domingo, 26 de junio de 2016

PDVSA: entre el asno y la guabina

En su excelente análisis económico diario, el experto petrolero Horacio Medina cita las cuatro órdenes que Nicolás Maduro le acaba de dar a Eulogio Del Pino para mejorar la eficiencia en PDVSA. Son estas:
(1), “deben lograr una disminución de los costos de producción por la vía de optimizar toda la inversión, mejorar la tecnología y el uso de los equipos que se tienen”;
(2), “en este segundo semestre de despegue productivo,  deben comenzar a elevar la producción petrolera de acuerdo a las cuotas asignadas por la OPEP”;
(3), “deben garantizar la máxima eficacia y eficiencia en el desarrollo de las refinerías y de la industria petroquímica”;
(4), “deben trabajar para alcanzar la soberanía alimentaria”
En la Venezuela chavista los asnos le dan órdenes a las guabinas. Es lamentable ver como un analfabeto puede dar instrucciones absurdas a un gerente pusilánime y sin moral. Las cuatro órdenes son absurdas por las siguientes razones:
(1),  Los costos de producción mejoran cuando se incrementa la productividad y, para que ello suceda, los empleados deben trabajar con máxima eficiencia, sin estar marchando disfrazados de diablos de Yare para adularle al asno. Si el asno les exige pasar horas ensayando acciones bélicas en contra de un invasor que no llegará jamás es imposible que puedan trabajar con eficiencia. Pero la guabina acepta esta nueva orden y se queda callada. Si PDVSA tiene 150.000 empleados para producir 500.000 barriles diarios menos que cuando tenía 33.000 empleados, es imposible que pueda bajar sus costos de producción.
Si el asno realmente desea que los costos de producción bajen debería a Del Pino, a los gerentes corruptos que tiene la empresa y a 125.000 empleados- reposeros. Yo le recomiendo al asno que pida ayuda a los 22.000 técnicos y gerentes que botó el difunto y verá como convierten esa taguara en una empresa petrolera de verdad.
(2), Comenzar a elevar la producción petrolera este segundo semestre es una orden asnal. Para hacerlo, sería necesario mejor gerencia, buenos equipos y un inventario de localizaciones, ya que no se perfora donde caiga la gorra cursi que usas. Para tener ese inventario se requieren estudios en geología de producción e ingeniería de yacimientos que no se están haciendo porque los zánganos están desfilando o aprendiendo a manejar una bazuca. Y, muy importante, es necesario preguntarse que tipo de crudo van a producir? Lo que habría que aumentar es la producción de crudo liviano pero ello parece imposible a corto o hasta mediano plazo. En la faja del Orinoco sería  inútil aumentar la producción porque no hay manera de mejorar ese crudo, ya que no existen las plantas mejoradoras que hagan el trabajo  ni dinero para importar crudos livianos para la mezcla que es necesaria hacer en ausencia de las plantas.  El asno le pide a la guabina lo que la guabina no puede hacer.
(3) Esta orden sobre las refinerías es risible, dado que no hay desarrollo de refinerías en Venezuela y se están rematando las que tenían en el exterior para poder pagando las deudas. Desde que llegaron al poder, en 1999, no hay ninguna refinería nueva en Venezuela, pura habladera de pendejadas sobre las que iban a construir y nunca construyeron. Las refinerías existentes son una vergüenza. Han terminado con Amuay, con Cardón, con El Palito. Contrataron una empresa china propiedad de un ladrón que está en prisión, para “remodelar” la refinería de Puerto La Cruz y le pidieron dinero a un banco quebrado, el Espirito Santo de Portugal, con el que tienen relaciones delictivas. Deberían ir a la cárcel todos, desde Ramírez hasta Del Pino, por estas sinvergüencerías.
(4),  Lograr la soberanía alimentarias es la orden más ridícula  y estúpida de todas. ¿Qué es eso de que PDVSA debe trabajar para lograr la soberanía alimentaria? ¿Es que el sector agrícola debe trabajar para aumentar la producción petrolera?  En el chavismo todo es al revés. La Fuerza Armada coordina el narcotráfico y el contrabando en el país y Jorge Rodríguez es el vocero del CNE. Ya la guabina  comenzó a obedecer la orden  y a extremar esfuerzos para aumentar la producción de sorgo en Barinas y el ordeño de vacas en la Faja del Orinoco, mientras se siembra mucha yuca en la costa oriental del lago de Maracaibo. 

Venezuela está en manos de asnos y guabinas. Mientras los asnos ordenan las guabinas ordeñan. 

6 comentarios:

david1952000 dijo...

Siempre lo mismo con Marxistas-la vida es sueno. El pueblo no come y Maduro habla de aumentar produccion con inversions de dinero que no existe! Y como dice Delcy Rodriguez, no hay una crisis humanitaria en Venezuela. La vida es sueno.

Anónimo dijo...

Los culpables de que esto continue pasando somos los mismos venezolanos. Como es posible que lo que ocurrio en el 2002, cuando la situacion no era tan desastrosa, no haya vuelto a ocurrir despues de 15 anos? Esto es inexplicable. Que les pasa a los venezolanos? Son mazoquistas? Son indolentes? Ya no se que adjetivo utilizar!!!

Sledge dijo...

Es indiscutible que muchos dirigentes en PDVSA - y todo el pais - son asnos que se la pasan rebuznando, años tras año. Es una mezcla de falta de verdadera educacion, corrupcion, falta de valores morales, y poca inteligencia.

Ahora, cabe destacar el significado de la "guabina".

Para los que desconocen a estos singulares animales acuaticos:

https://es.wikipedia.org/wiki/Hoplias_malabaricus

Se trata de peces feroces, con enorme dentaduras, hambrientos, carnivoros, y resbalosos. (Yo solia pescarlos de niño en un rio, o caño - en nuestra finca cerca de Barlovento)
Les llaman tambien pez lobo - por sus dentaduras - el que no se pone pilas sale con tremenda mordida -

A diferencia de los politicos, ladrones y bolichicos de PDVSA y del desgobierno bolibanan bolivariano, estos animales de rio resultan ser deliciosos en la cocina, fritos o asados con un poco de limon.

Sin embargo, la analogia aqui es acertada. Muchos de los malandros, politicos, y dirigentes de PDVSA son una curiosa mezcla entre el Burro y la Guabina. Yo diria que tambien tienen mucho de zorro, por lo ladrones que son. Son hambrientos bandidos, con dientes largos, y "guabinosos", resbaladizos.

Ahora, serian faciles de atrapar, igual que los asnos o las guabinas. Lo que pasa en Venezuela, es que la policia, la guardia nazional, el TSJ, los militares, el poder ejecutivo, el gobierno tambien son todos asnos y guabinas - ladrones corruptos. Osea que nadie va preso, y las voraces guabinas siguen libres.


Gustavo dijo...

Del Pino e resbaladizo y corrupto, cobarde y negligente. Su culpa es mayor por cuanto fue a estudiar a Stanford, ayudado por la industria que ahora destruye.

Anónimo dijo...

Del Pino siempre fue' un medicre chupamedias de los jefes. Ignorante total del negociose se apalanco' de Richard Aymard, Lus Marinm Luis Vierma y de la tropa de izquierdosos del Intevep. Que mas se puede esperar de esta bestia Roja Rojita?

Luis Rincones dijo...

La Justicia debe llegar a todos los niveles y su pena debe ser proporcional a su jerarquía y nivel de mando. Todos tendrán que enfrentar juicio y pagar no solo con carcel, también se debe incautar su patrimonio. Mientras haya impunidad las cosas mas pronto que tarde seguirán empeorando.