viernes, 3 de agosto de 2018

El geólogo Hely Bravo Conde, 1937-2018




Cierro los ojos y puedo ver al joven geólogo Hely Bravo Conde concentrado en el mapa geológico de Barinas, área donde la Corporación Venezolana del petróleo, CVP buscaba nuevos yacimientos petrolíferos durante la década de 1960. La  empresa tenía un pequeño y entusiasta grupo de exploración a mi cargo, entre cuyos miembros recuerdo a Hely, a Enrique Vásquez, José Chirinos, Elías Zambrano, Alberto Barnola, Mirfyn Jones, Albert Baber, Michel Latreille y Bernard Duval, del Instituto Francés del Petróleo, Héctor Ross, Pablo Stredel, Roberto Velasco y algunos otros que se me escapan de la memoria.
Hely acaba de fallecer en Valencia, España, víctima de la Esclerosis Lateral Amiotrófica, la enfermedad de Lou Gherig y de Stephen Hawking, la terrible enfermedad que también afligió al geólogo Xavier Picard. Al recibir la noticia cerré los ojos y lo vi en mi mente, cuando estábamos juntos en CVP, Maracaibo. En esa época Hely formaba parte del Grupo Mixto Francés-Venezolano, junto con Strédel, Latreille, Duval, Velasco y la ingeniero de yacimientos Mary Brock, grupo formado para evaluar las Cuencas de Maracaibo y de Barinas en búsqueda de nuevos yacimientos petroleros.  
Hely se graduó de geólogo en la Universidad Central de Venezuela, junto con Enrique Vásquez, Vladimir Gamboa, Luis Felipe Masroua, Humberto Calderón y otros, un grupo que tendría un excelente desempeño profesional. Al graduarse se incorporó a la Corporación Venezolana del Petróleo, CVP, uno de los primeros geólogos que ingresaron a esa empresa.  
Lo que llamaba la atención en Hely era su seriedad, una actitud de gran madurez que escondía un fino y agudo sentido del humor. Un día andaba con Roberto Velasco en carretera, en la zona de Barinas y Velasco se había cubierto la cara con un pasamontañas para protegerse del sol y del polvo. Por ello, fueron confundidos con guerrilleros y ordenados a parar en una alcabala. Hely explicó que eran geólogos de la CVP y que si lo dudaban llamaran a Coronel García (yo). A la mención de un Coronel inmediatamente los dejaron ir. 
En la CVP Hely hizo grandes amigos para toda la vida. Sus compañeros lo llamaban “Chapes” por su baja estatura, lo cual aceptaba con una sonrisa. Fue un hombre muy apegado a su familia y siempre exhibió una conducta intachable. Después de pasar sus primeros años como geólogo en CVP fue a Lagoven, donde permaneció hasta su jubilación.
Hace unos seis años se trasladó a Valencia, España, con su familia, donde vivió hasta su fallecimiento. Hace apenas unos meses había cumplido los 81 años y se los habían celebrado con canciones. Me dicen que se veía muy feliz, a pesar de sus aflicciones.  Su esposa Marisabel habla de lo beneficioso que fue para Hely la amistad con sus amigos, hecha desde el inicio de su carrera. Ella les envió una nota de agradecimiento a estos amigos, en la cual dice que les agradece a esos amigos haberlos acompañado durante tantos años.
Hely y Marisabel tuvieron cuatro hijos. Uno de ellos, también llamado Hely, locutor de radio, dice: “Papá fue un ejemplo de rectitud en todo momento. Pasaba mucho tiempo con nosotros. Cuando estábamos en Margarita, íbamos con frecuencia a La Restinga a sacar chipi chipis, los cuales nos cocinaba en una pequeña cocina portátil a gas. Su enfermedad lo paralizó en cuerpo pero dejó intacta su gran bondad”. Agrega Hely Hijo: “En una ocasión – cuando yo tenía 8 o 9 años de edad,  nos reunió a todos y se fumó un último cigarrillo diciéndonos: Dejo el cigarrillo porque deseo ver crecer a mis hijos”.
Hoy Hely hijo tiene 50 años y nos dice que Hely padre los educó con el ejemplo. Se fue en paz y rodeado de amor, el amor que él sembró cada día de su vida.
Cierro los ojos y puedo ver al joven geólogo Hely Bravo Conde, serio, examinando con atención el mapa geológico de Barinas.
Y así permanecerá siempre en mi imaginación. 


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hizo bien en irse a España los últimos años. El ambiente favorable de la madre patria quizás permitió vivir un poco más. Se va otro de los importantes y con él una parte de la Venezuela que no volverá mientras Maduro y sus malandros estén allí.

Richard Aymard dijo...

Que buen escrito sobre Heli Bravo,,,felicitaciones por describirlo tal como era y por tu excelente memoria...un abrazo Richard

Gustavo dijo...

Se me olvidaron algunos valiosos jovenes geólogos de CVP en esa época, entre ellos Luis De La Cruz , Hugo Sorondo, Jose Matos Mis excusas para ellos, mi memoria me falla,
Gustavo

Miguel Bravo dijo...

Hola Gustavo!
Muchísimas gracias por esas palabras para mi papá.
En casa siempre estuviste presente.
Cuando la enfermedad de mi papá no le permitió usar más sus manos, mi mamá le leía todos tus artículos y él siempre escuchaba con atención; era un momento que abría temas de conversación y sobre todo de recuerdos de aquellos tiempos.
De nuevo, en nombre de mi mamá, mis hermanos y familia, te agradecemos esas palabras,
Un fuerte abrazo!
Miguel E. Bravo Raidi