miércoles, 18 de octubre de 2017

CUATRO PASOS INDISPENSABLES PARA LA RECUPERACIÓN ESPIRITUAL Y MATERIAL DE VENEZUELA


En un escrito anterior ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2017/10/venezuela-debe-regresar-las-calles-el.html dije que en Venezuela deberán suceder cuatro eventos  como condición indispensable para recuperar la dignidad y lograr la redención del país. De seguidas paso a comentarlos en mayor detalle:
1.    Los miembros principales de la narco-dictadura deberán ser investigados, enjuiciados y castigados por sus horribles crímenes contra el país
Ciertamente hay, por dar un número documentable,  unos 600 militares y civiles que deben ser investigados y enjuiciados por su papel en los crímenes que el chavismo-madurismo han cometido en contra del país. Una primera lista de miembros y amigos del régimen que deberían ser objeto de una investigación debería incluir, según la información de dominio público sobre ellos, a:  Nicolás Maduro, Cilia Flores,  Adán Chávez,  María Gabriela Chávez, Diosdado Cabello, Jorge Giordani, Elías Jaua,  Rafael Ramírez, Ali Rodríguez Araque, Néstor Merentes, Eulogio Del Pino,    Pedro Carreño, Calixto Ortega, Maikel Moreno, Jorge Rodríguez Gómez, Delcy Rodríguez Gómez, Tibisay Lucena, Tarek William Saab, Tareck El Aissami,  Alejandro Andrade, Vladimir Padrino López, Hugo Carvajal, Ramón Rodríguez Chacín, Antonio Benavides Torres, Jorge Carneiro, Néstor Reverol, Ernesto Villegas, Isaías Rodríguez, Wilmer Ruperti, Henry Rangel Silva, José Vicente Rangel, Mario Silva, Luis Britto García, Darío Vivas, Earle Herrera, Maximilien Sánchez Arvelaiz, Roy Chaderton Matos, Francisco Rangel Gómez, Francisco Arias Cárdenas, Jorge Valero, Jesse Chacón, Wilmer Castro Soteldo, Carlos Mata Figueroa,  José David Cabello, José Gregorio Vielma Mora, Jacqueline Farías, Héctor Rodríguez, Ricardo Sanguino, Justo Noguera Pietri, Luisa Estela Morales Lamuño, Eladio Aponte Aponte, María Iris Varela, Arcadio Delgado Rosales, Aristóbulo Istúriz, Gladys María Gutiérrez Alvarado, Francisco José Ameliach Orta, Elvis Eduardo Hidrobo Amoroso, (a) Elvis Eduardo  Amoroso, Freddy Bernal, Francisco Antonio Carrasquero López, Andrés Guillermo Izarra, William Alfredo Castillo Bolle, Eleazar Díaz Rangel, Desiré Santos Amaral, Héctor Alberto Dávila Mendoza, José Salamat Khan Fernández, Eudomar Rafael Tovar, Rodolfo Clemente Marco Torres, Jorge Alberto Arreaza, Miguel Eduardo Rodríguez Torres, Gustavo Enrique González López, Iván Rafael Hernández Dala, Alexis López Ramírez, Rafael Alfredo Sarría Díaz, Danilo Díaz Granados, Adrián José Vázquez Figueroa, Roberto Rincón, Hermann Escarrá Malavé, Haiman El Troudi, Elías Eljuri, Carlos Aniasi Turchio,  Diego Molero, Ramón Carrizales, Lucas Rincón Romero, Samark López Bello. Para llevar a cabo esta investigación y enjuiciamiento deberá crearse una organización autónoma, integrada por expertos venezolanos y extranjeros que preparen los documentos de apoyo al proceso. Bajo ningún concepto deberá negociarse una Ley de Amnistía, lo cual sería una aberración y en la cual ya hay gente sin escrúpulos trabajando.
La razón de este proceso es sencilla. La impunidad garantizaría el retorno de la pesadilla. Si no hay castigo es seguro que dentro de pocos años tendremos en Venezuela otro Chávez u otro Maduro, probablemente un miembro de la pandilla chavista  que regresará al país con su dinero mal habido ya lavado y utilizado para financiar su campaña presidencial.  
Venezuela no podrá recuperar su dignidad como Nación y su posición en el mundo civilizado si no hay castigo para los culpables del desastre
2.      La Fuerza Armada venezolana, este inmenso parásito que se ha chupado a Venezuela como parte de la pandilla chavista,  deberá ser objeto de una purga ejemplar y de una reducción en su tamaño, cuando no de eliminación total, admitiendo que este paso no será fácil de lograr
Nadie podrá acusarme de exageración cuando digo que la Fuerza Armada venezolana es un cáncer primario de la sociedad venezolano. Ello no es un fenómeno exclusivo de la etapa chavista-madurista pero es en esta etapa que se ha manifestado en toda su virulencia, en todo su horror. Nunca antes en nuestra historia se había visto el espectáculo de una fuerza armada comandada por traidores a su misión y a la constitución, integrada por oficiales ladrones, contrabandistas o narcotraficantes, cómplice descarado de una dictadura o arrodillada  frente a un gobierno extranjero como el cubano. La dictadura venezolana es un híbrido en el cual los militares ocupan posiciones claves y se han adueñado de los negocios más productivos de país, la mayoría de ellos ejercidos de manera criminal, ver: http://runrun.es/nacional/venezuela-2/249995/militares-consolidan-su-poder-economico-con-11-companias-creadas-por-gobierno-de-maduro.html . Mientras una organización como esta continúe activa en el país, actuando de esta manera, Venezuela seguirá siendo un país de medio pelo, atrasado y esclavo de las pandillas criminales armadas. 

3.      La Venezuela post-chavista deberá abrirse al mundo democrático en busca de ayuda, eliminando toda asociación con los gobiernos forajidos del planeta, desconociendo aquellos arreglos financieros que se hayan hecho al margen de la constitución venezolana
Venezuela tiene casi 20 años atada a los regímenes forajidos del planeta: la Cuba de los Castro, la Siria de Asad, la Nicaragua de Ortega, la Libia de Gadafi, etc. La combinación de esta perversa alineación con la ineptitud y corrupción del régimen chavista ha colocado al país en los últimos lugares sociales y económicos.  Se impone una total ruptura con este mundillo de atraso y de miseria. Un nuevo gobierno democrático deberá emprender el regreso de Venezuela a la comunidad civilizada de naciones, estableciendo relaciones económicas, sociales y políticas con los países desarrollados o en desarrollo democrático. Aquellas transacciones financieras hechas con países extranjeros que prueben ser ilegales deberán ser desconocidas y los funcionarios responsables debidamente castigados por la justicia.

4.      Deberá llevarse a cabo un profundo cambio actitudinal en la sociedad venezolana en lo concerniente a los derechos y deberes de sus miembros. Si ello no sucede el país quedará indefinidamente relegado a los peldaños inferiores del desarrollo, junto a los países más miserables del planeta. 
Los venezolanos debemos de dejar de pensar en soluciones mágicas para el país. No es posible escapar a la pobreza a fuerza de limosnas y subsidios, como lo quiso hacer el difunto, sin educarnos y trabajar. No es posible ser una potencia mundial, como lo pregonaba el corrupto difunto y lo pregona todavía el payaso que ocupa la presidencia. No es posible ser un país soberano e independiente arrodillándonos frente a Cuba. No es posible ser médico o ingeniero a base de una educación fraudulenta, como la que han creado las universidades “bolivarianas”. No es posible seguir pensando en nuevas asambleas constituyentes o nuevas constituciones cuando lo realmente necesario es un cambio actitudinal de los venezolanos frente a sus derechos y deberes ciudadanos.
Venezuela tendrá que convertir a su gentío, a sus masas ignorantes e indiferentes, a sus legiones que lo esperan todo del estado benefactor,  en ciudadanos. Eso se puede lograr mediante un programa nacional de largo alcance, ver: https://www.lapatilla.com/site/2017/06/12/gustavo-coronel-la-fabrica-de-ciudadanos-es-clave-para-nuestro-progreso/
Estos cuatro pasos no son los únicos pero sin ellos no será posible salir del pantano en el cual chapotea la nación venezolana, un pantano de atraso, miseria, ignorancia, corrupción y mediocridad. Es necesario vernos en el espejo tal cual somos, basta de mentiras piadosas, de atajos dañinos, de sueños irrealizables, de promesas incumplibles.

Educarnos, trabajar, esa es la única vía que conduce al progreso. No hay otra. ¿Lo comprenderemos algún día? 

martes, 17 de octubre de 2017

A LETTER TO THOMAS SHANNON


With Delcy Rodiguez and Diosdado Cabello, two members of the gang 

Dear Mr. Shannon:
 After reading your interview in the daily El Pais, Madrid, I was confirmed in my suspicions that you are not the man who can effectively contribute to a solution to the Venezuelan tragedy, see:  http://www.el-nacional.com/noticias/shannon-nuestras-sanciones-venezuela-tratan-forzar-acuerdo_208155
These were the questions put to you on Venezuela by El Pais:
P. Venezuela es el punto más caliente de Latinoamérica. ¿Después de las sanciones, cuál es el siguiente paso de EE UU?
R. Habrá que esperar a ver qué pasa con las elecciones regionales. Pueden representar otro empujón para sentar al Gobierno en la mesa y que busque con la oposición una salida pacífica y democrática a la crisis. Nuestra política y nuestras sanciones tratan de forzar un acuerdo. Dicho metafóricamente: cuando uno está fundiendo acero, necesita mucho calor en el crisol. Pero al final del día son los venezolanos quienes tienen que encontrar una solución. Fue el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero quien dijo que el problema de Venezuela es de convivencia. Y el mismo presidente de la Asamblea, Julio Borges, afirmó una vez que los venezolanos son los que deben decidir si quieren reconciliarse o pelear.
You say that your primary objective is to force an agreement between the government and the opposition. Your error is to characterize the Venezuelan situation as a problem between two morally equivalent forces, between “normal” political adversaries equally legitimate and equally posessed of the best intentions to behave within democratic bounds. This is, of course, not the case and anybody who wants to see it can see it.  To melt steel more heat will be needed, although I recognize that the U.S. government is the one leading the charge against the Maduro regime as far as sanctions are concerned.
It is equally incorrect to say that the problem of Venezuela will be solved by friendly co-existence. The problem, the tragedy of Venezuela is one of a corrupt, rogue regime, repressing and ruining Venezuelan society in the most atrocious manner, with the complicity of a rotten Armed Force top echelon. This is also evident to the eyes that want to see. For every quote of untrustworthy Mr. Zapatero defending peaceful coexistence I could supply you with hundreds of quotes from Venezuelans who will not tolerate such cowardly behavior.
You are asked:

P. Pero el presidente de EE UU ha llegado a apelar a la opción militar.
R. El presidente mantuvo una serie de reuniones y llamadas telefónicas con todos los líderes del hemisferio y estos le comunicaron la importancia de la no intervención. Pero lo que el presidente está expresando es que la paciencia de la región tiene un límite.
As an experienced Latin American and, particularly, Venezuelan hand you will surely know that intervention has more than one meaning and that the OAS has an Interamerican Democratic Charter that actually calls for action from the organization when a member country suffers an institutional and democratic breakdown. Fear of intervention is still linked to the old type of unilateral U.S. intervention in Latin America but this is not the type of intervention the OAS is authorized by the Charter to carry on.  Of course, Latin American diplomats also know about the different types of intervention but they frequently choose to stick to the old cliché. As a seasoned diplomat you could have explained the posture of the U.S. to your colleagues in the region.
To the question
P. ¿Hay peligro de golpe interno por parte de los militares?
You answered:
R. Desde 1958, las fuerzas armadas venezolanas no se han metido en política doméstica. Y es muy importante que, con todos los problemas que les aquejan, incluidas las acusaciones de corrupción, mantengan una posición institucional y constitucional.
This is an absurd answer. The Venezuelan armed forces have always been ivolved in domestic politics, to a greater or lesser degree, But since the arrival of Chavismo in power this involvement has become so intense that today Venezuela can be said to be a military-civilian dictatorship, in line with Chavez policy, as dictated by his old mentor, the fascist Norberto Ceresole. The Venezuelan Armed forces are an integral part of the Venezuelan narco-regime. They cannot “maintain” an institutional or constitutional position because, since Hugo Chavez came in power, they haven’t had one. For them to adopt a constitutional and institutional attitude would be sufficient to end the Venezuelan tragedy and such a posture could not possibly be defined as a military coup. A military coup is precisely the opposite, what has taken place under this so-called revolution.
 And you know it.
I am very disappointed in your behavior. I remembered you differently,
Gustavo Coronel
Virginia, USA  



lunes, 16 de octubre de 2017

LOS DOS ÚNICOS CAMINOS DEL VENEZOLANO: RESISTENCIA O ESCLAVITUD


El descaro del ladrón Nicolás Maduro y su pandilla llevó a un desenlace electoral que, paradójicamente, favorecerá la causa de los venezolanos decentes y dignos. En las elecciones de ayer se hubiera podido creer en una victoria holgada de la oposición o, dado un alto nivel de abstención por parte de la oposición, de una distribución más simétrica de las gobernaciones. Pero es imposible creer en una avalancha de gobernadores chavistas como la que ha sido anunciada.  
En la opinión del analista Pedro Mario Burelli, este resultado ha sido el “mejor de los escenarios posibles”, dado que un resultado “balanceado” hubiese sido vendible al país y al mundo exterior por parte del narco-régimen. Pero este resultado confirma lo que muchos sabíamos, que se preparaba un fraude electoral, con la concurrencia de la porción blandengue y egoísta del  liderazgo opositor. Ahora, solo nos quedan dos caminos a los venezolanos: la resistencia o la esclavitud. No sabemos cuál de los dos caminos terminará siguiendo el pueblo, que clase de sociedad prevalecerá en Venezuela. No sabemos cuanta gente armada seguirá humillada en silencio por los narco-militares que forman parte de la pandilla chavista. Lo único que está claro es que en Venezuela no hay diálogo que valga, no hay elecciones que valgan, no hay apaciguamiento que valga. La coexistencia pacífica con el narco-régimen le dará a quienes la practiquen la categoría de traidores. Se acabaron las medias tintas, las reunioncitas y nadie podrá seguir creyendo en los llamados a votar o a negociar con una atroz dictadura.
Hoy lunes Venezuela amanece en necesidad de un nuevo liderazgo de resistencia al narco-régimen. Los acomodos de Falcón y de Rosales o los cálculos cortoplacistas de Ramos Allup, ya han probado ser ingenuos, en el mejor de los casos, o francamente deshonestos. Que cada venezolano se forme su propia opinión. Una vez más se comprueba que el apego a los principios  es no solamente  lo éticamente requerido sino  lo estratégicamente deseable para la Nación venezolana.  Machado y Ledezma tenían razón.  

La resistencia o la esclavitud. No hay coexistencia posible. En Venezuela solo quedan dos clases de ciudadanos: los dignos y los esclavos. 

sábado, 14 de octubre de 2017

Mires, Jiménez y Silva, en TAL CUAL


En TAL CUAL, la excelente publicación de Teodoro Petkoff,  leemos un artículo de Fernando Mires y una entrevista hecha a Rafael Simón Jiménez que ilustran la textura ambigua de algunos de los opositores a la narco-dictadura venezoolana, quienes profesan su rechazo al régimen pero expresan opiniones que parecerían apuntalarlo. Al mismo tiempo, vemos con sorpresa que  Jesús Silva es columnista de esa publicación. 
En su artículo, ver: http://www.talcualdigital.com/Columna/escribo-y-comento/0 , Fernando Mires dice:
Uno de los principales dilemas es si la dictadura será legitimada el 15-O. Para lograrlo, requiere ganar por lo menos la mitad de las gobernaciones”.
Esta es una frase sorprendente. Según Mires la dictadura se legitimaría de ganar la mitad de las gobernaciones. ¿Puede legitimarse la dictadura de ganar la mitad de las gobernaciones? ¿Cómo puede legitimarse una dictadura por ganar la mitad de las gobernaciones, en elecciones que nadie cree transparentes, que han sido objeto de manipulación infinita? ¡Qué generoso es Mires con la dictadura! Si esto ocurriese, Fernando Mires estaría obligado a reconocer el 16 de octubre como legítima a una dictadura que es, a todas luces, ilegítima, que no puede legitimarse en base al evento del domingo próximo.
Añade Mires:
Las elecciones, en consecuencia, no son un tablero más en una lucha con muchos tableros, como han dicho algunos dirigentes de la MUD. Las elecciones son el único tablero en donde puede jugar la oposición. En ese único tablero ha logrado propinar fuertes derrotas a la dictadura. La oposición solo puede ser electoral o no serSin elecciones no hay oposición; sin oposición no hay elecciones
Al decir esto Mires desconoce toda otra forma de lucha cívica: protestas en la calle, huelgas, desobediencia civil, que son parte legítima y constitucional de las armas de la democracia venezolana. Eso de que la oposición solo puede ser electoral  y de que sin elecciones no hay oposición suena insensato, impropio de un filósofo.

“El Madurismo está consciente de que sus escuálidas fuerzas no le permitirían ganar esa contienda presidencial. Ante esa evidencia tienen que comenzar a forjar su propia transición y dado el cumulo de delitos, violaciones  y desafueros cometidos tienen que tratar de asegurar su supervivencia y la del remanente orgánico y social del chavismo, ello requiere unas garantías que a mi juicio ellos no pueden simplemente dejar en mano de sus sucesores, sino que necesitan tener la confianza en su cumplimiento ahí es donde yo veo que una ANC cuyo límite temporal inicialmente auto delimitado a dos años estaría funcionando y vigente  durante el nuevo periodo presidencial y tendría que coexistir con la nueva transición, constituyéndose en una especie de freno o contrapoder para limitar y controlar al nuevo presidente y asegurar el cumplimiento de los acuerdos de transición pactados.
El segundo "seguro de vida " seria la cúpula militar y la estructura jerárquica de las FAN que hasta ahora han demostrado un alto grado de compromiso con el Gobierno, la experiencia de la Nicaragua sandinista donde Humberto Ortega se desempeñó como ministro de la defensa de Violeta Chamorro es un ejemplo de lo que aquí podría repetirse por lo menos en la primera fase de la transición”.
Según Jiménez una Asamblea Nacional Constituyente seguiría activa aún después de la instalación de lo que él llama un gobierno de transición, a fin de proteger “las garantías que se le darían a los bandidos del narco-régimen madurista. Decir esto, sin que se hable de lo grotesco de tal posibilidad, es francamente derrotista, cuando no colaboracionista. Jiménez añade que la Fuerza Armada sería garante de la integridad de los bandidos del régimen y menciona el ejemplo de Nicaragua, donde Humberto Ortega defendió la impunidad de los bandidos sandinistas desde su posición como ministro de la defensa.
Jiménez describe otros seguros, así:
–¿Otros seguros?  Mantener incólume la estructura del poder judicial y del poder moral Republicano, porque cualquier juicio contra los gobernantes desplazados tendría que ser ventilado por estas instancias contaminadas por su lealtad al chavismo. Eso es lo que llamo "los seguros que el Chavismo se daría a sí mismo para dejar el poder " y creo que en las negociaciones de Republica Dominicana seguramente exigirán garantías de la comunidad internacional y sobre todo de los grandes factores de poder mundial (EE UU Y UE).
Jiménez habla de estas posibilidades de manera aséptica, como si fuera habitante de otro planeta. Sus palabras no parecen una advertencia sobre un peligro sino, casi, una hoja de ruta para que el narco-régimen se pueda ir tranquilo.

Por su parte, lo de Jesús Silva es increíble. ¿Qué protector tendrá este hombre que es publicado en APORREA, en Noticiero Digital y en TAL CUAL en paralelo? No creo que pueda ser debido a la excelencia de sus escritos porque el tipo es un pomposo embaucador, de esos que se da auto-bombo de manera incesante y escribe artículos en los cuales se pinta como la última coca-cola del desierto. ¿Cómo logra entrar este especie de “jeque” del Tamanaco (¿se acuerdan de aquél farsante?) en TAL CUAL, publicación que debería cuidar mejor sus estándares?
Silva tiene una columna fija en TAL CUAL. Ver: http://www.talcualdigital.com/Nota/148637/despues-de-las-elecciones-que.  Entrar a su blog es revelador de su mediocridad. Ver: http://jesusmanuelsilva.blogspot.com/
La Venezuela del Siglo XXI ha rebajado significativamente sus estándares.


viernes, 13 de octubre de 2017

Venezuela debe regresar a las calles el 16 de octubre


El hampón Nicolás Maduro y su pandilla deben ser sacados del poder por la presión interna y externa. Desde el 16 de octubre las calles venezolanas deberán calentarse de nuevo, no importa lo que suceda el 15.
Hay tres hechos recientes que confirman la naturaleza criminal de la presidencia de Nicolás Maduro y que deben llevar al  pueblo venezolano y al mundo civilizado a ejercer toda presión posible para sacar del poder a este hampón y a su pandilla cívico-militar. Estos tres hechos son:
·       La estructuración de una Asamblea Nacional Constituyente ilegítima, compuesta por adulantes y corruptos, diseñada para consolidar la narco-dictadura, dictando disposiciones absurdas y violatorias de la constitución que no deben ser acatadas por los ciudadanos venezolanos y que deben ser objeto de contundente rechazo
·       La aseveración de la ex-empresa contratista SMARTMATIC,  ejecutora de la operación pseudo- electoral que llevó a la creación de la Asamblea Nacional Constituyente,  de que tal operación había sido  fraudulenta
·       La declaración del representante de ODEBRECHT en Venezuela de haber dado $35 millones al hampón Nicolás Maduro para la campaña electoral que llevó a su turbio triunfo sobre el candidato de oposición Henrique Capriles, una declaración que se une al cúmulo de otras evidencias que  ilegitiman su presidencia
Estos tres hechos no son los únicos crímenes cometidos en contra del pueblo venezolano por la narco-pandilla que está en el poder pero  configuran una realidad comprobable que va más allá de toda presunción. No hay que esperar más para llevar a cabo (1), una sublevación popular masiva en contra del narco-régimen y (2), un desconocimiento global del narco-régimen por parte del mundo civilizado. Lo paradójico es que la presión externa es hoy mucho mayor que la presión interna, la cual se ha debilitado debido a las maniobras del régimen llamando a un diálogo distractor, con la aceptación de una parte del liderazgo opositor.  
Las elecciones regionales que se llevarán a cabo el próximo domingo 16 de octubre servirán para calentar de nuevo las calles, no importa cuál sea su resultado. Porque, una de dos, o la votación opositora arrolla a Maduro, a pesar del fraude anunciado, y ello aumenta la presión interna en su contra o el fraude se lleva a cabo, lo cual llevará a una protesta popular que deberá ser irreversible. La pretensión de Maduro de obligar a gobernadores elegidos a acatar la grotesca Asamblea Constituyente es suficiente para llevar a Venezuela de nuevo a las calles. El fraude anunciado por Smartmatic ha debido hacerlo y, lamentablemente, no lo hizo.
Cuatro conclusiones sobre el futuro político post-chavista parecen evidentes:
·       Los miembros principales de la narco-dictadura deberán ser enjuiciados y castigados por sus horribles crímenes contra el país
·       La Fuerza Armada venezolana, este inmenso parásito que se ha chupado a Venezuela como parte de la pandilla chavista,  deberá ser objeto de una purga ejemplar y de una reducción en su tamaño, cuando no de eliminación total, admitiendo que este paso no será fácil de lograr
·       La Venezuela post-chavista deberá abrirse al mundo democrático en busca de ayuda, eliminando toda asociación con los gobiernos forajidos del planeta, desconociendo aquellos arreglos financieros que se hayan hecho al margen de la constitución venezolana
·       Si no hay un profundo cambio actitudinal en la sociedad venezolana en lo concerniente a los derechos y deberes de sus miembros, el país quedará indefinidamente relegado a los peldaños inferiores del desarrollo, junto a los países más miserables del planeta. 


              Estas cuatro conclusiones serán elaboradas en notas posteriores.  

jueves, 12 de octubre de 2017

El colapso operativo y moral de PDVSA y de la Fuerza Armada venezolana




Entre las múltiples tragedias gerenciales de la PDVSA de Rafael Ramírez y Eulogio del Pino se encuentran las gabarras y remolcadores utilizados para las actividades costa afuera, en la zona del delta del Orinoco, las cuales han generado pérdidas por millones de dólares. Entre 2008 y el día de hoy las actividades de perforación costa afuera en esta región han sido llevadas a cabo por PDVSA mediante arrendamiento de equipos propiedad de terceros. La primera gabarra contratada fue la llamada Aban Pearl, la cual fue contratada en Singapur a una empresa llamada PetroMarine, la cual no era su dueña, ya que su dueña era la empresa de la India llamada Aban Offshore LTD. Los detalles de esta operación han sido investigados por la Asamblea Nacional de Venezuela, investigación que concluyó en la existencia de un alto sobreprecio. Esta gabarra se hundió al poco tiempo de haber sido contratada, pero ya el patrimonio público de Venezuela había sido seriamente lesionado, ver: https://konzapata.com/2016/11/esta-es-la-historia-de-corrupcion-en-pdvsa-con-la-gabarra-que-se-hundio-y-que-costo-un-dineral/



Para reemplazar la gabarra hundida PDVSA procedió a contratar  dos gabarras que habían sido adquiridas por una empresa llamada PetroSaudí, la cual hacía creer que se trataba de una empresa petrolera asociada con la familia real de Arabia Saudita y que poseía experiencia en los negocios petroleros. En realidad, era una empresa de especulación financiera, creada para hacer negocios rápidos, sin experiencia alguna en operaciones petroleras. En un momento PDVSA hasta pretendió formar una empresa mixta con PetroSaudí para compartir la propiedad de esas dos gabarras, como puede leerse en las declaraciones de Rafael Ramírez para “El Universal”, publicadas el Sábado 25 de noviembre de 2010. Allí dijo Ramírez que esta empresa mixta tendría una inversión de $2500 millones cuando las gabarras, viejas y maltrechas, habían costado a Petrosaudí no más de $500-600 millones.  Se estaban sentando las bases para un mega-fraude de $2000 millones. Esta empresa mixta no llegó a concretarse pero las gabarras si fueron alquiladas a Petrosaudí,  a precios inflados. Esta historia ha sido descrita en detalle por Sarawak Report, ver:  http://www.sarawakreport.org/2017/01/petrosaudis-1mdb-financed-venezuelan-adventure-and-the-money-it-didnt-make/ .
No contentos con haber contratado con esta empresa de especuladores financieros, con nexos fraudulentos en Malasia y con más interés en  las carreras de autos de la Fórmula Uno que en petróleo, ver: http://tururutururu.com/gustavo-coronel-pdvsa-y-un-gigantesco-fraude-financiero-en-malasia/, PDVSA delegó en PDVSA Exploración-Producción y PDV- Marina las operaciones de las gabarras. A su vez, PDV-Marina contrató los remolcadores de apoyo a las gabarras con una empresa de Singapur, CH-Offshore. En adición, PDV-Marina decidió sub-contratar la operación de los remolcadores con una empresa contratista venezolana llamada ASTIVENCA, quedando comprometida con la dueña de los remolcadores de responder legalmente por la actividad. Sucede, sin embargo, que la empresa ASTIVENCA dejó de pagar a la empresa extranjera, argumentando que PDV Marina no le pagaba a ella. Por esto, tanto PDV Marina como ASTIVENCA fueron demandadas por la empresa dueña de los remolcadores, debiendo transarse por recomendación de los abogados externos de PDVSA, ya que no tenían posibilidades de ganar por no poder cumplir con los requisitos del tribunal . Por esta transacción PDVSA debió pagar $60 millones a CH Offshore, dinero que estaba congelado en un “escrow account” después que los buques de PDVSA Guanoco y Terepaima fueran capturados legalmente por CH Offshore en Curazao, ver: http://www.offshoreenergytoday.com/ch-offshore-settles-dispute-with-pdv-marina/ y http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2015/06/le-dieron-palo-pdv-marina-en-singapur.html
REFINERÍAS EN TOTAL ABANDONO
Desastres como estos, debido a la ineptitud y corrupción imperante en PDVSA condujeron a significativas pérdidas para la Nación, las cuales distan mucho de ser las únicas. Lo que está ocurriendo en este momento en las refinerías del país es criminal.  Informes de expertos y del representante laboral Iván Freites, quienes conocen íntimamente la situación en el Complejo Refinador Paraguaná  reportan que la planta  Cd-4 de Cardón y la planta 4 de Amuay están esencialmente desmanteladas, ya que fueron canibalizadas para  completar equipos en otras plantas del Complejo. El  muelle 4 de Cardón  fue saqueado.   En Cardón solo está activa la planta Cd-3  y en Amuay las plantas 2 y 5 con 70.000  y 130.000 barriles diarios de carga, debido a la carencia de suficiente petróleo para alimentar el complejo.  Todas  las plantas de  alquilación, isomerización y  flexicoquer están paradas y la planta catalítica, el reformador CDN y la planta de coquificacion retardada operan a baja a baja carga.
Según estos mismos expertos  el Proyecto HDH de la refinería de Puerto Cruz  estaría costando ya unos  $ 11000 millones, es decir, más del doble del presupuesto original y con una fecha estimada de arranque para 2019, unos tres años de demora.  Como se recordará, este proyecto fue financiado originalmente por el Banco Espirito Santo, de Portugal, el cual debió ser liquidado por corrupción y su ejecución había sido contratada con una empresa china cuyo presidente fue a la cárcel, en China, por ladrón. Todo esto muestra la irresponsabilidad y bandidaje de la gerencia de PDVSA.
Para rematar tanto desastre, corren fuertes rumores sobre la entrega que habría hecho Maduro de la operación de estas refinerías a Rusia, como pago de las deudas que ha contraído con Putin y que no ha podido pagar, así como de las nuevas deudas en las que tendría que incurrir para evitar la cesación de pagos este año.

ESTE DESASTRE NACIONAL, EL CUAL COMPROMETE SERIAMENTE LA GOBERNABILIDAD DEL PAÍS, ES VISTO EN SILENCIO CÓMPLICE POR UNA FUERZA ARMADA QUE DEBERÍA EXISTIR PARA PROTEGERNOS, NO PARA OPRIMIR Y ROBAR
Y  ¿qué hace la fuerza armada venezolana? Desfila pintoreteado, apoya la “revolución”, trafica con drogas, se involucra en el contrabando de hidrocarburos especula con alimentos, se subordina a los cubanos, en otras palabras, ejerce a tiempo completo un papel traidor a su misión. Ha abandonado al pueblo venezolano en manos de una pandilla de corruptos, a la cual ella, la Fuerza Armada, ha llegado a pertenecer en la persona de sus ministros, gobernadores, y enchufados en el régimen.

Son parte de la conspiración para arruinar al país y no merecen seguir existiendo como institución. Su actuación llena de vergüenza a los venezolanos. La historia de estos últimos 18 años nos dice que, mientras la Fuerza Armada venezolana exista, el país no podrá salir de abajo. 

martes, 10 de octubre de 2017

El naufragio


Notas sobre un viaje que se está poniendo color de hormiga

A Arturo Uslar Pietri, siempre activo, le preguntaron en una ocasión que opinaba de la vejez. Contestó: “Es un naufragio”.  Al leerlo me sonreí y pensé que Don Arturo exageraba. Yo tenía 79 años cuando leí esa opinión y me pareció que era exagerada. Yo me sentía, como decía Antonio Arráiz, en un poema,  “con ganas de beber leche, montar un potro, atravesar un río”.
Hoy, a los 84, comprendo mejor a Uslar Pietri. Considero su  figura del naufragio  muy apta porque la vejez no es un proceso insidioso, ese de irse ahogando paulatinamente sino un fenómeno de aparición abrupta y cruel. La vejez no es un plano inclinado, tanto como una escalera. En esa escalera hay amplios descansos de uno a tres años, en los cuales uno camina estable, disfruta de la vida y llega a pensar que la cosa no es tan mala como dicen. Y, de repente, se bajan tres escalones con rapidez permitiendo que el nivel del agua suba con agresividad, sin aviso ni protesto.  Una falla en uno de los sistemas  contagia de repente a otros sistemas para convertirse en una falla generalizada. Por ejemplo, los ancianos generalmente se caen porque ven mal y una caída puede desencadenar una serie de otros problemas o hasta la muerte. La limitación auditiva conduce a la irritabilidad y ella, a su vez, acentúa la hipertensión y los trastornos cardíacos.  La rotura de un puente dental, siempre un problema a cualquiera edad, se convierte en una tragedia para el anciano,  impartiéndole una sensación de haber llegado a la más completa inutilidad y le hace recordar aquel poema de Job Pim que decía:
“De la voz argentina
Que una vez dio lauros al tenor
Pero no sabe que hoy desafina
Ten misericordia, señor”

Ayer me sucedió algo que casi termina conmigo. Iba yo manejando por la circunvalación de Washington, la llamada 495, una arteria fundamental, en la cual suelen desplazarse miles de autos, a toda velocidad, en todo momento. Afortunadamente el flujo era lento por el volumen de vehículos cuando, de repente, se me apagó el auto, mi camioneta HONDA de 15 años de edad, aunque siguió andando por inercia. La logré poner  en neutro para tratar de prenderla y nada, los frenos no me respondían, estaba en la mitad de un océano de autos, sin timón y sin propulsión. A duras penas fui bajando la velocidad hasta llegar a parar completamente,  con docenas, centenares de autos y camiones detrás de mí, en el canal que yo obstruía. Algo que es aterrorizante para cualquiera, no importa la  edad - eso de ver pasar autos de manera rauda a un lado y saber que hay una legión de conductores mentándonos la madre -  se convierte en una situación trágica cuando uno tiene 84 años. Llamé al 911 y reporté mi situación.  Me dijeron que me veían por las cámaras, las cuales parecen estar por todas partes y que enviarían ayuda. Los autos que tenía atrás crecían en número y tomé la heroica decisión de salirme del auto, en plena autopista, para “dirigir” el tráfico. De inmediato me llamó la policía al celular, para ordenarme que me metiera en el auto y creí escuchar que añadían algo así como “viejo pendejo”. Tuvimos allí, mi esposa y yo, como una media hora esperando, una de las más largas esperas de mi vida. Llegaron, me empujaron hacia el hombrillo y llamaron una grúa, la cual nos llevó a la agencia HONDA. No hay nada más humillante que llegar a una agencia de automóviles guindando de una grúa.
Aún no me han dicho lo que le sucedió al auto pero sé que no fue nada bueno. Lo esencial, sin embargo, es que este es el tipo de evento que acelera el naufragio. Hoy, el día después, si me preguntan mi edad, diría que tengo 92 años.
 Escribo esta nota como parte de mi terapia contra la depresión, la cual suele aparecer en la ancianidad y  se acentúa debido a la sensación de inutilidad provocada en los viejos por incidentes como este. El simbolismo de ser redundante que encierra esto de estar en la mitad de una de las autopistas más activas del país, interrumpiendo el tránsito - mientras centenares de choferes pasan raudos por un lado - mentándote la madre, es muy fuerte para ser asimilado por el anciano y ya no puede ser resuelto con un simple encogimiento de hombros.

Es algo que requiere varios días de reposo absoluto, cuando no hospitalizacion.

domingo, 8 de octubre de 2017

Viva España!


Soy venezolano de nacimiento y hace 15 años emigré a USA y adquirí la nacionalidad de ese país, además de conservar la venezolana. Además, nunca he pisado tierra de España sin sentirme español. No es algo que se pueda explicar racionalmente, sino por la vía de la emoción. Al pisar la bendita tierra de España me siento español, disfruto del aire que respiro, del paisaje que veo, de la comida y la bebida maravillosa de sus mercados y variados restaurantes que van desde los arroces hasta los jamones, desde el tempranillo hasta los albariños.  En una época, en La Candelaria, barrio de Caracas, comíamos casi más español que en España. Había que ir a Valencia, España para disfrutar de una paella como la de “Las Cancelas”, en Sabana Grande. Ojalá que todavía exista, ya que tengo casi 15 años que no piso la tierra que me vio nacer.
Tan pronto llego a Madrid me voy con mi esposa al mercado de San Miguel, a comer jamón, a tomar jerez, a ver gente, a sentirme español. En Barcelona paseamos deleitados por la zona vieja de la ciudad  o vamos a comer mariscos en Barceloneta.
Cuando viajamos a Segovia, antes de llegar, cuando aún bordeamos los campos adyacentes a la ciudad, experimento una profunda emoción, la emoción de quien siente estar llegando a casa. En Segovia, creo, están mis raíces más profundas, las raíces del anciano Abraham Senior  bautizado como Fernán Coronel por el Rey de España, para evitar su expulsión. A los 80 años no se sintió Abraham suficientemente fuerte para emigrar. Todavía hoy,  a escasas dos cuadras de la Plaza mayor de Segovia, está la casa de los  Senior – Coronel, hoy convertida en un museo judaico. Juan Bravo, el héroe segoviano se casó con Ana Coronel. Al caminar por la ciudad experimento un profundo “déjà vu”, irracional seguramente, pero no por ello menos fuerte, la cual me dice: Estoy en casa.
Hoy día, cuando la humanidad debería caminar hacia la integración, hacia la unificación de la raza humana alrededor de un planeta pequeño y amenazado por la insensatez, momentos en los cuales uno pensaría que un venezolano, naturalizado estadounidense, con  parte de su corazón en Segovia, debería ser típico de un proceso de integración mundial, me encuentro con que en Cataluña hay un movimiento que llama a la disgregación, a lo que esos grupos llaman “independencia”.
Y uno se pregunta “independencia” de qué.   ¿Es que acaso un territorio de siete millones de habitantes puede darse el lujo de ser “independiente” en la Europa de hoy? ¿Es que alguien piensa que ir de regreso hacia los niveles tribales es la tendencia que más le conviene al mundo?
 No puedo adivinar los sentimientos que anidan en los corazones de los catalanes y no soy yo quien deba votar por el futuro de su región. Eso corresponde a ellos.  Pero, como venezolano, como estadounidense, como español, como ciudadano del mundo, anhelo ver una Cataluña firmemente unida a España, a una  España firmemente enlazada a la Unión Europea, a una Unión Europea firmemente cohesionada alrededor de unas Naciones Unidas democráticas y civilizadas.

Ese es el camino. El otro camino, ese que pretende separar a Cataluña de España nos llevaría de regreso a la Edad Media.  

jueves, 5 de octubre de 2017

Recuerdos de la década de 1970

Peccei, Pérez Alfonzo, Kahn

Hace unos días mi gran amigo  Andrés Duarte Vivas, Andy, me envió unas fotos que avivaron mis recuerdos. Eran de una reunión en la casa de Jorge Olavarría en Los Guayabitos, realizada  - creo – en Marzo 1977. En ellas aparecen Sofía Imber, Juan Pablo Pérez Alfonzo, Hans Neumann, el futurólogo Herman Kahn  (Fundador del Hudson Institute), Jorge, el dueño de casa, Andy  y otros. Aunque no estoy en esas fotos, si recuerdo haber estado allí y asistido al singular intercambio de opiniones entre Kahn y Pérez Alfonzo, quienes sostenían visiones bastante diferentes sobre el futuro de la humanidad.  Pérez Alfonzo, con su sombrerito, escuchaba atentamente a Kahn y, al final, le dijo: “Si ese es el mundo que existirá, no quiero estar vivo para verlo”, o algo así por el estilo.
 En retrospectiva, al ver las fotos y pensar en aquellos años, pienso que Venezuela atravesaba un verdadero mini-renacimiento intelectual. En esos años no solo nos visitó Herman Kahn sino también los portadores de una visión diferente del futuro de la humanidad, Aurelio Peccei, Dennis y Donatella Meadows, líderes del Club de Roma. Más aún, el Club de Roma celebró su reunión anual en Caracas en junio 1981, a la cual asistieron centenares de intelectuales y pensadores de todo el mundo, para discutir sobre el papel de América Latina en el futuro de la Humanidad. En esa reunión presentaron trabajos Peccei, Helio Jaiguaribe, Víctor Urquidi, Yeheskel Dror, Juan Rada, Estelio Breto Flores, Eduardo Frei, José Curiel, Rafael Caldera y otros, los cuales fueron finalmente publicados en 2010, casi 30 años después. La reunión contó con la activa participación del grupo Orinoquia A.C., cuyo presidente, José Curiel, presentó un documentado trabajo sobre la Interconexión Fluvial de América Latina.
Por su parte, Herman Kahn llegó a Venezuela invitado por el Grupo CORIMON, cuyo accionista principal y  presidente, Hans Neumann, era un gran catalizador de actividades intelectuales y pudo reunir a su alrededor a gente entusiasta como Andy Duarte y Víctor Petzall, entre otros, así como financiar actividades que iban desde esta visita de Kahn hasta el apoyo a  la extraordinaria revista RESUMEN de Jorge Olavarría, la cual también recibía ayuda de los hermanos Vollmer y de un tío de Jorge (no hubiera podido sobrevivir solo con las ventas). Debido al incansable Olavarría, RESUMEN no solo era una revista de ideas sino que promovía una actividad intelectual de alto nivel.
Las opuestas  visiones del futuro personificadas por Peccei y por Kahn en esa década se mantienen en pie hoy en día y no solo no han sido resueltas sino que se han profundizado y hoy ya han sido contagiadas por la emoción, puesto que el tiempo se nos acaba. En el planeta hay una verdadera batalla entre quienes hablan del calentamiento global y quienes lo consideran un fraude, a pesar de las evidentes manifestaciones cada vez más terribles de la naturaleza.
En esos años de 1970 el tema principal en discusión era el de los recursos, si finitos, como alegaba el Club de Roma o casi infinitos, como planteaba Kahn. Su libro “El año 2000” pronosticaba un futuro diferente al que anunciaba el Club de Roma en su libro: “Los Límites del Crecimiento”, publicado en 1972. Eran visiones llamadas en ese momento optimistas (Kahn) y pesimistas (Club de Roma) pero hoy quizás tendrían diferentes apelativos. En la Venezuela de la época Kahn fue entrevistado  nada menos que por Carlos Rangel y Sofía Imber para su programa “Buenos Días”, un programa en el cual se mostró confiado y hasta un tanto arrogante.
Poco antes de la llegada de Kahn, la visita de la gente del Club de Roma había sacudido y entusiasmado el ambiente intelectual de Caracas, conduciendo a la creación de un capítulo venezolano, en el cual participé, y la celebración en nuestra capital de su reunión anual en 1981 . Eran los años de esas grandes visiones sobre el planeta y del entonces novedoso concepto de futuros probables, no ya un pronóstico lineal sobre el futuro sino la creación de un abanico de escenarios diversos, cada uno con probabilidades asignadas y con la posibilidad de los planificadores de trabajar para concretar el más deseable. En este nuevo método de “pronosticar” el futuro Venezuela también había sido lugar de avanzada, al crear en la Shell en Caracas su primer grupo de Planificación Estratégica, solo segundo  del de Londres, un grupo que trabajaba basado en esos nuevos enfoques, el cual fue heredado por Maraven y en el cual participaron, todavía muy jóvenes, Moisés Naím y Raúl Arriaga, casi inmediatamente después de la nacionalización petrolera de Enero 1976.
Esa Venezuela de la década de 1970 hervía de talentos. El debate petrolero de 1973-1975 sacó a flote dos visiones opuestas sobre lo que debía ser la industria petrolera, si negocio internacional o símbolo nacionalista. En ese debate se enfrentaron dos grandes grupos: un amplio espectro de izquierda y hasta de derecha, cada cual tratando de ser más nacionalista que el otro, y un grupo de empresarios y tecnócratas que veían los peligros de una nacionalización a sangre y fuego, donde  lo único que se iba a nacionalizar eran “los riesgos”, ya que los beneficios estaban del lado de la Nación debido a la combinación de instrumentos legales existentes. Al final se impuso la decisión política de nacionalizar (estatizar, realmente) la industria pero el peso de la opinión de los petroleros  permitió que, casi por una década,  PDVSA se mantuviera más allá del alcance de la politiquería. Eso se acabó en Septiembre 1982, cuando Luis Herrera Campíns  le sustrajo a PDVSA su fondo de inversiones y terminó de un plumazo con su capacidad de autofinanciamiento.
En esos años de 1970 Petkoff publicó su extraordinaria obra: “Proceso a la Izquierda”. Carlos Rangel publicó su “Del Buen Salvaje al Buen Revolucionario”, una biblia para la derecha latinoamericana. En el IESA, a inicios de los 80 se publicaban maravillas, como el libro de Naím y Piñango: “Venezuela: una ilusión de armonía”.   Hasta los extremistas de izquierda, como Radamés Larrazábal y Francisco Mieres, eran estudiosos. El presidente de PDVSA era un gerente fuera de serie llamado Rafael Alfonzo Ravard, asistido por extraordinarios gerentes petroleros como Rodríguez Eraso, Sugar y  Quirós y centenares de verdaderos profesionales de la industria.  

Unos años de gran empuje intelectual, pero….
Sí. La década de 1970 fue de gran brillantez para Venezuela, pero…. ¡Cuidado! Lamentablemente, en esa época de gran actividad intelectual, cuando Venezuela parecía encaminarse hacia un primer mundo de ciudadanos, también tuvimos  a un Carlos Andrés Pérez I, con quien se inició el horrible desvío de nuestro rumbo como país, nuestra tragedia venezolana. Pérez I fue un extraño caso. Durante la primera fase de su presidencia actuó como un estadista, como un gran demócrata, aunque contaminado de la fascinación que despertó en muchos demócratas de la región el carnicero Fidel Castro. CAP tuvo sus veleidades tercermundistas, a lo Castro y a lo Chávez. Su peor error fue haber iniciado aquél mamotreto que llamó la Gran Venezuela, el uso de un ingreso petrolero que llovió del cielo para tratar de construir una Venezuela ilusoria que incluiría una CVG acromegálica y una multitud de castillos industriales en el aire. Aquello fue una caricatura en miniatura del gran Salto hacia Adelante del criminal Mao Tse Tung. Esta Gran Venezuela de CAP I inició los bandazos que el país multiplicaría después, en manos de presidentes mediocres: Herrera, Lusinchi, CAP II (siempre con destellos de grandeza, lamentablemente nunca realizados), Caldera II (tapón inmisericorde de sus sucesores naturales)  hasta llegar a su remate trágico con ayuda de  una segunda lluvia de petrodólares, la que le llegó al sátrapa Chávez, generando la abominación que se llamó  el socialismo del Siglo XXI.

Con esta nostálgica postal del pasado no deseo sugerir que todo tiempo pasado fue mejor. Ciertamente puedo afirmar, sin temor a equivocarme, que el liderazgo de la Venezuela actual es muy pobre, con un régimen en manos de ignorantes, cursis, ladrones y narcos. Pero hay mucho talento, el cual – como fue el caso de la Edad Media universal – se encuentra refugiado en los centros de reflexión, en las universidades del país y del exterior, pensando en la Venezuela que vendrá después de que se haya disipado el fétor chavista. El Club de Roma está vivo y coleando en Venezuela. Historiadores como Karl Krispin y Tomás Straka siguen su valioso trabajo. La Universidad Católica es un oasis de actividad intelectual. CEDICE está allí y está dando una gran batalla. El talento venezolano no ha desaparecido, mucho está en estado latente, listo para florecer de nuevo con renovados bríos. Y así como lo está en el país, también lo está en Georgetown, en Harvard, en MIT y en las universidades de Europa.

Por todo el planeta las semillas de nuestro renacimiento intelectual están a salvo.  Ojalá que nunca más tengamos en nuestra pequeña Venezuela líderes políticos que pierdan la cabeza y se crean mesiánicos, mientras más mediocres más mesiánicos. Ojalá que tengan humildad y sensatez y no se crean líderes de una potencia mundial. Si lo hicieren se convertirían en nuevos hazmerreír, como lo fue el difunto y como lo es este risible chofer que maneja hoy un auto desvencijado con las cuatro llantas desinfladas ,pero cree estar compitiendo en Fórmula Uno.  

martes, 3 de octubre de 2017

La pandilla que asesinó a PDVSA

                                                                       PDVSA

El asesinato de Petróleos de Venezuela comenzó el día que el fallecido sátrapa decidió colocar a Héctor Ciavaldini en la presidencia de la empresa. Desde ese momento, cinco fueron los jefes de la pandilla que liquidó a PDVSA: Héctor Ciavaldini, Gastón Parra, Ali Rodríguez, Rafael Ramírez y Eulogio del Pino. El actual encargado de la presidencia de la empresa, Nelson Martínez, será el encargado de enterrarla.
En 18 años PDVSA pasó de ser una empresa petrolera organizada a ser un centro de lavado de dinero, endeudada hasta la raíz,  soporte de una narco-dictadura, pasto de corruptos e ineptos quienes la han saqueado de manera inmisericorde. El Cuadro 1 nos resume su historia en cuanto a cifras:
                                                                 CUADRO 1
                                                 1998                                                2017
Producción, barriles diarios,  3 millones                                     1,9 millones
Refinación, % de capacidad,   85%                                                    49%
Nómina de empleados,          40.000                                                 150.000
Deuda, millardos de dólares      3                                                         80+
% de petróleo pesado              35%                                                     85%
Importación gasolina, b/d          cero                                                   80000
Sin embargo, estas cifras no cuentan toda la historia trágica de la empresa. No nos dan la medida de la perversión sufrida por su misión y por sus objetivos; de la corrupción de sus gerentes y contratistas; de sus actividades ilícitas de lavado de dinero y de utilización política de sus recursos; de la manera vil como ha entregado petróleo regalado o fuertemente subsidiado a países extranjeros; de la prostitución de sus cuadros gerenciales y laborales. Esta otra parte de la historia  se ha venido documentando  año tras año en innumerables artículos y reportajes que serán la base de la acusación que se hará a la pandilla asesina.
Comportamiento de los jefes de la pandilla
Héctor Ciavaldini.

Al nombrar a Roberto Mandini presidente de PDVSA, Hugo Chávez le colocó al lado un comisario político llamado Héctor Ciavaldini. A medida que Mandini se iba desencantando de la manera como Chávez deseaba manejar a PDVSA, la intervención de Ciavaldini se hacía cada vez más grosera. Cuando Mandini protestó, Chávez lo remplazó con…. Ciavaldini. Este personaje había sido un empleado menor de PDVSA y había sido despedido por su incompetencia, por  lo cual decidió demandar a la empresa. Cuando fue nombrado presidente, se dio el absurdo de que el nuevo presidente de PDVSA la tenía demandada. La tarea de Ciavaldini fue la de purgar a la empresa de gerentes profesionales y comenzar a militarizarla. Sin embargo, su mediocridad e ineptitud obligaron a Chávez a destituirlo a los pocos meses. Se enfrentó con los sindicatos petroleros, quienes fueron a la huelga, la cual generó su salida de la empresa.
Gastón Parra

La gerencia petrolera se rebeló en contra de la decisión del difunto sátrapa de remplazar a Guaicaipuro Lameda en la presidencia de PDVSA con Gastón Parra, un profesor marxista de la Universidad del Zulia, quien repetidamente había manifestado su odio en contra de lo que él llamaba una gerencia “apátrida”. Parra era un economista teórico que jamás había gerenciado una empresa, mucho menos de la complejidad de PDVSA. Fue un peón de Chávez, quien lo puso allí precisamente para generar una reacción de los gerentes en su contra y lograr así una excusa para tomarla por asalto. Al rebelarse los gerentes, los despidió. Al hacerlo, condenó a la empresa al fracaso, pues ya nunca pudo recuperarse de haber perdido sus mejores empleados.
Ali Rodríguez Araque

Este personaje ha sido una especie de mono de la baraja del chavismo. Ha sido colocado en múltiples posiciones en el régimen y, en todas, ha contribuido al desastre. Su permanencia en PDVSA sirvió para poner a la disposición de Chávez todas las instalaciones, equipos y recursos financieros de PDVSA, a fin de que la autocracia se convirtiera progresivamente en una dictadura. Ali Rodríguez había sido un terrorista en los años 60, dinamitando instalaciones petroleras. En su nueva condición de presidente de PDVSA la dinamitó por dentro, con entera impunidad.
Rafael Ramírez

La entrega de PDVSA al sátrapa se intensificó durante el largo manoseo de PDVSA llevado a cabo por Rafael Ramírez. Durante esta etapa la empresa fue prostituida al convertirse en quincalla importadora de comida (frecuentemente podrida), constructora de viviendas de mala calidad, instrumento financiero de Chávez, vehículo para financiar campañas presidenciales foráneas y domésticas, para entregar petróleo a países “amigos” y para enriquecer contratistas afectos a la “revolución”. Su discurso en el cual entregó la empresa a su amo, Chávez, es un clásico de la corrupción. Durante su estadía en PDVSA llegaron a la faja del Orinoco una multitud de empresas sin tecnología, sin experiencia, sin capital suficiente, lo cual explica el estancamiento que ha sufrido esa región petrolera. El desarrollo petrolero del país se detuvo y fue remplazado por una incesante habladera y por anuncios falsos sobre grandes contratos y grandes inversiones, las cuales nunca se concretaron. Se llevaron a cabo contratos sin transparencia y nunca investigados, como los de Ruperti, los del Aban Pearl, los de Petrosaudí, los de Derwick Associates, además de docenas de otros contratos con familiares y amigos.
Eulogio del Pino

Durante la presidencia de Ramírez, del Pino ya estaba en una posición de co-responsable del desastre. Era Director de Exploración y Producción de la empresa y, por lo tanto, aprobaba todos los fraudes que se llevaron a cabo en este sector. Su entrega a la pandilla y al narco-régimen se acentuó durante su presidencia de PDVSA. Dejó de hablar el lenguaje gerencial que la antigua PDVSA le había enseñado, para comenzar a hablar de la “revolución”, del “gigante Chávez”, de la “gerencia obrera”, de “la planificación estratégica llevada a cabo por cien mil empleados y obreros de la empresa”, una sarta de indignas declaraciones que solo llevaban como propósito su afianzamiento en el poder. Mientras más se hundía PDVSA más hablaba del Pino. Durante su estadía al frente de la empresa remató la faena destructora que había llevado a cabo Ramírez y le entregó a Nelson Martínez una empresa desprestigiada, en quiebra financiera y moral, lo que la revista FORBES llamó “la peor empresa petrolera del mundo”.
Nelson Martínez
arrastrado....

Haber aceptado presidir esta empresa, así desprestigiada y quebrada, nos da la medida de Nelson Martínez. Como factor importante de un narco-régimen moribundo ya nos damos cuenta de lo que podemos esperar de él. Se habla de la “recuperación” de PDVSA y se comienzan a destapar hechos de corrupción que ya conocíamos bien. ¿Por qué? ¿Es que de repente existe un deseo de rectificación, aunque sea demasiado tarde?  No. Lo que sucede es que se comienza a ver la clásica pelea entre pandilleros de antes y pandilleros de ahora, lo que llaman en el sector policial un ajuste de cuentas. Los bandidos de Maduro y los bandidos de Chávez están en plena pugna por el poder.

 Esta pugna sacará a flote lo peor de las dos pandillas. Mientras tanto, es ya la hora de comenzar a pensar en el modelo petrolero que usara Venezuela para remplazar el desastre que ha sido la PDVSA chavista, empresa irrecuperable.