domingo, 24 de julio de 2016

Me preparo para no votar en los Estados Unidos


Cuando llegué a USA en 2003 encontré que los ordenados archivos del Impuesto sobre la renta conservaban un record de los meses que había trabajado para la Philips Petroleum en Oklahoma y Luisiana. En la década de 1960, después de mi salida de la CVP, había ido a trabajar con esa empresa y fui enviado a su casa sede en Bartlesville, Oklahoma y, luego, a Lafayette, Luisiana, desde donde hacía trabajos de geología de producción en el Golfo de México. Durante los meses que estuve en esos sitios, ganando un sueldo hice aportes al Impuesto Sobre la Renta de USA y, al llegar en 2003 y comenzar a trabajar en USA, continué cotizando. En 2011 me hice ciudadano estadounidense, conservando mi nacionalidad venezolana.
En 2015 llegué al número de cotizaciones suficientes para mi "retiro",  por lo cual el gobierno de los Estados Unidos me paga una pensión de $700 al mes, parte de la cual va al pago de MEDICARE, nuestro seguro médico. Aunque trabajé por casi 30 años en la industria petrolera venezolana y, luego, por diez años adicionales en funciones públicas, como diputado al congreso, Presidente del puerto de Puerto Cabello, Secretario de Planificación del estado Carabobo y Director general de la CVG, la única pensión que tengo es la que me da el gobierno de los Estados Unidos. Durante estos 40 años en los cuales aporté religiosamente al Seguro Social Obligatorio lo único que recibí de ese organismo fue un par de anteojos de dudosa calidad.
Hoy, como ciudadano de los Estados Unidos, soy elegible para votar. Estoy inscrito para hacerlo, en el estado de Virginia. Estoy muy bien informado sobre los dos candidatos presidenciales para Noviembre de este año y después de haberlos escuchado y leído mucho sobre ellos, he tomado la decisión de no votar por ninguno.
Sé que la mayoría generalmente opta por votar por el menor de los males y, por ello, creo que la Señora Clinton ganará la presidencia de los Estados Unidos. Si fuera obligatorio votar lo haría por ella, aunque me pondría no uno sino dos pañuelos en la nariz. Pero mi formación me impide votar por Trump.
De nuevo, si fuera obligatorio pertenecer a un partido político en USA, seguramente me hubiera inscrito en el Partido Republicano. Soy ideológicamente mucho más afín a los principios de ese partido. Creo en el sector privado y pienso que el gobierno debe intervenir lo menos posible en la vida económica de un país. Desconfío de las políticas sociales  populistas y demagógicas que, en su versión más grotesca, han representado la ruina de Venezuela, pero acepto un sistema moderado de seguridad social subsidiado por el estado. No creo en Obamacare porque parece ser económicamente insostenible, así beneficie a personas como yo. Soy conservador, soy de derecha (aunque pienso que estos términos de izquierda y derecha han perdido mucho significado), rechazo el aborto y, en general, poseo los valores generalmente definidos como conservadores. Sin embargo, creo que existe un problema de calentamiento global, no estoy de acuerdo con BREXIT y en el pasado hubiera votado por Adlai Stevenson y John Kennedy, aunque también hubiera votado por Ronald Reagan y por Bush Padre.
Probablemente deba definirme como colocado de manera moderada a la derecha del centro. Ello me impide votar por Trump, quien representa mucho de lo que adverso en la sociedad estadounidense: es candidato por ser famoso, no por sus cualidades intelectuales, millonario que no paga impuestos, machista, maestro de las quiebras financieras en las cuales sale beneficiado, poco escrupuloso sobre la manera en la cual hace dinero, racista, ególatra/narcisista, poco culto y rudo. No podría jamás votar por él. Su presencia en la presidencia de los Estados Unidos, país con el mayor poder militar del planeta, sería tan peligrosa como mono con una ametralladora en un ascensor lleno de gente. Sus ideas, de las cuales jamás se retracta, son peligrosísimas y su estilo de toma de decisiones me aterroriza pues parece estar únicamente basado en el instinto y en “cómo se siente en el momento”.
SI fuera obligatorio votar lo haría por la Señora Clinton, quien tampoco me merece mayor confianza. La Señora Clinton es financieramente rapaz, sus cuentas sobre la Fundación que mantiene con su esposo no están claras, le perdona a su marido lo que no debería perdonarle una esposa honesta a un marido “chinverguenzón”, me parece que  es una persona muy artificial y es negligente en sus funciones, como ha sido demostrado en el caso de los correos electrónicos. En fin, nunca le compraría un auto usado. Como no es obligatorio, no voto por ella. Creo, eso sí, que una presidencia de Clinton sería menos peligrosa para los Estados Unidos que una presidencia de Trump. La señora Clinton no es transparente o confiable pero sus malas mañas probablemente no tendrían efectos apocalípticos. Esto es lo que muchos votantes piensan cuando hablan del menor de los males.  Basado en las encuestas que le dan a la señora Clinton alrededor de seis puntos de ventaja sobre el Sr. Trump creo que puedo seguir mi conciencia y no acudir a votar. Si la decisión final realmente dependiera de mi voto, votaría por la señora Clinton. Y lo haría porque, como es bien sabido, los Estados Unidos es uno de los países del mundo donde existe el mayor equilibrio de poderes. A pesar de los problemas que nunca faltan puede decirse que el Congreso de los Estados Unidos y el Poder Judicial son independientes del Poder Ejecutivo, como lo demuestran los actos en ambos poderes que frecuentemente se oponen a los deseos del Ejecutivo. Hay una prensa libre y vigorosa y el presidente da cuentas de sus actos y es objeto de gran escrutinio por parte de la opinión pública, un escrutinio que influye sobre sus decisiones. Pienso que la señora Clinton le hará más caso a esta separación de poderes y a la opinión pública que el Sr. Trump, quien es lo que en USA llaman un “loose cannon”, lo que nosotros llamamos un mono con una hojilla.

Me preparo, por ello, a no votar. 

14 comentarios:

Roberto Carlos dijo...

I hereby declare, on oath, that I absolutely and entirely renounce and abjure all allegiance and fidelity to any foreign prince, potentate, state, or sovereignty, of whom or which I have heretofore been a subject or citizen;

"me hice ciudadano estadounidense, conservando mi nacionalidad venezolana."

Enough said.

david1952000 dijo...

Clinton es una criminal mentirosa y su partido politico ha sido infectado de traidores izqiuerdistas en busca de la destruccion del pais y del cristianismo con la arma de odio racial que provocan continuamente. Es un partido fuertemente corrompido por la estupidez marxista. Trump es un egolatra griton tratando de ser un otro Ronald Reagan (y no lo es). En Venezuela, Clinton seria una chavista rica y Trump seria en la carcel. Voto Trump.

Sledge dijo...

Completamente de acuerdo con las opiniones de Gustavo aqui.

Yo tambien me vine a los USA y me hice ciudadano hace tiempo. Y despues de pensarlo bien tampoco voy a votar. Los 2 candidatos son terribles. A la Clinton no la soporto por su falsedad, politica tipica, y ademas seguiria cometiendo los mismos errores de Obama, incluyendo una politica debil contra el terrorismo Islamico, hasta que nos maten con 5 bombas mas aqui..

Una observacion: no le tengo tanto miedo a Trump, por esto no es Venezuela. Aqui el congreso, el parlamento son los que realmente deciden. Y la opinion popular cuenta. Osea que a Donald lo tendrian bien supervisado, o no podria cometer cualquier locura.

Prefiero reirme de Trump y verlo en television, que aguantar 5 minutos viendo a Hilary.. Por lo menos el tipo es entretenido.

Hubiera votado por Marco Rubio. Politica fuerte contra Cuba y el Chavismo, etc. Ted Cruz tambien era insuportable, un politico todavia peor que Hilary..

La abstinencia al voto ahora tambien indica que no nos gusta ninguno de estos candidatos. Mientras mas gente NO vote, mejor.

F J Baptista dijo...

Estimado Gustavo, aun cuando entiendo tu razon en no querer votar, el pais esta´en un momento clave. Con Hillary la inclinacion del pais hacia el desastroso socialismo que el presidente Obama ha tratado de empujar fanaticamente, alejado de toda realidad y en algunos casos ilegalmente, estaria consolidandose. Aun cuando no me gusta Trump y sus expresiones agresivas y hasta insultantes, creo que el pais necesita para sobrevivir como una exitosa democracia una vision conservadora y capitalista. Con todos sus defectos esa es la direccion que tendria una presidencia de Trump. Creo que él es un hombre pragmatico y razonable cuando los temas son reales y serios. Sus actuaciones durante la campaña republicana fueron calculadas para atraer a los que han estado frustrados con la direccion que lleva el pais. Fueron muy desagradables para los que somos personas sensatas y pensantes. Mi voto sera en contra de seguir el camino desastroso que hemos vivido los ultimos 7 años con Obama, asi que votar por Trump es la unica opcion salvadora por mas que voy a tener que cerrar los ojos cuando jale la palanca...

Anita dijo...

Sr Coronel soy venezolana hace unos años que vivo en Tampa.
Para mi la decision es muy simple, voto contra todo socialista, comunista, anti americano.

Hillary y todo el partido Democrata estan podridos.

Lo que ha hecho Obama politizando todas las agencias del gobierno va a seguir con la Clinton. La agencia impositiva, el FBI, el Dept. de Justicia, la Agencia de Comunicaciones, todas ha sido puestas en manos de cretinos que las usan con fines politicos.
Eso no puede tolerarse.

La corrupcion de los Clintons es de un nivel chavestoide.

En su propio estado, Virginia, el gobernador, un viejo aliado de los Clinton intenta cambiar la ley para darle el voto a 200 mil presos, con la intencion de garantizar que en el futuro solo Democratas puedan ganar elecciones alli.

Ud mismo habla de Obamacare, lo horrible que es y el daño economico que le esta haciendo al pais. Con Hillary eso no va a cambiar y garantiza el declive del mejor sistema de salud del mundo.

Pero Ud parece estar obsesionado con Trump y no se da cuenta de lo que significa otros cuatro u ocho años de un Democrata en la Casa Blanca.

Trump es horrible como impresentable pero Hillary y los Democratas son horribles ideologicamente, muchisimo mas peligrosos.

Gustavo Coronel dijo...

Guao! Estos comentarios son de muy diferente naturaleza, algunos de apoyo, otros de crítica, hay hasta quienes votarían por Trump. Hay hasta uno de Roberto Carlos quien insiste en un pretendido conflicto moral sobre la doble nacionalidad que hasta ahora no existe y que, cuando exista, me dará a mí la libertad de tomar partido y ya lo sabrá Roberto Carlos.
Los comentarios privados que he recibido son muy numerosos y la gran mayoría de mis amigos concuerda en que no votar sería votar por Trump. Aprecio mucho y respeto a quienes opinan así y digo que, si las encuestas muestran una situación apretada, entonces iría a votar por Clinton con dos pañuelos en la nariz. No soy el único enfrentado a este grave dilema moral. Cada quien lo resolverá de acuerdo a su conciencia.

Jacob Sulzbach dijo...

 
Como he escrito anteriormente en un comentario a otra de tus entradas Gustavo, no hay una buena opción para un votante responsable en estas elecciones.  Ni Clinton ni Trump es aceptable como una persona digna de realizar el mandato presidencial.  Y las políticas de ambos candidatos están viciadas también.

Así que sólo puedo preguntarme "quién hará el menor daño?"  O, para decirlo de otra manera, "cuál de los dos candidatos va a poner en peligro nuestro futuro a menos que el otro?"

Trump amenaza el papel tradicional de los Estados Unidos en el orden internacional y sus ideas sobre las relaciones comerciales entre países son inquietantes.  Y, además, sus actitudes hacia la inmigración auguran para el conflicto cultural elevado, no sólo aquí en los Estados Unidos entre los grupos étnicos, pero incluso a través de fronteras internacionales.

Pero Hillary Clinton amenaza el estado de derecho constitucional y por encima de todo la continuación de la creciente concentración de la riqueza en este país que se puede ver en la disminución de la renta mediana, el crecimiento de los trabajadores desalientados del largo plazo, y la caída de la tasa de participación laboral.  Todas estas tendencias económicas mencionadas anteriormente tienen su origen en el crecimiento de la deuda pública con su correspondiente impacto negativo en el valor del dólar que es el resultado de las políticas progresistas de Obama y sus aliados demócratas en el Congreso.  Con Obamacare y demás normas ellos han aumentado el costo del empleo que las empresas deben pagar a niveles tan altos que sólo los trabajadores los más cualificados pueden obtener puestos de trabajo con salarios dignos.  En lugar de una Ley de Precios Justos los progres están aprobando leyes de "Beneficios Justos" que muestran su intención de redistribuir las ganancias a los trabajadores, pero que tienen el efecto de la destrucción del buen empleo.

De nuevo voy a ofrecer dos enlaces a artículos importantes que muestran el efecto de las políticas de los progres sobre los pequeños negocios en los Estados Unidos.  Estamos viendo una pérdida neta de más de veinticinco mil pequeñas empresas por año de acuerdo con Jim Clifton, el CEO de Gallup:

American Entrepreneurship:  Dead or Alive?

Small Business is Dying

Estas pequeñas empresas siempre han sido el motor del empleo en este país y si el problema no se revierte, la clase media será destruida.  Donald Trump al menos reconoce el problema.  Pero Hillary Clinton no sólo niega o ignora la situación, ella tiene la intención de profundizar las políticas progresistas que están creando la misma.

Eso es porque en el día de las elecciones votaré por Donald Trump.

Y entonces voy a ir a casa a vomitar.
 

Mabel Gonçalvez dijo...

Me resulta inconcebible que el Sr Coronel con su experiencia personal pueda votar por un progresista o liberal o como se quieran llamar estos dias para ocultar lo que realmente son.
Que lastima me da que con an~os de sus reportajes de su propio pais, no aprendio nada.



Gustavo Coronel dijo...

Es que Mabel no sabe leer?
Dije que no iba a votar por ninguno de ellos. Pero que si de mi voto dependiera la suerte de USA, no votaría por Trump. Esto está en español. Que idioma hablas tú, Mabel?

Guillermito dijo...

Estoy de acuerdo contigo Gustavo, pero si votara por Clinton, tan izquierda no es como la quieren poner los republicanos... hasta ahora fueron buenos gobiernos ...(menos Carter) y doble nacionalidad? Que hay contra eso... conozco el dilema.... it start with the stupidity about an "oath to the flag" enough have died for that ...Verdun, Vietnam, Irak ...

a lomore dijo...

Va sin acentos---No votar, aduciendo desencanto y/o malestar por ninguno de los dos candidatos favorece al candidato que eventualmente gana pues a la larga este encuentra menos votos en contra. Es exactamente lo que sucedi'o con Chavez en 1998. De un total (cifras redondeadas) de 12 millones de votantes; 5.5 millones NO VOTARON, 3.6 millones votaron por Chavez y 2.6 millones votaron por Salas Romer. Despues el Chavismo proclamo haber ganado con un 56%, pero es calculado en base a a los 6.5 millones que votaron. El verdadero ganador fue la abstencion con 5.5 Millones de votos pero a la larga perdio el pais. Los 3.6 Millones de votos que saco Chavez representaron el 30% de los 12 millones de votantes inscritos. Un 30% definio y decidio el devenir desastroso de los proximos 18 a#os, solo que las consecuencias ahora las sufre el 100% de la poblacion. Candidatos perfectos no existen. Votar por el menos malo de los dos tiene sentido a la luz de la experiencia Venezolana. Hay que votar, hay que expresarse antes que otros mejor organizados lo hagan por ti.

pinkmermaidinusa dijo...

The worst thing that could happen to this country is a third obama term. Hillary is a radical chrony communist. We don't need another Venezuela experience in America. Will have to vote for the least of two evils.

Anónimo dijo...

Artículo 34. La nacionalidad venezolana no se pierde al optar o adquirir otra nacionalidad.

Constitucion de la RBdeV.

Enough said.

Anónimo dijo...

Gustavo pusiste en palabras lo que me costaba explicarles a mis amigos democratas. Pienso igual que tu y no voy a votar por ninguno de los dos.