viernes, 10 de junio de 2016

Minutas secretas del diálogo


Secretarios de Actas, Henri Falcón y Pedro Carreño

En el balneario de Punta Cana, en Junio, 2016, disfrutando de una maravillosa paella a la marinera, nos reunimos los mediadores, Leonel Fernández y  José L. Zapatero, con unas personas quienes dijeron ser  miembros de la oposición venezolana y con los honorables miembros del gobierno del excelentísimo Sr. Nicolás Maduro Moros, presidente legítimo y constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, en un ambiente de imparcialidad y buena fe, a fin de tratar de lograr un acomodo razonable entre el excelente gobierno del Presidente Maduro Moros, nacido de Conde a Principal, y los exaltados miembros de la oposición.
En orden de prestigio, los mediadores cedimos la palabra al excelentísimo Vicepresidente de Venezuela, Sr. Aristóbulo Istúriz y principal negociador por el gobierno del ilustre Presidente Maduro Moros, nacido, repetimos, de Conde a Principal. El excelentísimo Sr. Istúriz acababa de llegar en avión de PDVSA para dirigirse a los recalcitrantes miembros de la oposición y tuvimos el placer de esperar que fuese a su suite a refrescarse y a cambiarse de atuendo.
Ilustre Aristóbulo Istúriz: Buenos días y un gran saludo para mis antiguos ex-compañeros de Acción Democrática, hola Timoteo. Parece evidente que ahora tanto el zapato como Zapatero están en nuestro pie.   Quienes me hayan oído y visto por la televisión habrán podido advertir que hoy nuestro país es mono-dependiente y no porque yo sea el vicepresidente, sino porque el petróleo, también llamado oro negro,  representa el 96% de nuestros ingresos de divisas, como bien lo dijo el inmortal Comandante Chávez.  De manera que debemos superar esa mono-dependencia entre todos, aun cuando debamos hacer sacrificios personales. No basta con que seamos nosotros quienes tratemos de hacerlo sino que ustedes, amigos de la oposición, también deben poner sus granitos de arena. Nuestras penurias deben ser compartidas, aunque algunos andemos en yates y otros en canoas.
 Queremos que ustedes simpaticen con nuestra revolución, en lugar de seguir poniéndole trabas a nuestro desempeño. La primera exigencia que le hacemos es que desistan de tratar de revocar a nuestro líder. Como ya le dijo el presidente Zapatero al monstruo…, perdón, al Sr. Leopoldo López, estamos dispuestos a darle  a López la casa por cárcel, siempre y cuando se confiese arrepentido de sus crímenes y a cambio de que ustedes se olviden del revocatorio de una vez y para siempre. Como oferta adicional, muestra de nuestra generosidad, estaremos dispuestos a incorporar en cada bolsa de CLAP (me dicen que ello significa gonorrea en el Inglés vulgar)  una botella de ron cubano por mes, eso sí, siempre carta roja.
Mediador Zapatero: Excelente, Sr. Vicepresidente Istúriz. Tiene la palabra el agrio representante de la oposición venezolana
 Gracias, presidente Zapatero. Estamos aquí reunidos con ustedes en esta mesa de negociación porque tenemos la impresión de que la actitud del gobierno pudiera cambiar después de 17 años. Estamos apegados a la Constitución, a lo pacífico y a lo electoral y creemos que ustedes también lo están. Sin embargo, nos parece que ustedes han actuado, en ocasiones, de manera inconveniente. La administración de los recursos del estado no ha sido siempre la mejor. Algunos opositores exaltados hasta han hablado de corrupción, por lo cual pudimos excusas. Ha habido, quizás, excesiva severidad con aquellos compatriotas que no están de acuerdo con ustedes. Algunos empresarios se quejan de que sus empresas han sido expropiadas, ¿sería posible indemnizarlos?
Con alguna frecuencia las acciones del gobierno no han estado apegadas a la Constitución. Por todo ello, pensamos que, quizás, ustedes pudieran mejorar su actuación un poco de ahora en adelante, ¿no les parece?  No tenemos deseos de venganza o de represalias, ¿no creen ustedes que podríamos convivir armoniosamente en nuestro bello país?  Muchos compatriotas están comiendo mal y no consiguen sus medicinas. No queremos sonar impacientes, pero, ¿podríamos mejorar esto? Después de todo, han pasado algunos años.  En Venezuela cabemos todos, no es bueno que ya se hayan ido del país un millón de los compatriotas que generaban riqueza en Venezuela. Nosotros deseamos llevar a cabo el revocatorio y les pedimos a ustedes y a la Fuerza Armada, forjadora de libertades, que acepten los resultados. Sin embargo, tampoco vamos a exigir esto como condición irreductible. Podemos conversar.
Y perdonen si hemos hablado fuerte.
Zapatero.  Después de haber escuchado los planteamientos, ciertamente un tanto agresivos, de la oposición, deseo recalcar que soy totalmente imparcial y que solo me anima el deseo de asesorar al gobierno de Venezuela, ya que lo puedo hacer mejor que PODEMOS y, además, cobro menos. Es mi criterio que la oposición debería moderar sus pretensiones y aceptar la oferta del ilustre Vicepresidente Istúriz. Todos sabemos lo bueno que es el ron cubano y la felicidad que puede generar en los venezolanos, sobre todo entre la minoría angustiada. Después de dos tragos de este ron, les aseguro, desaparecen todos los problemas, por lo menos hasta el día siguiente.
  En resumen, PODEMOS afirmar que  el gobierno legítimo de Venezuela le ofrece la libertad a Leopoldo López, con ciertos condicionamientos, a cambio del olvido del Revocatorio. ¿Qué les parece a ustedes, miembros de la oposición?  Entendemos que algunos de ustedes ya estarían de acuerdo con este cambalache. Yo creo que esto sería un negoción para ustedes, sobre todo porque estamos claros en que el gobierno legítimo del presidente Maduro va a seguir en el poder, ya que tiene el apoyo de la Fuerza Armada.  Entonces, ¿estamos de acuerdo?
Hubo un gran silencio que significaba que la oposición no estaba de acuerdo. Por lo cual, después de haber esperado un tiempo prudencial, el moderador continuó:

Zapatero. Parece ser que la oposición se opone a este ofrecimiento del excelentísimo gobierno del presidente Nicolás Maduro Moro, nacido de Conde a Principal. Lamento decir que no hay acuerdo, al menos por hoy. Proseguiremos mañana, en este mismo lugar. Les informo que el menú mañana consistirá de langostas y/o filete miñón, ensalada César y vinos Pommard y Cortón Carlomagno, de la casa de Jules Reigner.