sábado, 18 de agosto de 2018

La responsabilidad de Rafael Ramírez en el desastre petrolero venezolano



               Ayuda de Memoria sobre Rafael Ramírez
                                     (Aportes para el Núremberg criollo)
En Julio 2014 un grupo de investigadores sobre la industria petrolera venezolana publicamos un memorándum sobre Rafael Ramírez, ver:  http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2014/07/la-responsabilidad-de-rafael-ramirez-en.html en el cual describíamos las áreas en las cuales le asignábamos responsabilidad, en su condición de Ministro de Energía y Petróleo y de Presidente de PDVSA por más de diez años, por los crímenes de corrupción administrativa y de mala praxis gerencial ocurridos en  la empresa. Ya en 2018 es mucho más lo que se conoce sobre Rafael Ramírez y su actividad irregular al frente de la empresa. Aquí traemos el documento al día:
                      CENTRO DE AUDITORIA SOCIAL
                   INDUSTRIA PETROLERA VENEZOLANA
                               

     La responsabilidad de Rafael Ramírez en el desastre petrolero venezolano

                                                       *

El 17 de Julio de 2002 el hoy difunto Hugo Chávez designó a Rafael Darío Ramírez Carreño como Ministro de Energía y Minas, [1] después de una fugaz carrera  basada en padrinazgo político más que en méritos profesionales, la cual lo llevó a diferentes cargos en Intevep, Maraven, Enagás, hasta su nombramiento omo Director Externo de PDVSA. Su designación ocurrió después del arbitrario despido de unos 22.000 empleados de PDVSA y se debió a la  recomendación de Ali Rodríguez Araque, íntimo amigo y compañero de aventuras guerrilleras de su padre.

Posteriormente, el 20 de Noviembre de 2004, mediante otro escueto decreto[2] Chávez lo designó presidente de la Empresa Estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA), pasando a ocupar los dos cargos de manera simultánea.

Con esta última designación se materializó un evidente conflicto de intereses. Como ministro debía formular y ejercer la política petrolera y representar a la República en la Asamblea de PDVSA.  Como presidente de PDVSA debía cumplir con las directrices emanadas del ministerio de adscripción y responder ante este sobre el cumplimiento de planes, programas y la administración de esa empresa del estado. Se supervisaba a sí mismo, un pecado capital en materia gerencial, el cual abrió la puerta a un alto nivel de corrupción. En efecto, la corrupción en PDVSA durante esta etapa, 2002-2014, alcanzó niveles nunca vistos, lo cual generó un pronunciado colapso de su producción y rentabilidad. Durante esta etapa se inició una malsana relación entre PDVSA, el Banco Central y FONDEN, fondo paralelo manejado por Chávez, Giordani, Ramírez y Merentes, a su antojo y del cual desaparecieron sin rendición de cuentas más de $30.000 millones. 

El 6 de Diciembre de 2004 el ministro Ramírez elevó a la Presidencia de la República  el Oficio Nº 1.259, solicitándole reimpresión del Decreto Nº 3.264 para introducir una mención al Artículo 29[3] de la Ley Orgánica de Hidrocarburos, con el expreso propósito de cubrirse contra el evidente conflicto de intereses al ejercer funciones como presidente de PDVSA y ministro del sector. En la práctica, sin embargo, esto no mejoró su situación dual de supervisor y supervisado.

Para el ejercicio de la presidencia de PDVSA, se le designó una Junta Directiva cuyos miembros fueron objeto de frecuentes cambios.  Incluso Nicolás Maduro, a la sazón  Canciller de la República, le acompañó en calidad de director externo en la Junta Directiva, y como hecho anecdótico, ante su carencia de título de educación media diversificada, como lo demanda el ejercicio de los cargos públicos regulados por la Ley de Estatutos de la Función Pública en su Artículo 17, Numeral 3, en la información curricular de los integrantes de la Junta Directiva para el período 2011[4], PDVSA le fabricó un título universitario, así: “NICOLÁS MADURO, DIRECTOR EXTERNO. Canciller de la República bolivariana de Venezuela, es abogado con destacada trayectoria en defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, dirigente sindical con reconocida labor política  como diputado ante la Asamblea Nacional y ahora como Canciller. A partir del 25 de mayo de 2011 forma parte de la junta Directiva de petróleos de Venezuela, S.A.”. Una mentira y fraude legal  que debe añadirse al muy nutrido prontuario de Ramírez y de Maduro.

La carrera de Rafael Ramírez, y la multiplicidad de cargos ejercidos sin solución de continuidad incluyen, según lo conocido  (Sergio Sáez, comunicación personal):

·      Ingeniero mecánico graduado en la Universidad de Los Andes (ULA) en 1989, con maestría en Estudios Energéticos de la Universidad Central de Venezuela (UCV),  título del cual no se tiene registro alguno en esta universidad.

·      Especialista en crudos extra pesados en Intevep,  filial de investigación y desarrollo de PDVSA. Experiencia en el desarrollo, coordinación y gerencia de proyectos de ingeniería y construcción para la industria petrolera y gasífera nacional.

·      Asignaciones de trabajo en Estados Unidos, para el desarrollo del Proyecto de Adecuación de la Refinería de Cardón y, en Francia para el Proyecto de Gas Natural Licuado.

·      En Noviembre de 2000 Presidente fundador del Ente Nacional del Gas (ENAGAS), organismo encargado de la estructuración del Plan Nacional del Gas y responsable del diseño, desarrollo y promoción de la política del Estado para este sector.

·      En Febrero de 2002 Director externo de Petróleos de Venezuela.

·      El 17 de julio de 2002 juramentado Ministro de Energía y Minas, hoy Ministerio del Poder Popular de Petróleo y Minería.

·      Desde el 20 de noviembre de 2004, por decreto presidencial número 3.264,  presidente de PDVSA.

·      El 18 de Septiembre de 2009 fue designado como quinto vicepresidente  del Consejo de Ministros Revolucionarios del Gobierno Bolivariano de Venezuela, cargo de ostentoso y  largo título sin mayor relevancia.

·   Designado   Vicepresidente para el Área Económica, además de ministro del Poder Popular de Petróleo y Minería y presidente de PDVSA.

·        El 7 de octubre de 2013 fue designado Cuarto Vicepresidente del Consejo de Ministros Revolucionarios para el Área Económica, mediante el decreto presidencial Nro. 457, publicado en la Gaceta Oficial Nro. 40.266.

·        Desde el 29 de octubre de 2013 presidió el Consejo Nacional de Exportaciones, por Decreto Nro. 528, publicado en la Gaceta Oficial Nro. 40.282.

·        El 6 de Mayo de 2014 fue designado por Nicolás Maduro como Jefe Plenipotenciario para la Región de Oriente


Esta proliferación de actividades disímiles y su dedicación  política al sostenimiento del régimen le han  llevado a descuidar las actividades medulares de la industria petrolera y a aceptar la desnaturalización de la empresa, la cual fue convertida durante su administración en una gran quincalla corporativa que incluía 28 empresas industriales no petroleras, desempeñando numerosas actividades sociales que han servido para promover el desorden y la corrupción en la industria petrolera [5].  Lo que fuera  la empresa PDVSA, orgullo de los venezolanos y calificada como una de las empresas petroleras más eficientes del mundo, fue convertida por Chávez y Ramírez hasta 2014 en una empresa “maula” caracterizada por no honrar oportunamente sus deudas, incumplidora de convenios firmados, estableciendo arbitrarias  rebajas y condonaciones de deudas, llevando  cabo expropiaciones y confiscaciones que   la hicieron objeto de hasta 12 casos de arbitraje internacional  en el  Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial, casos que se han estado resolviendo progresivamente en contra de la nación venezolana al costo de miles de millones de dólares. 

La desnaturalización de la actividad medular de PDVSA al asumir actividades distintas de lo que debe ser su función;  al disponer su producción para enviarla en forma subsidiada a países ideológicamente fines al régimen venezolano; al endeudar la empresa para fines políticos del poder Ejecutivo;  todo ello, ha hecho que los ingresos por exportación de los hidrocarburos se tornaran insuficientes para cubrir sus costos de inversión y operación, por lo que comenzó a  diferir el pago de obligaciones con las empresas proveedoras de insumos, servicios y proyectos, incurriendo en default selectivo y endeudándose con el BCV y la banca estatal para cubrir la porción en moneda nacional que le permita atender a sus obligaciones de ingresos ordinarios. Este manejo financiero irresponsable llevó a la empresa a emitir bonos nominados en divisas a altas tasas de interés, comprometiendo los ingresos a mediano y largo plazo y a solicitar transformar deuda de plazo vencido en créditos a mediano plazo. La ha llevado también a  solicitar de los socios extranjeros aportes para financiar a las empresas mixtas, lo cual ha encontrado una actitud cautelosa de parte de estas empresas que ha generado el estancamiento de los proyectos, en especial los de la Faja del Orinoco y los de gas natural costa fuera.

La Corrupción en la Empresa.

La multiplicidad de funciones en manos de Rafael Ramírez y el uso de la empresa para fines políticos han promovido un nivel de corrupción en el país como nunca se había experimentado anteriormente. En la actividad de la empresa han metido mano los miembros del poder ejecutivo, los gerentes de la empresa y sus familiares y  los contratistas amigos del régimen y de la gerencia de la empresa.
La tipología de esta corrupción es diversa:
(1), Corrupción política, cuya responsabilidad recae directamente en la presidencia de la república y en la presidencia de PDVSA. Sus mejores ejemplos han sido el desvío de miles de millones de dólares de ingresos petroleros a actividades electoreras, tal y como lo ha denunciado en confesión tardía Jorge Giordani [6] y la entrega de dinero a países “aliados” y  miles de barriles diarios de petróleo altamente subsidiado a países como Cuba, Nicaragua y Bolivia, así como a países del Caribe y Centroamérica, todo como estrategia para ganar lealtades políticas, a un costo que ya  excede los $50.000 millones [7].   
(2), Corrupción Administrativa, cuya responsabilidad recae directamente sobre la Junta Directiva de PDVSA y el Ministro de Energía y Petróleo, es decir, sobre Rafael Ramírez. Entre los ejemplos más importantes de este tipo de corrupción se pueden mencionar el contrato abortado con Free Market Petroleum, la pudrición de miles de toneladas de alimentos importados debido a la codicia e ineptitud de los gerentes de Bariven y PDVAL, el otorgamiento de contratos a dedo a empresas de familiares de los gerentes y a empresas fantasmas de perforación y el saqueo del Fondo de Pensiones de PDVSA llevado a cabo por asesores y gerentes de la empresa [8].
(3), Corrupción en asociación con contratistas amigos, cuya responsabilidad directa recae igualmente en la Junta Directiva de la empresa y en la cual estarían involucrados gerentes de diferentes niveles dentro de la empresa, además de funcionarios de la administración y de contratistas amigos. Entre los ejemplos de este tipo de corrupción se pueden mencionar los contratos celebrados por PDVSA con Wilmer Ruperti [9], los contratos celebrados con la empresa Derwick Associates [10]  y el contrato celebrado con la empresa PetroMarine por el arrendamiento de la gabarra Aban Pearl [11].

La empresa dejó de generar suficiente caja para cubrir sus gastos y compromisos

En un extenso trabajo sobre las finanzas de PDVSA [12] el analista Sergio Sáez dice lo siguiente sobre el presupuesto de la empresa para 2014:
‘Si tomamos de los “Ingresos Totales” que registra PDVSA, los “Ingresos Corrientes” y “Recursos de Capital” por Bs. 445.081 millones, equivalente a $70.648 millones, debemos descontarle los siguientes conceptos: Costos de la operación medular por $12.951 millones; importaciones para mercado doméstico $15.177 millones; pago a Empresas Mixtas por ventas petróleo de los Socios Extranjeros $16.768 millones; Complemento Convenio de Cooperación Integral Cuba – Venezuela $1.090 millones; aporte al Fisco Nacional $22.853 millones; aporte al FONDEN $ 6.488 millones; porción corriente de la Deuda Financiera Consolidada $7.031 millones, Otros Gastos $3.503 millones, Saldo Gastos de Personal $9.873 millones. Todo lo cual hace un total de 95.734 millones, que dejará un déficit a PDVSA de $25.086 millones”.
¿Cómo se cubriría ese déficit?  Con los aportes del Banco Central de Venezuela y con las deudas en dólares mencionadas anteriormente, [13]. PDVSA es una empresa que no genera suficiente efectivo para cubrir sus costos y cuyas deudas, anormalmente elevadas, la acercan a la ruina.

El Fraude de PDVSA y FONDEN
La corrupción en PDVSA durante la etapa Ramírez , 2002-2014, alcanzó niveles nunca vistos, lo cual generó un pronunciado colapso de su producción y rentabilidad. Durante esta etapa se inició una malsana relación entre PDVSA, el Banco Central y FONDEN, fondo paralelo manejado por Chávez, Giordani, Ramírez y Merentes, a su antojo y del cual desaparecieron sin rendición de cuentas más de $30.000 millones, fraude muy bien documentado por los investigadores Miguel Octavio, Steven Bodzin y Francisco Toro y resumido en  https://devilexcrement.com/category/the-fonden-papers/ [14].

La arbitraria administración del Fondo Chino
En memo dirigido por Rafael Ramírez a Hugo Chávez en Abril 2011 sobre este Fondo le dice muy complacido “El esquema de manejo del Fondo Chino ha resultado en un excelente mecanismo financiero para el estado”. ¿Por qué? Ramírez explica: “El Estado recibe dinero para ser pagado posteriormente con producción…. Por haberse constituido como fondo tiene una administración separada del Tesoro Nacional… el uso de estos fondos solo requiere de la aprobación del Ejecutivo Nación”.[15] https://www.scribd.com/document/72186923/Punto-de-Cuenta-Al-Presidente-Para-Retirar-Fondos-Excedentarios-Venta-Petroleo-China
Como podrá verse Ramírez le recuerda al “Comandante-Presidente” que ellos pueden administrar directamente esos fondos sin darle cuenta a nadie, como en efecto lo hicieron. Ramírez, Chávez, Giordani y Merentes eran los únicos que metían las manos en ese Fondo. En Diciembre de 2011 el acucioso analista petrolero, Sergio Sáez, tuvo esto que decir sobre la manera como se manejó este fondo:
¿Qué queda evidenciado de la lectura del Punto de Cuenta?
1º El reconocimiento oficial de la violación de la cuota de producción petrolera acordada en el seno de la OPEP y sobre producir unos 100.000 barriles por día (bpd), para utilizarla como mecanismo de pago del primer tramo del Préstamo Chino.
2º Que el “precio estimado” para el primer lote del préstamo por US$ 4.000 millones, Fondo Pesado I, fue de US$ 50,00 por barril de petróleo, cuando la cesta petrolera venezolana estaba por encima de los US$ 60,00 el barril
4º En el segundo préstamo, Fondo Pesado II por otros US$ 4.000 millones, se acordó que el “precio estimado” fuese de US$ 32,31 por barril de petróleo, como ingenuamente lo revela el ministro Ramírez al señalar, y que el volumen se incrementase a 130.000 bpd. Precio que luce extraño, pues para la fecha en que se negociaba el lote, la cesta petrolera venezolana rondaba los US$ 85 el barril.
5º El Ejecutivo Nacional a fines del 2009 instruyó a PDVSA que “a partir del 1º de enero de 2010 asumiera directamente el pago de los Fondos I y II, sin utilizar el esquema de considerar esos barriles como pago de regalía en especie”. En pocas palabras le cargó los saldos de ambos préstamos a las obligaciones de PDVSA, y las mismas no se reflejan en sus estados financieros..
6º El ministro Ramírez está reconociendo que la producción petrolera para ese momento, era de 2.687.500 bpd, en lugar de los 3.100.000 que pregonaban.
¿Cómo se vio afectada PDVSA?
PDVSA incrementó su deuda en US$ 36.200 millones y estuvo obligada entregar parte de su producción a la China para honrar el compromiso adquirido irresponsablemente por el gobierno.
Ramírez es expulsado del gobierno por Maduro, Noviembre 2017
 A la muerte de Hugo Chávez Frías se desató una feroz pugna por el poder entre sus allegados, especialmente Maduro, Ramírez y Cabello. Maduro ganó la pugna porque Chávez lo mencionó como su sucesor antes de irse a morir a La Habana y, más importante aún, porque era el preferido por los cubanos, quienes lo habían convertido en una de sus fichas. Una vez establecida esa sucesión los cubanos quedaron en libertad de acelerar el fin de Chávez y de comenzar a gobernar por intermedio de Maduro. Cabello quedó afuera, por el momento, y Ramírez fue perdiendo posiciones, hasta llegar a su destitución como embajador de Venezuela en la ONU en Noviembre 2017,  conservando capitales y contactos para una futura campaña de regreso al poder. Esto es lo que trata de hacer en este momento, convirtiéndose en el viudo mayor del difunto, a través de la creación de un mito según el cual Chávez su era bueno, magnánimo, generoso, grande, mientras Maduro es malo, mezquino y pequeño. La verdad, por supuesto, es que Chávez fue el principal culpable de la tragedia venezolana y que Maduro es solo su sucesor, menos carismático y, sobre todo, sin dinero.
La campaña de Ramírez para regresar al poder encuentra dos obstáculos principales
Desde que Rafael Ramírez tuvo que salir de su posición de embajador de Venezuela en la ONU partió con rumbo desconocido, probablemente Italia, aunque podría ser España. Su campaña para regresar al poder en Venezuela enfrenta dos obstáculos importantes: uno, la pugna que mantiene con Maduro, lo cual le imposibilita regresar al país, donde tiene cargos por corrupción y donde está identificado como enemigo del régimen madurista y líder de un movimiento Pro-Chávez que gana adeptos entre la pandilla del narco-régimen; otro, su situación de persona de interés en USA, relacionada con importantes lavados de dinero, investigación que ya generado varias detenciones entre los miembros del grupo de PDVSA de la etapa de Ramírez. Es probable que su  situación en Venezuela no le preocupe tanto como su situación en USA. Su regreso a Venezuela le daría hasta dividendos políticos y lo pondría en plan de víctima del narco-régimen, convirtiéndolo en “héroe ciudadano”. Maduro no se siente lo suficientemente fuerte para enfrentarlo en el país. Otra cosa es su situación de persona de interés en fraudes inmensos de lavado de dólares investigados por la justicia estadounidense, en combinación con las policías de España y de otros países de la Unión Europea y de América Latina. Estas investigaciones internacionales, desprovistas del matiz político que si tienen en Venezuela, han llevado ya a la identificación de una pandilla de criminales financieros integrada por gente que ha tenido íntima relación con Rafael Ramírez durante los últimos 20 años, entre otros Nervis Villalobos, Rafael Reiter, su hermano  Fidel Ramírez Carreño, su primo Diego Salazar Carreño, otro primo que acaba de ser capturado en Argentina, llamado Luis Abraham Bastidas Ramírez, Jesús Enrique Luongo, el ex - gerente de PDVSA José Luis Parada, Javier Alvarado, Luis Carlos León, César Rincón Godoy, los bolichicos de Derwick Associates, Francisco Convit Guruceaga, Eulogio del Pino y algunos contratistas de la Faja del Orinoco, una extensa red de manejos ilícitos que está siendo sistemáticamente desmantelada por la justicia internacional. Ello coloca a Ramírez en posición de mucho riesgo frente a la justicia internacional, la cual no es tan complaciente como la llamada justicia venezolana. Se recordará que un informe de la Asamblea nacional acusando a Rafael Ramírez de malversar la inmensa suma de $11000 millones fue bloqueado por el llamado Tribunal Supremo de justicia venezolana, el cual “prohibió cualquiera investigación a Rafael Ramírez”. Esto se hizo cuando aún Ramírez no había caído en desgracia con Maduro pero ahora puede ser resucitado en cualquier momento por el acomodaticio tribunal, al mando de un asesino.    
                                                    Nota
Estamos abiertos a cualquiera información adicional que pueda reafirmar lo aquí expresado o que nos haga rectificar  nuestras afirmaciones. El objetivo de este documento no es el de perseguir a nadie por razones personales, sino contribuir a la acción de la justicia en Venezuela y llevar a la recuperación de los gigantescos montos de dinero que han ido a parar a los bolsillos de los responsables por el desastre venezolano del siglo XXI.  

  



[1] Decreto Nº 1.880, publicado en la Gaceta Oficial Nº 37.486 del 17 de Julio de 2002
[2] Decreto Nº 3.264, publicado en la Gaceta Oficial Nº XXXX del 22 de Noviembre de 2002
[3] Artículo 29. Las empresas petroleras estatales se regirán por esta Ley y su Reglamento, por sus propios estatutos, por las disposiciones que dicte el Ejecutivo Nacional por órgano del Ministerio de Energía y Petróleo, y por las del derecho común que les sean aplicables.
[4] Informe de Gestión Anual de PDVSA 2011, página 36. ISN 244-8691
[6] Carta de Jorge Giordani: “Testimonio y responsabilidad ante la historia”, http://www.aporrea.org/ideologia/a190011.html
[7] “De Petroestado a Narcoestado”, por Gustavo Coronel, publicado por CEDICE, 2009: http://www.elcato.org/pdf_files/gcoronel-corrupcion-venezuela.pdf . Las cifras hasta 2009 montaban a unos $36.000 millones y  han sido actualizadas en artículos posteriores para llegar al estimado de $50.000 millones.
[8] ‘De Petroestado a Narcoestado”, por Gustavo Coronel, publicado por CEDICE, 2009, ver arriba. Además: “Chavistas en el Imperio”, Casto Ocando, Factual Editores, 2014, con detalles sobre el intento de fraude con Free Market Petroleum.
[9] “Who is Wilmer Ruperti?”, INFODIO, Alek Boyd, Febrero 2014, http://infodio.com/040214/who/is/wilmer/ruperti
[13] “Los estados financieros consolidados de PDVSA…2013”, Sergio Sáez, http://www.petroleumworldve.com/napa14070101.htm


 *    Los documentos del Centro de Auditoría Social reciben aportes de varios profesionales de la industria petrolera quienes prefieren mantener sus nombres en reserva. El suscrito se responsabiliza por el contenido.  


viernes, 17 de agosto de 2018

Murió Cayito Aponte



Un exponente de una Venezuela amable , de un país que hoy vemos con  nostalgia. En este sketch lo vemos actuando como Arturo Uslar Pietri, hablando de las diferentes candidaturas presidenciales de la época.
 https://www.youtube.com/watch?time_continue=343&v=IzM3jc3rMyk

Murió en una Venezuela degradada, llena de odido y miseria. No fue una muerte justa.

miércoles, 15 de agosto de 2018

Gasolina y carnet de la patria: otra bofetada más al país



** GASOLINA A PRECIOS INTERNACIONALES MIENTRAS PDVSA Y MADURO NADAN EN  CORRUPCIÓN

Nicolás Maduro ha dicho que la gasolina debe venderse a precio internacional en una Venezuela arruinada, con una población muerta de hambre o de mengua. El crapuloso Mario Silva se ríe al decir que ahora “la clase media tendrá que pedir su carnet de la patria”.  Maduro agrega que  se le daría un subsidio a aquellos que tengan el carnet de la patria. Estos cruces  de hiena con jumento no deben continuar ni un día más en el poder. Lo que dicen hoy representa una nueva agresión en contra del país.   Lo que era conceptualmente impecable hace algunos años  es una salvajada hoy. El aumento del precio de la gasolina ha debido hacerse cuando el país nadaba en dinero, no ahora cuando la población  no puede asimilarlo, mucho menos cuando se le combina con una maniobra política que da gasolina barata a cambio de lealtad, extorsión típica de la gentuza que está en el poder.   
El aumento del precio de la gasolina no puede decretarse de manera aislada de otras decisiones de política económica que tienen relación directa con este tema. Tome usted, por ejemplo, el envío de petróleo prácticamente gratis a Cuba. Desde que esta decisión fue tomada por el paracaidista traidor el monto de la transferencia de dinero venezolano a Cuba  ha sido de aproximadamente $45-50000 millones (incluye los montos dados para “modernizar” refinerías y construir viviendas en Cuba con nuestro dinero). ¿Es que acaso cabe en los pequeños  cerebros chavistas que se le pueda exigir al pueblo venezolano este nuevo sacrificio sin terminar, simultáneamente, con el inmoral subsidio a Cuba?  Maduro compra petróleo a precios internacionales para enviarlo a Cuba a precios subsidiados. Eso es traición.
El aumento del precio de la gasolina no puede decretarse sin despedir a los ignorantes e incapaces que gerencian a PDVSA.  La empresa ha perdido casi dos millones de barriles diarios de capacidad de producción. Desde Ali Rodríguez, pasando por Rafael Ramírez, luego Eulogio del Pino,  hasta llegar al cantinflérico Manuel Quevedo, la empresa ha ido en colapso continuo. Hoy está destruida y es irrecuperable. El aumento del precio de la gasolina en ese contexto de ruina total de la empresa es simplemente una maniobra de último momento para generar más dinero para el agonizante narco-régimen. 
PDVSA debe hoy más de cien mil millones de dólares.  Los acreedores de PDVSA tocan insistentemente a sus puertas. La pérdida de CITGO es inminente. Ya perdió ISLA, en Curazao. Ya perdió HOVENSA, en las islas Vírgenes. Las empresas petroleras atropelladas por Chávez y Maduro demandan a PDVSA en todo el mundo  El nefasto Ramírez es un prófugo, nadie sabe dónde tienen preso a del Pino y de que se le acusa (aunque sabemos que fue un corrupto y un inepto),  Quevedo es un pobre payaso. Cubrir este pantano de corrupción con un aumento en el precio de la gasolina es barrer la basura debajo de la alfombra. 
Para justificar el aumento en el precio de  la gasolina Maduro tendría que enviar a la cárcel a quienes han tolerado y hasta promovido esta corrupción, desde Ali Rodríguez hasta Manuel Quevedo.
El país se derrumba, cunde al caos, mientras la Fuerza Armada permanece en silencio, comprada por aumentos salariales y privilegios odiosos, en medio de la miseria nacional. 
La rebelión ciudadana está más que justificada para salir de este desastroso narco-régimen, para barrer definitivamente con esta maloliente basura chavista.   

domingo, 12 de agosto de 2018

Maduro, cadáver politico



Por lo que leído y visto sobre los “drones” que intentaron asustar, herir o matar al sátrapa Nicolás Maduro, tiendo a creer que este suceso fue un verdadero intento de protesta en contra del narco-régimen. No causó víctimas entre los despavoridos miembros de las fuerzas armadas y milicias desprestigiadas y tampoco entre los militares y civiles del narco-régimen que se encontraban en la tribuna, pero si se puso en claro que esa chusma no aguanta un cohetón. El primero inmovilizado por el  terror fue el ministro de la Defensa Vladimir Padrino López, apartado bruscamente por el único militar que reaccionó frente al dron. El  aparato volador,  parecido a un ventilador, se desplazaba lentamente, sin pretensión alguna  de Hiroshima o Nagasaki y terminó explotando de manera totalmente inofensiva, a pesar de haber sido activado desde el imperio, como acusa el psiquiatra de Maduro, Jorge Rodríguez.
Este incidente puso de manifiesto la característica fundamental del chavismo-madurismo: la cobardía. Corrieron los soldaditos en la plaza y  algunos militares colocados en la tribuna se agachaban.
Maduro salió ileso de un intento que estuvo lejos de representar una amenaza para su vida. Pero, sin embargo, murió una vez más. Porque como decía André Maurois: “El cobarde muere mil veces, el valiente solo una vez”. Maduro muere políticamente cada vez que reprime al pueblo, cada vez que sus familiares trafican con drogas, cada vez que hace fraudes electorales, cada vez que falsificaba la firma de Hugo Chávez para consolidarse en el poder, cada vez que muestra su supina ignorancia en la televisión, cada vez que abre la boca llena de falsedad, cada vez que anuncia alguna decisión tragi-cursi sobre la economía, cada vez que atornilla a jumentos unifomrados en sus posiciones de poder en PDVSA y en docenas de otras agencias del estado.
 Por cada uno de esos crímenes Maduro se ha hecho reo de la pena máxima, la cual en Venezuela es de 30 años en prisión.  Si estuviéramos en otros países donde la justicia contempla la pena de muerte o donde la venganza ha remplazado a la justicia, como en Libia, el castigo de Maduro podría ser mucho peor.  
No estamos en Libia, ni  en Irak. No estamos en la Italia de la segunda guerra mundial ni en la Rumania de Ceausescu. La pareja presidencial no tendrá, gracias a Dios, el mismo indigno fin de Benito y de Clara, colgados por los pies en una plaza de Milán. Maduro, muerto políticamente ya muchas veces, llegará vivo al final de su narco-régimen, porque  - con excepción de Bolivia -  en América Latina no guindan a los presidentes de los postes. Pero la magnitud de sus crímenes ha sido tan horrible que no es posible que pueda fugarse sin castigo. La justicia tendrá que hacerse presente. Maduro todavía es relativamente joven, lo mismo que su esposa. Podrán pasar 30 años bajo rejas, pagando por sus múltiples crímenes, obligados a resarcir a la Nación por sus desafueros.  
En la Venezuela de hoy, la Venezuela de Maduro y Cilia, se hunden los ferrys, se arruina la empresa petrolera, la inflación es la mayor del mundo,   más de dos millones de venezolanos han tenido que irse del país, el ambiente está destruido y ya hay gente de su mismo entorno y hasta de la familia presa o investigada por narcotráfico y por lavadores de dinero en varios países del mundo.
Es preciso rechazar vigorosamente la especie promovida por las viudas de Chávez de que Maduro y Chávez son diferentes. Maduro es el remplazo de Chávez, nombrado por Chávez antes de irse a morir a La Habana. Cuando Maduro  remplazó a Chávez  no supo o no pudo continuar engañando al pueblo. Chávez  lo pudo hacer porque tuvo dinero a manos llenas y porque murió físicamente antes de que el dinero se terminara. Maduro es un cadáver


político sin dinero. Le ha sido imposible perpetuar el chavismo sin el apoyo de los antiguos tutores o parásitos de Chávez: Lula, Kirchner, Fidel,  Cristina Fernández, Correa, Mujica, Zelaya,  Ortega, Evo, algunos ya muertos, otros derrocados y en prisión, los demás  sin apoyo popular. Esa cleptocracia regional se vino abajo. Desaparecen UNASUR, ALBA, PETROCARIBE, todos los tinglados montados por el sátrapa físicamente desaparecido para consolidar su poder.  
Maduro está políticamente muerto pero hay que sacar su cadáver


 político de Miraflores porque apesta y sigue haciendo daño.  


miércoles, 8 de agosto de 2018

Otro fraude de PDVSA: las empresas petroleras mixtas

Un extraordinario informe del ingeniero Víctor Poleo: “Empresas Mixtas en el Siglo XXI” revela claramente el gran fracaso de las empresas mixtas de la  PDVSA chavista, fracaso que comenzó bajo la desastrosa gerencia de Rafael Ramírez Carreño, hoy investigado y  buscado por la justicia internacional.
Como se recordará, este concepto de “empresas mixtas” fue decidido por Chávez para remplazar, en 2007,  un programa de contratos de operación que había dado algunos importantes frutos, sobre todo en la Faja del Orinoco. Se habían construido costosas plantas mejoradoras del petróleo extra pesado allí producido, financiadas por las empresas operadoras internacionales de amplios recursos tecnológicos como Exxon, ConocoPhilips, British Petroleum, TOTAL y otras de igual magnitud. Chávez decidió “nacionalizar” este programa, escuchando la opinión de sus “expertos” Jorge Giordani, Bernard Mommer y Rafael Ramírez, convirtiendo los contratos de operación en empresas mixtas en las cuales PDVSA debía tener, al menos, el 51% de las acciones. Esta decisión representó una clara privatización parcial de PDVSA, al ceder 49% de propiedad del petróleo producido a las empresas internacionales pero las condiciones impuestas de manera arbitraria llevaron a las grandes empresas internacionales a abandonar el país (con excepción de Chevron y TOTAL) y, algunas de ellas, a demandar a la Nación venezolana por lo que consideraron la confiscación de sus activos en el país. Estas empresas fueron remplazadas por empresas venidas de China, Rusia, Vietnam, Cuba, India y otros países, poseedoras de gerencia de baja calidad y de tecnologías menos avanzadas. Estas empresas eran de países “aliados”, como los llamó  Chávez, de ideología política similar a la que trataba de imponer Chávez en Venezuela. Algunos de los resultados de la insensata aventura chavista  pueden resumirse así, según la información generada por Víctor Poleo:
EMPRESAS MIXTAS FUERA DE LA FAJA    21
EMPRESAS MIXTAS EN LA FAJA                  13
EMPRESAS MIXTAS COSTA AFUERA            3
EMPRESAS MIXTAS EN CAMPOS MARGINALES/MADUROS 7
En 2017, de los 2 millones de barriles diarios que producía Venezuela el 51%, un poco más de un millón de barriles diarios, era producido por estas empresas mixtas. En lo que va de 2018 Venezuela está produciendo apenas 1,4 millones de barriles diarios, lo cual significa que la producción de las empresas mixtas también ha bajado, al nivel de unos 760000 barriles diarios.  
Del total de empresas mixtas:
·       8 empresas producen menos de mil barriles diarios, es decir, son muy pequeñas, incluyendo una manejada por Cuba y otra, ya fracasada,  por Vietnam. En los últimos cuatro años la producción de este grupo de empresas  ha bajado en un 65%.
·      Unas 12 empresas producen entre 1000 y 10000 barriles diarios pero su producción ha bajado en un 50% en los últimos cuatro años.
·       Del total de 20 empresas que producen menos de 10000 barriles diarios, 17 empresas son o eran operadas por los amigos ideológicos o geopolíticos de Chávez tales como  Lula, Kirchner, incluyendo una empresa asociada con el  ex gerente de Chevron en Venezuela, conocido por su amistad con Chávez, Ali Moshiri. Han sido y son empresas sin gerencia profesional de calidad, sin tecnología, simples especuladoras del negocio petrolero bajo la protección del régimen. Ello explica el colapso de la producción.
·      11 empresas mixtas producen entre 10000 y 50000 barriles diarios e incluyen empresas manejadas por ENI, REPSOL y CHEVRON, las cuales han mantenido su producción, aunque con clara tendencia a declinar, sin que se vea ninguna señal de desarrollo y de nuevas inversiones. Como la idea no es mantener la producción estable sino en franco desarrollo, este comportamiento debe ser definido como un fracaso. No ha habido aumento de la producción sino, a lo sumo, el mantenimiento de la producción.
·      7 empresas producen más de 50000 barriles diarios. Todas son empresas operando en la Faja del Orinoco y produciendo un petróleo muy pesado, sin haber construido ninguna planta de mejoramiento durante los 20 años del chavismo. Desde 2015 a 2017 la producción ha bajado, de 843000 barriles diarios a 762000 barriles diarios y no se ve señal alguna de recuperación. De estas empresas dos son rusas y una es china.
En 2012 hasta 12 países cuyos gobiernos eran  amigos de Chávez estaban operando en Venezuela, muchos de ellos sin tradición petrolera de magnitud internacional como  Uruguay, Cuba, Vietnam, Corea del Norte, Bielorrusia o Ecuador. Otras, como Sur Corea o Angola no tenían los recursos técnicos adecuados. La mayoría de las empresas de gran capacidad tecnológica y financiera ya se habían ido del país.
Como la producción de la Faja iba en continuo descenso la PDVSA chavista generó un nuevo fraude, cambiando de manera arbitraria los límites de la llamada Fala del Orinoco, añadiendo un territorio que no pertenecía a ella , en el cual ya existía producción, territorio que incluye a Tucupita, Pariaguán, San Tomé y El Tigre.  Ello le permitió al régimen decir que la producción de la “Faja” había “aumentado”. Este fue un fraude similar al de la certificación de las reservas “probadas” en la Faja del Orinoco, el cual consistió en doblar de manera arbitraria y poco profesional el factor de recobro del petróleo en sitio, sin que existieran datos de yacimientos que apoyaran tal salto.
En comparación con la magnitud de sus reservas probadas verdaderas la producción en la Faja del Orinoco es ínfima y sigue bajando, lo cual revela el rotundo fracaso del programa de desarrollo ideado por el chavismo para lo que bautizaron, dándole el beso de muerte, como Faja del Orinoco Hugo Chávez Frías.
Frías se quedaron las áreas a ser desarrolladas.




domingo, 5 de agosto de 2018

INJUSTICE IN THE SOUTH AND THE DEEP SOUTH



In 1944’s  U.S. south a black woman living in Abbeville, Alabama, married and with one child, was taken at gun point into the woods by seven young white men and raped, not once or twice but six times.  Contrary to the usual silence of raped black women in that part of the country this woman went public and identified the boys involved. At first her accusation went unheeded but hundreds of citizens from all over the country asked for justice. The governor of Alabama yielded to public pressure and convened a Grand Jury, made up of white, local members. The Grand Jury absolved the white boys. The black woman, born in 1919 died last year in Alabama, after living a hard life as a field hand, picking oranges in Florida or doing diverse agricultural jobs. Her marriage ended prematurely. She did not live a happy life after her ordeal failed to receive justice.  
Of the seven young boys at least two died tragically and one went to prison but not in Alabama. He was captured by the North Koreans during the Korean War and spent long months as a war prisoner. The fight put up by the woman inspired, years later, the civil rights movement, particularly Rosa Parks challenging the prohibition for blacks to sit in the forward section of buses and the bus boycott by black raiders, an excellent example of non-violent civil disobedience.
Racial discrimination is one of the most odious forms of human behavior and, to its credit as a nation, the United States has found ways to fight it. It has not been easy. Even the author of the Declaration of Independence, Thomas Jefferson, the man who wrote that “All men are created equal and endowed by their creator with the inalienable right of life, liberty and the pursuit of happiness”, found no contradiction between his words and his owning of slaves, an issue that would lead to a tragic, bloody civil war soon after Jefferson’s death.  
Years later, in the deep south, in Venezuela, discrimination has taken many forms during the despotic rule of the deceased Hugo Chavez and, now, of Nicolas Maduro. Discrimination and abuse of power has been political, gender, social, economic and, even, racial, as illustrated by the persecution exercised by Chavez and Maduro against middle class whites. Venezuela during the XXI century has been a country where injustice has prevailed. While the honest are being reduced to poverty and despair, the gang in power has pocketed millions of dollars and lives totally outside the laws of the country, with total impunity. At this moment, for example, the life of one of our beloved comedians, “Cayito” Aponte,  is at great risk because he lacks the medicine that would help him. In parallel, dozens of Chavistas have bought and are buying mansions in Europe or large racing horse ranches in the U.S., bought with the money they have stolen from the Venezuelan nation. One of them, Diego Salazar Carreño, has become  (in) famous for giving 5000 euro tips to waiters in the restaurants of Paris.
When justice is absent in a country civic resistance becomes mandatory. This resistance can lead to tragic wars, such as the U.S. civil war or to massive, non-violent, street demonstrations, such as the ones led by Martin Luther King or by Gandhi.  In Venezuela this resistance against the Chavez-Maduro dictatorship has been expressed in non-violent ways but still has not produced the required effects of expelling the dictators from power. The examples of Gandhi and Martin Luther King show that victory can be attained by persistent, non-violent, civil disobedience. This is the path Venezuelans should follow.
Because if justice does not come to Venezuela soon, revenge and violence will.