jueves, 11 de abril de 2013

Las demandas que anuncia Ramírez evidencian su calaña


Rafaél Ramírez anuncia demandas contra venezolanos por dos acusaciones que han hecho en su contra: Una, la de ser el hombre más rico de Venezuela. La otra, por el involucramiento de personajes de PDVSA en el caso del yate donde los gozones bailaban desnudos en cubierta.

Estas demandas comprueban la calaña del tipo. Primero que todo, es imposible demostrar que él es el hombre más rico de Venezuela. Yo, particularmente, no lo creo. Hay otros que deben tener bastante más que lo que él tiene. En segundo lugar, el asunto del yate, si es o no de propiedad de algun pedeveso, ello sería francamente anecdótico en el contexto de la ruina moral, financiera  y técnica que es PDVSA. Esa ruina si es de investigar a fondo: la gabarra Aban Pearl, los equipos de perforación contratados a empresas fatasmas, las siembras de yuca, la cría de cochinos, la adoctrinación ideológica en la empresa, el escándalo de la comida podrida, el préstamo chino, el uso de los aviones para transportar amiguitos y amiguitas, el asalto al fondo de pensiones de los trabajadores, el dinero dado a Cuba, Bolivia, Nicaragua, Argentina etc. ,  una cadena larguísima de desafueros y crímenes que han destruído la empresa.
Esa si sería una demanda que sacaría a flote las indignidades de la PDVSA que Ramírez ha arruinado.