jueves, 15 de marzo de 2018

Ramon Omaña

Esta semana falleció en Richmond, Virginia nuestro querido amigo y colega petrolero Ramón Omaña. Trabajamos junto a Ramón en Lagunillas, en la década de 1960, en la empresa Shell de Venezuela, luego Maraven. Ramón era un jóven callado, de fácil sonrisa. Un ingeniero de petróleo graduado en la Universidad de Texas.
Ramón fue un hombre muy religioso y enfrentó su enfermedad con gran fortaleza, acompañado por su segunda esposa, Cheryl. Me mantuve en contacto con ellos durante los fines de año, en los cuales cambiábmos notas sobre nuestras vidas.
Fue parte de mis años felices en Lagunillas y siempre lo recordaré con un especial afecto.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que en paz dencanse. El obituario menciona que fue una muy Buena persona, que logro formar una buena familia. Tambien dice que trataba a la gente con mucha paciencia (un aspecto del que mucha gente adolece). Necesitamos a mas gente como Ramon Oma~a en este mundo.

Socorro Maria Sanchez Villalobos dijo...

Conocí a Ramón Omaña en Lagunillas, cuando trabajé en la Cia. Shell y él fué mi jefe. Era una persona agradable, amable, excelente profesional y estimuladora del trabajo de los demás. Siempre le agradeceré su estímulo y apoyo para que ingresara a hacer mi carrera universitaria, aunque debía viajar cada noche desde Lagunillas hasta Maracaibo. Quienes trabajamos allí como parte de un grupo de jóvenes terminando nuestros estudios de secundaria, siempre tuvimos en Ramón una persona que nos estimulaba a aprender mas cada día, su honestidad su donde de gente, su visión optimista de la vida nos inspiró. Dios lleve consuelo a su familia.