domingo, 23 de febrero de 2020

1976-2020: El largo viaje de PDVSA hacia el abismo


*** DE RAFAEL ALFONZO RAVARD A TARECK EL AISSAMI, UNA HORROROSA INVOLUCIÓN
*** DE LÍDER EN LA OPEP A MENOSPRECIADA COMPARSA
*** DE GERENCIA PROFESIONAL DE RANGO MUNDIAL A PANDILLA DE LADRONES Y NARCOTRAFICANTES
*** DE MODERNOS COMPLEJOS REFINADORES A CHATARRA CERRADA
*** DE EMPRESA MUNDIALMENTE RESPETADA A HAZMERREIR DE LA COMUNIDAD PETROLERA INTERNACIONAL

A media mañana del 6 de Agosto de 1975 el recinto del Senado venezolano se encontraba lleno de gente deseosa de escuchar la intervención del ex-presidente y senador vitalicio Rómulo Betancourt en el debate sobre la nacionalización petrolera que proyectaba el gobierno de Carlos Andrés Pérez. La voz de Betancourt era escuchada y respetada por haber sido presidente de la república, por su condición de gran demócrata y por su calidad de estadista. Su discurso de dos horas fue importante puesto que apoyó el proyecto de Pérez, defendió el Artículo Quinto que tanta resistencia generó en las filas del izquierdismo y de la derecha copeyana y justificó el paso nacionalizador por tres razones fundamentales: Una razón patriótica; una razón económica y una razón geopolítica, es decir, que el tiempo había llegado para hacerlo. La primera razón la explicó al decir que “un país termina por adquirir una sumisa mentalidad cuando deja que otros exploten sus materias primas…”. La segunda razón,  porque la explotación directa daría mayores ingresos fiscales y de otro orden. Sobre la tercera razón explicó que vivíamos en un mundo interrelacionado, quizás refiriéndose a los eventos que ocurrían en el medio Oriente, los cuales le habían dado a los países productores mucho mayor poder frente a las empresas petroleras transnacionales.
Como gerente medio de la industria petrolera en aquellos años no estuve de acuerdo con su nacionalización. A diferencia de lo que pensaba el respetado y admirado ex-presidente, siempre pensé y continuo pensando hoy que un suficiente control de la industria petrolera por parte de la Nación podía y puede perfectamente obtenerse sin necesidad de transformar la operación de la industria en un monopolio estatal, estableciendo claras regulaciones administrativas y técnicas sobre la actividad. Para ser exactos, en esos años Venezuela había llegado a tener un control prácticamente total sobre las decisiones de la industria a través de regulaciones existentes, tales como el decreto 832, el cual obligaba a las empresas a someter sus presupuestos anuales a la aprobación del Estado. Este decreto y otras leyes y regulaciones existentes se combinaban para darle a la Nación un poder decisorio casi total sobre la actividad petrolera. Además, le proporcionaba a la Nación un porcentaje muy alto de los ingresos totales obtenidos sin necesidad de que la Nación tuviera que comprometer sus propios recursos para financiar la actividad Es por ello que se dijo que lo que se iba a nacionalizar realmente era el riesgo de la actividad. Era contra intuitivo pensar que los ingresos serían mayores ya que la nacionalización involucraba la necesidad de financiar la actividad con los dineros de la Nación. El sentimiento nacionalista fue exacerbado por los sucesos que habían ocurrido en Libia y en otros países productores y llamaban a la emoción y al entusiasmo, constituyéndose en un factor adicional que apoyó la decisión de nacionalizar.
Quienes adversábamos la decisión, una vez tomada, decidimos quedarnos a colaborar bajo el nuevo esquema, a fin de tratar de que se hiciera de la manera más racional y eficiente posible. Inicialmente ello se logró en gran parte, con la adopción de un modelo sin precedentes en el mundo petrolero, consistente de cuatro empresas operadoras integradas y una empresa matriz, coordinadora financiera y de planificación. Al frente de un grupo de venezolanos honestos se colocó a un gerente excepcional, Rafael Alfonzo Ravard, quien logró por algunos años mantener el respeto del mundo político por el manejo profesional de la industria nacionalizada. Durante estos primeros años parecía que PDVSA lograría ser uno de esos casos, raros en el mundo petrolero, de una empresa del estado profesional razonablemente eficiente y manejada al margen de la política. Ello comenzó a cambiar cuando se modificaron algunos reglamentos de PDVSA para acortar el período de los directores y a aparecer indicios de que los nombramientos se alejaban de consideraciones meritocráticas para dar mayor importancia a las relaciones políticas o personales, lo cual promovió el cabildeo dentro de la organización, deformación similar a la que ocurría en la Fuerza Armada, en la cual los militares buscaban promoción a través de su acercamiento al sector político. Quitarle a PDVSA el fondo de inversiones petroleras durante la presidencia de Herrera Campíns representó el final de su autonomía financiera, uno de los pilares que el General Alfonzo predicaba como esencial para el buen funcionamiento de PDVSA. El mundo político comenzó a entrar a la industria petrolera, a hacerla parte del forcejeo que se llevaba a cabo en otros sectores. Declaraciones como las de Gonzalo Barrios y líderes del COPEI sobre los excesivos salarios de los gerentes petroleros, las acusaciones sobre colitas en los aviones de PDVSA a familiares y amigos de los gerentes, la constante crítica ideológica de la extrema izquierda derrotada en el debate pre-nacionalización, todo ello fue configurando una verdadera invasión del mundo burocrático y político del estado venezolano a PDVSA. El sueño de ver a la administración pública imitando la actividad gerencial profesional y eficiente de PDVSA se fue convirtiendo en la captura progresiva de PDVSA por la mediocridad del mundo político venezolano. A pesar de que por muchos años PDVSA anduvo razonablemente bien gracias a  un grupo de gerentes valiosos y competentes, la tensión entre este grupo y el mundo político se fue intensificando. El general Alfonzo salió de la empresa y fue remplazado por una figura política. Más tarde habría conflictos serios entre presidentes de PDVSA como Brígido Natera o Andrés Sosa Pietri, con los ministros del sector. La luna de miel se terminó y aparecieron las rencillas conyugales. El mundo político nunca pudo aceptar, por ejemplo, que un gerente petrolero pudiese ganar más dinero que un ministro. Para ellos se trataba de que el gerente petrolero estaba sobre remunerado cuando la realidad siempre ha sido que los bajos sueldos de la administración pública han promovido la híper-corrupción endémica en el mundo político venezolano. Llegar a la presidencia de los Seguros Sociales, Aduanas  o el hipódromo, por ejemplo, era la  ocasión para robar, ya que el tiempo de permanencia en estos cargos  era corto en promedio y “había que aprovechar”. El mundo petrolero y el mundo político eran como el aceite y el vinagre, inmiscibles.
Demasiado bien lo hizo PDVSA por largos años, demasiada presión contaminante aguantó el núcleo original que la mantuvo a niveles profesionales. Pero ya para la década de 1990 PDVSA mostraba clara adiposidad burocrática y se había agotado el modelo de empresas filiales múltiples, por lo cual fue necesario ir a una integración de las filiales y a su conversión en Unidades de Negocios por función, es decir, a la figura de una empresa estatal única.
Este proceso de deterioro se pudo demorar por etapas, gracias a los esfuerzos de la gerencia petrolera pero la tendencia era imposible de revertir. PDVSA iba en camino de ser una empresa más del Estado, a lo PEMEX, YPF Argentinos, Pertamina o Petroperú. Y esto era inevitable por aquello que decía el líder sindical Manuel Peñalver: “No somos Suizos”. Ciertamente PDVSA hizo lo imposible para vencer ese fatalismo pero, al final, fue tragada por la marabunta.
La marabunta que había sido modesta hasta 1999 entró como rio crecido de la mano de Hugo Chávez. Desfilaron por la presidencia de PDVSA en la etapa chavista miembros de una antología de la ignorancia y/o de la corrupción: Ciavaldini, Parra, Rodríguez Araque, Ramírez Carreño, Del Pino, Quevedo, quienes mostraron una progresiva eficiencia en capacidad de destrucción. Ramírez y Quevedo han sido los peores, uno por la cantidad de años que tuvo poder para destruir la empresa en beneficio personal y el de su pandilla, el otro por su colosal ignorancia y negligencia criminal.  Hoy está al frente de PDVSA un narcotraficante y lavador de dinero buscado por la justicia internacional, asistido por un elenco de hampones. Ninguna pesadilla puede ser peor que esta horrorosa realidad
Se dirá que esta debacle que ya dura  20 años fue un producto de la fatalidad pero es necesario admitir que las fatalidades tienen que figurar en nuestros escenarios venezolanos con cierta probabilidad de concretarse, porque han sido demasiado frecuentes para considerarlas cisnes negros: Cipriano Castro, Juan Vicente Gómez, Marcos Pérez Jiménez, Hugo Chávez y Nicolás Maduro, han tenido el poder en Venezuela durante el 65% de nuestra historia desde 1900 hasta hoy.   
Lo peor, si es que hay algo peor de lo  que ya ha sucedido, es que no se advierten en el joven liderazgo político venezolano, el cual tendrá a su cargo llevar las riendas de la Nación del futuro, indicios claros de que la lección ha sido aprendida. Se sigue hablando el mismo lenguaje estatizante y de adoración por los monopolios y empresas del estado, a pesar de que ninguna ha sido beneficiosa para el país (véase el desastre de la CVG como muestra)  
Se sigue hablando de que hay que recuperar a PDVSA, de que hay que ponerla en condiciones de explotar la Faja del Orinoco y llevarla a producir 5 millones de barriles por día, de que todo podrá regresar a ser lo que fue en los primeros años de la “nacionalización”, de que Venezuela podrá ser de nuevo una potencia energética, ya que tenemos las “reservas probadas más grandes del mundo”, mito que se han tragado de manera acrítica los analistas de la situación venezolana.
El deber de quienes hemos vivido íntimamente la experiencia de PDSVSA es utilizarla para advertir sobre el futuro, sobre los peligros de tratar de recorrer los mismos caminos y tomar los mismos atajos que llevan al abismo.
Hay nacionalismos sanos y nacionalismos enfermos, hay deseos de ser independientes que son respetables pero que deben armonizarse con las exigencias de la interdependencia, hay ideales de superación admirables pero que deben ser producto del esfuerzo propio y no de resentimientos xenofóbicos, hay aspiraciones genuinas de control que no deben ser confundidas con la necesidad de hacerlo todo, especialmente aquello que otros pueden hacer mejor y sin comprometer nuestros recursos.

Con la nacionalización petrolera quisimos ponernos los pantalones largos pero no fue así. Andamos de taparrabos guiados por una pandilla de narcotraficantes. 

jueves, 20 de febrero de 2020

HOW TO MAKE AMERICA GREAT AGAIN/ COMO RESTITUIR GRANDEZA A AMÉRICA




La versión en español sigue a la versión en inglés/ The Spanish version follows the English version
America’s compassion and leadership have been the source of much national pride and explain why millions of people from other countries have come to this country to fulfill their American dream made of equality of opportunities, social mobility, respect for the law, ethical government, a flourishing environment for the arts and sciences, the chance to find their place under the sun, where they can be somebody and speak with their own voice. 
President Ronald Reagan found a proper definition for this America when he spoke, in his farewell address, of a “shining city upon a hill”, see: https://www.youtube.com/watch?v=c32G868tor0 . He spoke of moral clarity, integrity, courage, of attributes that in his view characterized the global posture of America. Reagan had his blunders but he was mostly able to lead by example.  
The same can be said of Woodrow Wilson, always full of dreams. He proposed Fourteen Points to be implemented after the First World War, including a League of Nations. His proposal was not put into practice at the time but still remains as one of the purest expressions of U.S. political idealism.
And so was Abraham Lincoln. The Russian writer Leon Tolstoy said:  ‘His greatness consisted in the integrity of his character and the moral fiber of his being”.  His legacy has been one of moral courage and leadership. His words still resound and move us:  “With malice toward none; with charity for all; with firmness in the right, as God gives us to see the right”…. 
Franklin D. Roosevelt emphasized moral leadership. He led the country through economic crisis and global war and put in motion social security regulations about minimum wages and protection for labor. We still remember his “Good Neighbor” Policy.
Harry Truman and his Secretary of State, George Marshall helped the reconstruction of Europe through the Marshall Plan. In his confrontation with General Mac Arthur, Truman reasserted civilian rule over the military.  
As General Mark Clark said, and his words can be read in the cemeteries of Europe’s battlefields: If ever proof were needed that we fought for a cause and not for conquest, it could be found in these cemeteries… All we asked was enough soil in which to bury our gallant dead”.
John Kennedy led the drive to put a Man in the Moon and bring him back alive, a first step in the travels of Man to the stars. He also was the force behind the Alliance for Progress and the Peace Corps.
Lyndon Johnson promoted racial integration efforts and, says Doris Kearns Goodwin, did “the right thing, he did the moral thing, he did the ethical thing. By making those civil rights laws, by making Medicare, aid to education, war on poverty, he was trying to bring America closer to our ancient ideal.”
The ousting of Richard Nixon called for the action of the political leadership across partisan boundaries. It was both a tragic and luminous moment in U.S. history.
America has led the world by example, fighting for universal values and ideals of freedom and democracy, receiving with open arms the “tired, the poor, the huddled masses yearning to breathe free".
American global leadership has often been, as someone has said: strong but not rude; bold but not bully; humble but not timid; proud but not arrogant.
The essence of American greatness is to have been a world leader in the maintenance and defense of moral values, democracy, freedom and universal principles.  
But today American political leadership is claiming to be making America great again by calling for the opposite of this fundamental posture of supreme concern for the world.  The call today is for America First with its echoes of “Germany, Germany above all,
Above all in the world”. It is calling
for “patriotism” versus Globalism; for promotion of the use of contaminant fossil fuels against the need of the planet to resort to renewable energy; for going against global environmental efforts, claiming parochially that  that “our air is clean”, as if air was subject to political boundaries.
Although the current leadership has shown strong resolve to help in the fight against cruel and ignorant Venezuelan dictator Nicolas Maduro, this has not been a globally coherent policy of defense of democracy since, in parallel, has maintained friendly ties with equally brutal dictatorships, as in the case of Turkey and Saudi Arabia and has shown inexplicable softness for Russia’s Putin and, even, paternal tenderness for the dictator of North Korea.
How to really make America great again requires a reaffirmation of its moral leadership. Today America is drifting away from this fundamental posture and raising tribal flags. This is the wrong direction to take for a country so big and powerful, in a planet that has grown so interdependent, where national boundaries are losing meaning due to the immense global problems faced by humanity.

                                          VERSIÓN EN ESPAÑOL

COMO RESTITUIRLE GRANDEZA A AMÉRICA
El liderazgo global y la compasión exhibida por América explica la razón del sentimiento de orgullo nacional y el por qué millones de personas de otros países han llegado a este país a fin de tratar de lograr su sueño americano, con igualdad de oportunidades, movilidad social, respeto por la ley, gobierno ético, un ambiente floreciente en las ciencias y en las artes y la esperanza de encontrar un lugar bajo el sol, en el cual puedan ser alguien y hablar con su propia voz.
El Presidente Ronald Reagan encontró una definición apta para esta América cuando habló, en su discurso de despedida, de la  “resplandeciente ciudad en la colina”, ver: https://www.youtube.com/watch?v=c32G868tor0.  Reagan habló de claridad moral, integridad, coraje, atributos que en su perspectiva caracterizaban la postura moral de América. Reagan cometió errores en su presidencia pero – en general -  pudo liderar con el ejemplo.
Lo mismo puede decirse de Woodrow Wilson, siempre soñador.  Propuso Catorce Puntos a ser puestos en práctica después de la Primera Guerra Mundial, incluyendo la Liga de Naciones. Su propuesta no prosperó en el momento pero aún representa uno de los momentos más claros de idealismo político americano.
Lo mismo Abraham Lincoln. El escritor ruso León Tolstoi dijo: “Su grandeza consistió en la integridad de su carácter y en su fibra moral. Su herencia es una  de coraje y liderazgo moral”. Sus palabras todavía resuenan, conmovedoras: “Con malicia  para nadie, con caridad para todos, con firmeza en el derecho, como Dios nos permite ver ese derecho”.
 Franklin D. Roosevelt enfatizó el liderazgo moral. Condujo a su país a través de la crisis económica y de la guerra mundial y puso en marcha regulaciones de seguridad social como el salario mínimo y la protección laboral. Todavía recordamos su “Política del Buen Vecino”.
Harry Truman y su Secretario de Estado George Marshall ayudaron a la reconstrucción de Europa después de la segunda Guerra mundial en base al Plan Marshall. En su confrontación con el general Mac Arthur Truman reafirmó el control civil sobre el poder militar.  
Como dijo el General Mark Clark, sus palabras se encuentran en los cementerios de los campos de batalla de Europa: Si se necesitara alguna prueba de que luchamos por una causa y no por conquista, ella puede verse en estos cementerios… todo lo que pedimos fue suficiente suelo para enterrar a nuestros valientes muertos”.  
John Kennedy lideró el programa que llevó a un hombre a la Luna y lo trajo de regreso sano y salvo, una primera etapa en la conquista del espacio por el hombre. Fue también el líder de la Alianza Para el Progreso y de los Cuerpos de Paz.  
Lyndon Johnson promovió la integración racial y, según Doris Kearns Goodwin, hizo “lo moralmente correcto al promover las leyes de derechos civiles, creando Medicare, ayudando a la educación, combatiendo la pobreza. Trató de acercar a América sus ideales originales”.
La salida de Richard Nixon fue posible debido a la acción del liderazgo político bipartidista. Fue tanto una tragedia como un momento luminoso en la historia estadounidense.
América ha liderado al mundo con el ejemplo, luchando por  valores de rango universal y por ideales de libertad y democracia, recibiendo con los brazos abiertos a “los cansados, los pobres, a las masas anhelando la libertad”.   
El liderazgo global americano ha sido con frecuencia, como alguien dijo: fuerte pero no rudo; atrevido pero no bravucón; modesto pero no tímido; orgulloso pero no arrogante.
La esencia de la grandeza de América es haber sido un líder mundial en la defensa y mantenimiento de valores morales, democracia, libertad y principios de rango universal.
Pero hoy el liderazgo político americano pretende hacer a América grande de nuevo mediante la adopción de posturas opuestas a las de una prioritaria atención a los problemas mundiales. El llamado hoy es América Primero, eco de aquella “Alemania, Alemania, sobre todos, sobre todo el mundo”. Se contrapone el “patriotismo” al  globalismo. Se promueve la  energía fósil, contaminante, a expensas de la necesidad global de utilización de energía renovable; va en contra los esfuerzos de conservación ambiental, alegando de manera parroquial que “nuestro aire es limpio”, como el aire estuviera sujeto a límites territoriales.  
A pesar de que el liderazgo actual ha mostrado un fuerte apoyo a la lucha en contra de la cruel e ignorante dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela, esta bienvenida postura no ha sido coherente a nivel global, ya que en paralelo con la defensa de la democracia en ese país, se mantienen lazos amistosos con dictaduras igualmente brutales como las de Turquía y Arabia Saudita y se ha mostrado una inexplicable debilidad  en la relación con la Rusia de Putin y hasta una ternura paternal con el dictador de Corea del Norte.
Como hacer a América grande de verdad requiere una reafirmación de su liderazgo moral. Hoy América se está divorciando de esa postura fundamental para levantar banderas tribales. Esta es la dirección opuesta a tomar para un país tan grande y poderoso, porción de un planeta que ha llegado a ser tan interdependiente, en el cual las fronteras políticas están perdiendo vigencia debido a los inmensos problemas a los cuales se enfrenta la humanidad. 







martes, 18 de febrero de 2020

El Camino Menos Transitado



El joven vicepresidente de una de las cuatro empresas petroleras del estado recibió al presidente de la empresa contratista ACME con afabilidad. Le invitó a tomar asiento y, después de los primeros minutos de conversación sobre el viaje, el tiempo, etc. le preguntó:
-        En que puedo serle útil, Sr. Porter?
-        Se trata  -respondió Porter – del Proyecto de Conversión Profunda, PCP, ingeniero Martínez. Como usted sabe, nosotros estamos participando en el proceso de licitación de este importante proyecto. Somos la primera empresa del mundo en este ramo. Le confieso, sin embargo, que en los últimos tiempos no hemos logrado obtener ningún contrato de su empresa, a pesar de haber participado en varias licitaciones. Realmente, estamos muy preocupados por esto.
-        Bueno – dijo Martínez – este proceso está abierto y ustedes están participando. Quizás puedan lograr mejores resultados esta vez.
Porter guardó silencio por algunos segundos. Mirando con fijeza a Martínez le dijo:
-        Ingeniero, nosotros estamos dispuestos a hacer lo que sea necesario para ganar esta licitación.
Dejó pasar un par de otros segundos antes de repetir:
-        Todo lo que sea necesario.
Y agregó:
-        Dígame usted que es lo que es necesario hacer para que nosotros podamos ganar esta licitación y tendrá usted la seguridad de que sus exigencias serán atendidas.
Esta vez fue el  ingeniero Martínez quien se tomó algunos segundos para responder.  Finalmente dijo:
-        Es muy sencillo, Sr. Porter. Ustedes dicen ser, con sólidos argumentos, la mejor empresa contratista en este sector de la refinación petrolera. Yo pienso que hay otras dos o tres empresas casi igualmente buenas, pero sin duda ustedes están en el tope de la clasificación. Precisamente por eso es que los hemos llamado a licitación. Para ganar, todo lo que necesitan es darnos la mejor propuesta, la que combine el mejor equipo técnico, el mejor equipo gerencial y una oferta económica atractiva, sin que deba ser, necesariamente,  la de menor precio. Nosotros no decidimos necesariamente en base a menor precio, sino que se toman en cuenta todos los componentes de la oferta: capacidad técnica, dedicación al proyecto, capacidad gerencial y costo. Si ustedes presentan la mejor combinación de esos diferentes factores tienen muchas probabilidades de lograr el contrato”
El Sr. Porter escuchó estas palabras y sonrió de manera un tanto forzada:  
-        “Apreciado Ingeniero. Le doy las gracias por haberme  escuchado y por darme tan valiosas indicaciones. ACME hará sus mejores esfuerzos para lograr ser seleccionada para este gran proyecto”.
Se despidieron cortésmente. El proyecto, de unos $800 millones, se llevó a cabo de manera feliz. Acudieron seis empresas a la licitación. Lamentablemente para el Sr. Porter la empresa ACME no fue la ganadora. Ganó una empresa que era más pequeña que ACME pero la que había preparado la mejor combinación de equipo técnico, equipo gerencial y  oferta económica. La empresa que mostró orgullo de servirnos, no la empresa que consideraba que nosotros debíamos sentirnos orgullosos de utilizarla.
El Ingeniero Martínez siempre pensó que la mejor oferta debía ser integral. Nunca pensó que el precio debía ser el factor determinante, aunque fuera muy importante. Le daba gran peso a la calidad técnica de la propuesta y a la calidad del equipo humano que la empresa contratista estaba dispuesta a ofrecer.  Martínez nunca olvidó la visita del Sr. Porter. Fue la primera vez que recibió una sugerencia deshonesta. La respondió sin indignación, sin gritos, hasta con cierta complacencia por haberle dado la oportunidad de ser didáctico.
Hace unos 40 años de esta visita del Sr. Porter. El ingeniero Martínez, ya retirado desde hace años, se sonríe al comparar su situación actual con la que hubiera podido tener si hubiera aceptado “conversar” con el Sr. Porter, una de esas “conversaciones” que luego abundarían bajo una posterior y desgraciada etapa de la empresa. No andaría en autobús sino probablemente en un Bentley con chofer. Y sus problemas de salud estarían en manos de los mejores especialistas del país.  Y la cuenta médica sería parte pequeña de sus gastos del año. En el bus que lo llevaba al hospital Martínez reflexionó sobre lo aparentemente sencillo que hubiera sido  irse por ese otro camino.
Sin embargo, el bus que lo llevaba al hospital estaba lleno de risas de la gente pequeña. El chofer le había dado los buenos días. El bus arrancó y prometía llegar a su destino casi tan rápido como un Bentley. Veía por la ventana el mismo cielo azul y, a su regreso a casa, sabía que lo esperaba un hogar cálido. Era feliz.
Martínez jamás hubiera podido vivir consigo mismo si hubiera “conversado” con Porter.   Sin suspirar, sonrió, pensando en la estrofa final del poema de Robert Frost “The Road Less Traveled,  * (mi traducción):
……
Estaré contando esto con un suspiro
En algún lugar y por muchos años por venir
Dos caminos se abrieron en el bosque y, yo,
Yo tomé el menos transitado
Y ello ha representado toda la diferencia…..

*
“THE ROAD LESS TRAVELED”
Robert Frost
…….
I shall be telling this with a sigh
Somewhere ages and ages hence:
Two roads diverged in a wood, and I—
I took the one less traveled by,
And that has made all the difference.

sábado, 15 de febrero de 2020

QUE LE DIRÍAN A GUAIDÓ EN EL EXTERIOR



La reciente gira de Juan Guaidó debe haber incluido sesiones de estrategia para lograr la salida del régimen chavista en el corto plazo, ya que el país está en la más espantosa ruina. Aunque no estamos enterados de lo que sucedió en esas sesiones o si tales sesiones se llevaron o no a cabo, pienso que estas son algunas de las estrategias que Juan Guaidó debe haber escuchado de labios de los líderes mundiales visitados:

1.   PRESIDENTE GUAIDÓ. USTED TIENE AL APOYO DEL MUNDO CIVILIZADO. MADURO ESTÁ ESENCIALMENTE AISLADO Y ES CLARAMENTE UN USURPADOR. DEJE USTED DE ACTUAR COMO OPOSICIÓN, YA QUE USTED ES EL GOBIERNO LEGÍTIMO Y MADURO ES SU OPOSITOR. LLEVE A CABO ESTE CAMBIO ACTITUDINAL EN CADA UNA DE SUS ACTUACIONES, YA QUE ELLO CORRESPONDE A LA REALIDAD POLÍITICA. LAS ARMAS QUE SOSTIENEN A MADURO SON MERCENARIAS, TRAIDORAS A LA MISION DE LA FUERZA ARMADA EN LOS PAÍSES DEMOCRÁTICOS DEL MUNDO. LAS INSTITUCIONES QUE CONTROLA SON DE ACTIVIDAD ÍRRITA Y SUS DECISIONES SON DE NULIDAD ABSOLUTA. ASÍ DEBEN SER DEFINIDAS Y CONSIDERADAS POR USTED Y POR EL PAIS DEMOCRÁTICO, QUE ES EL 90% DE LA NACIÓN.
2.   COMO PRESIDENTE DEL GOBIERNO LEGÍTIMO DISPONGA USTED QUE LA ASAMBLEA NACIONAL, CUYA MAYORÍA USTED CONTROLA, PROCEDA A NOMBAR UN CONSEJO NACIONAL ELECTORAL INTEGRADO POR CIUDADANOS DE INTACHABLE REPUTACIÓN. UNA VEZ NOMBRADO ESE NUEVO CNE DEBERÁ LLAMAR A ELECCIONES PRESIDENCIALES EN UN PLAZO PERENTORIO, ELECCIONES A SER OBJETO DE CONTEO MANUAL, CON SU LOGISTICA A SER MANEJADA POR LA SOCIEDAD CIVIL VENEZOLANA Y LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES.  
3.   MADURO INTENTARÁ SABOTEAR ESE PROCESO PERO PARA HACERLO TENDRÁ QUE CREAR UNA CRISIS POLÍTICA DE ORDEN NACIONAL E INTERNACIONAL, INVITANDO LA INTERVENCIÓN DE LA REGIÓN. LA PRESIÓN INTRENACIONAL Y DOMÉSTICA CRECERÍA DE MANERA EXPONENCIAL.
4.   EN PARALELO CON ESTE PROCESO, PRESIDENTE GUAIDÓ, USTED PUEDE Y QUIZÁS DEBE PROCEDER A NOMBRAR UN GRUPO DE UNAS TRES PERSONAS QUE ACTUEN COMO SUS ASESORES SECTORIALES EN ASUNTOS DE ESPECIAL IMPORTANCIA DE NATURALEZA SOCIAL, ECONÓMICA Y POLÍTICA, ASESORES SIN PODER EJECUTIVO PERO QUE LE DEN AL PAÍS LA CERTEZA DE QUE USTED ESTÁ SIENDO POR GENTE CON UNA PERSPECTIVA NACIONAL MÁS QUE PURAMENTE POLITICO PARTIDISTA.
5.   EN ADICIÓN, SERÍA ESTRATEGICAMNETE IMPORTANTE ENVIAR UNA SEÑAL AL PAÍS DE QUE LOS CRIMINALES DEL CHAVISMO SERAN OBJETO DE ENJUICIAMIENTO Y NO DE UN TRATAMIENTO MORALMENTE LAXO QUE LES PERMITA EVADIR LA ACCION DE LA JUSTICIA. EL PEOR MENSAJE QUE PUEDE RECIBIR UN PAIS QUE DESEA LA REDENCIÓN Y EL REGRESO A LA DIGNIDAD ES VER A LOS CRIMINALES SALIR IMPUNES DEL PODER QUE HAN ABUSADO POR TANTOS AÑOS. PROCEDA USTED A NOMBRAR UN ALTO TRIBUNAL CIUDADANO PARA LA INVESTIGACIÓN DE LA CORRUPCIÓN CHAVISTA, EL CUAL INVESTIGUE EL COMPORTAMIENTO DE LOS PRINCIPALES RESPONSABLES POR EL DESASTRE NACIONAL Y PREPARE LOS PRONTUARIOS NECESARIOS PARA QUE LA JUSTICIA ACTUE COMO DEBE ACTUAR, CUANDO PUEDA ACTUAR EN UNA VENEZUELA LIBRE Y DEMOCRÁTICA.
6.   CONSIDERE USTED, PRESIDENTE GUAIDÓ, LA CONVENIENCIA DE NOMBRAR UN  EQUIPO DE SEGUIMIENTO QUE LE INFORME AL PAÍS DE MANERA SISTEMÁTICA LOS ABUSOS, ERRORES Y HORRORES QUE LLEVA A CABO CADA MES EL ILEGÍTIMO Y SU PANDILLA EN SU ACTUACIÓN CRIMINAL. LAS TRAGEDIAS EN SALUD, EDUCACIÓN, AMBIENTE, ECONOMÍA, DEFENSA, MANEJO DEL TERRITORIO, INFRAESTRUCTURA, GOBERNABILIDAD, DEBEN SER REPORTADOS AL GRAN PÚBLICO. NO LO LLAME GABINETE DE SOMBRA PORQUE ELLO SERÍA ACEPTAR QUE MADURO TIENE UN GABINETE EJECUTIVO, CUANDO EN REALIDAD LO QUE TIENE ES UN GRUPO DE COMPLICES A SU SERVICIO, MIEMBROS DE UNA PANDILLA CRIMINAL.
7.   CONTINUE USTED, PRESIDENTE GUAIDÓ, LLAMANDO A LOS INTEGRANTES DE LA FUERZA ARMADA VENEZOLANA A MODIFICAR SU ACTUD PASIVA ANTE LOS DESMANES DE LA PANDILLA CÍVICO-MILITAR QUE APOYA AL USURPADOR. EL GOLPE MILITAR ES EL QUE PERMITE A ESTA PANDILLA CONTINUAR EN EL PODER, NO UN PRONUNCIAMIENTO EN DEFENSA DE LA CONSTITUCIÓN, ACCIÓN QUE LA NACION VENEZOLANA TODAVÍA ESPERA DE LAS FUERZAS ARMADAS.
8.   CONTINUE USTED PROMOVIENDO LAS SANCIONES A LOS MIEMBROS DE LA PANDILLA. TODAVÍA ANDAN INTACTOS MUCHOS LADRONES Y LAVADORES DE DINERO POR LOS PAÍSES CIVILIZADOS DEL PLANETA. SON MUCHOS LOS MILLONES DE DÓLARES EN BANCOS DE EUROPA Y ASIA EN DEPÓSITOS DE ESTOS LADRONES Y DE SUS FAMILIARES E INTERMEDIARIOS. ALGUNOS DE ELLOS HASTA SE PERMITEN PROMOVER SUS CANDIDATURAS PARA UNA FUTURA PRESIDENCIA, UTILIZANDO LOS DINEROS SUSTRAÍDOS A LA NACIÓN. SE AMPARAN AHORA EN UNA PRETENDIDA LEALTAD AL CHÁVEZ ‘BUENO’, ALEGANDO SER VÍCTIMAS DE MADURO, EL “CHÁVEZ MALO”. CHÁVEZ BUENO, MADURO MALO ES LA ENGAÑOSA CONSIGNA QUE ESGRIMEN PARA REGRESAR A TERMINAR EL CRIMEN QUE DEJARON PENDIENTE.
9.   RECUERDE USTED, PRESIDENTE GUAIDÓ, QUE SU PISO DE SUSTENTACIÓN SOMOS NOSOTROS LOS PAÍSES DEMOCRÁTICOS DEL PLANETA QUE LO APOYAN Y, PRINCIPALMENTE, EL PUEBLO AMANTE DE LA DEMOCRACIA, ESE 90% QUE LO CONSIDERA A USTED SU REPRESENTANTE LEGÍTIMO. SI USTED VE ALGO QUE NO ES CORRECTO EN EL PROCEDER DE ALGUNOS DE LOS MIEMBROS DE SU GRUPO SAQUE ESO A LA LUZ DE INMEDIATO, NO VACILE EN HACERLO PORQUE LOS TAPUJOS SON FUNESTOS Y DAN ORIGEN A TODA CLASE DE DUDAS, RECRIMINACIONES Y PÉRDIDAS DE CREDIBILIDAD.  EL PRAGMATISMO POLÍTICO ES EUFEMISMO POR CONCHUPANCIA Y PUEDE SER EL ENEMIGO NÚMERO UNO DEL LIDERAZGO GENUINO.
10.                   ADELANTE PRESIDENTE GUAIDÓ. LAS NACIONES QUE LO RESPALDAN ESTÁN  CON USTED 100%, PERO NO LE PODEMOS FIRMAR  UN CHEQUE EN BLANCO. NINGUN LIDER PUEDE PEDIR QUE LE FIRMEN UN CHEQUE EN BLANCO. NUESTRO APOYO LLEGA CON VIGILANCIA DE SU COMPORTAMIENTO. LO MISMO DIRÁ SU PUEBLO. LO SEGUIMOS MIENTRAS USTED NOS DEMUESTRE QUE ES EL LÍDER QUE EL PAÍS REQUIERE PARA SALIR DE SU PROFUNDA TRAGEDIA.  
11.                   O, QUIZÁS, LE DIJERON: PRESIDENTE GUAIDÓ. AGUANTE, QUE MADURO SE VA CAYENDO.UTILIZEMOS LA PACIENCIA ESTRATÉGICA, LA CUAL CONSISTE EN VER CAER AL SUELO EL FRUTO YA “MADURO”, POR SU PROPIO PESO MUERTO, EN EL CAMINO HACIA LA PUDRICIÓN.
 Ojalá que no le hayan recomendado “paciencia estratégica”. ¿Más paciencia, después de 20 años de horror?  Venezuela necesita salir del chavismo ya. No solo de Maduro, pues  - como escribió Jorge Amado sobre uno de los personajes de su novela CACAO -  ese engendro apenas representa: “El resto de mierda que arroja el culo”.
El gran crimen contra la nación venezolana ha sido obra de un grupo de ignorantes y resentidos escudado detrás de un pretendido amor por los desposeídos, quienes se transformaron progresivamente en una pandilla de malhechores internacionales a fin de satisfacer sus deseos de desquite por la exclusión social a la cual creyeron haber sido sometidos. Este grupo incluyó civiles poseídos por ideologías extremistas y militares deseosos de beneficios materiales y de poder. Utilizando el extraordinario  ingreso  petrolero establecieron una relación patrón-cliente con millones de pobres, a quienes dieron dádivas monetarias a cambio de su lealtad política. La prueba de que ello no representó una política estructural para atacar la pobreza es que, una vez que el ingreso extraordinario desapareció, desaparecieron las grandes limosnas, los venezolanos pobres son más pobres que nunca y han ingresado al nivel de pobreza  millones de miembros de la clase media.
Chávez falleció y nadie sabe con certeza cuando murió y donde están sus restos. El chavismo ha pasado de ser mal llamada revolución a la categoría de hamponato, embruteciendo y prostituyendo a los venezolanos. Debe ser extirpado de raíz y relegado a la más apestosa cloaca de nuestra historia y nadie, ni siquiera el Papa, debe convencernos de permitirles una salida honorable.   

domingo, 9 de febrero de 2020

Maduro y Padrino López: los mensajeros de la barbarie


El ejército del hambre

**** Si la humanidad hubiera querido progresar mediante la militarización no hubiera definido el progreso como CIVILIZACIÓN.
***** La  Ley de Milicias concebida por el perro faldero de los Castro, Vladimir Padrino López, es embrutecedora. Es armas sí, educación no.
***** Fue aprobada con celeridad por la ilegítima Asamblea Nacional Prostituyente
***** Pediremos cárcel para los criminales quienes obligan a los venezolanos hambrientos a cargar un fusil para recibir comida

Una Asamblea Constituyente ilegítima, integrada por hampones,  ha aprobado con singular rapidez – en menos de un mes -  una ley de milicias presentada por un traidor a su juramento militar, el titular del MINIPOPUDEFE Vladimir Padrino López. Pretende este traidor que la incorporación de miles de seres famélicos a las armas pueda servir de escudo a la pandilla de criminales del Alto mando Militar, de los lavadores de dinero y de los narcos del régimen y protegerlos de la indignación universal en su contra.
Execrados por los países civilizados del planeta estos bárbaros se atrincheran en el concepto diametralmente opuesto al de civilización, es decir, la militarización o milicianización, términos que en la Venezuela de hoy son sinónimos de prostitución, indecencia y cobardía.
El traidor Padrino López, pretende que es necesario  “Incorporar a la Milicia Bolivariana como pueblo en armas en el marco de una estrategia defensiva nacional, para hacer a la patria verdaderamente inexpugnable”.
¿Pensará realmente el traidor Padrino López  que dotar de armas a miles de venezolanos desnutridos como producto de un acto de gigantesca extorsión (si no marchas no hay comida) convertirá al  narco-régimen en inexpugnable?  Hay que ver el aspecto de estas milicias para darse cuenta de que representan un tumulto sin convicciones, motivados por el hambre, con las huellas trágicas del sufrimiento en sus caras, montoneras que no representan una sociedad de pie por principios sino una sociedad de rodillas por necesidad.
Padrino López es el gran proxeneta de ese burdel ideológico que es el chavismo degradado a madurismo. Su papel como administrador de este gran burdel recibe, dependiendo de la región latinoamericana,  los nombres de  chulo, , chulapo, padrote, rufián, chichifo, mayate, maipiolo, cafiche, caficho o cafisho, fiolo, caimanque, cafiolo y, cuando el sexo es femenino, de madama, matrona o madrota.
Añade Padrino López en su intervención en la ilegítima Constituyente que esta medida nació con una clara orientación popular, que visibiliza a los más desposeídos y recoge principios de solidaridad y justicia social.
Al contrario, es evidente que esta medida representa un paso más hacia la anomía social venezolana, hacia el envilecimiento de nuestro gentilicio. Ello será el resultado de darle armas a un gentío  motivado por el deseo de sobrevivir, dispuesto a fingir convicción, obligados a aceptar la indignidad para recibir lo necesario para subsistir.
Esta acción criminal del régimen no comenzó con Maduro,  data desde la dictadura del paracaidista y se basa en la alianza cívico-militar propuesta por el anti-semita y fascista Norberto Ceresole. Hoy estarán juntos celebrando la aparición del súcubo.  
 Padrino López ya no podrá salir de la cueva madurista. Es un agente de embrutecimiento de las mayorías venezolanas y deberá ser enjuiciado por la justicia venezolana y la internacional.
Queridos compatriotas:
Civilización es progreso, dignidad, honestidad, transparencia, solidaridad social.
Militarización es atraso, corrupción, traición, contrabando de extracción, minería ilegal, lavado de dinero, narcotráfico, abuso de poder, despilfarro de bienes nacionales.  
La elección no es difícil.

jueves, 6 de febrero de 2020

THE STATE OF THE UNION : A FEW REFLECTIONS

Read the speech in: https://www.whitehouse.gov/briefings-statements/president-donald-j-trumps-state-union-address/

***** DONALD TRUMP REFUSED TO SHAKE HANDS WITH NANCY PELOSI. NANCY PELOSI TORE TO PIECES HER COPY OF TRUMP'S SPEECH. THIS IS THE BEST (WORST) EXAMPLE OF THE STATE OF THE (DES) UNION


The initial portion of the speech contains claims that can be argued intensely, one by one, especially due to the extreme degree that the president makes them, using so many superlatives. "We are the best, we are the most, we are the greatest".  Trump exhibited arrogant bedside manners that further divides, rather than unites.
To illustrate the point: is the military really in its best shape? Are all families flourishing? Are our borders truly secure? In particular: Are our values renewed?  And if they are, why has the Senate behaved in the manner it did, refusing to accept witnesses and voting strictly along party lines? Were they voting genuinely convinced that their vote was the right, honest thing to do in light of the evidence presented? Why did Romney see it differently?  Was he a traitor? Was he the solitary honest man in the chamber?    
Can a man acting on his conscience be called a traitor?

 Trump claims the existence of an inclusive society.  Although we are both in the stadium we are not watching the same ballgame. I find the country deeply divided, as never before, along dogmatic, ideological lines, increasingly weak in the ingredient that I have always most admired about America: Moral greatness.    


Trump offers an idealized picture of the State of the Union that does not correspond with reality, at least in the minds of 50% of Americans. He should have been more modest if he wanted to be accepted by more Americans and not only by his base.
 He cannot and should not be the president for only half the nation.  The slashing of job-killing regulations he mentions includes environmental regulations that were imposed by Obama. The point is that Trump systematically went to dismantle Obama‘s regulations without attending to their quality, just because they were Obama’s. In the fossil fuel industry this dismantling is tragic and is contributing to the acceleration of the environmental degradation of our planet. This is probably one of the most tragic examples of petty politics I associate with the current administration.    
Fact Checking shows many cases of falsehoods in his assertions. Why does he lie? Does not he realize that this erodes his credibility with millions of independent Americans? He has a dishonest tendency to claim as his several accomplishments that started much before he became president. This is one of his most censurable traits.  
  Fact Checking:
Too many falsehoods. Why would a president lie?

Of course I appreciate his backing of Guaidó and of democratic Venezuela. This is, by far, the clearest and strongest support Venezuelan democracy has received, but I cannot give him a pass on other aspects of his presidency only because we happen to be in the same side in this case. I would like to see a president with better ethical components than he has shown. We have to be in one piece, not split between a public and a private persona.
 We cannot have a great America without a great president who leads by example, who does not insult his adversaries or even his friends when he feels they disagree with him, who is transparent with his taxes, who does not use his office to further his personal business and objectives, who does not give his family jobs without them having the credentials to hold them. We cannot have an ethical America with an unethical president. 
For America to be the shining city on the hill that the world has admired in the past so often, the U.S. of the Berlin airlift, of the Marshall Plan, of Reagan’s presidency, we need a president who embodies those virtues. I don’t see one today.
Not Trump. Not Sanders. Not Biden. 
I am, in imitation of  Diogenes, looking for this person "with my lamp", in every street and corner of America. Be him a Republican or a Democrat, a Catholic or a Protestant, Man or Woman, White or Black.       
The president all or most of us can look up to. 

domingo, 2 de febrero de 2020

Próximo a morir Chávez se burlaba de la fe religiosa del venezolano



**** UNA NOTA PARA LA HISTORIA DE LA INFAMIA CHAVISTA 

Los dictadorcillos de medio pelo, destructores de países como Hugo Chávez ejercitaron sus malas artes en múltiples formas. Chávez  fue un corrupto que usaba relojes de $50.000, insultaba a los ciudadanos, abusaba de su  poder, trató de gobernar con aprendices de brujo a lo Ceresole y lo Giordani; entregó nuestras riquezas a los Kirchner, Morales, Correa, Ortega y, sobre todo, a los hermanos Castro, quienes lo castraron políticamente para siempre.
Y encima de todo ello, se permitió burlarse de la fe religiosa de los venezolanos. En este video: https://www.youtube.com/watch?v=WStXvE3bQ04 se puede advertir con claridad el cinismo, la hipocresía y cursilería del paracaidista. Fingiendo emoción, hablando  como un predicador de tercera categoría, torciendo la boca – lo cual hacía cada vez que mentía - actuando como actor de tele culebras malas, el ya enfermo Chávez comenzó a suplicar a Dios que le diera más vida, que le diera sus espinas, que le permitiera vivir , no importaba con cuantos  sufrimientos. Escuchaban esa comedia barata su hermano, su señora madre, sacerdotes de pacotilla y una audiencia asombrada de aquel sainete macabro.
Y es que la vida de este hombre fue así, una vez que se adueñó del poder y se dio cuenta de que estaba rodeado de seres aún más mediocres. Comenzó a jugar con el alma del pueblo, como quien juega con un juguete desechable.
Ocho meses más tarde estaba muerto. Quienes tienen fe religiosa dirán que ello fue castigo de Dios por haber insultado la religión de los inocentes creyentes. Otros dirán que el tiranuelo se puso en las peores manos,  los cubanos castristas, quienes lo remataron cuando se dieron cuenta de que Chávez ya había dado todo lo que podía dar y que  Maduro les serviría mejor para sus fines. Le aplicaron la eutanasia al dictadorzuela, quien murió rogándole a su asesino, Fidel, que no lo dejara morir.