miércoles, 18 de marzo de 2015

Carta a Vladimir Villegas


Leyendo su artículo en El Nacional de ayer he sentido la necesidad de hacerle algunos comentarios. Ver artículo completo aquí:
Comienza usted por decir lo siguiente:
Ningún venezolano en su sano juicio, salvo que sea animado por un enfermizo sentimiento antipatriótico o por torpes y pequeños cálculos políticos, puede apoyar cualquier iniciativa de una potencia extranjera destinada a perjudicar a nuestro país. Por eso el rechazo que ha tenido la decisión del gobierno de Estados Unidos de calificar a Venezuela como una amenaza para su seguridad”.

Mi comentario. Da usted por sentado que la acción estadounidense está diseñada para perjudicar a nuestro país. Pero yo le pregunto: es que desenmascarar a delincuentes venezolanos que patriotas como usted no nombran o poner al descubierto los crímenes del régimen que usted no menciona es perjudicial para nuestro país? No lo creo así. Si usted no lava, al menos permita que otros usen la batea. Yo diría que la acción de los Estados Unidos es perjudicial para la pandilla que maneja el poder en Venezuela, de la cual fue usted miembro activo en el pasado. Lo que perjudica a nuestro país, Sr. Villegas, es la actitud laxa, complaciente, ante la corrupción y el abuso de poder. Quienes apoyamos estas sanciones no  estamos animados por un sentimiento anti-patriótico. Despreciamos las actitudes patrioteras de quienes se arropan con la bandera nacional para ocultar los desafueros que lleva a cabo este régimen.  
Por qué no embiste usted en contra de la corrupción de PDVSA? De la CVG?  De Corpoelec?  Por qué no deja oír su voz en contra de los abusos, las violaciones a la constitución y a las leyes por parte de la pandilla de malhechores enquistada en el poder?  Los sancionados por el gobierno de los Estados Unidos son violadores de los derechos humanos, narcotraficantes y corruptos. Al  denunciarlos públicamente los Estados Unidos hacen un servicio a los venezolanos decentes, ante el silencio cómplice del régimen y de sus seguidores.  
El rechazo al calificativo de “amenaza”  está conectado con la falsa creencia de que la amenaza que menciona los Estados Unidos es militar. Por supuesto, esto es ridículo. Como puede el ejército venezolano ser amenaza para nadie? Si los tanques no caminan, las bombas no explotan y los misiles andan amarrados con mecates? Si las fragatas tienen nueve años pudriéndose en DIANCA? Todo ello sin que los “patriotas” digan ni ñe? La amaneza es política y moral, no solo en contra de los Estados Unidos sino en contra de la democracia y la libertad en el hemisferio.

Prosigue usted diciendo:
En cuanto a las sanciones a funcionarios venezolanos, acusados de violaciones de los derechos humanos, tales medidas ciertamente afectan a estas individualidades, pero obviamente tienen una gran connotación política que innegablemente van dirigidas contra el Estado en su conjunto. Frente a ellas cabe la reflexión en cuanto a que Estados Unidos y cualquier país puede reservarse el derecho de otorgar y revocar visados”.

Mi comentario. Esto que usted dice es realmente absurdo. Dice usted que las sanciones en contra de delincuentes “van dirigidas contra el Estado en su conjunto”. Sr. Villegas: estas sanciones contra delincuentes deberían ser aplaudidas por el Estado, el cual debiera haber hecho su trabajo de sancionarlos pero no lo hizo porque el Estado ha dado paso a una pandilla que se protege mutuamente. Como puede usted alegar que la denuncia sobre el crimen de unos cuantos afecta a todo un Estado? Es que usted cree en la solidaridad automática con bandidos y delincuentes?
 Agrega usted que ningún país debería reservarse el derecho de otorgar y revisar visados. Pero, Sr. Villegas, es que ello es una potestad de cada Estado! Lo que ha hecho los Estados Unidos es decir: el narcotraficante A, la jueza corrupta B, el burócrata sádico C, no entran más en mi territorio y por ello no les doy visa, ni les permito tener propiedades aquí, porque son compradas con dinero de la corrupción. Dejaría entrar usted ladrones y criminales de todo tipo a su hogar, Sr. Villegas? Lo que si es cierto es que esta decisión de los Estados Unidos tiene una repercusión hemisférica. Cuando esa decisión se toma es porque ya se saben muchos de los desafueros cometidos por el régimen: los depósitos en Andorra, Panamá y España; lo de los bolichicos, lo de Cabello y lo de Ramírez. Quizás hasta ya se sepa dónde nació Maduro y de qué y cuando murió el difunto.  

Continúa usted su artículo diciendo:
“Lo que es absolutamente discutible es que una nación intente forzar con sus actos que otro país tome o no decisiones judiciales en uno u otro sentido. Para eso existen instancias con competencias claramente definidas en tratados y acuerdos internacionales, que no pueden ser sustituidos por la acción unilateral de un país, llámese Estados Unidos, Rusia o Malasia”.
Mi comentario. En esto concuerdo con usted. Lo ideal es que organismos internacionales tomaran estas iniciativas, no Estados individuales. Pero, dígame Sr. Villegas: cual instancia internacional va a tomar medidas contra Carvajal o Cabello o Ramírez? La OEA? UNASUR?  No me haga reír o llorar. Esas son cuevas de cobardes y mercenarios. Y la evidencia es abrumadora. Podemos debatir sobre esto, si lo desea, pero creo que usted lo sabe.
Si uno ve en la calle a un bandido pegándole a una mujer y la policía está observando sin intervenir, porque es amiga de quien pega. Es censurable que alguien intervenga unilateralmente? Dejamos morir a la mujer en el nombre de la no-intervención? Sobre todo, sabiendo, como usted debe saberlo, que quien le pega a la mujer es un chulo cubano.
Sigue usted diciendo:
“Pero lo más preocupante es la declaratoria de Venezuela como una amenaza para la seguridad interna de Estados Unidos. Ya ha sido mayoritario el rechazo en Venezuela a esa decisión. No solo el PSUV y sus aliados. AD, Un Nuevo Tiempo, Copei, Primero Justicia, Avanzada Progresista, en la voz de Henri Falcón, la Iglesia y otros factores políticos y sociales han repudiado el anuncio hecho por la administración Obama……la absoluta mayoría de los sectores que expresan la diversidad nacional no acompañan a Estados Unidos en esa política”.
Mi comentario. Verdaderamente es una lástima que el cardenal Urosa haya sumado su voz a quienes parecen rechazar la medida. Creo que él tendrá ocasión de rectificar. Pero los demás que usted menciona son partidos políticos que están cohabitando con el régimen, por lo cual han perdido representatividad ante el país. Los venezolanos en la calle piensan diferente, un 80% repudia al régimen de Maduro y a sus miembros corruptos e ineficientes. No están criticando a USA por haber hablado sino agradeciendo que alguien haya hablado. 
A continuación dice usted algo risible:
“Por otra parte, es significativo que los países integrantes de Unasur, que no es un club en el cual nuestro país es accionista mayoritario, como pretenden hacer ver los detractores de ese mecanismo de integración, hayan expresado de forma unánime su apoyo a Venezuela”.
Mi comentario. Sr. Villegas: UNASUR es una hechura chavista, financiada por el chavismo, con un vergonzoso Secretario General que recibe un cheque sujeto a que se comporte en línea con el régimen venezolano. Le confieso, eso sí, que la actitud de Chile y Perú en ese saco de gatos es incomprensible para mí. Los demás son parte del descarado hamponato latinoamericano: Brasil y su mega-corrupción, Argentina y su mujercita vergonzosa, Uruguay y el invertebrado Mujica, etc.
Y termina usted:
“Por lo pronto, insistimos, lo principal es desactivar, por la vía del diálogo y la intermediación de instancias internacionales, cualquier posibilidad de que vayamos hacia una escalada que ponga en peligro al país y su gente.”
Mi comentario. Diálogo? Sr. Villegas: diálogo en Venezuela es una repugnante palabra. La utilizan quienes no conocen la realidad venezolana, quienes pretenden no conocerla o quienes apuntalan al régimen forajido. En cuál de estas tres categorías está usted? 

En Venezuela, Sr. Villegas,  no es la hora de la diplomacia, es la hora de la dignidad.  

13 comentarios:

Orangel Velazquez dijo...

El señor villegas es un periodista de grises, de fachada nublada en mi parecer articula muy bien su contenido gramatical en favor a lo indefendible, su collar de arepas no lo disimula , pero quiere congraciar con quienes sabemos el desastre de estos 16 años que destruyeron toda una república que tenemos por obligación que reconstruir y recordar siempre que se debe de tener separación de poderes y respeto a la constitución nacional donde se deben colocar a los mas capaces éticos y morales para el resurgimiento de nuestra nueva Venezuela.

Andrés Valencia dijo...

Gracias. En esta guerra de palabras, Gustavo Coronel está armado con la verdad.
Vencerá.

Anónimo dijo...

http://www.cnn.com/2015/03/17/americas/alan-gross-cuba-freedom-twitter/index.html

vladimirfbr dijo...

Mas claro y contundente imposible

Anónimo dijo...

Si mañana mismo regresase AD, Copey o cualquier tolda politica todos estos chavistas vendepatria irian a lamerle los fundillos; igualito que hace este JVR y el Roy etc.

Anónimo dijo...

Podría comenzar por traerse a los DOS HIJOS que tiene estudiando y viviendo en USA, aspirantes a peloteros. ¡Hipócrita!

Anónimo dijo...

Muy buenas respuestas al camaleónico Vladimir.

Anónimo dijo...

si el PSUV y sus aliados. AD, Un Nuevo Tiempo, Copei, Primero Justicia, Avanzada Progresista, Henri Falcón, la Iglesia y otros factores políticos y sociales no representan a nadie. A quien representa usted, a ese 80% de venezolanos? Quien y con que voz le otorgaron esa representatividad.

Anónimo dijo...

Villegas viene tratando de erigirse como el fiel de la balanza entre oficialismo y OPO,pero al adoptar ese ropaje le queda el baro afuera.Su artículo es cosmético para tapar la gran crisis moral que dejó a Venezuela sin instituciones,el mismo régimen lo dice:"un solo gobierno","la división de poder público es una trampa","las elecciones son una trampa".Villegas no metas a la sociedad en tu salcocho.Con quien hables en la calle muestra su gran desesperación,las colas,escasez,corrupción y criminalidad son daños que el gobierno no afronta y le importa nada,la inflación es gran aliado del populismo y consecuente empobrecimiento.La robadera es la regla. Lo cierto es que venezolanos somos parias hasta en la propia tierra.Critico a la oposición no haber aclarado suficientemente su posición, que esta bien lejos de lo que piensa el común de la gente.

Anónimo dijo...

vladimir de aqui ninguno se va sin pagarlas, por razones que no entiendo tuve la oportunidad de ver, muy , muy de cerca a un expresidente venezolano postrado en una cama casi vegetal , y recorde , en ese momento todo lo que se decia de el , todo malo , y pense , verga!! las esta pagando. no hace falta hablar del difunto que tu, y tu hermano, defienden o defendieron a ultranza , de como fueron o pudieron haber sido sus ultimos dias , de seguro , nada agradables..piensa en eso , pidele perdon a dios , por estar defendiendo a esa cuerda de mal vivientes, y asume lo que te podria enviar dios como castigo . , todo el dinero del mundo no sera suficiente para apaciguar el dolor que puede llegar a padecer todo el que , como tu , participa , o participo en este gran festin ,,,,,,,,piensa ....

Acupuntura Bioenergética dijo...

Totalmente de acuerdo con las respuestas al Sr. Villegas, uno mas de los traidores a la patria que han participado activamente enchufados al régimen y siguen haciéndolo, bajo el disfraz de periodista independiente que no le cuadra por ningún lado, tal traje mal hecho.

Alfredo Milano dijo...

El Señor Villegas, o mejor dicho Villeguitas es lo más parecido al famoso Mujiquita o bachiller Mujica, personaje muy bien descrito por Rómulo Gallegos en Doña Bárbara. Un pobre diablo, medio ilustrado, cobarde y lamesuelas. Ese es Villeguitas.

Anónimo dijo...

Yo lo admiraba. Lo oía diariamente. Evidentemente, caí en la trampa. Hay que recordar que él perteneció al régimen y que su hermano es alto funcionario del mismo. No quieren entender que Venezuela no es una amenaza militar. Mucho menos para la nación más poderosa del mundo. Una guerra nuestra con cualquier potencia, como dijo un conocido general, duraría unos 30 minutos. Ellos nunca han dicho que somos una amenaza militar y, como país serio, deben tener todas las pruebas que el caso requiere. Lo siento Vladimir...ya no te escucho más...