jueves, 8 de diciembre de 2016

La crisis venezolana no es solo material, es de valores y de carencia del sentido del ridículo


Hoy Diciembre 8, 2016 es nada menos que el Día del Amor y la Lealtad hacia Hugo Chávez, decretado por el gran conductor del país, Nicolás Maduro. Que le tengan amor y lealtad al difunto quienes se han enriquecido con los dineros de la Nación, quienes trafican  con drogas amparados por el régimen, quienes asesinan, persiguen y expropian a la gente de bien. Esos son los malos venezolanos quienes le deben lealtad y amor al líder intergaláctico.
Según acaba de denunciar Henrique Capriles, en ese lote de adoradores del difunto tendremos que incluir a algunos miembros de la MUD. Es paradójico que, mientras nosotros éramos severamente criticados  por denunciar el diálogo inmoral que se lleva a cabo actualmente, sin sugerir jamás que gente de la MUD pudiera estar vendida al régimen, haya sido Henrique Capriles, uno de los principales líderes de la oposición que si lo diga. Esta denuncia de Capriles es de la mayor gravedad y revela el pantano moral en el cual está inmersa Venezuela.
Esta denuncia de Capriles no puede pasar por debajo de la mesa. Debe ser seguida, de inmediato, por dar a conocer los nombres de la gente de la MUD vendida al régimen, porque de lo contrario, estarían en entredicho todos los miembros de esa organización, en la cual hay mucha gente honesta y de principios.  
Venezuela está chapoteando en un pantano moral que tendrá mayores efectos sobre la sociedad venezolana que los sufrimientos de tipo material. Se trata, nada menos, de un estado de destrucción de los valores como nunca habíamos visto en el país. El principio de la regeneración moral de Venezuela tendrá que ser el castigo ejemplar de los 600 mayores responsables de la destrucción nacional. En paralelo deberá iniciarse un programa sostenido de valores ciudadanos, que abarque a todo venezolano, desde el inicio de su educación primaria hasta su salida del ciclo educativo. Este programa tendrá que abarcar un par de generaciones antes de dar sus frutos. Venezuela es hoy un gentío con muchos limosneros, vividores y corruptos.  Tendrá que transformarse en un país de ciudadanos. Ese país no lo veremos nosotros pero es necesario caminar hacia allá sin pérdida de tiempo.  

¡Comencemos a barrer la basura! 

3 comentarios:

david1952000 dijo...

Los comunistas son completamente locos. No se puede razonar con un loco. Es perder tiempo. Por el momento, los chavistas comen bien y tienen una fe ciega en su revolucion de mierda. La caida de la locura chavista vendra solamente del ejercito. El pueblo tiene ira y fuerza pero no tiene armas y no se puede luchar para siempre con estomagos vacios.

a lomore dijo...

Parad'ojico, la sobreabundancia de recursos originados del petroleo, mal administrados malversados, robados y saqueados por d'ecadas nos ha tra'ido a lo que hoy tenemos. El l'ider del Chavismo no cay'o del cielo como paracaidista, se fue formando paulatinamente en medio de la decadencia material que sufri'o y sigue sufriendo una gran parte de la poblaci'on Venezolana y la decadencia de valores que sufrimos casi todos los Venezolanos. Aqu'i estamos todos; los pol'ticos, los esclesi'asticos, los comerciantes y los dem'as. No hicimos lo que debimos hacer y dejamos de hacer lo que deb'iamos. Doloroso? S'i y mucho.
"El que busca algo fuera de Dios, no hallar'a sino tribulaci'on y dolor"
Thomas Kempis / 1380-1471
Buen mensaje Mr. Coronel,esperanzador para las nuevas generaciones si logran comprender y actuar en consecuencia.

a lomore dijo...

eclesi'astico es correcto..