martes, 16 de julio de 2013

Nicolás Maduro va al abismo debido a su odio y sus complejos


Títere y disfrazado de cubano

El Sr. Nicolás Maduro se hunde, cada día más,  en un pantano moral debido a su odio contra la clase media. Acaba de denunciar la tarde de este martes “la infiltración de la derecha corrupta en el Gobierno e instituciones del Estado”. Lo hizo durante una reunión con Gobernadores oficialistas, en el salón Néstor Kirchner del Palacio de Miraflores, en Caracas.  Maduro aseveró que “todas” las personas detenidas por corrupción en los casos del Fondo Chino y del Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes), “que se robaron 84 millones de dólares, eran militantes activos de Primero Justicia“.

Este comentario lleno de odio, indigno de un funcionario público pero muy apropiado viniendo de un títere cubano, tiene algunos ingredientes que no deben ser aceptables para ningun venezolano digno.

1.     Lo menos importante que podemos hacer notar es que, de manera muy significativa,  las declaraciones fueron hechas en el Salón de Miraflores bautizado como “Néstor Kirchner”, el corrupto mandatario argentino fallecido hace algun tiempo, un compinche del difunto.

2.     El Sr. Maduro comete un gravísimo error al referirse a la captura de un grupo de unos seis corruptos de la administración pública como evidencia de la “infiltración de la derecha corrupta en el gobierno”. Aceptemos temporalmente que los seis detenidos son todos de Primero Justicia, lo cual me gustaría ver corroborado. Pretenderá Maduro decir que entre los 2.3 millones de empleados públicos solo los empleados que no piensen como el régimen son corruptos?  Que solo los disidentes de su régimen, quienes suman por cierto la mitad de los electores del país son corruptos? Una salvajada como esta no la debería decir quien pretenda tener posición de liderazgo en el país. Esto solo puede ser dicho por un resentido semi-analfabeta como Nicolás Maduro.   
                                   
3.     La explosion de fanatismo y odio del Sr. Maduro es inaceptable y, es además, cínica e insostenible. Viene en el peor momento para ser creíble, cuando Sexto Día revela el prontuario de 15 corruptos asociados con el régimen, cuando se habla de la fortuna de Alejandro Andrade, el protegido de Hugo Chávez y cuando todos sabemos ya que el régimen de Maduro y Chávez es el más corrupto en la historia de nuestro país, como se ha documentado abundantemente. Como se atreve Maduro a hablar de corrupción cuando él y su pandilla están chapoteanndo en un fétido pantano moral desde hace 15 años? Ayer mismo en Noticiero Digital, La Patilla y en este blog hablaba yo de numerosos casos de hiper-corrupción relacionados con la pandilla castrista-chavista-madurista pero ahora resulta que el cínico de Maduro habla de la “derecha corrupta infiltrada en el gobierno”.

Nicolás Maduro, con sus declaraciones de una gran perversidad y de un gran cinismo, está llevando rapidamente al país a una confrontación final que terminará con la salida de su podrido régimen del poder y permitirá iniciar un juicio a los centenares de malandros que han destruído a nuestro país.