martes, 2 de febrero de 2016

Pastor se despide: la investigación debe comenzar


*** Mensaje de despedida de Pastor Maldonado: el final de una gran farsa

Esta es la parte final del mensaje con el cual Pastor Maldonado se despide, después que PDVSA dejara de pagar su patrocinio.

Hoy con la mayor humildad les informo que no estaré presente a la parrilla de salida de la F1 para la temporada 2016, gracias por todos sus mensajes de apoyo, pasión y preocupación hacia mi futuro. Me siento muy honrado con el apoyo de todos ustedes y orgulloso de mi desempeño profesional. 

Ratifico mi sentimiento de agradecimiento a Dios, a mi familia, a mis patrocinadores, a mis amigos, mis fans y a todos los que han ayudado a materializar este gran sueño de haber podido representar a Venezuela hasta la máxima categoría del automovilismo. Hasta pronto!
Pastor Maldonado


Es el final de una gran farsa y el inicio de lo que debe ser una investigación a fondo de este bochornoso evento. Durante cinco años Pastor Maldonado estuvo participando en Fórmula 1 gracias a la entrega a las empresas de carreras Williams y Lotus de la cantidad de $50 millones anuales por parte de Petróleos de Venezuela. Al mismo tiempo Maldonado devengaba salarios cuyo monto exacto desconocemos pero que están entre los $3 y $5 millones de dólares anuales, más gastos. Hemos dicho repetidamente en este blog que esta contratación fue inmoral y, probablemente, ilegal. Fue inmoral porque en paralelo se descuidaba el apoyo al deporte venezolano, porque la fórmula 1 es un deporte elitesco que no se practica en Venezuela y porque ello contrariaba abiertamente la cacareada naturaleza popular del régimen.
Lo que compraba esta inmensa suma de dinero era el derecho a que el auto de Maldonado llevara la bandera de Venezuela en la cola y el nombre de PDVSA en el dorso. Era un anuncio, una valla móvil,  quizás el anuncio más costoso del mundo, porque solo se veía durante las carreras. Peor aún, cuando se veía estaba entre los puestos últimos de la carrera o, peor aún, involucrado en un choque. Evidentemente, el patrocinio no fue solamente inmoral sino también un fracaso desde el punto de vista de la estrategia comercial. Maldonado se convirtió en el “niño malo” de la Fórmula 1, debido a su actitud y a su frecuentes choques, lo cual le ganó hasta un blog satírico que hablaba de sus andanzas absurdas y el apodo de “Crashtor”.
Este ha sido uno de los más bochornosos capítulos de PDVSA, protagonizado por Rafael Ramírez y Pastor Maldonado. Por esa vía se desaparecieron al menos unos $275 millones de las arcas nacionales para el beneficio de unos poquísimos venezolanos.
Se dirá que $275 millones son pocos en comparación con los miles de millones que han sido robados, desaparecidos, despilfarrados o ilegalmente utilizados por la pandilla de Chávez y Maduro. Pero hay que rechazar esta actitud laxa del país frente a la corrupción.
Sin prejuzgar culpabilidad es evidente que será necesario investigar la gestión asociada con PDVSA de Pastor Maldonado, así como de  personas y empresas quienes han sido objeto de señalamientos en los medios nacionales y/o internacionales. Ese es el caso de, entre otros, Roberto Rincón, Wilmer Ruperti, Derwick Associates, Nervis Villalobos, la empresa PetroMarine y sus dueños (Caso de la Gabarra Aban Pearl), PDVAL, Bariven, Luis Vierma, Aries Barreto, Rafael Ramírez y su entorno, las directivas de PDVSA desde 2003 hasta 2015, los hermanos Parada y el contrabando de gasolina, el expresidente de CITGO Alejandro Granados y algunos otros funcionarios y empresarios.

Cuando un país al cual le han ingresado más de dos millones de millones de dólares en los últimos 17 años está en la ruina es necesario preguntarnos que se hizo ese dinero, quien lo malgastó, quien lo dilapidó, quien se lo robó, quien lo utilizó para su beneficio personal. Si esto no se hace, si no se lleva a la cárcel a los culpables, si se negocia con ellos, ese país no tiene derecho a prosperar, no tiene dignidad, vivirá indefinidamente en el pantano.  

6 comentarios:

Elmo Tagua dijo...

"Ese es el caso de, entre otros, Roberto Rincón, Wilmer Ruperti, Derwick Associates, Nervis Villalobos, la empresa PetroMarine y sus dueños (Caso de la Gabarra Aban Pearl), PDVAL, Bariven, Luis Vierma, Aries Barreto, Rafael Ramírez y su entorno, las directivas de PDVSA desde 2003 hasta 2015"

Gustavo, te falto' un pez gordo.... LUIS MARIN - Mudanza de Citgo desde Tulsa, Oklahoma a Houston y la famosa refineria en Panama'.


Vamos Luis, te recordamos siempre y te queremos ver en la carcel.

Sledge dijo...

Tremendo payaso. Y bastante estupido tambien.. "representar a Venezuela en lo maximo del auomovilismo.." Cuando todos saben que lo que hizo fue el ridiculo, y pisotear a la bandera de Venezuela en el exterior.

Que se cambie de nombre, crezca una barba, se haga cirugia plastica, y se desaparezca del planeta con pasaporte nuevo.. Ladron, enchufado, pesimo piloto, y encima imbecil..

Gustavo Coronel dijo...

No. Que sea investigado, junto a Ramírez. Estamos hablando de $275 millones dilapidados por la imbecilidad de Ramírez y la codicia de Maldonado. Habrá habido comisiones en esto?

Jesus Murillo dijo...

Este delincuente protegido por el corrupto y ladron de chavez se le acabo su bien estar economico y debera trabajar como todos los Venezolanos democratico

Socram dijo...

Un riesgo menos en ese peligroso deporte

RAQUEL ALVAREZ dijo...

El vidente aarreglo del premio de Espalña hace pocos años, para que Maldonado subiera al podio como "ganador". Es harto conocido los escandalos de la formula 1 cuando en plena carera alguna escuderia mandaba a uno de sus conductores a reducir la velocidad paa ue ganara el otro de la misma escuderia, porque tenia mayor puntaje, El casso Maldonado, por supuesto no escapa a esas suciass marramucias, simplemente porque nunca fue un ganador sino un chocon. Hasta en los proceres choco siendo que era el unico carro que estaba ahi frente al sempiterno comanante galactico