martes, 20 de junio de 2017

Message to the OAS/Mensaje a la OEA

Urgently needed:  an Organization of Democratic American States, ODAS
The Venezuelan tragedy continues marching towards civil war under the impotent eyes of the OAS. Yesterday a group of irresponsible governments: Nicaragua, Bolivia, Dominica, Saint Kitts and Nevis and Saint Vincent, voted against an OAS resolution on Venezuela. The governments of  Ecuador, El Salvador , Grenada, Dominican Republic, Suriname, Trinidad and Tobago and  Antigua and Barbuda abstained, which amounted to an effective act of blockage since a minimum of twenty three votes were needed to pass the resolution. The rest of the countries, twenty in total, representing 95% of the population in the region, voted against the Venezuelan narco-regime.
This inability to act against a failed state proves beyond any remaining doubt that the OAS has become an organization that violates systematically its own charter. Such an OAS does no longer serve any constructive purpose. Worse, it is now, openly, an organization that allows one of its member governments to kill, imprison and persecute innocent citizens with impunity. Those countries which abstained or voted against the resolution will have their hands full of the blood of citizens fighting for their freedom. These governments will forever be despised by Venezuelans fighting for democracy and by the immense majority of the peoples of the region. Such treason will never be forgotten.  
If the region wants to be able to act in line with principles and values of freedom and democracy which are the reason for the existence of a valid regional organization, it should then move to abandon the current OAS and to create an ODAS, an Organization of Democratic American States, that can act in defense of democracy and freedom without the obstruction of cowardly and mercenary governments. 
Only an Organization of Democratic American States effectively committed to defend democracy and freedom can be really representative of the peoples of the region. As it is today it includes an immiscible mixture of democratic governments and governments which only look to their own selfish interests, in violation of the principles that the organization pretends to defend. These mercenary governments have no role to play in a truly democratic organization and should form their own organization, the OAMS, the Organization of American Mercenary States, with headquarters in Havana or Caracas, one in which they can do all the violating of human rights they wish.  
If what is taking place in Venezuela today is not enough to force the region to act, what is?   
                                        ___________________________   
Se requiere con urgencia una Organización de Estados Democráticos Americanos, OEDA
La tragedia venezolana sigue su  camino hacia la guerra civil bajo la mirada impotente de la OEA. Ayer, un grupo de gobiernos irresponsables: Nicaragua, Bolivia, Dominica, Saint Kits y Nevis y San Vicente votaron en contra de una resolución de la organización en la cual se criticaba al narco-régimen venezolano. Los gobiernos de Ecuador, El Salvador, Granada, República Dominicana, Surinam, Trinidad y Tobago y Antigua y barbuda se abstuvieron, lo cual representó un bloqueo de la resolución, ya que eran necesarios 23 votos para aprobarla. El resto de los gobiernos, 20 en total, representando el 95% de los habitantes de la región, aprobaron la resolución.
Esa incapacidad para actuar en contra de un estado forajido prueba, más allá de toda duda, que la OEA se ha convertido en una organización que viola sistemáticamente su propia Carta. Esta OEA no juega ningún papel positivo. Peor aún, se ha convertido en una organización que permite que un estado miembro asesine, aprisione y persiga ciudadanos inocentes con impunidad. Esos países que se abstuvieron o votaron en contra de la resolución tendrán sus manos llenas de sangre de ciudadanos quienes luchan por su libertad. Estos gobiernos serán despreciados para siempre, esa traición nunca será olvidada.  
Si la región desea actuar en línea con principios y valores de libertad y democracia que son la razón para la existencia de una organización regional válida, debe abandonar la actual OEA y crear una Organización de Estados Democráticos Americanos, OEDA, la cual pueda actuar en defensa de la democracia y de la libertad sin la obstrucción de gobiernos cobardes y mercenarios.
Solo una Organización de Estados Democráticos Americanos, efectivamente comprometida a defender la democracia y la libertad puede ser genuinamente representativa de nuestros pueblos. Lo que existe hoy es una mezcla inmiscible de gobiernos democráticos y de gobiernos que solo atienden a sus intereses egoístas, en violación d los principios que forman la columna vertebral de la organización. Estos gobiernos mercenarios no tienen papel alguno que jugar en una organización verdaderamente democrática y deberían formar su propia organización, llamada Organización de Estados Mercenarios Americanos, OEMA, con sede en La Habana o en Caracas, donde puedan llevar a cabo todas las violaciones de los derechos humanos que deseen.  

¿Si lo que está sucediendo en Venezuela no es suficiente para obligar a la región a actuar, entonces que será lo necesario? 

lunes, 19 de junio de 2017

VEXIMCA, otra empresa militar para la represión y la corrupción

La empresa VEXIMCA, controlada por El Aissami y los militares, importa gases lacrimógenos
Un documento que fue publicado hace días en las redes sociales detalla que Venezuela compró 77.860 bombas lacrimógenas, sencillas (40.000) y de carga triple (37.860), a la empresa Cóndor de Brasil.  La compra estuvo firmada por el Mayor General Giuseppe Angelo Yoffreda Yorio y se hizo el 24 de abril de 2017 a través de la empresa venezolana Veximca. Ver: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article9369356.html
                                                   Directivos de la empresa

Accionistas, Miembros de la Junta Directiva y Representantes Legales
Nombres y Apellidos
C.I o Pasaporte
Acc.
J.D
R.L.
% Acciones
Cargo
Obligación
SAAVEDRA, JOSE AGUSTIN
6181777
No
Si
Si
SUPLENTE
Firmas Separadas
GUTIERREZ GRAFFE, ELSA
7227725
No
Si
Si
DIRECTOR PRINCIPAL VICE-P
Firmas Separadas
NEGRON RANGEL, NORIS
10149718
No
Si
Si
DIRECTOR PRINCIPAL
Firmas Separadas
PEREZ CHIRINOS, ELPIDIO
7959769
No
Si
Si
SUPLENTE
Firmas Separadas
MAYORGA, IVONE PATRICIA
7959254
No
Si
Si
DIRECTOR PRINCIPAL
Firmas Separadas
GONZALEZ, YLEANA JOSE
14675769
No
Si
Si
SUPLENTE
Firmas Separadas
VASQUEZ ORELLANA, EUGENIO
10830620
No
Si
Si
DIRECTOR PRINCIPAL
Firmas Separadas
YOFFREDA YORIO, GIUSEPPE ANGELO
7176268
Si
Si
Si
100.0
PRESIDENTE
Firmas Separadas

Esta empresa es del gobierno y tiene como dirección la vicepresidencia de la república. Algunos de sus miembros son militares y han estado por mucho tiempo en posiciones burocráticas, manejando grandes cantidades de dinero.  Tal es el caso de la Sra. Elsa Gutiérrez Graffé, llamada “La Barbie revolucionaria” en épocas del difunto, quien comenzó como edecán de Chávez y es hoy Vicealmirante. Ha tenido múltiples posiciones burocráticas, incluyendo la presidencia de la empresa Bolivariana de puertos, así como ministro de Transporte Aéreo y acuático. Y es el caso del Mayor General Giuseppe A. Yoffreda Yorio, quien también ha sido ministro de transporte Aéreo y Acuático y sancionado  por la Asamblea nacional por presunta responsabilidad política y hechos de corrupción, ver:  http://www.poderopedia.org/ve/personas/Giuseppe_Yoffreda.
Veximca es una empresa del régimen, controlada por Tareck El Aissami, la cual maneja toda clase de importaciones. Dice ser una empresa de exportaciones pero no exporta nada.  Maneja centenares de contratos de importación, desde neveras hasta armas y material para la represión de los venezolanos, como es el caso de las bombas lacrimógenas. Su carencia de transparencia es total. No tiene ingresos propios y se nutre de las asignaciones que le hace el ‘régimen, casi siempre en forma de créditos adicionales.
Esta empresa es una de las múltiples empresas del estado dadas al control de los militares. Así lo dice Paula Giraud, ver: http://paulagiraud.blogspot.com/   “el Alto Mando y demás militares mayormente Generales de diversos soles, también dirigen Empresas del Estado de la importancia estratégica y de una magnitud económica, como  son todas las INDUSTRIAS BÁSICAS DE GUAYANA, EMPRESAS DEL ARCO MINERO (incluye explotación del Coltrán y Uranio), CONFERRY, CONVIASA, AEROPOSTAL, VENAVEGA, CORPORACIÓN CASA (de alimentos) entre otras, pero las más lucrativas para los militares enchufados son VEXIMCA, SUVINCA Y CORPOVEX que desde hace años tienen la responsabilidad de ser los únicos importadores y receptores de las divisas a 10 bolívares de CENCOEX Y BANDES”. 
En empresas como estas la corrupción y la represión a los ciudadanos van de la mano.


domingo, 18 de junio de 2017

Dos muros: uno de héroes, otro de criminales


En París existe un Arco de Triunfo erigido por Napoleón Bonaparte para celebrar la victoria de Austerlitz. Se trata de uno de los monumentos más famosos del mundo y registra los nombres de los 558 Generales  que participaron en esa batalla. En Washington DC existe un bellísimo monumento en forma de pared hecha de gabro reluciente, con los nombres de 58.195 soldados quienes rindieron su vida en Vietnam.
En Venezuela el régimen actual ha convertido al Panteón Nacional en un arroz con mango.
La gesta venezolana que terminará con el narco régimen chavista ha cobrado vidas, prisiones, exilios y ruina material. Tenemos una deuda con quienes sacrificaron vidas, fortunas y tranquilidad para luchar por liberar a Venezuela de casi 20 años de miseria y crueldad.  Los venezolanos que vivirán en democracia gracias a ellos y ellas deberán honrar ese sacrificio. Una manera de hacerlo  es edificando un muro, una pared, en la cual figuren los nombres de esos compatriotas que pagaron el precio para lograr una Venezuela libre. Los nombres que allí aparezcan deberán ser seleccionados en función del mérito de cada quien. Hay nombres de compatriotas que ya se ven como candidatos naturales a estar allí, para que el país del futuro pueda verlos y agradecer lo que han hecho por nosotros. Pienso en Franklin Brito y en su heroica batalla como ejemplo de entereza ciudadana, como héroe que no vaciló en pagar con su vida una postura basada en valores y principios. Pienso en María Corina Machado, en Antonio Ledezma, en Leopoldo López. Hay una larga lista de venezolanos a quienes se les deberá ese reconocimiento.
Y pienso también que al lado de esta Muro de los héroes debemos erigir otro muro, el de la vergüenza, con los nombres de quienes llevaron el país a la ruina. Tener estos dos muros uno al lado del otro hará posible recordar siempre quienes fueron los criminales y quienes fueron los buenos ciudadanos. El país requiere distinguir los unos de los otros.  Será muy didáctico para nuestros niños del futuro ir a leer en esos muros los nombres de quienes dedicaron sus vidas a enaltecer nuestro gentilicio y de quienes asesinaron la república para obtener poder y riquezas.
Venezuela es un país que necesita con urgencia redefinir la heroicidad, examinar su historia y honrar debidamente a sus buenos ciudadanos. No solo los hombres a caballo han sido nuestros héroes. Junto a Bolívar tenemos una figura ciudadana  de igual dimensión heroica en Andrés Bello. Por cada héroe de batallas tenemos igualmente meritorios héroes civiles. Debemos rechazar el nombre de república Bolivariana para nuestro país porque Venezuela es un país de múltiples héroes y siempre será bolivariana, Uslariana, Bellista, Galleguiana, Varguista, Picónsalista o Betancourista. Nuestra nación fue construida por  hombres y mujeres ejemplares y es absurdo darle un solo nombre, no importa cuán ilustre. Lo que ha pasado con la utilización de un solo nombre  es que este  ha sido usurpado por los criminales. Chávez y Maduro han logrado ensuciar el nombre de  Bolívar, al mezclarlo con la tragedia que ellos han generado en el país.

Los nombres de personas y organizaciones pierden lustre y prestigio cuando se ven relacionados con el crimen y la degradación. Este es el caso del nombre de PDVSA, en cuyas gandolas se transportan hoy drogas en lugar de petróleo y en cuyo nombre se han cometido numerosos actos de mega-corrupción. O de El Sistema, un programa convertido en herramienta de propaganda gubernamental. O de medios de comunicación cuyos nombres eran respetables, hoy puestos al servicio de los ernestos de la información.  

sábado, 17 de junio de 2017

El chavismo nos trajo a Maduro, nada de aliarse con esa pandilla


La dinámica del proceso político venezolano ha llevado a algunos venezolanos demócratas a pensar que la salida de Maduro del poder puede acelerarse mediante una alianza con el chavismo que se le opone. Una alianza de este tipo llevaría a la oposición a coexistir pacíficamente con  gente como Héctor Navarro, Ana Luisa Osorio, Jorge Giordani, Miguel Rodríguez Torres, Clíver Alcalá Cordones, Gabriela Ramírez, Juan Barreto y otros. Los viudos de Chávez pasarían a representar  gente confiable, con la cual los amantes de la democracia pueden sentarse en una mesa y hasta caminar juntos en su oposición al narco-régimen. Existe una tendencia en este momento a pensar que la “revolución originaria” no era tan mala como lo que existe hoy en día y que Chávez si hizo bien las cosas.
Esta tendencia es atractiva para muchos porque suma aliados de circunstancia, un poco de la misma manera que para Inglaterra y USA fue conveniente aliarse con la Rusia de Stalin para derrotar al nazismo. Pero, así como sucedió con el comunismo estaliniano después de ganada la guerra contra Hitler, así sucederá con el chavismo después que Maduro y su narco-régimen se vaya del poder. El chavismo quedará como el nuevo (viejo)  enemigo. Para ese momento un grupo importante de chavistas se habrá insertado en el juego democrático, esperando su oportunidad de repetir la tragedia que se llamó Socialismo del Siglo XXI.
Y esto será inevitable porque el chavismo es la fuente original del desastre venezolano del siglo XXI. Hoy en día vemos como la oposición se ve obligada a defender la constitución de Chávez en contra de la pretensión de Maduro de establecer una nueva Constituyente. Para evitar un desastre mayor muchos opositores se ven obligados a rendir pleitesía a una constitución, la de 1999, que fue creada de manera arbitraria, hecha a la medida de Chávez para perpetuarse en el poder pero, aun así, violada frecuentemente por los mismos que la habían redactado e impuesto al país, integrada por 350 artículos extremadamente prescriptivos y, por ello, incapaz de ser un documento creíble y capaz de guiar al país hacia el progreso.
EL deseo de salir de Maduro está llevando a un grupo de opositores a validar un chavismo que fue el gran pionero y autor del desastre.  Fue Chávez quien inauguró la política de las dádivas, la política del odio, la política de acercamiento a los países forajidos del planeta. Fue Chávez quien creó la alianza de los malandros latinoamericanos integrada por Ortega, Lula, Kirchner, Cristina, Morales y Mujica. Fue Chávez quien pretendió formar una coalición mundial en contra de los Estados Unidos. Fue Chávez quien politizó y arruinó a PDVSA. El populismo no lo inventó Maduro, vino de Chávez. Para 2012, año de la desaparición de Chávez del poder, ya Venezuela estaba arruinada, destruida.
No pretendo decir que Chávez fue el único monstruo.  Maduro ha resultado una pobre caricatura del monstruo original y ha llevado al país a un nivel de total destrucción. Pero salir de él no debe hacernos creer que el chavismo si era bueno. La historia de abusos de poder, de robo, de acercamientos a los peores bandidos del planeta que llevó a cabo el difunto, permanece fresca en la memoria colectiva de los venezolanos.

Salir de Maduro y su narco-régimen es imperativo. Hacerlo pensando que Chávez si hizo las cosas bien y que sus seguidores son gente honorable sería un gravísimo error.  

jueves, 15 de junio de 2017

La transición de combustibles fósiles a energía renovable se acelera

Una historia aparecida en Bloomberg y reproducida por petroleumworld.com,
 ver: http://www.petroleumworld.com/storyt17061401.htm dice (mi traducción):
“Si un solo tanquero puede simbolizar la situación actual del mercado petrolero global es el súper tanquero SAIQ, hoy situado a unos 850 kilómetros al sur de las Islas Canarias”. Este tanquero, agrega el informe de Bloomberg, iba hacia el puerto de Tianjin, en China, cargado con dos millones de barriles. Abruptamente, paró en la mitad de su viaje porque China ya no deseaba comprar el cargamento. La empresa Shell, dueña del cargamento, trató de venderlo a otros clientes sin éxito. Nadie quería petróleo. Esto indica que hay un rebosamiento de los inventarios mundiales  de petróleo y que la política de reducción de producción de la OPEP no está dando resultados.
El Wall Street Journal de hoy Jueves15 de Junio trae una historia similar en su primera página. Dice que el exceso de petróleo en el mundo ha expuesto la fragilidad de la OPEP en sus intentos de rescatar los precios de un producto cuya oferta sobrepasa en mucho la demanda.
Los inventarios de petróleo de los países industrializados continúan aumentando. En el mes de Abril se añadieron 19 millones de barriles y son actualmente mayores que los que existían cuando la OPEP decidió el recorte de producción. Este mes los inventarios globales de petróleo se han situado en un poco más de 3000 millones de barriles.
Mientras tanto, la historia de las fuentes de energía renovables muestra una situación muy diferente. Un artículo de anteayer  en The Guardian, de Inglaterra,  Oil giants need to invest heavily in renewables by 2035, says analysis”, afirma que las empresas petroleras más importantes estarán haciendo el 20% de sus inversiones en energía solar y eólica (viento) en la próxima década. Esto será el caso con BP, Shell, Total y otros gigantes petroleros. Según el análisis la tendencia a una transición hacia fuentes más limpias de energía es ya imparable. Se estima que unos $400.000 millones podrían ser invertidos por las empresas petroleras en energía limpia para el año 2035. Un ejemplo citado es el de Statoil, la empresa petrolera noruega, la cual estará inaugurando el próximo año una colonia de molinos de viento costa afuera, en las cercanías de escocia mientras Shell piensa hacer lo mismo costa afuera de Holanda.
En una reciente reunión de accionistas de Exxon, un 62% votó a favor de obligar a la empresa a tomar más en cuenta el problema del cambio climático, lo cual explica su reciente apoyo al tratado de París y su rechazo a la decisión del Presidente Trump de retirarse de los acuerdos llegados en esa conferencia mundial.
La demanda por fuentes renovables de energía aumentará a un ritmo cinco o seis veces mayor que la demanda por petróleo.  
¿Qué significa esto para Venezuela?
El impacto de esta tendencia sobre Venezuela y su industria petrolera será significativo ya que nuestro país tiene 18 años sin una política petrolera seria y coherente. Los ignorantes que la han manejado, desde Ali Rodríguez Araque hasta Eulogio del Pino, pasando por el desastroso Rafael Ramírez, se han limitado a hablar sin cesar sobre la soberanía petrolera, citando las barrabasadas de Hugo Chávez como si fueran dogma. El resultado ha sido un estancamiento total de la industria petrolera y su situación actual de ruina financiera y colapso operacional, mientras la  corrupción galopante ha enriquecido a centenares de gerentes y de contratistas. Hoy en día la faja del Orinoco está paralizada y está en manos de empresas de dudosa capacidad tecnológica, algunas de ellas simples quincallas diseñadas para llenar los bolsillos de los afectos al régimen.

Un futuro gobierno de Venezuela se encontrará con una industria petrolera en ruinas, sin capacidad financiera, gerencial u operacional y tendrá que tomar medidas de urgencia para salvar lo aún salvable. 

miércoles, 14 de junio de 2017

Habla un travieso “experto petrolero” del chavismo


 Según un señor llamado Fernando Travieso, quien se auto-califica como “experto petrolero” es vergonzoso que se diga que la “empresa con más reservas certificadas del mundo, es decir PDVSA, está quebrada”.
A riesgo de ser objeto de la vergüenza del Sr. Travieso debo decir que así es, la empresa PDVSA está financieramente en la ruina y  al borde de la cesación de pagos. Para ser exactos, ya ha incurrido en cesación de pagos con numerosos proveedores. PDVSA es una empresa que no tiene con qué pagar a sus acreedores. Travieso comete otro error, un doble error, al decir que PDVSA posee las mayores reservas certificadas del mundo. PDVSA no posee reservas petroleras. La nación venezolana posee reservas petroleras. Además, esas reservas “certificadas” son un fraude llevado a cabo por PDVSA para inflar las reservas petroleras probadas de la Nación con fines políticos.   

Agrega Travieso que “PDVSA es la compañía más valiosa del planeta". Y reta públicamente que alguien le consiga una empresa con mayor valor.  Si consideramos solamente las empresas petroleras PDVSA no figura entre las diez más valiosas del planeta, ver: http://www.investopedia.com/articles/personal-finance/010715/worlds-top-10-oil-companies.asp . Si consideramos empresas no petroleras, vemos que Amazon tiene un valor de mercado casi cuatro veces superior a PDVSA y Wal-Mart dos veces mayor que PDVSA. Un artículo en la revista FORBES llama a PDVSA la “peor empresa petrolera del mundo”. Eso sí es vergonzoso.
Finalmente, el  travieso “experto”  Travieso dice que hay “luminarias diciendo que el petróleo se va a quedar bajo tierra porque no tiene utilidad". El “experto” ni siquiera cita correctamente lo que se dice hoy a nivel del sector de la energía. No se dice que el petróleo “no tiene utilidad” sino que la tendencia mundial es a su progresivo reemplazo por fuentes más limpias y renovables de energía. Y se agrega que los yacimientos más vulnerables a ser descartados en el futuro son los más contaminantes, es decir, los de petróleo extra pesado como el de la faja del Orinoco. Cuando se ve que los recursos de hidrocarburos de la faja del Orinoco durarían 200 años a la tasa actual de producción y la tendencia mundial es a desplazar al petróleo como fuente primordial de energía en los próximos 50 años, se puede advertir claramente que muchos de los recursos presentes en la Faja podrían estar condenados a quedarse con los crespos hechos. Esta probabilidad se acentúa al ver que en los últimos 18 años el chavismo no ha hecho absolutamente nada, que no sea hablar pendejadas, para desarrollar estos recursos.


Los “expertos” petroleros del chavismo realmente dan ganas de reír y de llorar. 

martes, 13 de junio de 2017

La Gran Rebelión del 17


El estudiante leyó por enésima vez la chuleta (En Venezuela, nombre que se le da a una ayuda de memoria)  que había preparado para presentar su examen de historia. En particular, leyó sobre lo que se llamó la rebelión del 17, porque el profesor se había extendido bastante en este evento y pensaba que sería una de las preguntas que le harían. La chuleta decía así:
                                                 La gran rebelión del 17
En 2017 la situación del país se había tornado insoportable. Las encuestas coincidían en darle a Nicolás Maduro un 90% de rechazo. Su pretendida Asamblea Nacional Constituyente recibía, igualmente, un rechazo casi unánime del pueblo venezolano a todos los niveles. La oposición marchaba sin descanso, casi a diario, mientras la corrupta Guardia Nacional reprimía con saña, con el sadismo propio de los resentidos. Los países de la región, indiferentes por muchos años ante la tragedia venezolana,  comenzaban a actuar, finalmente galvanizados por la prédica incesante del Secretario General de la OEA, Luis Almagro.
El régimen de Maduro tenía, sin embargo, el apoyo de la Fuerza Armada venezolana, institución que anidaba generales asociados al tráfico de drogas y miembros involucrados en los delitos de extracción de combustible hacia los países vecinos y de especulación con los alimentos que le habían sido confiados para su distribución. El presidente Maduro les halagaba constantemente, comprándole automóviles, dándole casas, trayéndole juguetes bélicos, todo para mantenerlos leales al régimen. Debido a ese apoyo el régimen parecía imposible de derrocar. Para complicar más la situación de quienes protestaban, un grupo de venezolanos que decían no estar ni con el gobierno ni con la oposición, los llamados Ni-Nis, pedía con insistencia una negociación con el régimen, a fin de lograr lo que ellos denominaban una “solución pacífica” de la crisis.
El precario equilibrio de fuerzas comenzó a cambiar cuando la Fiscal General de la república, Luisa Ortega Díaz, por años ardiente defensora del chavismo, decidió cambiar de postura frente al régimen y denunció el llamado de Maduro a la Asamblea Nacional Constituyente por violar la Constitución y por ser dañina para el país. La Fiscal General fue más lejos y pidió la remoción de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia por considerar que habían sido nombrados a espaldas de las leyes, así como de los miembros del Consejo Nacional Electoral, quienes eran igualmente ilegítimos y convalidaban la convocatoria a la Constituyente hecha por  Nicolás Maduro. De inmediato, el régimen calificó a la Fiscal General de traidora y de corrupta, a pesar de haberla considerado como una de sus más distinguidas representantes por mucho tiempo. En su afán de antagonizar a la oposición, tutelado por el gobierno cubano de Raúl Castro, el presidente Maduro insistió en llevar a cabo la votación para su Constituyente, para la cual se habían inscrito como candidatos una gran cantidad de adulantes del régimen, la mayoría miembros de la pandilla criminal pero también algunos colaboracionistas y Ni-Nis.
Ese día de la votación llegó a su máxima intensidad la rebelión del 17 en contra del gobierno de Nicolás Maduro. El pueblo se volcó en las calles y acordonó los sitios de votación, los cuales estaban inicialmente protegidos por la Fuerza Armada. Cuando los militares en uno de los recintos comenzaron a reprimir a los manifestantes se presentó una batalla campal entre el pueblo y los soldados, la cual generó varias muertes. Al conocerse este suceso, muchos grupos de la fuerza Armada en la ciudad capital y en el interior de la república se pronunciaron a favor del pueblo y se alinearon con la oposición. Grupos de colectivos que intentaron sumarse a la represión en contra del pueblo fueron rápidamente neutralizados por los soldados plegados a la oposición. A escasas horas de estos sucesos, en medio de una gran tensión colectiva, la Asamblea Nacional declaró una huelga general indefinida.
A la mañana siguiente Venezuela se encontraba totalmente paralizada. La Fuerza Armada se dirigió al país anunciando el arresto de Nicolás Maduro y de sus cercanos colaboradores, unas cien personas en total. El Alto Mando Militar fue reemplazado y sus integrantes reducidos a prisión. La Asamblea Nacional, reunida con el nuevo Alto Mando Militar decidió llamar a elecciones presidenciales en un período no mayor a seis meses. Se anunció la formación de un gobierno de transición con el presidente de la Asamblea Nacional como presidente de transición. Los presos políticos fueron puestos en libertad y se anunció el regreso de los exiliados.
El gobierno de transición invitó a la comunidad internacional a apoyar la democracia venezolana y ayudar en el proceso de reintegro de Venezuela a la comunidad de naciones libres y democráticas.
Así comenzó la nueva etapa democrática en Venezuela, la cual lllevó a una etapa de gran progreso nacional, durante la cual se han turnado en la presidencia del país seis miembros destacados de aquella oposición que lideró la Rebelión del 17.  
Nueva chuleta:

LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL DE MAYO, 2018

lunes, 12 de junio de 2017

La fábrica de ciudadanos: programa bandera de la democracia venezolana futura


ENTREGA #6001 EN MI BLOG

En visita que hiciera el premio Nobel de economía Douglass North a Venezuela, hace ya muchos años, nos dijo algo que nunca he olvidado: La leyes, las constituciones son importantes pero lo fundamental para el éxito o el fracaso de una sociedad es la actitud de sus miembros.,
Pocas sociedades como la venezolana ilustran la sabiduría de estas palabras. Después de 27 o 28 constituciones y a pesar de  la existencia de una selva de leyes la sociedad venezolana se ha debatido por años ya entre la anomía y la guerra civil. Hoy en día la sociedad venezolana se ve forzada a defender una constitución muy imperfecta, promulgada hace menos de 20 años, de un intento grotesco de cambiarla por otra a ser redactada por un lumpen de ladrones, adulantes y semi-analfabetos.
 Cuando De Tocqueville visitó a los Estados Unidos se maravilló de la armonía social reinante y comentó que ella no se debía a la calidad de las leyes tanto como a lo que denominó “los hábitos del corazón”. Es decir, las costumbres y actitudes de su gente: frugales, industriosos, religiosos, de gran solidaridad social, de acentuada confianza en los demás. Era, en breve, un país de buenos ciudadanos, no de tribus aisladas o de individuos rapaces, cada quien tratando de obtener ventajas de los demás.
Si hay un ingrediente mágico que la sociedad venezolana requiere para su progreso es pasar de ser un gentío a ser un país de buenos ciudadanos activos. Ser un buen ciudadano activo es más que ser simplemente un buen ciudadano. El buen ciudadano a secas es alguien que no hace nada malo pero tampoco posee una actitud pro activa en favor de la comunidad. Hace años sugerí que en Venezuela la población se dividía en una mayoría de buenos ciudadanos pasivos, con una minoría de buenos ciudadanos activos y un porcentaje relativamente alto de gente indiferente y de criminales. Para ilustrar el problema podemos suponer que la sociedad venezolana se compone de un 60% de buenos ciudadanos pasivos, de un 20% de buenos ciudadanos activos y de un 20% de un lastre de gente indiferente y hasta criminal.
Si esta distribución es aproximadamente correcta, ¿como podríamos mejorar la calidad de nuestra sociedad a fin de garantizar su progreso? Mi respuesta es: convirtamos la mayor cantidad posible de buenos ciudadanos pasivos en buenos ciudadanos activos. Este debe ser nuestro negocio medular, así como para PDVSA debería ser producir petróleo, no importar pollos.
Por supuesto, esto se dice fácil pero es una tarea difícil para la cual no hay atajos. Pero hay que hacerla y no se ha hecho.  Pienso que hacerla debe ser uno de los programas bandera de un nuevo gobierno democrático. No es lo único que habrá que hacer en Venezuela pero es una de las tres o cuatro  tareas más importantes que deberemos enfrentar.
Y ¿cómo hacerla?
UNA FÁBRICA DE CIUDADANOS ACTIVOS
Una tarea de esta naturaleza es de naturaleza educativa. Requiere un período de tiempo que claramente excede los límites de un ciclo presidencial de cinco años por lo cual debe ser un programa que sea acordado por las diferentes tendencias políticas democráticas que existan en el país. Estimo que sus plenos frutos se verán en unos 20 años, es decir, necesitará continuidad durante un mínimo de cuatro gobiernos.  Se trata de establecer una “fábrica de ciudadanos activos” en las escuelas venezolanas. No re-editar el esfuerzo tibio de lo que se llamó “Educación Cívica”, hoy prácticamente desparecido de nuestro sistema educativo debido a la apatía de los mismos maestros, sino un programa de Educación Ciudadana que en todo sentido tenga tanta jerarquía y disciplina en su aplicación como la enseñanza del idioma o de las ciencias. Este programa debe comenzar desde el primero o segundo año de primaria y continuar por todos los años de formación del  niño/joven, hasta su salida de la universidad.
En la década de los 90 una pequeña ONG que fundé, llamada Pro Calidad de Vida, llevó a cabo un programa de este tipo en pequeña escala en algunas escuelas de Caracas. Fue planificado por un pequeño grupo de esa organización, cuyos nombres he mencionado en otras oportunidades, con la ayuda de estudiantes universitarios voluntarios, entrenados por nosotros para ser tutores. Llegamos a tener unos doce mil niños en el programa. Lamentablemente no pudimos continuarlo o  evaluarlo debidamente por la llegada de Hugo Chávez al poder y la negativa del nuevo régimen a permitir nuestra presencia en las escuelas. En ese programa se hablaba con los niños de conceptos tales como buena ciudadanía,  solidaridad,  uso eficiente del tiempo,  la manera de manejar un presupuesto familiar, la ética, la responsabilidad, derechos y deberes ciudadanos, es decir,  de todos aquellos ingredientes que caracterizan a un buen ciudadano activo. Recuerdo que muchos padres se acercaron a nosotros para preguntarnos si ellos también podrían recibir esas clases.
Pienso que un programa de estas características, llevado a la jerarquía de un programa bandera de los gobiernos democráticos, con la ayuda de organismos nacionales e internacionales, de largo aliento, no politizado, podrá generar en un período mínimo de 20 años toda una nueva generación de venezolanos, con actitudes más constructivas, quienes hayan aprendido a remar juntos en la misma dirección a pesar de sus diferencias ideológicas o de pertenencia a diferentes estratos sociales. Por supuesto, sería un programa que nunca deberá terminar.

Venezuela requiere una masa crítica de buenos ciudadanos  activos para salir del foso y esta es, no veo otra, la mejor vía para hacerlo. No es una vía rápida porque las vías rápidas en educación no existen, véase el desastre de la universidad bolivariana. Pero le daría a los venezolanos del futuro el ingrediente que nos recomendara Douglass North: una actitud propicia para el progreso social. 

domingo, 11 de junio de 2017

MI ARTÍCULO NÚMERO 6000: HACIA UNA VENEZUELA DIGNA



Este blog comenzó en Julio del 2007, hace unos 3900 días. En este intervalo he escrito un promedio de 1,5  artículos diarios. La mayor parte en español pero muchos en inglés, la inmensa mayoría sobre Venezuela y, en particular, sobre temas petroleros y políticos. La denuncia de la corrupción ha ocupado una buena parte de mi atención, debido a lo cual he recibido en varias ocasiones amenazas de demandas por parte de quienes están relacionados con actos irregulares en perjuicio del patrimonio venezolano. Una buena parte de estos artículos han descrito la manera como Venezuela ha ido cayendo en un foso de podredumbre y abuso de poder por parte de una pequeña pandilla de ladrones civiles y militares, apoyados por la fuerza de las armas. La urgencia diaria de comentar lo ocurrido en estos años de oprobio para el país rara vez ha podido dar paso a la reflexión sosegada sobre nuestros problemas y de cómo resolverlos de manera estructural. Es un blog contagiado por la angustia del venezolano que observa como el país se va al foso, debido a la acción criminal de un petroestado convertido en un narcoestado, debido a la entrega traidora de soberanía que Chávez hiciera al castrismo cubano.El blog habla de cómo la Fuerza Armada venezolana ha contribuido decisivamente a esa tragedia y cómo los ciudadanos han pasado de la inacción al heroísmo, finalmente convencidos de que la protesta masiva y perseverante es la única vía que nos llevará a la extirpación del horrible cáncer político que carcome a la nación. Hoy, después de 18 años, el país está finalmente de pie frente a la pesadilla que ha sido el matrimonio de Frankenstein con el hombre lobo, esa cópula maldita entre el  chavismo/madurismo y el castrismo cubano.
Es mi deseo que esta pesadilla termine pronto y que el país recobre su identidad democrática y de libertad, a fin de poder iniciar su reconstrucción. Esa nueva Venezuela encontrará un paisaje destruido, unas finanzas en quiebra y millones de sus ciudadanos acostumbrados a depender del estado, como consecuencia del perverso populismo/paternalismo llevado a cabo durante estos años, en los cuales un millón de millones de dólares de ingresos fueron robados, desperdiciados o regalados, en un vano intento de mantener a todos los pobres leales al régimen y de comprar adhesiones internacionales.
El día que Venezuela decida retomar la senda de la civilización y de la decencia en el gobierno, ese día este blog tratará de cambiar su fisonomía hacia el análisis de lo que hay que hacer en el futuro, comprendiendo que en ese futuro ya no podremos jugar papel alguno. Serán otros venezolanos quienes tendrán esta tarea por delante, será su Venezuela la que tendrán que reconstruir.
Espero que en esta tarea que viene mis compatriotas puedan aceptar las verdades que demasiados han desconocido en el pasado:
1a verdad: No hay atajos posibles hacia la grandeza nacional. Los vendedores de elixires mágicos son farsantes, a quienes hay que enviar al cesto de la basura.
2a verdad: Un país de habitantes tiene que dar paso a un país de ciudadanos
3a verdad: La corrupción debe ser estigmatizada a nivel social y castigada a nivel legal. Sin un rechazo decidido a los corruptos nunca existirá  una Venezuela digna y grande
4a verdad: Una política de subsidios y limosnas nunca podrá derrotar a la pobreza. Las políticas para derrotar a la pobreza deberán ser de naturaleza estructural, en particular en las áreas de educación, salud y  creación de empleo.
5a verdad: Un país con gobiernos dictatoriales, de ideologías estatistas y xenófobas, va inevitablemente a la ruina. Los ejemplos están a la vista: Corea del Norte, Libia, Siria, Cuba. Insistir en cometer los mismos errores que han cometido esos gobiernos forajidos es una señal de estupidez
6a. verdad: No es posible progresar pensando que somos más listos que los extranjeros que van al país a  invertir. Cambiar las reglas del juego a los extranjeros cuando ello resulta en nuestro beneficio proporcionará solamente ventajas temporales y seguras derrotas de naturaleza permanente.  
7a. verdad: La industria petrolera venezolana está destruida y tendrá que manejarse bajo un modelo diferente. PDVSA es irrecuperable y la ventana de oportunidad para el petróleo de la faja del Orinoco tendrá una ventana de oportunidad no mayor a los 30 años. Mucho de ese petróleo jamás será producido. La producción petrolera venezolana probablemente no pasará ya de los dos a tres millones de barriles diarios y deberá enfatizar la  extracción del petróleo liviano remanente.
Hay otras verdades que se presentan claramente ante los ojos de la sociedad venezolana, generadas por la trágica experiencia de estos 18 años pero todas estas verdades y las otras que puedan existir tienen un denominador común: la actitud del venezolano frente a sus derechos y deberes ciudadanos. Si no logramos cambiar esta actitud nunca saldremos del foso. Toda discusión ante constituciones y leyes palidece ante la importancia fundamental que tiene una correcta actitud ciudadana.
En mi artículo 6001 analizaré lo que hay que hacer en este campo y haré algunas sugerencias sobre cómo es posible  lograr este cambio actitudinal.

 Agradezco a los lectores que me han seguido durante estos años. No sé cuántos leerán finalmente mis artículos pero los escribo siempre con la esperanza de que sean muchos. Pero si es solo un compatriota, ya ello sería suficiente para justificar el esfuerzo. 

sábado, 10 de junio de 2017

NOSTALGIA DEL FUTURO



Una reflexión sobre el tiempo, para leer en fin de semana
Through the unknown, unremembered gate
When the last of earth left to discover
 Is that which was the beginning;
 At the source of the longest river 
The voice of the hidden waterfall
and the children in the apple-tree”
T.S. Eliot, “Four Quartets”.

 Pienso con ocasional nostalgia en el pueblo en el cual pasé mi feliz niñez y adolescencia, Los Teques. Lo recuerdo como un sitio mágico, donde enterraban a los muertos al ritmo de las guarachas, llevados por una carroza a la cual Aquiles Nazoa llamaba la Muertorola y donde uno de los poetas del pueblo alegaba que su mejor poema era “La Vuelta a la Patria” de Pérez Bonalde. Los Teques era un pueblo amable, de bellas jóvenes, grandes maestros y gente pintoresca, donde árabes y judíos vivían en plena armonía y el cura del pueblo era tan aficionado a los toros que lo llamaban el Diamante Negro.  Esa nostalgia de Los Teques es dulce y siempre es una deseable invitada en mi mente.  
Experimento otra nostalgia, esta vez del futuro, la cual es menos dulce y tiene un componente de tristeza porque pertenece a lo que no he vivido ni podré vivir. Se trata de una nostalgia sobre lo que ocurrirá sin mi conocimiento, de los viajes a otros planetas que otros harán, de los descubrimientos sobre el universo y sobre el hombre que maravillarán a la humanidad.
Leo, por ejemplo, el testimonio de un viajero interplanetario en algún momento del futuro. Dice: “Alastor es un manojo de treinta mil estrellas y detrito interestelar, aferrado al borde interior de la galaxia, entre el Golfo Nonéstico y el Alcance Gaénico. El viajero puede observar al aproximarse un impresionante espectáculo de constelaciones blancas, azules y rojas; cortinas luminosas interrumpidas por tormentas de polvo cósmico, flujos de estrellas y gases fosforescentes”.  En este manojo de estrellas, narra el viajero,  viven millones de millones de personas en más de cinco mil mundos.
¡Cuánto  me hubiera gustado ser uno de estos viajeros!
Ese es, por supuesto, un testimonio imaginario, escrito por Jack Vance, mi autor favorito de ciencia-ficción. Pero me hace pensar que habrá un momento en el tiempo, no sabemos cuan cercano o lejano, cuando el hombre viaje libremente a través del cosmos, colonice miles de cuerpos estelares y llegue a sentir nostalgia del pasado, cuando sus antepasados más remotos  estaban reducidos al pequeño y frágil planeta Tierra y apenas habían viajado a la Luna, es decir, a la vuelta de la esquina.
A pesar de su gran sabiduría  la naturaleza olvidó darle al hombre la capacidad de recordar el futuro, así como recuerda el pasado. Y recordar el futuro podría ser factible pues hoy se piensa que el tiempo es circular, no lineal, y que el pasado y el futuro son como una serpiente que se muerde la cola. Esto que algunos científicos están postulando fue intuido, quizás de manera imperfecta, por Jorge Luis Borges quien decía que el río del tiempo fluía hacia el pasado. La noción del tiempo como circular significa que, al caminar hacia el futuro estaremos, en algún momento, llegando a nuestro punto de partida. Así también lo expresaba el poeta  T.S. Eliot cuando decía (“Four Quartets”):
We shall not cease from exploration, and the end of all our exploring will be to arrive where we started and know the place for the first time”
No dejaremos de explorar y el final de nuestra exploración será llegar al lugar desde donde partimos y reconocer el lugar por primera vez.
La tristeza que acompaña la nostalgia del futuro no está presente en la nostalgia del pasado. Existe en nosotros la fuerte sensación de que el pasado no ha muerto y que aún existe, simplemente en algún otro lugar. En ese otro lugar soy y siempre seré un niño y mis padres estarán siempre conmigo, en un bloque de tiempo que nunca desaparecerá y que puede ser “revivido” en nuestra mente. En esos bloques de tiempo estoy en la escuela, escuchando a mi maestra de primaria o caminando en Los Teques junto con mis amigos o recibiendo mi diploma de geólogo en la universidad. Es posible pensar que no es el tiempo el que pasa sino uno el que pasa a través del tiempo, montado en el tren que nos lleva al futuro.  
Los filósofos modernos, cuando hablan del tiempo, dicen: Nerón, usted y la primera colonia en Marte siempre existieron, existen y siempre existirán y están en flujo continuo. El tiempo, agregan,  actúa como un reflector que ilumina solo una porción de la realidad en un momento determinado y esa porción es el presente. El pasado queda en la penumbra, el futuro aún está sumido en la oscuridad.  
Según esta concepción del tiempo la muerte es dejar de estar bajo el reflector.  Para quienes viven es posible mover en sus mentes  ese reflector a fin de iluminar, al menos fugazmente, el pasado.  

Así lo comprendió Thornton Wilder, cuando escribió (El Puente De San Luis Rey): “Hay una tierra de los vivos y una tierra de los muertos y el puente que las conecta es el amor”.