miércoles, 11 de mayo de 2016

Carne a Bs. 4000 el kilo llama al diálogo o a la rebelión?


Ver:

La noticia que leo sobre el kilo de carne cercano a valer Bs. 4000 en Venezuela me causa perplejidad. Como tengo 13 años que no vivo en Venezuela, a pesar de estar bastante bien informado de lo que allá sucede, no tengo idea de si ello es un precio razonable. Por lo tanto, voy  a buscar información en Internet y encuentro que el salario mínimo en Venezuela es de Bs. 386 diarios, a partir de Mayo 2016.  Ello significa que un venezolano en salario mínimo deberá trabajar casi once días para  comprar un kilo de carne.
Cuando los franceses le cortaron la cabeza a Luis XVI la razón inicial fundamental fue que el kilo de pan llegó a costar tanto que un plebeyo francés tenía que trabajar hasta cuatro días para adquirirlo (si es que lo encontraba).  
Pero hoy en día al Venezolano que gana salario mínimo y que deberá trabajar casi once días para comprarse un kilo de carne se le pide que espere otro año para ver (nada de garantías) si salimos de los monstruos podridos y malolientes que están enquistados en el poder por la vía constitucional del referendo revocatorio.  
Y se les pide esto, mientras ese venezolano puede oír y leer como los miembros de la “monarquía” chavista hace depósitos en Andorra, Suiza  y España por miles de millones de dólares, mientras una analfabeta como María Gabriela Chávez es embajadora y vive como reina en Nueva York, mientras Diego Salazar, el primo de Rafael Ramírez, da propinas de miles de euros. Ve que el inmoral y mal poeta Isaías Rodríguez es embajador en Italia y come ternera todos los días, que los bolichicos compran castillos en Europa y los narco sobrinos son defendidos por costosas agencias de abogados pagadas con el dinero nuestro.
La gente anda muriendo por falta de medicinas y alimentos, mientras el Secretario de Estado del Vaticano prepara viaje a Venezuela “a ver” cómo está la situación y mientras la Canciller Argentina dice que no hay que apresurarse para tratar el caso venezolano. ¿Cómo pararle a Monseñor Parolin cuando este alto representante de la Iglesia pide diálogo con los criminales mientras probablemente almuerza en paz y en tierra civilizada con un buen plato de espaguetis a la boloñesa y un Chianti del Gallo Nero?  ¿Cómo aceptar  esperar con paciencia mientras el narco-ex- presidente Ernesto Samper mantiene a UNASUR en silencio sobre Venezuela y Delcy Rodríguez inunda de su metano a la OEA para impedir que la organización actúe sobre la tragedia venezolana?  
Al venezolano que debe trabajar casi once días para comprarse un kilo de carne se le pide  que actúe enmarcado en reglas del juego que la otra parte no reconoce. En efecto, se le pide que muera, sin chistar, dentro de la constitución. Yo digo que pedir eso a los venezolanos no tiene justificación.
Lo absurdo de ese pedido es que hay iniciativas perfectamente constitucionales que no tienen por qué seguir esperando meses y años, sobre todo porque ya se sabe que toda iniciativa enmarcada en la pacífica obediencia a la constitución será desvirtuada por un régimen maldito que ya ha dado toda clase de señales de estar alzado en contra de la constitución y las leyes.
 La rebelión está consagrada en más de un artículo de  la larguísima Constitución de 1999.  Y no solo como un derecho sino como un deber de los ciudadanos. Es ya intolerable que, a quienes claman por una rebelión abierta en contra de la dictadura, en total apego a la Constitución, se les siga tildando de “radicales estúpidos”, como lo hace el filósofo Fernando Mires después de una visita de 48 horas a nuestro país.
El kilo de carne a Bs.4000 y la miseria que esto significa para el venezolano de la calle contrastan de manera obscena con la actitud adulante de Hermán Escarrá, con los robos multimillonarios en PDVSA, con los narco-generales, con la ineptitud y corrupción de Eulogio Del Pino, con Merentes y sus banqueros amigos y amiguitas en bikini, con las familias Chávez y Maduro Flores involucradas en fraudes y drogas.
El costo de la vida en la Venezuela de Chávez y Maduro es una bofetada para la Venezuela digna y no puede ser tolerada.  Para quienes deben trabajar casi once días para comprar un kilo de carne a Bs. 4000 el único camino abierto es el del desafío abierto contra el régimen.   

     

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pregunta para Torrealba, Forrest Gump -Capriles- y Ramos Allup.

Por cierto, en Italia non si mangia spaghetti alla bolognesa. No existe tal cosa nel Belpaese.

Anónimo dijo...

Mientras los Chavistas de a pie(los que ponen la cara en la calle por ladrones de alto nivel) no sean rechazados por su entorno, no se les considere cómplices de nuestras desgracias no habra cambio. La revolución francesa no empezó en Versalles, los que apoyaban a los reyes fueron los primeros.

00tomasero dijo...

Que cómodo debe resultar invitarnos iniciar una rebelión contra esta banda de delincuentes que tomaron este país como su botín desde la apacible Virginia USA. Sabes esta gente incrustada en el poder teme tanto perderle, que están dispuestos a matar.
Vendría Ud. a encabezar la rebelión?

Anónimo dijo...

La verdad no se a quien darle la razon. Estoy muy consciente que la banda va a dispararle a la cabeza a la gente pero, por Dios, Coronel es octogenario. Yo no critico a quien se fue, mucho menos si es persona mayor. Demasiado hace estando tan activo y con este blog. Yo, en su lugar y a esa edad, estaria decansando.

Anónimo dijo...

Aqui en venezuela hay escasez de todo menos de culillo, y con razon porque en este pais lo unico que se ha sembrado es odio parejo, y por eso es que el gobierno hace lo que le da la real gana, porque uno no sabe de donde saltara la liebre, o sea uno no sabe si puede ser linchado por delicuentes afectos al gobierno o por funcionarios policiales que practicamente son lo mismo,(muchisimo infiltrado) y la impunidad que existe, hay parcelamientos que han sido abandonados por los pequeños productores porque es imposible acercarse por ahi sin ser objeto de robo etc etc. y si no lo roban el hampa comun, entonces lo hacen los funcionarios que llegan martillando lo que consigan.no se que ira a costar un kilo de yuca en diciembre, solo por decir eso.