miércoles, 2 de octubre de 2013

El régimen venezolano a punta de melcocha



 

Para este sábado se está invitando en Caracas a una gran reunión pública en la cual se mostrarán las pruebas de que el presidente actual es ilegítimo por no haber nacido en el país. Cabello habla de un inminente  “estallido social” y se lo achaca a Capriles. Capriles dice que, al contrario, él hace todo lo posible por evitarlo pero las presiones sociales se salen de cauce. Recrudecen las huelgas en Guayana. En los cuarteles vuelan manifiestos contra la cubanización del país. PDVSA colapsa. Las universidades están en ebullición. Distinguidos venezolanos piden la inmediata renuncia del actual “presidente”. Los mercados están más vacíos que nunca. Las Asociaciones de Casinos de Las Vegas y Atlantic City protestan contra la expulsión de Calixto Ortega.

El régimen venezolano tiembla como un majarete. Sin dinero, sin ideas, ya semi-abandonado por sus aliados de antaño: Cuba, Siria, Ecuador, Argentina, Irán, cada país empeñado en resolver sus propios y urgentes problemas. Apenas le quedan Ortega y Morales, un pedófilo y un cocalero, realmente más parásitos que aliados.  Todos los días inventan cosas absurdas: expulsiones de diplomáticos, supuestos intentos de magnicidio o reuniones de emergencia de Unasur, una organización tan agonizante como quienes la dirigen.

Los cambios internos en el régimen se suceden sin cesar, señal característica de los regimenes al borde de la desaparición. Hoy se habla de un nuevo gabinete. Generales narcos amenazan con las armas si se les trata de apresar. Miles de armas y municiones “encontradas” por la fosforito en la prisión de Sabaneta revelan el despelote carcelario. Para tapar su desastre el régimen ha inventado algo llamado “La Guerra Económica”: desabastecimiento, inflación, fuga de capitales, sub-empleo, crimen, corrupción galopante, pero ya todos los venezolanos se dan cuenta de que son solo sus grotescas políticas las que han causado todos estos graves desajustes.

Hace cuatro meses pronostiqué que el actual “presidente” duraría unos seis meses en el poder. Creo que me va a sobrar tiempo. Ya tiembla como un majarete. Lo que no puede aceptarse es que se monten allí los narcogenerales o el boliburgués mayor.  

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Gustavo y los "hermanos" de Lukoil como que se quieren ir de la faja, alguna vaina presienten.

Lucio Cammarata dijo...

El problema mi estimado Sr. Coronel es que la gente no se mueve. El tema de la nacionalidad del ilegítimo ya es ineludible pero la gente está dispuesto a tragarlo mientras siga el reparto de limosnas; incluso escuché a algún batracio chavista en la radio que "el tema de la nacionalidad de maduro es irrelevante". Mañana podrían nombrar como presidente a mario silva, pérez pirela o incluso a lina ron post-mortem y nadie le importará. Sinceramente no veo la salida tan clara...

Gustavo Coronel dijo...

Todos tenemos una vision, nadie una bola de cristal. Sin embargo,lo que hay en el aire es una atmósfera de colapso como la que existía en Enero de 1958 y en Abril de 2012.
Si usted tiene razón y un mariosilva o un perezpirela pueden ser aceptables, entonces diría que NO vale lapena luchar por el país.Ya después que ví lo de la gandola en la autopista y los vándalos saqueándola frente al chofer agonizante, me sentí asqueado de mi país.

Anónimo dijo...

Estimado Sr Coronel. Su percepcion es exactamente la mia. Ahi coincidimos.

La preocupacion mayor, ademas, es lo que viene despues.

Anónimo dijo...

Excelente su razonamiento Coronel, creo que aun cuando se tenga la duda del fracaso, no se debe uno retirar de la lucha! aunque creo que como usted bien ha dicho, al parecer este regimen esta en sus momentos finales, lo sucedido con el accidente del camión y un grupo de " venezolanos" saqueándolo ante la agonía del chofer, no es en nada una " medida" para evaluar al resto de la población, creo que son hechos aislados... ademas no es la primera vez que ocurre...pienso que en Venezuela hay millones de venezolanos con un alto sentido de la moral y la justicia y que cada día son mas y mas! por mi parte , creo que 15 años de opresión y amedrentamiento social, han dado sus frutos y relucen en ver a la población como ha aguantado tantas injusticias pero soy de las que cree que nada es para siempre y que un estomago vacío y lleno de temores puede borras cualquier alienación que se haya querido imponer durante este largo tiempo! así que yo tambien soy de las que cree que esto esta por acabarse! y como dice su amigo, preocupa lo que viene... lo que viene antes de que se tome el control de la democracia!

Anónimo dijo...

Calixto, recuerda de llevar papel tuale y una linterna con muchas pilas y pilos....jajajajaj.........como vas a gozar en cubazuela.

LLevatelo Willie