martes, 2 de julio de 2013

Profesor Evan R. Ellis abunda sobre el proyecto del Canal de Nicaragua.


 

 Mi excelente amigo analista y profesor Evan R Ellis,  de la National Defense University, con sede en Washington DC,  es un experto en las relaciones sino-latinoamericanas. Me acaba de hacer llegar un nuevo escrito donde analiza en más detalle  el proyecto de canal de Nicaragua.  Se llama:

El canal de Nicaragua y la transformación de América Latina

Evan Ellis ~ Junio 26, 2013

Los puntos m;ás importantes de este artículo son:

1.     el rol clave para el gobierno chino no sólo es promover sus empresas en el extranjero, sino reconocer, entre la gran cantidad de posibilidades que están desarrollándose, cuáles podrían beneficiar sus intereses estratégicos y cómo impulsarlos a través de intervenciones sutiles, en momentos oportunos. El canal es un ejemplo de tal tipo de oportunidad estratégica emergente para China.

2.     El canal de Nicaragua, donde (se dice) el empresario Wang Jing fue invitado al país para un proyecto de telecomunicaciones por el hijo empresario del presidente Daniel Ortega, es quizás el más grande tipo de sociedad entre capital chino y palanca latinoamericana.

3.    Es impactante el punto hasta que el gobierno de Nicaragua parece haber cedido la soberanía del país para recibir un proyecto que pueda transformarlo. La concesión otorgada por la Asamblea Nacional nicaragüense el 13 de junio a la empresa HK Nicaragua Development es increíblemente amplia, e incluye derechos otorgados por los siguientes 50 años (con la oportunidad de extenderse por otro 50 años) para explorar, desarrollar y operar no sólo el canal, sino un cantidad de otros proyectos relacionados, como los puertos de Corinto y Monkey Point (que podrían convertirse a hubs de comercio importante en este plan, igual que Colón en Panamá), una posible ferrovía conectando la costa Atlántica con la del Pacifico, y el desarrollo de un nuevo aeropuerto internacional…. hay previsiones legales para arbitrar disputas en cortes internacionales y (se dice) garantías para pagar las indemnizaciones, si es necesario, con reservas del Banco Central de Nicaragua…. En otras palabras: a cambio de la inversión, parece que el concesionario tendrá un control casi total en cuanto a decidir quién hace los estudios, quién hace la construcción, quién finalmente opera el canal y cómo. Si los futuros gobiernos de Nicaragua no están de acuerdo, o intentan tomar el control y expropiar el canal, el asunto se decidirá en cortes internacionales, con multas posiblemente pagadas con las reservas nicaragüenses, si se llegase a perder.

4.    …Será muy difícil recaudar en mercados de capitales tradicionales los $40 mil millones que se estiman en la construcción del canal y que los otros proyectos relacionados van a requerir. En parte, se trata de la viabilidad económica del canal, después de pagar los costos de inversión y costos de operación y mantenimiento (potencialmente muy altos), los cuales son cuestiones preocupantes, aunque sin los estudios detallados, realmente nadie sabe… el proyecto tiene bastantes riesgos; se encuentra casi totalmente en las manos de un empresa privada sin perfil en el sector de logística … no se puede evitar las incertidumbres que surgen cuando se ubica el proyecto de logística más grande en el hemisferio occidental en un país donde hay cuestionamientos fuertes sobre el Estado de Derecho y la transparencia en los sistemas jurídicos y administrativos. Los problemas se están magnificando por la ubicación de Nicaragua en las carreteras de tráfico entre países productores de drogas de la zona andina y mercados de consumo en los Estados Unidos y Canadá. También, el proyecto tiene una cantidad significativa de factores que podría demorarlo y aumentar los gastos, desde las condiciones geológicas e impactos ambientales, hasta la posible resistencia política por parte de las comunidades indígenas afectadas.

5.    el Sr. Wang Jing …debe tener razones para apostar que puede tener una ganancia con el proyecto, a pesar de los riesgos mencionados. Hay por lo menos tres posibilidades: (1) El propósito verdadero de contratar tantas distinguidas empresas de consultoría occidentales es desarrollar el proyecto hasta que pueda vender los poderosos derechos a un consorcio realmente posicionado para sacarlo adelante. (2) Que intente mantener el control, pero reconoce que, a largo plazo, tendrá que expandir el consorcio para incluir actores claves en logística, gestión y finanzas internacionales, e incluir los stakeholders claves en la mesa. (3) Realmente no está apostando a desarrollar el proyecto mayormente con capital de fuentes occidentales tradicionales, aunque hace un esfuerzo inicial para hacerlo. Sino realmente está apostando a recaudar, a través de sus conexiones de alto nivel en China, capital de bancos chinos.

6.    En los primeros dos casos, si el proyecto sigue adelante, será una pelea impresionante entre las grandes empresas mundiales de logística y consultoría para tener una porción del trabajo. En el caso tres y, hasta cierto punto, en el caso número dos, representantes comerciales de la República Popular de China tendrán un control sustancial sobre el nuevo nodo logístico más importante de la región. Es imposible imaginar que se consigue la participación de los grandes bancos y empresas de construcción de China sin la aprobación tácita del gobierno chino. Pero el gobierno chino todavía esta cauteloso en involucrarse explícitamente, desde el principio, en un proyecto de tal magnitud, con tantas implicaciones estratégicas. Así, se puede entender que sólo después del intento de desarrollar el proyecto con empresas de consultoría occidentales, respetadas en Washington, y buscando fondos desde fuentes tradicionales, sería preparado el terreno para la participación de los bancos, empresas, y el gobierno de China.

 Estas son algunas de las consideraciones que hace Ellis en torno a este proyecto. Le he comentado mis temores sobre la transparencia de esta transacción, temores que él comparte. Que hace Ronald McLean metido allí?  El promotor nicaraguense  del canal parece ser el hijo de Ortega, un pandillero. Su papá es peor. El empresario Chino es una interrogante fundamental en este negocio o negociado. No…. aqui puede haber algo muy raro. Hay que estar moscas porque hay mucho consultor como caimán en boca de caño y mucho especulador afilando las garras en Nicaragua, China y USA.