posible construirlo?  Por supuesto. El planeta muestra numerosos ejemplos de países civilizados, donde existe ya una mayoría de buenos ciudadanos activos. Es probable, apreciado compatriota, que sea tarde para tí, pero ciertamente no para tus hijos, para otros venezolanos quienes hoy están creciendo en la pobreza.

Estaremos hablando sobre como transitar esta senda en nuestra próxima entrega sobre este tema. 

viernes, 19 de mayo de 2017

Mayo 2017: un narco- régimen fracturado

Plantón en Pueblo Llano, estado Mérida

Uno lee que el paciente se fracturó un brazo, se fracturó una pierna, pero está en recuperación. La medicina moderna permite que un paciente con multi fracturas se recupere.
Pero en un sistema político la interconexión de sus componentes es más estrecha que entre los huesos de un brazo y una pierna. El narco-régimen se desmorona porque muchos de sus componentes se están fracturando, muchos quienes guardaban silencio cómplice están hablando y el mundo está indignado en su contra.
Hoy la Fiscal Ortega Díaz objeta al régimen
Hoy la suegra de Rafael Ramírez objeta al régimen
Hoy la hermana del embajador chavista en Francia objeta al régimen
Hoy los chavistas en todo el mundo están siendo estigmatizados por los venezolanos indignados
Hoy el hijo del “Defensor” del Pueblo objeta al régimen
Hoy uno de los más famosos colaboradores del régimen, Gustavo Dudamel,  objeta al régimen
Hoy el Congreso de los Estados Unidos objeta al régimen
Hoy el gobierno de los Estados Unidos sanciona a los forajidos del régimen y el presidente, el vicepresidente, ministros, narco-generales y magistrados del Tribunal Supremo de Justicia han sido identificados como corruptos, narcotraficantes o violadores de derechos humanos.
Hoy  Gustavo Cisneros ha hablado en contra del régimen
Hoy la mayoría de los países en la OEA objeta al régimen y los demás se abstienen, solo un país defiende al régimen
Hoy los congresos de América Latina y de Europa objetan al régimen
Hoy, en el pueblo andino de Pueblo Llano hasta las vacas objetan al régimen
Hoy, la gente indignada llama traidores a los militares involucrados en la represión
Hoy Fedecámaras comienza a manifestarse públicamente y se une a la rebelión ciudadana
Estas son múltiples fracturas que indican un desplome del régimen. Son indicaciones de que el régimen chavista llega a su fin.
Pero, por sobre todo:
Los venezolanos como sociedad, como país, están de pie. Los venezolanos desafían abiertamente al narco-régimen de Maduro, Cabello, Padrino y Reverol. Desde Táchira hasta Anzoátegui, desde el Zulia hasta Guayana, el pueblo está en rebelión. Hay un entusiasmo contagioso por ver a Venezuela en el camino hacia la democracia y la libertad. Cada quien está haciendo lo que puede y lo que debe.
Los venezolanos queremos justicia. No queremos borrón y cuenta nueva. Queremos el fin inmediato de la pesadilla chavista. Queremos un gobierno abierto al mundo, tolerante de todas las ideas, promotor del desarrollo económico, que combine la ayuda a los pobres con políticas estructurales de empoderamiento a los pobres, porque nadie sale de la pobreza a punta de limosnas.
Venezuela debe entrar urgentemente en el camino de su recuperación material y espiritual. En esa recuperación no hay cabida para los responsables de la tragedia de los últimos 18 años. Esos 600 criminales  deberán ser juzgados por un Núremberg Criollo. Los millones de venezolanos pobres que recibieron pasivamente las limosnas del régimen y le dieron –en contraprestación– sus votos y apoyo, deberán ser educados en, y para la democracia.

El progreso de Venezuela estará en manos de sus ciudadanos, no del gentío 

jueves, 18 de mayo de 2017

Rafael Ramírez: de la ignorancia a la demencia


En artículo llamado: “Chávez nos lo dijo” publicado en “Panorama” de Maracaibo, Rafael Ramírez ha explicado su filosofía “gerencial”, para que nadie se llame a engaño. Verlo completo en: http://www.panorama.com.ve/opinion/Chavez-nos-lo-dijo-por-el-embajador-Rafael-Ramirez-20170512-0128.html . Les aconsejo que se tomen una pastilla anti-hipertensiva.
Comienza diciendo:
Hablo con la responsabilidad y seriedad que me ha caracterizado en mis funciones al servicio del Estado Venezolano y de la Revolución Bolivariana, con la legitimidad que tengo en nuestro proceso político, con mis doce años como Ministro y estrecho colaborador del Comandante Chávez y la lealtad que he demostrado y seguiré demostrando en mi palabra y mi acción. Soy profundamente leal a mis convicciones revolucionarias y Chavistas, leal al Socialismo y al Pueblo Venezolano.”
Y yo le respondo a Ramírez: ¿qué seriedad, que responsabilidad? Si en los años que manejó a PDVSA la destruyó, algo que está perfectamente documentado. ¿Qué legitimidad puede tener este personaje, aprendiz de brujo, indiciado de híper-corrupción por la prensa mundial, como es el caso del Wall Street Journal? Su confesada lealtad al difunto sátrapa es, precisamente, su crimen. ¡Qué convicciones revolucionarias ni que arroz con mango! Lo que el lumpen chavista ha llamado revolución no ha sido más que un desastre nacional manejado por corruptos, ignorantes, narcos y asesinos. Y esto también está perfectamente documentado.
Donde Ramírez termina de poner la torta es cuando habla de su “filosofía gerencial”. Lean esto:  
1.    Ramírez cuestiona que la compañía pretenda retomar su actividad medular de extracción de crudo.
Para él la PDVSA roja es la buena, la que regala el petróleo a sus amigotes, importa comida podrida, vende pollos, siembra sorgo y cría vacas, no la que produce, refina y vende su petróleo a quien le pague. ¿Sabrá Ramírez que las refinerías venezolanas operan hoy al 40% de su capacidad instalada? ¿O que CITGO está hipotecada a los rusos? ¿O que PDVSA no tiene con qué pagar a sus proveedores? La PDVSA de Ramírez le entregaba el dinero de PDVSA al fondo paralelo y corrupto llamado FONDEN para que lo utilizaran en actividades políticas proselitistas, llegando al extremo de ser usado para financiar la campaña del sátrapa agonizante. En memo a Chávez celebraba que a FONDEN no la supervisaba nadie sino que ellos podían utilizar ese dinero a su antojo.
Por eso y por meter a PDVSA en tareas que no eran su negocio medular es que el mantenimiento de la empresa se fue al foso, por eso es que la producción colapsó, las refinerías no refinan, los tanqueros no navegan, los pozos no bombean y los oleoductos se rompen.  Por eso es que la empresa está hoy al borde de la cesación de pagos y tiene unos 150.000 empleados, cuando no necesitaría más de 40.000. Por eso es que el petróleo que podría venderse va a Cuba, a Bolivia, a Nicaragua, a los países del caribe que han vendido sus votos en la OEA para que Chávez primero y, ahora, Maduro no pudieran ser sancionados por sus desmanes.

2.    Dice Ramírez que “El proceso de despolitización y desmovilización de PDVSA por ejemplo, es muy peligroso y preocupante”.
¿Qué locura es esta? La politización de cualquier empresa de naturaleza comercial, como es el caso de PDVSA, es un crimen. Ramírez fue un mandadero de Chávez y el mayor culpable de esa politización. Hay que leer o escuchar su discurso en el cual pone a PDVSA al servicio del sátrapa, oírlo en: . https://www.youtube.com/watch?v=2I925uJ9U48 . Ese solo discurso debería ser suficiente para llevarlo a prisión por corrupto. Y enorgullecerse hoy de ello representa la cúspide del cinismo y la desvergüenza.

3.    Agrega Ramírez: “No se puede desmantelar el ideario popular y revolucionario en PDVSA, hemos llegado al absurdo de una cacería de brujas y un desplazamiento de líderes naturales dentro de la propia empresa, que se ganaron su prestigio y su autoridad por su desempeño en la derrota del sabotaje petrolero y compromiso radical con las orientaciones y disposiciones del Comandante Hugo Chávez”.
¿A quien se referirá Ramírez con eso de los líderes “naturales” de PDVSA? ¿A él y a sus amigos como Pedro León, José Luis Parada y los directores que compartieron con él los “éxitos” de PetroSaudí, de Ruperti, del Aban Pearl, de Roberto Rincón y Derwick Associates? Con  estos líderes “naturales” PDVSA se desnaturalizó.

Yo digo lo siguiente: la tragedia de PDVSA, por culpa de estos gerentes asesinos, es muy grande, pero lo peor es el cinismo de quienes la han destruido y pretenden todavía haberlo hecho bien, haber sido “leales”, haber sido “responsables”, haber sido “buenos gerentes”.
 Esas pretensiones son demenciales. La demencia de Ramírez lo lleva a andar desnudo por las calles enorgulleciéndose de la finura y la excelencia de sus vestiduras.

 Se cree héroe y es villano. 

miércoles, 17 de mayo de 2017

CASEY y LEO: Dos figuras inolvidables del béisbol



Este año han sido publicadas dos biografías sobre íconos del béisbol, una de Casey Stengel y otra de Leo Durocher. No pude resistir la tentación de adquirirlas y las estoy leyendo en paralelo, Leo a Leo de 5 a 7 y leo a Casey de 7 a 9 p.m. Leo es más apropiado para la hora del coctél, porque su vida fue más frívola y frecuentemente rozó las fronteras del escándalo, mientras que Casey es más adecuado para la horas que preceden al sueño, porque ello casi me garantiza sueños amables y divertidos.
No que Leo Durocher no fuera divertido, en su estilo. Su vida fue un circo. Vestía de manera rimbombante, siempre gastaba el triple de lo que ganaba, se iba al hipódromo cuando debía estar en el campo de juego y se relacionó por muchos años con mafiosos de Nueva York. Su mejor amigo, a quien imitaba en el vestir y con quien vivía por meses enteros,  era George Raft, el actor de cine de incierta reputación. Su fama fue más por sus peleas con los árbitros que por la excelencia de su juego, aunque es cierto que fue un jugador defensivo excepcional. Su ofensiva era anémica. Babe Ruth lo llamaba: “el all-American out”. Peor aún, hasta en su lecho de muerte Babe Ruth sostuvo que Durocher le había robado el reloj. Por mucho tiempo desde la cueva del equipo opuesto los jugadores le mostraban a Durocher un afiche con un reloj, para recordarle la acusación de Ruth.
En materia de citas famosas, Durocher será siempre recordado por aquello de “La gente amable siempre llega de último” (Nice guys finish last) y por otra que le costó el alejamiento de su mamá: “Si estoy jugando la tercera y mi mamá cruza hacia el home con la carrera de la victoria, le meto una zancadilla”.
Durocher fue siempre uno de los personajes más odiados del béisbol pero, al mismo tiempo, uno de los de más colorido y de los más  admirados. Su longevidad como “manager” se debió al deseo feroz de ganar a toda costa, para lo cual se dedicaba a insultar a los jugadores del equipo contrario y a los árbitros, cada vez que pensaba que habían decidido en su contra (es decir, todos los días). Aunque su postura siempre tuvo algo de teatral, ella se conformaba a su naturaleza y ciertamente lo ayudó a consolidar su carrera.
Durocher hizo grandes tours mundiales durante la guerra con el cómico Danny Kaye, visitando soldados estadounidenses en todos los teatros de guerra y siempre – admitía  Kaye - lograba más risas que él. Seguramente era muy seductor porque, en un vuelo de Los Ángeles a Nueva York, enamoró a Laraine Day, actriz de Hollywood, ya casada, y al cabo de semanas se casó con ella. A pesar de su posterior divorcio, la bella Laraine siempre permaneció fiel a Durocher y fue la oradora el día que lo incorporaron de manera póstuma al Hall de la Fama. 
Durocher fue  uno de los pioneros de la integración racial en las grandes ligas. Cuando Branch Rickey compró el contrato de Jackie Robinson para el equipo filial de los Dodgers en Montreal y Jackie fue llamado para jugar con los Dodgers en un juego de exhibición, Durocher enfrentó una revolución en la cueva. Dixie Walker y otros jugadores se resistían a ir al campo con Robinson. Durocher les dijo: “No me importa si Robinson es negro, blanco o verde o si tiene rayas como una zebra. Yo soy el manager y digo que él juega”.  Sin embargo, una vez que lo tuvo jugando en su equipo no se llevó bien con él, pero sí con Roy Campanella, el receptor.
Por cierto, Rickey quiso contratar como el primer negro en las grandes ligas al campo corto cubano Sergio García y lo llamó para ofrecerle un contrato. Cuando le preguntó qué haría él si le negaran su entrada a un hotel por razones raciales, respondió categóricamente: “Yo mato a alguien”. De allí que no lo contrataran.
El genio de Durocher fue llevar a un equipo tradicionalmente perdedor a un paso de ganar la serie mundial y, luego, llevar a los Gigantes de Nueva York  a ganar una serie mundial. Por eso Durocher está en el Hall de la Fama.
Todos los años voy al National Portrait Gallery en Washington DC., una galería de óleos y retratos maravillosos. En el piso superior de esa galería hay una escultura a la cual voy a visitar y con la cual  converso por segundos, porque me parece que escucha, aunque no pueda hablar. Es de Casey Stengel, uno de mis ídolos del béisbol. Como Durocher, nadie parece saber el año exacto de su nacimiento. Le atribuían diversos sitios de nacimiento pero él afirmó que nació en Kansas City. Por eso, agrega, le apodaron KC, Casey.  
Su genio como manager siempre estuvo acompañado de su particular manera de hablar, a la cual se le dio el nombre de “stengalese”. Decía:  
“me mandaron a los Dodgers de Brooklyn, equipo que estaba en Brooklyn en ese  momento”
“Los buenos lanzadores siempre ganan frente a los buenos bateadores y viceversa”.
“Lo que arruina a un jugador no es tener relaciones con una mujer sino el esfuerzo que hace al perseguirla”.
A diferencia de Leo, quien se casó múltiples veces y tuvo relaciones fuera del matrimonio con otras cuantas,  Casey estuvo  casado con la misma mujer, su primer amor, por más de 50 años, hasta su muerte. Fue muy conservador y la pareja vivió toda su vida de casados en la misma casa.
Durocher era un extraordinario campo corto pero no bateaba. Casey fue un jardinero central bastante bueno y, además, bateaba. En sus comienzos intentó ser lanzador pero no dio la talla. Como era zurdo buscó el jardín central. Cuando terminó de jugar pasó a ser manager de un equipo de las ligas menores y lo llevó al campeonato. Si se hubiera retirado en ese momento hubiera sido olvidado para siempre. Pero, fue llamado para dirigir a los Dodgers y luego a los Yankees, a quienes llevó a siete campeonatos mundiales, un récord que quizá nunca será superado. Luego fue designado manager de los METS de Nueva York, los “adorables perdedores”, equipo que rompió récord de juegos perdidos en las grandes ligas y obligó a Stengel a preguntar un día: ¿“Hay alguien aquí que sepa jugar al béisbol”?
Casey fue llamado El Profesor, porque había estudiado odontología aunque nunca se graduó, y –con ironía -  por sus ininteligibles peroratas. Su comparecencia en el Congreso de los Estados Unidos, en Julio de 1958, es un clásico de la amable incoherencia. Dijo que el secreto de su éxito como manager era haber podido separar los cinco jugadores que lo odiaban de los cuatro que todavía lo estaban pensando. En otra ocasión dijo: “Solo hay tres cosas que pueden pasar en un juego de béisbol. Se puede ganar, se puede perder o puede llover”. O, “alinéense en orden alfabético, de acuerdo a la estatura”. Su vida en el campo de juego fue tan tumultuosa como lo fue plácida en la esfera privada. Le gustaba tomar y tenía una capacidad gigantesca para hacerlo sin embriagarse. En eso se pareció bastante a Durocher.
Dos íconos, dos gigantes del béisbol, seres originales. Durocher ganó 2009 juegos como manager, Stengel 1905. Pero Stengel ganó siete campeonatos mundiales, Durocher uno

martes, 16 de mayo de 2017

APORREA a la carga contra el narco-régimen de Nicolás Maduro


En una publicación que era el último reducto del chavismo  se ha presentado un cisma. Hay una creciente ola de protestas y acusaciones en contra del régimen de Nicolás Maduro, quien fue impuesto por el difunto como su sucesor. En APORREA era absolutamente prohibido escribir en contra de la “revolución”, hasta el punto de que no admitían la figura del COPYRIGHT. Insistían en llamarlo COPYLEFT, una risible cursilería.
Hoy he visto APORREA y, apartando uno que otro artículo servil, como el del mercenario José Vicente Rangel o uno de Rafael Ramírez, absolviendo a los militares y colectivos asesinos, parece indudable que APORREA está a punto de convertirse en un sitio de oposición al narco-régimen.
Tardó bastante.
Leo algunos de los artículos de hoy y me encuentro con lo siguientes:
Ya han pasado cuatro años desde la asunción a la presidencia del actual equipo  Maduro-Cabello, al que hace dos años se sumó el jefe de las Fuerzas Armadas Padrino López, que con variaciones mínimas viene gobernando el país, sin resolver, no ya los problemas, errores o políticas estructurales no consistentes con el transito al socialismo, heredades del periodo Chávez. 
Se aferraron a la Constitución, la esgrimían a diestra y siniestra, pero la Constitución de Chávez se les hizo incómoda: no permitía vender a PDVSA, ni privatizar la electricidad, ni entregar la Faja, y ellos necesitan dinero para la demagogia. Fue así que inventaron una Constituyente, pero había un problema: saben que no tienen mayoría, las elecciones es una mala palabra en Miraflores, entonces descubrieron la constituyente tutelada, sectorizada, el viejo truco de arreglar la base electoral para manipular los resultados.
A los promotores de la ANC les gusta empaquetar toda la crítica como “de derecha”. No quieren ver fisuras ni matices, y mucho menos ángulos diferenciados en la crítica que se formula. Les gusta vender la idea de que “la izquierda es el gobierno” y todo el que se oponga a ellos es “de derecha”. Por supuesto, esa es la manera más sencilla de descalificar la crítica por la vía del argumento Ad hominen, esto es, se descalifica al sujeto, como atajo para evitar tener que responder a sus argumentos. 
El peso de su argumentación está cargado en buscar liberar de responsabilidades a Maduro y la actual cúpula del PSUV. La comparación de la situación venezolana con el bloqueo a cuba, o la exclusiva responsabilidad del gobierno de Estados Unidos y la oligarquía local en el desabastecimiento y otros graves problemas sociales, sin evaluar ni tomar en cuenta las equivocadas políticas del gobierno, ni el desfalco a la nación, por citar algún ejemplo, son apenas una prueba de esto.
Desgraciadamente para nuestros políticos, "articulistas", "intelectuales", comunicadores, y peor aún, "docentes" y hasta "ministros" y "profesores universitarios", en especial los afectos al madurismo, el conocimiento de formas básicas para la expresión oral y escrita no son parte de lo que debería ser un continuo aprendizaje, porque conforman ese grupo de "eruditos" quienes pretenden hacer gala de un "conocimiento" que termina sólo demostrando que si de algo carece Venezuela, es de una educación de calidad. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.
Y siguen:

lunes, 15 de mayo de 2017

LOS REFRITOS DE PDVSA Y LOS MILITARES VENEZOLANOS

Un contrato de servicio firmado por Eulogio Del Pino con la empresa fantasma CAMIMPEG, de los militares venezolanos,  en el Muelle “Alí Primera”, en La Cañada, estado Zulia, les otorga a esta empresa y a otra empresa “joven”, también pirata, llamada Southern Procurement Services (para disfrazarla de gringa), la exclusividad de producir petróleo en el llamado campo Urdaneta, cerca del lago de Maracaibo. Este contrato es un nuevo refrito protagonizado por PDVSA  y dos empresas sin tradición petrolera, sin tecnología y sin financiamiento sólido conocido, tratando de operar un campo petrolero antiguo que ha pasado por muchas manos expertas en el pasado. Lo que no hicieron estas manos expertas tampoco lo harán estos advenedizos aliados en el propósito de hacer negocio. Según dice Del Pino:  “llevaran al máximo la producción de las reservas del campo Urdaneta, aumentándola a 30.000 barriles diarios mediante la inversión de $400 millones”. Del Pino agregó: “Es una alianza histórica, en un día histórico, en un momento histórico, donde la Patria defiende su Revolución en medio de ataques mediáticos internacionales. Firmamos un acuerdo para la productividad, para la eficiencia, para generar el recurso que va destinado a nuestro Pueblo y que es la razón por la que la Nación está siendo atacada. Lo explotamos para nuestro Pueblo y no para accionistas fuera del país o que se van a llevar esos recursos a otras fronteras”. Con estas cursilísimas declaraciones, del Pino monta otro refrito, al cual su PDVSA nos tiene acostumbrados. Porque resulta que este campo ha sido objeto de declaraciones similares anteriormente, sin que nada suceda.
Por ejemplo, en 2006 la empresa Shell y PDVSA firmaron un contrato para hacer lo mismo. En aquel momento se trataba de llevar la producción de Urdaneta a  60.000 barriles diarios, el doble de lo que se propone aquí, mediante la inversión de $70 millones, la sexta parte de lo que se anuncia aquí. Del Pino ahora nos anuncia mucho menos producción a mucho mayor costo. Sin embargo, esto tampoco va a ocurrir, porque las empresas involucradas saben de petróleo lo que  Maduro sabe de democracia: poco o nada.
Dice Del Pino: “Me siento muy orgulloso de que hoy firmemos con la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y Gas, que está asociada con una empresa joven como SPS (Southerm Procurement Services). Cuenten con todo nuestro apoyo”, indicó Del Pino, al tiempo que manifestó su intención de fortalecer las alianzas entre la industria militar y la industria petrolera: “La vamos a hacer indestructible”.
¿Cuál será el negocio? Que nos diga Del Pino ¿con qué tecnología, con qué financiamiento, con qué gerencia, con qué tradición y experiencia petroleras cuenta esta “alianza”?
Pero del Pino no se contentó con un solo refrito sino que usa dos refritos, ya que el 6 de Diciembre de 2016 REUTERS reportaba lo siguiente:
Tue Dec 6, 2016 | 9:37am EST
Shell proveerá $400 millones para incrementar la producción del campo Urdaneta y llevarla a unos 52.000 barriles por día”.  En esta ocasión Nicolás Maduro declaró que: estos "acuerdos históricos marcan el sendero de la paz y la expansión económica". Ver también: http://www.elmundo.com.ve/noticias/petroleo/gas/pdvsa-y-shell-impulsaran-desarrollo-de-la-petroreg.aspx#ixzz4h9XNAcA6
Sin embargo, en menos de seis meses desaparece la Shell y entra en escena la “alianza” fantasmagórica cívico-militar a funcionar. Se habla de $400 millones pero nadie sabe quién financiará eso. En el caso de Shell se sabía que era Shell. ¿En este caso, quien?
Este nuevo refrito de Del Pino es una muestra más del caos que impera en PDVSA, centro de robos y de fraudes. Es un nuevo récord porque se trata de un refrito (2016) de un refrito (2006). 
Cuanto esperaremos para leer el refrito del refrito del refrito? 




domingo, 14 de mayo de 2017

Muerte y libertad


La historia de la humanidad es rica en episodios que enlazan estos dos  conceptos, el de la muerte y la libertad. Sociedades enteras han muerto esclavas y sociedades enteras han pagado con multitud de vidas el precio de ser libres. El trágico dilema de ofrendar la vida por la libertad nunca será satisfactoriamente dilucidado, en parte  porque quienes pagan el precio dejan de ser deliberantes y pasan a depender de la frágil memoria de los sobrevivientes para hacer valer su sacrificio. La lucha contra la Alemania Nazi, las rebeliones contra la Rusia comunista, la resistencia de Mandela, de Gandhi de Martin Luther King, son ejemplos de esa dramática dualidad. ¿Es la muerte un precio a pagar inaceptable por la libertad? ¿Qué compromisos le exigen quienes lo pagan a los sobrevivientes?
La deuda que contraemos con nuestros muertos exige, creo yo,  la continuación  de los esfuerzos que los llevaron a ofrendar voluntariamente sus vidas. El sacrificio de una vida para comprar la libertad de sus semejantes es la más pura expresión del noble espíritu humano, es un sacrificio consciente, el supremo sacrificio.  Honrar la memoria de quienes murieron en las costas de Normandía durante la segunda guerra mundial demanda que la sociedad estadounidense actual siga fiel a los principios de democracia y libertad por los cuales ellos murieron. El sacrificio de quienes combatieron el apartheid obliga a luchar porque nunca más regrese esta odiosa práctica. En más pequeña escala cuantitativa pero igualmente cualitativa, el sacrificio de Franklin Brito y de los compatriotas caídos en Venezuela en la lucha ciudadana por la libertad y por la democracia nos obliga a honrarlos mediante la continuación de sus esfuerzos.
Nadie quiere morir, sobre todo cuando su vida tiene aún, en condiciones normales, un largo camino por delante. Sin embargo, Juana de Arco tenía 19 años cuando fue llevada a la pira por sus convicciones. Los cinco hermanos Sullivan se alistaron juntos, para servir juntos y murieron juntos antes de sus 30 años en el hundimiento del USS Juneau, durante la segunda guerra mundial. 
No todos podemos ser héroes. Nadie puede pedirnos razonablemente que demos nuestra vida por la libertad. Aunque es cierto que solo una minoría de quienes luchan por la libertad deben pagar el precio de sus vidas, ello no quiere decir que esa lucha esté exenta de riesgos, como lo estamos viendo con horrorizados ojos en nuestra Venezuela.
Hago estas reflexiones porque entre los caminos que se abren por delante a nuestro país hay al menos dos que tendrían, de ser seguidos, un significativo impacto sobre la vida o la muerte de nuestros compatriotas, así como también sobre la futura calidad de nuestras libertades. Se trata de (1), Continuar la lucha o, (2) negociar una salida. Esta encrucijada está a diario abierta ante los venezolanos. Y ambas vías tienen sus partidarios y sus adversarios. Yo me pronuncio por la continuada resistencia, porque la considero la única vía verdadera para la redención de nuestra sociedad, la única manera de llevar a cabo un eficaz lavado espiritual del pueblo venezolano y de lograr la verdadera libertad y democracia. Negociar con quienes nos han arruinado no solo tiene el riesgo de verlos de regreso a los pocos años, ayudados por el dinero mal habido que le robaron al país, sino que viola  todo lo que nos enseñaron en la escuela y en el hogar: el crimen no paga, con los malhechores no se negocia, quien cede en lo pequeño cede en lo grande, ceder en los principios nos rebaja al nivel de los delincuentes.  Pero, además, negociar con los criminales, con los narcos y ladrones que han arruinado al país, niega el sacrificio de quienes han dado su vida por la libertad y la democracia.
El argumento que escucho con insistencia para justificar la negociación, lo que algunos han comenzado a llamar el “salvoconducto”, suena poderoso: Hay que negociar para evitar más muertes. Pero este es un argumento frágil por dos razones: La primera razón, porque negociar será rechazado por muchos compatriotas y ello, lejos de garantizar la paz y la tranquilidad, puede hasta incrementar el conflicto. Hoy, después de años, miles de españoles piden que saquen los restos de Franco de un mausoleo al cual, según ellos, no tiene derecho, mientras los miles de muertos del otro lado yacen en tumbas colectivas y anónimas. Esa pugna no ha terminado en España porque hay una fuerte percepción de injusticia en lo que se negoció. Darle salvoconducto a un El Aissami, a un Cabello, a un Maduro, sería una injusticia que casi garantizaría la permanencia del conflicto, no por subterráneo menos amargo. La segunda razón es que la negociación invalidaría en gran parte el sacrificio de quienes han dado sus vidas por obtener la victoria de la libertad sobre la narco- dictadura. Quienes hoy marchan en Venezuela no quieren una negociación con los criminales, quieren que salgan como lo que son, no como miembros de un ejército honorable que puede irse tranquilo con armas y bagajes.
No es fácil resolver este dilema y no pretendo estigmatizar a quienes hablan de una negociación. Hay mucha gente de bien que sinceramente piensa que así debe ser. Al ponerme del lado de la resistencia continuada, hasta que el narco-régimen haga explosión o implosión, pretendo ser leal a mis valores y, admito, soy, como todos los seres humanos, prisionero de mis prejuicios. 
Como decía Lutero: “Aquí me planto. No puedo hacer otra cosa”.
Todos debemos definirnos, nadie debe continuar sentado en la tribuna. El País está de pie, los venezolanos en todo el mundo están involucrados, protestando contra las embajadas del narco-régimen y contra sus funcionarios.
 Hoy día ha aparecido un fenómeno revelador de la seriedad de nuestra situación. Los familiares de los corruptos (definidos como cualquier representante político del régimen de Maduro) están divorciándose de ellos en público, por medio de cartas. En paralelo los chavistas están siendo abordados públicamente en todo el mundo por gente indignada que los increpa, se ha colmado el vaso de la paciencia. Las estatuas del sátrapa fallecido son derribadas, rotas o quemadas. Se usan excrementos en contra de las fuerzas de la represión. El pueblo se ha quitado los guantes blancos. Todo lo que esto significa es que la sociedad venezolana está harta y que sus cauces naturales de expresar descontento se han visto entorpecidos por demasiado tiempo por un régimen insensible y cruel.


Ello reafirma la necesidad de la justicia porque la violencia y la venganza surgen cuando la justicia se le roba al pueblo.