viernes, 3 de junio de 2016

Derrotado Ali Rodríguez en su pretensión de ser secretario general de la OPEC


El colapso del prestigio de Venezuela dentro de OPEP se puso en evidencia durante la última reunión de ese organismo, en la cual el candidato de Nicolás Maduro para la Secretaria General de la organización, Ali Rodríguez, no fue tomado en cuenta. Ese desaire hacia el país cofundador de la organización solo puede explicarse por el desprestigio que tienen tanto el régimen venezolano como Ali Rodríguez Araque entre la comunidad petrolera mundial.
Y es que ni puede ser de otra manera. Ali Rodríguez Araque tiene prontuario, no credenciales. Veamos:
  • Terrorista y destructor de instalaciones petroleras venezolanas durante la etapa democrática venezolana
  • Contacto con el golpista Hugo Chávez Frías en la etapa de la Escuela Militar
  • Presidente de Petróleos de Venezuela, desde la cual puso equipos, instalaciones y dinero de la empresa a la orden de Hugo Chávez y sus proyectos políticos
  • Presidente de Corpoelec, desde la cual lideró el desastre eléctrico en Venezuela, el cual ha terminado con el colapso total de los servicios en todo el territorio venezolano. Co-responsable del inmenso desfalco de los dineros de la Nación llevado a cabo en esta empresa
  • Embajador de Chávez y de Maduro ante los hermanos Castro en Cuba y agente servidor de los intereses de aquel país, por sobre los intereses venezolanos
  • Ignorante de la industria petrolera internacional y, por lo tanto, incapaz de hacer un papel decoroso en la posición para la cual fue postulado
  • Un corrupto. Víctor Poleo nos cuenta que en el año 2000, en el ministerio de Energía, le presentó [a Rodríguez] varios casos de corrupción en Cadafe.  Se quedó pensativo y me dijo que desde el punto de vista moral y ético, era lícito robar, siempre y cuando este dinero fuera para la revolución”. Imagínense ustedes lo que hizo este hombre manejando millones de dólares desde Corpoelec y PDVSA!


Su derrota lo obliga a permanecer indefinidamente en su guarida de La Habana.