domingo, 10 de enero de 2016

Leyendo al Dr. Alfredo Toro Hardy



Un excelente artículo del Dr. Alfredo Toro Hardy en El Universal (“Hacia donde diversificar nuestra economía?”, 6 de Enero, 2016) me hace pensar en una de las peores pérdidas asociadas con el régimen que ha destruido a Venezuela durante estos 17 últimos años. Se trata de la pérdida de talentos que, por una u otra razón, decidieron permanecer callados frente a la tragedia venezolana o, peor aún, decidieron prestar su nombre a la farsa que ha producido 250.000 muertes venezolanas y el despilfarro de unos $1, 3 millones de millones que hubiesen podido – de ser bien utilizados -  sacar a Venezuela del foso de la pobreza y de la desesperanza en la cual se encuentra hoy.
El Dr. Toro Hardy es embajador de Nicolás Maduro en Singapur. Lo ha sido por varios años. Antes lo fue de Hugo Chávez en Estados Unidos, Inglaterra y España. Durante toda la etapa chavista el Dr. Toro Hardy ha acompañado el proceso de sistemática destrucción nacional llevado a cabo por el régimen. Ha escrito artículos de prensa abiertamente laudatorios al grotesco personaje que hoy tenemos en la presidencia del país, Nicolás Maduro Moros.  El 11 de Abril de 2013, el Dr. Toro Hardy escribió:
Mi experiencia como embajador con Nicolás Maduro me hacen ver con optimismo su gestión presidencial en estos próximos seis años. Lo conocí en Washington, siendo él miembro de la Asamblea Constituyente y yo embajador allí… Su intervención, bien recibida por una audiencia académica exigente, me proporcionó el alivio que le brinda a todo diplomático el ver que un representante oficial hace buen papel. Luego de ese primer contacto pasaron varios años antes de producirse el segundo…  Antes que nada me impresionaron su afabilidad y su condición de persona totalmente desprovista de arrogancia.  …Bien pronto pude darme cuenta que su condición de político nato, su afabilidad y la preparación con la que se presentaba a las reuniones le permitían ganarse rápidamente el respeto de sus interlocutores. … Mis conversaciones con él durante aquella visita me hicieron darme cuenta que se trataba de una persona con una vida espiritual sólida, segura de sí misma, sentido del humor y extraordinario dominio de los temas políticos. Era, en síntesis, no solo una persona con calidad humana sino un canciller con el cual uno podía sentirse profesionalmente seguro….pude confirmar la sensación de encontrarme ante un canciller que sabía lo que hacía. Maduro sabía dirigir pero a la vez escuchar, demostrar convicciones profundas pero a la vez flexibilidad, negociar con firmeza pero siempre con una sonrisa relajada y, por sobre todo, manejar la presión con tranquilidad… Creo, en efecto, que si algo caracterizará a la gestión presidencial de Maduro será precisamente esa fuerza tranquila”.

Bueno, cualquiera puede equivocarse. Pero una equivocación requiere una rectificación oportuna. Y el Dr. Toro Hardy ha tenido innumerables oportunidades de rectificar, pero no lo ha hecho.
Ahora, el Dr. Toro Hardy parece ver el desastre venezolano con claridad, pero todavía lo hace desde su posición como embajador de Maduro, como vocero del régimen.

Dice:
“Si algún país se encuentra en la antípoda no solo geográfica sino también actitudinal con respecto a Singapur es Venezuela. Desde hace un siglo los venezolanos transitamos por el mundo con el piloto automático de la economía petrolera y a casi sesenta años de la advertencia de Uslar Pietri acerca de la necesidad de sembrar el petróleo, aún seguimos sin diversificar nuestra economía. Más aún, mientras realidades y paradigmas evolucionan a velocidad exponencial, nuestras expectativas de futuro siguen centradas en el hecho de disponer de las mayores reservas petrolíferas del mundo. Ello sin percatarnos de que la convergencia entre los acuerdos derivados de la Cumbre del Cambio Climático de París y el salto tecnológico en curso en materia de energía renovable, dejarán la mayor parte de ese petróleo en el subsuelo…”.
Hay bastante con lo cual concordar en este artículo. Pero, si esa es la preocupación del autor, ¿cómo es posible que hubiese permanecido sirviendo a los agentes de destrucción de la industria petrolera venezolana por tanto tiempo?
Sus dudas son correctas. Se pregunta: ¿Hacia dónde diversificar nuestra economía?  Hace una velada crítica al régimen por haber descansado sobre la premisa de que teníamos las mayores reservas probadas de petróleo del planeta. Nosotros, los petroleros, tenemos tiempo diciendo que tales “reservas” podrían quedarse indefinidamente en el subsuelo, tal y como lo dice ahora el Dr. Toro Hardy. 

Este artículo ciertamente lo coloca en lugar destacado entre quienes están pensando en el futuro. Ojalá pudiera influir sobre el presente.  

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Tarde piaste pajarito. Es que este pajarito -marquesito del toro- tiene el buche lleno y le es dificil piar. Hipocrita

Anónimo dijo...

Otra vez. Otro copeiano y del opus. ¿Que le encontraban estos señores A Chavez? Parece que ahora se están separando. Como que ven que ya el chavismo no tiene futuro.

Andrés Valencia dijo...

Escribe Toro Hardy:
Ello sin percatarnos de que la convergencia entre los acuerdos derivados de la Cumbre del Cambio Climático de París y el salto tecnológico en curso en materia de energía renovable, dejarán la mayor parte de ese petróleo en el subsuelo…”.

Le faltó decir que la bonanza económica que producirá la aplicación de esos acuerdos de la Cumbre del Cambio Climático en París será la base para la recuperación de la economía mundial. Y además salvar a la Tierra! [Suficiente sarcasmo de mi parte]

Pero la tendencia en la temperatura global promedio medida por el consorcio Remote Sensing Systems (REMSS) en la baja tropósfera de 2002 a 2014,92 fue -0,59°C por siglo.
Ver http://www.woodfortrees.org/plot/rss/from:1979/to:2014.93/plot/rss/from:1979/to:2002/trend/plot/rss/from:2002/to:2014.93/trend/plot/rss/from:1979/to:2014.93/mean:13

Y la tendencia en la temperatura REMSS de 2002 a 2015,92 fue sólo -0,16°C por siglo, debido a El Niño de 2015.
Ver http://www.woodfortrees.org/plot/rss/from:1979/to:2015.93/plot/rss/from:1979/to:2002/trend/plot/rss/from:2002/to:2015.93/trend/plot/rss/from:1979/to:2015.93/mean:13

Ver Remote Sensing Systems (REMSS) - MSU & AMSU Time Series Trends in temperaure anomalies (K):
http://www.remss.com/missions/amsu
Seleccione "Browse Time Series") [°C = K - 272,15, pero la anomalía es igual en °C y K]

Anónimo dijo...

El Marques evidentemente esta tratando de saltar a la proxima nave luego de que el castrismo deje su experimento hundirse definitivamente, lo que va a ocurrir en pocos meses. Quizas querra que el proximo presidente, el de la junta militar, lo deje en alguna embajada de primer orden de esas que le gustan o, no se si mejor aun, al fin lo nombren canciller.

El Marques huele lo que viene.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo. El Marqués es otro de los que le gusta mantener los pies en dos balsas diferentes, por si acaso.
De cualquier manera, es un inmoral de siete suelas ya que tiene suficiente bagaje cultural como para saber exactamente en qué consiste el supuesto socialismo chavista, y sin embargo ha aprovechado el máximo tiempo posible alabando ese despropósito a fin de beneficiarse de un buen "puesto" diplomático.

Jacob Sulzbach dijo...

 
Nunca será posible diversificar la economía venezolana y crear nueva riqueza para su pueblo sin ofrecer incentivos para la empresa comercial privada.
 
Pero los incentivos que fomenten la actividad económica privada van de la mano con la libertad personal, algo odiado por los chavistas en todas partes.
 
Es mucho más allá del tiempo de relegar chavismo al basurero de la historia y comenzar un nuevo programa dirigido por los hombres y mujeres sensatos que realmente piensan de la economía en términos de lógica y resultados probados del mundo real.
 

Anónimo dijo...

Yo conocí a ese mequetrefe cuando éste elemento le jalaba bolas a Caldera. Siempre mirando para los lados a ver a quien arrastrarse mas. Se la pasa leyendo este blog.

globalbarrel.com dijo...

Muchas gracias, Gustavo. Muy bien dicho. Tom O'D. (Berlin)