jueves, 5 de marzo de 2015

IVAN RAMOS BARNOLA LE PIDE LA RENUNCIA A TODOS LOS PODERES PÚBLICOS VENEZOLANOS


Un ciudadano venezolano, Iván Ramos Barnola, me ha enviado una carta en la cual le pide la renuncia a todos los actuales poderes públicos venezolanos, lo cual es un acto cívico de la mayor concordancia con los derechos y deberes de los venezolanos. Es una carta bien estructurada, apegada a los dictados constitucionales, basada en hechos comprobables acaecidos durante la presidencia ilegítima de Nicolás Maduro Moros, quien nunca demostró ser venezolano por nacimiento, un requisito indispensable para ser presidente de la república. Sin embargo, más allá de ese probable e imperdonable atropello a nuestras leyes,  este personaje ha hecho trizas el sagrado concepto de  la majestad presidencial, a punta de fraudes y abusos, apuntalado por instituciones serviles y mercenarias, cuando no narotraficantes. 
Me solidarizo con esta carta de Ivan Ramos Barnola y la firmo con él, por lo cual me hago igualmente responsable de sus consecuencias. 
Gustavo Coronel, cédula de identidad número 606653  
Esta es la carta:

CARTA DE IVAN R. RAMOS BARNOLA PIDIENDO LA RENUNCIA DE TODOS LOS                                            PODERES PÚBLICOS VENEZOLANOS

Sr. Nicolás Maduro, jefe del “régimen” que “desgobierna” a la República Bolivariana de Venezuela
Sra. Gladys María Gutiérrez, Presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)
Sr. Diosdado Cabello, Presidente de la Asamblea Nacional (AN)
Sra. Tibisay Lucena, Presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE)
Sra. Luisa Ortega Díaz, Fiscal General de la República (FGR)
Sr. Manuel Enrique Galindo Ballesteros, Contralor General de la República (CGR)
Sr. Tarek William Saab, Defensor del Pueblo (DP)
Caracas, Venezuela.

ASUNTO: SOLICITUD DE RENUNCIA DE TODOS LOS PODERES PÚBLICOS NACIONALES
Señoras y Señores:
Yo, IVAN ROGELIO RAMOS BARNOLA, C.I. V-3.229.171, economista, venezolano por nacimiento (Partida de Nacimiento emitida por la Parroquia San Juan de la Ciudad de Caracas, a la disposición), muy preocupado por la gravísima situación que vive Venezuela, solicito la INMEDIATA E IRREVOCABLE RENUNCIA del Sr. Nicolás Maduro, máxima autoridad del actual régimen que usurpa ilegalmente el poder en la República Bolivariana de Venezuela, así como también la de los demás miembros (Ministros y demás Autoridades) de su régimen (Poder Ejecutivo) y, además, al propio tiempo, la de las Máximas Autoridades del Poder Judicial (Magistrados y Suplentes del TSJ), Poder Legislativo (Diputados Principales y Suplentes de la AN), Poder Electoral (Rectores Principales y Suplentes del CNE) y Poder Ciudadano o Consejo Moral Republicano (Fiscal General, Contralor General y Defensor del Pueblo).
Hago esta solicitud invocando el derecho que me otorga el Art. No. 51 de la vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) de “tener plena facultad de dirigir petición ante cualquier funcionario(a) público”, así como también lo que estipula expresamente el Art. No. 57 de la misma, el cual me permite “expresar libremente mis pensamientos, ideas y opiniones, ya sea de viva voz, por escrito o mediante cualquier otra forma de expresión y, para ello,  hacer uso de cualquier medio de comunicación y difusión”. Además, en mi solicitud, invoco íntegramente el contenido de toda la CRBV, Carta Magna que norma y regula la actividad de todos los venezolanos, sin excepción.
En tal sentido, les solicito la “renuncia” a todos ustedes, considerando las reiteradas y flagrantes violaciones a la CRBV, tanto de usted, Sr. Nicolás Maduro, como las de las máximas autoridades del resto de los sumisos y secuestrados Poderes Públicos Nacionales anteriormente mencionados, los cuales, con desfachatez, obedecen fiel y ciegamente los intereses del Poder Ejecutivo y del Partido de Gobierno (PSUV). En ese sentido, la constante represión y violaciones a la CRBV y, específicamente, a los Derechos Humanos de todos los venezolanos, no es otra cosa sino un continuado y comprobable “Golpe de Estado” que intenta consolidar la TIRANIA DE LAS MAYORIAS ILEGITIMAS.
Según mi opinión, y lo reto, usted, Sr. Nicolás Maduro, no ha demostrado que es “venezolano por nacimiento”, como se le ha solicitado públicamente, lo que lo hace  “ilegítimo de origen”, según estipula el Art. No. 227 de la CRBV. Fue declarado “ganador” de la contienda electoral del 14A por el CNE mediante “fraude electoral”, no permitiendo el recuento de votos que ofreció a la nación y a UNASUR. La AN es ilegítima e inconstitucional porque, con 48% de los votos, el PSUV obtuvo el 60% de las curules del Congreso. Se cometieron violaciones a la CRBV en la supuesta y reciente renovación de las autoridades de la FGR, CGR, Defensoría del Pueblo, Magistrados del TSJ y Rectores del CNE. Existen mil razones que demuestran que estamos ante una evidente DICTADURA MILITARISTA y NEOTOTALITARIA. Las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN) se declaran abiertamente “revolucionarias, socialistas y chavistas”, violando con ello lo establecido expresamente en el Art. No. 328 de la CRBV.
Les pido la “renuncia” complementando el llamado de Antonio Ledezma, Leopoldo López y María Corina Machado a un “ACUERDO NACIONAL PARA LA TRANSICION”, con lo cual, conforme establece el Art. No. 233 de la CRBV, se llamaría a nuevas elecciones presidenciales y se renovarían los parcializados Poderes Públicos Nacionales que violan e incumplen la CRBV y la Carta Democrática Interamericana, atropellando Derechos Humanos con delitos imprescriptibles de Lesa Humanidad cometidos desde hace años y, sobre todo, en el año 2014 y 2015, todo lo cual ha ocurrido con la “complicidad del silencio” de buena parte de la comunidad internacional (UNASUR, ALBA, OEA, etc.).
Ya basta de persecuciones y detenciones políticas que han recibido el rechazo de muchas personalidades y organizaciones internacionales. Ya basta de atropellos a los medios de comunicación y a la libertad de expresión. Ya basta de asesinatos de estudiantes y niños inocentes. Hay que acabar con la inseguridad y la campante corrupción y robo de los dineros públicos que ha caracterizado al presente régimen (Maduro, 2013-2015) y al de su antecesor (Chávez, 1999-2013). El país ya no aguanta la asfixiante escasez de alimentos y medicinas y el desmantelamiento del aparato productivo nacional. Pasan de un millón los venezolanos que hemos emigrado al exterior en busca de seguridad personal, oportunidades de empleo y, sobre todo, poder respirar la LIBERTAD, agobiados por el funesto proceso (Socialismo del Siglo XXI) que han intentado imponer Hugo Chávez Frías y ustedes, con el apoyo de los Hermanos Castro. Nuestra industria petrolera (PDVSA) y las empresas básicas (SIDOR, VENALUM, etc.) están en el suelo. La criminalidad y reinante impunidad ya es sofocante. ¿Qué más les puedo decir?
No son necesarios mayores argumentos. Hasta los mismos Chavistas-Maduristas están conscientes  de que….YA BASTA. Su régimen, Sr. Maduro, además de “ilegítimo”, no ha sido ni es capaz de resolver los graves problemas del país y, por tanto, usted, su equipo de “desgobierno” y las complacientes máximas autoridades de todos los Poderes Públicos Nacionales, deben renunciar al cargo. La mayoría de la nación venezolana se lo pide para que reine la paz y la cordura y no ocurra un “violento estallido social” de consecuencias impredecibles. Su renuncia, Sr. Maduro, y la de todos los Poderes Públicos Nacionales, podrían evitar males mayores. El 82 % del país se lo reclama. ..Basta ya!!.
Les hago este llamado como venezolano de a pie, invitando a las FUERZAS VIVAS de la nación venezolana, es decir, a los partidos y su dirigencia política y a todas las organizaciones de la SOCIEDAD CIVIL VENEZOLANA (sindicatos, trabajadores, empresarios, estudiantes, iglesias, gremios profesionales, academias, etc.), a que se adhieran a mi solicitud de “renuncia inmediata e irrevocable” de todos los Poderes Públicos Nacionales para poder restaurar la institucionalidad y la democracia en Venezuela.
Quedo a la disposición de ustedes para sustanciar mi solicitud, para lo cual les informo que me hago absoluta e individualmente responsable de mi petición, a pesar y estando consciente de que en Venezuela no existe Justicia, Democracia ni Estado de Derecho; invocando, sin embargo, todo lo previsto y que estipula nuestra CRBV, Leyes y Reglamentos de la República Bolivariana de Venezuela y lo establecido en la Legislación Internacional que norma y regula los Derechos Humanos en el mundo.

IVAN ROGELIO RAMOS BARNOLA

C. I. V-3.229.171