sábado, 29 de agosto de 2015

Se desmorona PetroCaribe después de $50.000 millones en pérdidas para Venezuela

La guagua de PetroCaribe se está quedando sin pasajeros

Una información  de USA reporta la firma de un contrato entre Jamaica Public Service, la empresa eléctrica de Jamaica y la empresa de Florida New Fortress Energy, para la importación a Jamaica de Gas Licuado, NGL, para la planta eléctrica Bogue de 120 MW en Montego Bay.
Este contrato llega como resultado del Convenio suscrito por el gobierno de Jamaica con el Departamento de Energía de los Estados Unidos, durante la cumbre de CARICOM, el 25 de Abril de este año. Este convenio se considera como precursor de una política de diversificación energética por parte de Jamaica, para cambiar a gas natural en lugar de hidrocarburos líquidos más contaminantes.
El convenio con los Estados Unidos contempla la construcción en Jamaica de un centro de distribución de gas natural importado de USA para satisfacer, eventualmente,  los requerimientos de los países angloparlantes del caribe.
La importancia de este convenio es evidente porque se trata de una vía hacia alternativas energéticas limpias para  Jamaica y los países de la zona de PetroCaribe y el primer paso hacia el final de la dependencia política que han mantenido con el régimen chavista-castrista de Venezuela. PetroCaribe ha sido un instrumento utilizado por el régimen venezolano para someter políticamente a los pequeños países del caribe,  pero parecería que este sometimiento podrá llegar a su fin a través de la nueva asociación. PetroCaribe le ha costado a Venezuela alrededor de $20.000 millones en subsidios, suma que Venezuela no recuperará jamás (está aceptando pagos con hasta un 60% de descuento). Combinada con el subsidio/regalo a Cuba, la suma de dinero que el régimen chavista ha perdido en el Caribe se acerca a los $50.000 millones, todo para comprar una lealtad política en la región que ya ha desaparecido casi por completo.



3 comentarios:

david1952000 dijo...

Un pequeno pais atrasado trata de construir un nuevo imperio hemisferico izquierdista con regalos dados a sus vecinos y a sus ciudadanos, y todo depende del precio del petroleo vendido a su enimigo encamizado que quiere destruir a la larga. Eso es la locura castrista de Petrocaribe - La amistad y la lealdad se compran. Es un castillo de naipes que cae.

Anónimo dijo...

Esta vaina es toda culpa de Ochoa Antich, complotado en febrero de 1992. Dos decadas despues somos la verguenza de America Latina y el pais con menos credibilidad y solvencia del continente.

Gracias Ochoa Antich.

Andrés Valencia dijo...

Gracias por la información. Es triste ver a Venezuela desmoronarse en manos de estos ineptos "socialistas del siglo XXI".