martes, 12 de enero de 2016

Una Nota de Richard Aymar sobre mi actuación en PDVSA


He recibido esta nota de mi colega, geólogo Richard Aymar, con el pedido de incluirla en mi blog. Es tan generosa sobre mi persona que vacilé en hacerlo. Sin embargo, decidí que no tenía derecho a no hacerlo, ya que la hubiera publicado de igual manera,  si hubiese sido crítica. Le doy mis más sinceras gracias por su reconocimiento
                                     ESTA ES LA NOTA DE RICHARD
Mi reconocimiento al colega Gustavo Coronel - 09 de Enero de 1975 (2016)
                                                    Richard Aymard

El pasado 04 de Noviembre de 2015, leyendo como habitualmente lo hago el blog del geólogo venezolano Gustavo Coronel, “Las Armas de Coronel”, titulado ese día Premio Gumersindo Torres de la SVIP; cual no sería mi sorpresa al leer las siguientes palabras escritas por Gustavo Coronel y leídas por Enrique Vásquez al recibir el premio en su nombre: “Queridos amigos y colegas: Mi gran deseo se ha cumplido con este premio de la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo. Nunca he tenido particular ambición de riqueza, solo de lo necesario para tener una vida digna, modesta y sin apremios mayores. La fama, entendida como notoriedad, tampoco me ha llamado la atención. Al contrario, me parece que es algo que rápidamente se convierte en una pesada carga. Lo que si quise tener siempre es reconocimiento. He pasado toda mi vida tratando de ser digno de reconocimiento, primero de mis padres, luego de mi esposa e hijos y nietos y, luego de mis pares, de las personas con quienes he compartido tareas y responsabilidades profesionales o comunitarias. Debo decir que este premio Gumersindo Torres viene a satisfacer en buena parte ese deseo de reconocimiento profesional y comunitario".  Estas palabras me impactaron por diversas razones; 1) demasiado sinceras viniendo de un hombre aparentemente tan recio y duro, aunque en línea con su probada honestidad y su manera de ser al no guardarse las cosas y decirlas por su nombre cuando hace falta. 2) porque durante años discutí con gente amiga experta en Recursos Humanos (L.Hug, S. Castiglia) el concepto que el venezolano era una persona sedienta de reconocimiento, y empiezo a creer que ellas tenían razón y yo estaba equivocado; y 3) porque es verdad que en Venezuela hemos dejado de apreciar y reconocer a nuestros pares y colegas, especialmente durante estos últimos 17 años, donde reconocer el mérito de alguien se ha hecho casi imposible, especialmente debido a la siembra de odio al que nos hemos visto sometidos muchos colegas de la Industria Petrolera venezolana en nuestro país y fuera de él. Es por esas palabras, que escribió Gustavo Coronel, que decidí; hoy 09 enero de 1975 (¡perdón de 2016!), cuando se cumplen 41 años de haber empezado a trabajar como Geólogo en San Tome, Estado Anzoátegui; escribir mi reconocimiento al colega y persona Gustavo Coronel a quien he admirado siempre y con quien tuve el privilegio de compartir eventos inolvidables (al menos para mí) en los años 1980, 1981, 1982, 2002/2003. Hoy, trataré, a través de esos eventos, retratar a la persona y colega. Ese día 09 enero de 1975 a las 9.00 AM fui recibido por Víctor Marín de Relaciones Industriales de la MGO San Tome-Anzoátegui. Quien me llevaría a la oficina del Geólogo Distrital Iñaki Saizarbitoria (fallecido), y luego a la del geólogo Francisco Pradas, extraordinaria persona y líder. Mi primer supervisor en el departamento de Explotación, sería el geólogo (también de la UDO-Ciudad Bolívar como yo) Abelardo Milano, gran amigo. La empresa era la GULF, llamada entonces Mene Grande Oil Co. la cual cambiaría de nombre a Meneven el 01 de Enero de 1976, de acuerdo con el proceso de nacionalización de la industria petrolera venezolana. Ya, durante mis pasantías en San Tomé en 1974, me había leído todos los informes de Hollis D.Hedberg, R.M. Stainforth, L. Saas, ,H.Funkhouser, G. Pardo, Gordon A. Young, John de Sisto, A. Salvador,R. Valera, y muchos otros que no tuvieron reconocimiento probablemente. Y esto gracias a Asdrúbal Melchor quien llevaba 40 años celosamente guardando esos informes llamados Chronos, algunos de los cuales serían claves para la comprensión de la geología del petróleo mundial. Algunos clásicos como la Geología de los campos de Oficina y Anaco, Génesis, Migración y Entrampamiento en la Cuenca Oriental y las famosas guías de las secciones geológicas del Rio Querecual, solo por mencionar algunas. De aquí en adelante los eventos que narraré, pueden no ser exactos en fechas, nombres y lugares, ruego me disculpen ya que la memoria no es la misma. Mi primer contacto con Coronel se remonta a 1976, cuando supe de una organización llamada AGROPET y que supuestamente estaba creada para evitar la nacionalización y de la cual Coronel era fundador. Debo decir que no recuerdo muy bien esa reunión en San Tome ya que estaba muy ocupado con el trabajo de geólogo de pozo además de no encontrarle mucho sentido para entonces. El verdadero contacto con él, sucede cuando luego de haber participado en el primer trabajo (o segundo, después de Galavís y Velarde) de Integración geológica geofísica de la Faja Del Orinoco (con G.Young, R.Valera, A. Azabache, F. León. H. Pérez, C. Bertorelli, C. Sánchez, y otros,) en 1978 y de comenzar a trabajar en Exploración. Coronel entra a Meneven como Vicepresidente creo que, en 1980, (con el vienen de Maraven otros destacados profesionales como G. Inciarte, A. Mavarez, si no me equivoco!) Obviamente, los primeros roces se producen con los directivos y gerentes de primer nivel de Meneven quienes se sienten invadidos. Es la época de racionalización de la 14 empresas nacionalizadas a cuatro y hay obvias redundancias especialmente en puestos gerenciales de gente por lo demás muy valiosa. En Julio de 1980, me informa el gerente de exploración de Meneven, Kepa de Achurra, que he sido seleccionado para irme en enero de 1981 por dos años a Houston junto con tres venezolanos más (R.Lander, L.Villegas y W. Louder) a la Gulf. Luego en Noviembre de 1980 Kepa me dice que el proyecto ha sido puesto ‘on hold’ por Coronel y me muestra la carta de aprobación sobre la cual Coronel ha escrito a mano su decisión. En diciembre de 1980, en la fiesta anual en San Tome-Campo Sur, Coronel se me acerca, sencillo amable y muy claro, y me dice: “quería hablar personalmente contigo Richard, no es cierto que no estoy de acuerdo con que vayas ni estoy en desacuerdo con el proyecto. Solo quiero asegurarme de que lo discutamos todos para que podamos beneficiarnos al máximo de esta oportunidad y para que podamos traer al país el mejor conocimiento y la tecnología de avanzada que nos permitirá avanzar en los grandes retos de exploración que nos tocara enfrentar”. Así nos fuimos a Houston. Ahora viene la parte más difícil: Nos avisaron que Coronel en su condición de Vicepresidente de Meneven, vendría a Houston a firmar unos convenios con la Gulf y pidió reunirse con los cuatro integrantes del proyecto. La orden del gerente de la Gulf fue no preparar nada especial para el sino mostrar lo que hubiésemos hecho para entonces. Orden rápidamente desacatada ya que nos quedábamos hasta la media noche preparando todo lo que pudiéramos para mostrarle a Coronel. En Noviembre de 1981 en la noche anterior a la llegada a Houston de Coronel, quien venía de la reunión de la OPEP en Viena (NOTA GUSTAVO: Venía no de Viena, sino de Ginebra, donde había estado con Jack Tarbes en una Conferencia sobre gerencia), me llama el jefe del proyecto en la Gulf y me dice que Coronel ha sido removido de su puesto por el Ministro, el geólogo Humberto Calderón Berti y que no saben qué hacer con todo el protocolo, la agenda del día siguiente y las reuniones pactadas, luego supe que un veterano de la Gulf que estuvo antes en Venezuela los convenció de respetar la agenda acordada, tratarlo exactamente como si fuera el VP y únicamente no firmar ningún convenio. Al día siguiente vamos al lugar de la reunión (era en un restaurante con almuerzo) y las primeras palabras que pronuncia Coronel enfrente a todo el equipo del proyecto fueron las siguientes:” I am no longer with Meneven”. Coronel solicitó hablar en privado con nosotros y nos contó que su esposa lo había llamado a Viena (Ginebra) para decirle que había sido removido del cargo sin ninguna opción y sin ningún aviso previo. Estábamos conmovidos por la noticia, por cómo se enteró, pero sobre todo por la entereza y tranquilidad que mostró en ese momento tan difícil. Lo que nos explicó hace 35 años sobre lo que el vislumbraba acerca de la intromisión temprana de la política en PDVSA reflejaba su carácter de visionario y conocedor del manejo político de la Industria. Esta acción hacia Coronel tuvo su máximo efecto al nombrar al ministro Calderón, como presidente de PDVSA, a sabiendas que si Jaime Lusinchi ganaba las elecciones al primero que removería (como en efecto lo hizo) fue a Calderón, quien solo duraría en ese cargo unos meses al ser reemplazado por el geólogo Brígido Natera en febrero de 1984 Sacrificar su carrera profesional en pleno auge, por defender la autonomía gerencial de la intromisión política ejemplificada por el gobierno de Luis Herrera Campins y por el Ministro Calderón evidencia claramente los sólidos principios éticos que han guiado la vida de Coronel. Muy probablemente, gracias a sus acciones y a la férrea defensa de sus principios, fue posible que los sucesivos presidentes Natera, Juan Chacín, (a quien admire muchísimo y con quien tuve el honor de compartir su amistad), Sosa Pietri, Roosen y Giusti, quienes durante un periodo de 15 años de febrero de 1984 a febrero de 1999 convertirían a PDVSA en una de las mejores empresas del mundo. Mi reconocimiento a Coronel por sus acciones. Posteriormente en 1984, fui invitado a su casa de la Lagunita para participar en un reconocimiento al Geólogo Clemente González de Juana por la culminación de su libro de Geología de Venezuela y de sus Cuencas Petrolíferas. La invitación me llego a través de Gustavo Valdés y fue una reunión inolvidable. La última vez que lo vi personalmente seria casi 20 años más tarde, un domingo de enero de 2003 (o diciembre 2002), hace 13 años en la puerta del edificio de PDVSA E&P en Chuao, yo era el Director Gerente de PDVSA Exploración, estaba en ebullición el paro petrolero, ya Ali Rodríguez había empezado a despedir a directores y gerentes y me acerqué a un grupo donde estaban entre otros Juan Chacín, Eugenio Ochoa y el propio Gustavo. Luego de saludarnos le comenté a Coronel sobre nuestro encuentro en Houston  y se asombró de como recordaba con tanto detalle un episodio tan traumático en su vida. Cuando Juan Chacín me preguntó qué opinaba del paro y le explique porque no estaba de acuerdo con el mismo ni con facilitar la toma de PDVSA por parte del Gobierno como se venía gestando, se hizo un silencio y nadie más abrió la boca. Luego me despedí y seria esa la última vez que lo vería. Vaya mi reconocimiento al colega Coronel por su orgullo y defensa de la profesión de geólogo, por su defensa de la industria petrolera venezolana sin reparar en sacrificios personales, por sus frecuentes escritos de reconocimiento y admiración, especialmente en los obituarios que escribe, sobre colegas de la industria; por su capacidad intelectual y su carácter visionario y quijotesco (como le definió un colega) y sobretodo su profundo amor por Venezuela.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Otro que esta' buscando arrimes "o cancha" en estos tiempos turbulentos.

A Richard se le olvida lo guabinoso que estuvo a la hora de irse al paro cuando estaba como gerente de plataforma deltana. Te acuerdas Richard de todas tus excusas? De las reuniones de a las que participaste en Puerto la Cruz y donde trataste de manipular la opinion y el deseo del personal de Exploración?

Se te olvido' mencionar los arreglos que hiciste con tu pupilo Eulogio y el chavista (militar) que te dejaste imponer en el proyecto de plataforma deltana?.

Se te olvido' mencionar tu miopía "muy discreta" cuando Eulogio se reunía con Luis Marin y los Chavistas de Intevep en las areas operacionales.

No me jodas Richard Aymar, vergüenza te debería dar ahora por lo que tu contribuiste a destruir.

Elmo Tagua dijo...


Sembrando mentiras !!!!!! El sabe que esto no es cierto.

"Cuando Juan Chacín me preguntó qué opinaba del paro y le explique porque no estaba de acuerdo con el mismo ni con facilitar la toma de PDVSA por parte del Gobierno como se venía gestando, se hizo un silencio y nadie más abrió la boca."



Roberto Almeida Fotografo Profesional dijo...

Vergüenza le debería dar a ud al esconderse detrás de un "Anónimo" y no dar la cara identificando sus palabras y opiniones con nombre y apellido.

Roberto Almeida Fotografo Profesional dijo...

Vergüenza le debería dar a ud al esconderse detrás de un "Anónimo" y no dar la cara identificando sus palabras y opiniones con nombre y apellido.

Anónimo dijo...

"Vergüenza le debería dar a ud al esconderse detrás de un "Anónimo" y no dar la cara identificando sus palabras y opiniones con nombre y apellido"

Vergüenza le debe dar a los que traicionaron la industria.

Anónimo dijo...

Honor a quien honor merece. De un venezolano profesional y decente a otro. Bien por el geologo Aymar en recordarle con tanto aprecio, amigo Gustavo.

Miguel Morales dijo...

Richard,
Felicitaciones por expresar en publico tu admiracion y respeto para con otro ser humano sin importar lo vulnerable y expuesto que esta accion te pueda dejar.
Mis respetos para con el Ing. Coronel y para contigo. Gracias por compartir.

Miguel Morales
Chevron Frontier Exploration
1400 Smith St, Houston

Sledge dijo...

Es relativamente simple: Si en Cleptozuela "el pueblo" tuviera la mitad de la educacion y 1/4 de los valores morales de personas como Mr. Coronel, el pais estaria mejor que Noruega, Chile o Dinamarca, excepto que con clima tropical.

Anónimo dijo...

Para los que desconocen la historia complete. Los comentarios anteriores estuvieron dirigidos a Mr. Aymard.

Anónimo dijo...

No te puedo escribir un articulo pero te hice una copla, espero que te guste:

Gran venezolano, este geologo es,
Coronel de apellido solo porque General
es lo que es

La batalla contra los corruptos
El discutir sobre el pais
Su diaria faena de blogger es

Y es que lo que Venezuela lamenta es
Que no haya sino un solo Gustavo Coronel.

Anónimo dijo...

Estuve meditando mucho antes de escribir estas lineas. Todo el mundo relacionado con la politica y la industria conocen al Sr. Coronel. Su trayectoria esta muy bien definida asi' como sus ideas. Mis respetos a usted Sr. Coronel.
Es lamentable que una persona como Aymard, con su trayectoria guabinosa ahora ande buscando palco y presencia. Que sera' lo que anda buscando el Sr. Aymard? Que verguenza de profesional.