lunes, 14 de marzo de 2016

Miguél Pérez Abad: el nuevo miembro de la pandilla

De Guatepeor a Guatemaluco

Un ministro de Maduro especialmente repugnante es Miguel Pérez Abad, un pseudo-empresario que llegó al gabinete agonizante de Nicolás Maduro a base de melosidad y posturas rastreras. Como empresario debería conocer el desastroso estado del sector industrial y debería burlarse de las políticas estúpidas del régimen. Asombrosamente este personaje no solo se burla sino que está ayudando a crear nuevas políticas económicas absurdas habla con admiración de Chávez como si fuera una Iris Varela o un Darío Vivas cualquiera y anuncia la aparición de los llamados cuadernos económicos de la patria, dignos acompañantes de los 9, 13, 15 motores económicos. .  
Acaba de presentarse en el programa de TV de Mario Silva, lo cual ya lo identifica como integrante de los estratos morales inferiores del chavismo. Y dice cosas como estas, ver, https://www.youtube.com/watch?v=lP8OikyG0zk :

1.    Aquí se dice, que en Venezuela no se puede exportar. Y resulta que en la región, uno de los países que tiene mayores ventajas para exportar es Venezuela. ¿Qué es lo que hace falta? Bueno, corregir las desviaciones, mejorar los puertos, quitar la burocracia, simplificar los trámites… pero resulta que tenemos las mejores condiciones para la exportación… tenemos cercanías a los mercados naturales”
Mi Comentario: Según este genio Venezuela tiene grandes ventajas para la exportación si no fuera porque hay “desviaciones”, porque los puertos no sirven, porque la burocracia nos ahoga, porque hay demasiados trámites. Por favor, que estúpido tenemos como ministro!  
Luego, continúa diciendo:
2.     y algo que ha pasado en 17 años, que ha sido un descubrimiento: que la mayoría del sector industrial venezolano, aprovechando las ventajas del dólar barato y accesible, aparte de convertirse en unos adictos, por decirlo de alguna manera a las divisas, también invirtió en hierros, en maquinarias y en equipos, y entonces vemos hoy que tenemos un parque industrial que se renovó de manera progresiva. Eso en lo privado.  Pero en lo público, el comandante Chávez dejó sembrado cientos de miles de millones de dólares en instalaciones de última generación en el país. Calculamos nosotros que entre 180 y 200 mil millones de dólares se invirtieron en Venezuela que, por supuesto, no se ven, hay que ir allá… pero es una inversión que está allí sembrada, algunas están por terminar..  las tenemos allí. Eso es una tremenda ventaja para el país”.
Mi Comentario: La existencia de lo que es un gran cementerio industrial, con plantas apenas comenzadas y nunca terminadas, instalaciones  abandonadas,  fábricas que no fabrican, maquinarias oxidadas, una “siembra” de miles de millones de dólares improductivos por parte del difunto, toda esa inmensa tragedia generada por la inmensa corrupción de gente del régimen y sus cómplices pseudo-empresariales como Pérez Abad, es definida por el ministro como una “tremenda ventaja para el país”. Lo que provoca es darle una solemne patada por el fundillo.
3.    Pérez Abad se refirió a los llamados “cuadernos económicos de la patria” dejados por el Comandante Eterno, “que es el aterrizaje forzoso del plan de la patria… [todo está]  allí, hasta lo territorial, hasta los planes, hasta las cantidades que vamos a producir y hasta los actores. Eso está sucediendo en este momento”.
Mi Comentario. Habida cuenta de que el difunto se murió hace ya tres años, dónde estaban estos famosos cuadernos económicos de la patria que le dejó a Maduro, en su infinita sabiduría, aquella misma sabiduría que lo hacía decir que “el hombre llegó a la Tierra hace 2000 años”?  Parecería que Pérez Abad se los encontró en alguna gaveta, junto con los cuadernos para colorear del difunto. Lo que aterra es que Pérez Abad los llama “el aterrizaje forzoso del Plan de la Patria”, el mamotreto que casi nadie ha leído y que rompe todos los records de cursilería. Estos cuadernos, evidentemente, son una nueva estupidez del régimen, que todos los días inventa algo nuevo para tratar de distraer la atención del pueblo de sus tragedias.    


Este ministro Pérez Abad pasará a la pequeña historia venezolana como un payaso más en el circo “Maduro y Padrino”, el  cual pronto cerrará sus puertas porque se les murió el elefante PDVSA y crecieron los enanos.  

1 comentario:

Xiang Nan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.