domingo, 4 de diciembre de 2016

Balance político, económico y social de la revolución Cubana



El mejor documento que conocemos sobre el balance económico y social de la revolución cubana, es el elaborado por el profesor de la Universidad de Pittsburgh, Carmelo Mesa Lago, ver: http://www.mesa-lago.com/uploads/2/7/3/1/27312653/economic_and_social_balance_of_50_years.pdf. Cubre los años de 1958 a 2008, 50 años de dictadura de Fidel Castro en Cuba. Es un documento serio, muy bien documentado y logra, con mucha paciencia, resolver muchos de los problemas metodológicos inherentes a la comparación de indicadores en épocas diferentes y bajo regímenes políticos diferentes. Las conclusiones a las cuales llegó este estudio fueron: (a), la mayoría de los indicadores económicos de Cuba se deterioraron; (b), la mayoría de los indicadores sociales mejoraron, y (3), tanto los indicadores sociales como los económicos se deterioraron claramente en los últimos 20 años de dictadura, entre 1989 y 2008.  
El desastre económico generado por Castro
En los años inmediatamente anteriores de la revolución , en la década de 1950, Cuba se encontraba a la cabeza de América Latina en indicadores económicos y sociales importantes tales como el PIB per cápita. Baja inflación, estabilidad fiscal, alfabetización, mortalidad infantil y otros. En PIB per cápita Cuba era el tercer país de la región solamente superado por Uruguay y Venezuela. Sin embargo su industria azucarera daba señales de estancamiento y existían significativas diferencias en calidad de vida entre las zonas urbanas y rurales. Durante la revolución Castro se vio beneficiado por la ayuda esencialmente gratis de la Unión Soviética pero el colapso del mundo socialista llevó el Producto Interno Bruto cubano a bajar en un 35% entre 1989 y 1993, lo que se llamó el “Período Especial”. Algunos intentos de liberalización económica entre 1993 y 1996 fueron revertidos por Castro, en el período conocido como la “batalla de ideas”. La inmensa ayuda dada a Castro por  Hugo Chávez en el período posterior a 2003  permitió la recuperación de la economía cubana. Sin embargo, permanecen vigentes absurdas limitaciones incluyendo racionamiento, prohibición de cubanos de vender propiedades, de tener internet en sus hogares, de viajar libremente dentro de Cuba y muchas otras que aún restringen derechos humanos fundamentales, ver:   http://yusnaby.com/las-25-prohibiciones-mas-absurdas-en-cuba/ .
El informe de Mesa Lago advierte que los mecanismo de medición para el PIB y niveles de empleo  utilizados por el gobierno cubano no siguen las normas internacionales, por lo cual algunas estadísticas  económicas  suministradas por el gobierno no pueden ser considerados confiables.
El colapso económico de Cuba durante la revolución se ha llevado a cabo esencialmente en el sector agrícola y en el sector industrial. La minería ha sufrido menos, aunque tanto la producción de níquel como la petrolera han declinado desde 2003. El sector industrial no azucarero ha declinado en un 85% entre 1989 y 2006. Textiles, zapatos, fertilizantes y jabones declinaron entre un 80% y un 97%. La producción de azúcar bajó de 8 millones de toneladas en 1958 a I millón de toneladas en 2008.  La producción de Tabaco, café, carne, leche, las cabezas de ganado en pie, todo bajó durante estos 50 años.
Como se explica que los indicadores sociales cubanos se hayan mantenido positivamente a pesar de que la economía haya colapsado. Parece claro que ello fue debido a la ayuda soviética primero y luego, a la ayuda venezolana. Solamente en 2008 Cuba recibió más de $9000 millones en ayuda de Hugo Chávez, desglosados así:  $5700 millones por servicios varios (médicos, entrenadores, asesorías) , $2500 millones en subsidios petroleros  e inversiones en diversos proyectos por $1400 millones.
  Mis estimaciones apuntan a un subsidio petrolero venezolano hacia Cuba en el orden de los $40.000 millones entre 2006 y 2012, cuando murió Chávez. Durante todo el siglo XXI la dependencia económica en Venezuela por parte  de Cuba solo puede compararse con la dependencia política en Cuba por parte de Venezuela.
Indicadores Sociales positivos
El desempleo en Cuba es el menor de la región pero, advierte Mesa lago, es medido diferente a las normas internacionales, ya que incluye trabajadores parados en entrenamiento, estudiantes que trabajan parte de tiempo y trabajadores involucrados en siembras para su propio consumo. Es decir, el desempleo real está escondido. El nivel de alfabetización es muy alto. Todas las estadísticas de salud y educación son positivas. Sin embargo, después del retiro de la ayuda soviética,  Mesa Lago apunta : “La crisis afectó los niveles sanitarios… el gasto total de sanidad por habitante era 333 dólares internacionales (PPA) colocándose en el 12o lugar de la región y la mitad del promedio regional (basado en WHO 2008). Sólo la mortalidad infantil continuó su descenso durante la crisis y la relación de médicos siguió creciendo. Respecto a la última, entre 35% y 48% de los galenos (según estimados diversos) trabaja en el exterior, principalmente en Venezuela, lo que ha provocado un déficit de atención médica en la Isla. Las farmacias estatales carecen de la mayoría de las medicinas básicas que los enfermos deben comprar en las TRD. El deterioro considerable de la infraestructura de agua potable y saneamiento (en la primera, la posición cubana en la región disminuyó), explica en parte el crecimiento de la hepatitis en 33% entre 1989 y 2007 y la diarrea aguda hasta 1997; la mayor libertad sexual, el incremento de la prostitución durante la crisis y la escasez de profilácticos expone el aumento de las enfermedades venéreas (sífilis 22 veces y blenorragia 372%), y el consumo de alimentos en mal estado el ascenso de la intoxicación de alimentos en 59%. Por otra parte el SIDA creció 150% en 1989-2007 pero Cuba tiene la segunda menor incidencia de dicha enfermedad; y habido graves epidemias de dengue que no aparecen en las estadísticas oficiales. El incremento de la escarlatina en 33% y la tuberculosis en 27% son difíciles de explicar; la primera no es prevenible por vacuna pero la segunda sí y la inmunización de la población disminuyó en 65% entre 1989 y 2007.
Mesa Lago resume de la siguiente manera la situación de los indicadores sociales bajo la revolución: “La distribución final de los indicadores sociales es así: el 46% ha mejorado, el 27% se ha mantenido igual y el 27% se ha desmejorado”.
El precio pagado por los Cubanos y la inmoral idolatría de la izquierda
Lo que el Informe Mesa Lago no incluye es el precio que en términos de sufrimiento han pagado los Cubanos por este balance de la revolución Castrista.  Durante estos 60 años más de dos millones de habitantes han escapado de la isla, casi un 20% de la población, un volumen de emigración verdaderamente asombrosa si se considera que el gobierno ha restringido por años el libre movimiento de los ciudadanos. Quienes han permanecido en la isla han visto sus derechos humanos restringidos o violados. Miles de cubanos han sido asesinados por el gobierno o llevados a prisión. Miles de familias se han tenido que separar. Tres generaciones de cubanos han vivido en una isla-prisión, sin acceso a la libre información y a sus libertades más esenciales. Han sido 60 años de opresión, de dictadura. Ha valido la pena la revolución de Fidel Castro?
Las izquierdas latinoamericanas y estadounidenses parecen pensar que sí ha valido la pena. Cartas de melosa adulación a Fidel Castro han sido firmadas por nuestros intelectuales de izquierda, el régimen “socialista” venezolano es un satélite político de la Cuba Castrista, líderes de países de la región han visto a  la Habana de Fidel Castro como sitio de obligatoria visita, una especie de Meca del izquierdismo. Chávez y Maduro han entregado el dinero y la soberanía venezolana en manos de los hermanos Castro. En los Estados Unidos, decenas de profesores universitarios, desde Pomona College en California hasta American University en Maryland, alaban al régimen cubano, aunque ninguno haya mostrado intención alguna de irse a vivir allá.  Lo que es difícil de explicar es que ha podido ver la izquierda de la región en Fidel Castro para justificar esa idolatría. Y la única respuesta que he podido encontrar es que ella es un resultado del resentimiento de esta izquierda en contra de los Estados Unidos. Es una idolatría producto de la envidia y el despecho. “Amamos a Fidel porque se opuso a los Estados Unidos” parece ser el lema de la izquierda regional. Líder que deseaba hacer un gesto de independencia frente a los Estados Unidos se acercaba a Fidel Castro, olvidando la macabra naturaleza de su dictadura. Hasta demócratas como Carlos Andrés Pérez lo hicieron así. Fue la “moda” en América Latina por décadas.

El amor por Castro y su revolución pertenece al grupo de sentimientos inferiores y acomplejados que mantienen atrasada a América Latina. 

3 comentarios:

david1952000 dijo...

Siempre el mismo resultado con el comunismo/marxismo: pobreza, dictadura, ruina economica, refugios huyendo, masacres, hambrunas, y corrupcion. Y estos imbeciles continuan a lavarle el cerebro a cretinos y a buscar el proximo pais para destruirlo.

Anónimo dijo...

LA ideologia es de mientras mas pobre es el esclavo,
mas poder y riquezas para el Dictador!

Sencillo y simple!

Ideologia del absolutismo!

La vaina es que Fidel realmente robo millones y millones de dolares en Bancos por el Mundo, para los herederos familia! Y no los de algun Testamento Ingles!



Anónimo dijo...

Alguien me puede mostrar una foto de algun hospital en Cuba? o de alguna escuela?
Todo lo que nos dan son "estadisticas" que dicen que el indice social es uno de los mejores, y quien hizo esas estadisticas? de donde salen esos numeros?
Son todas mentiras.