martes, 18 de octubre de 2016

Petróleos de Venezuela al borde de la quiebra financiera y operacional

El desesperado y corrupto presidente de Petróleos de Venezuela, Eulogio Del Pino, tiene a esta empresa al borde de la cesación de pagos, es decir, de su quiebra financiera, ya que su quiebra operacional se concretó hace tiempo.
Hoy la empresa ha extendido por tercera vez el plazo dado a los tenedores de bonos  que expiran el año próximo para que cambien esos bonos por otros marginalmente más atractivos que expirarian en 2022. Esta oferta de Del Pino no ha recibido una favorable recepción, hasta el punto que se ha extendido tres veces en el tiempo y ahora Del Pino comienza a hablar en términos de extorsión a los tenedores de bonos. Dice que ‘"Los bajos precios del petróleo afectarán de manera adversa la capacidad de la Compañía de generar flujo de caja de operaciones, lo que perjudicará la capacidad de la Compañía de hacer pagos programados de su deuda existente, incluyendo los Bonos Existentes”.  Ver: http://www.noticierodigital.com/2016/10/pdvsa-alerta-sobre-capacidad-de-pago-si-fracasa-canje-de-bonos/ .
 Es decir, “si ustedes no aceptan el canje que le estamos ofreciendo, pueden quedarse sin los pagos de estos bonos actuales”.
Del Pino dice que PDVSA podría sobrevivir si el petróleo llega a $50 el barril pero eso es (1), muy improbable en el resto del año y, (2), mentira, que PDVSA pueda sobrevivir financieramente con un barril de $50. La verdad es que ya estaban en franco colapso con un barril a casi $100.
Este año PDVSA enfrenta pagos de $$4100 millones a corto plazo, ver gráfico

En una entrevista dada en Moscú, donde asiste a una Conferencia sobre Energía, del Pino dijo que la adición de la refinería de Aruba a las operaciones de la empresa sería estratégicamente muy importante pero olvidó decir que están expulsando a PDVSA de la refinería de Curazao y que el “negocio” con Aruba, en el cual han involucrado a CITGO, empresa que están estrangulando sin misericordia, es una farsa que probablemente no podrá despegar porque no hay dinero para ello.

Yo acuso a Del Pino de mentir sobre la caótica situación de Petróleos de Venezuela. La tragedia de esa empresa se debe, esencialmente, a dos personajes: Rafael Ramírez y Eulogio Del Pino, asistidos por una pandilla de malandros en la gerencia y como contratistas, quienes han saqueado a la empresa y han realizado el milagro de la anti-alquimia: han convertido la riqueza petrolera en miseria y abandono.