viernes, 27 de mayo de 2016

Habla un pistolero de Maduro en Washington, Parte II

Versión en español de mi entrega anterior en este blog.
    
  Un pistolero de Maduro habla en el Diálogo Inter-Americano
                     Video Recording of the Event
Una numerosa audiencia se dio cita en el Diálogo Inter-Americano, curiosa por saber cómo podría Bernardo Álvarez Herrera defender al régimen de Nicolás Maduro. Álvarez está más gordo que cuando era embajador ante la Casa Blanca. Habla reposadamente, con tono profesoral, para dar la impresión de racionalidad y calma. Sin embargo, sus palabras revelan su verdadera naturaleza. Esta es la esencia de lo que dijo:
·       En una reciente reunión contamos 1384 noticias negativas sobre Venezuela en la prensa internacional, especialmente del Washington Post y el New York Times.  Existe una conspiración internacional contra nosotros, en la cual interviene parte de la  oposición. El objetivo es promover una intervención extranjera en Venezuela.  Realmente, lo que está sucediendo es que el mundo se da cuenta de la magnitud del horror venezolano. Si hay llamadas crecientes para sancionar al régimen, lo cual es el producto de una solidaridad  similar al que siente un testigo cuándo ve a un degenerado violar a una mujer.
·       Dijo que la carta democrática Inter-Americana era una telenovela, de inútil aplicación para Venezuela. Añadió que no le dan ninguna validez ya que la OEA no es imparcial. Añadió, con arrogancia, que ya tenían tiempo en el poder y que todavía están allí.  Álvarez Herrera mostró desprecio por la opinión pública internacional, la cual llamó parte de un complot en contra del gobierno de Maduro.
·       En relación con la catástrofe venezolana dijo que esta era una situación generada por los enemigos del régimen, tal como DOLAR TODAY y dijo que el gobierno había sido muy bueno para los pobres. Añadió que el referendo no era obligado. Y que podría realizarse [ero no antes de Enero 2017. De esa forma, añadió, ellos quedarían en el poder, aunque perdieran el referendo. Rehusó Álvarez Herrera admitir que el colapso era debido a la corrupción e ineptitud del régimen.  Culpó a un sitio virtual llamado DOLLAR TODAY por la tragedia venezolana. Admitió que el régimen haría todo lo legal e ilegal para bloquear el referendo e impedir que se llevara a cabo este año, lo cual representaría el final del régimen chavista.  
·       Dijo que Almagro era un irresponsable y hacía política en la OEA. Añadió que el Informe Almagro carecerá de validez alguna porque no fue pedido por Venezuela ni por algún otro país miembro.  Dijo que en Venezuela no había habido ruptura constitucional por lo cual no era necesario convocar una reunión especial de la organización.  Álvarez Herrera ni siquiera se sonrojó cuando negó la existencia de la ruptura del Estado de derecho en Venezuela. La verdad es que el régimen es una dictadura apoyada por una Fuerza Armada corrupta, un narco-estado en el cual altos oficiales están involucrados en tráfico de drogas.
·       Dijo que la crisis humanitaria no existía, ya que no hay hambruna ni desplazamientos de la población. Esto es un ataque en contra nuestra, añadió, parte de la campaña de descrédito. Álvarez Herrera es impúdico, como todo representante de estados fallidos que mienten a pesar de la realidad que los rodea. El régimen venezolano ha sido un buen discípulo de los hermanos Castro.  
·       Dijo que el diálogo era posible y que Zapatero y Leonel Fernández, promovidos por UNASUR, lo estaban adelantando. Sin embargo, el régimen prohibió la visita a Venezuela del canciller del Vaticano y cabello y Maduro hablan todo el tiempo en contra del diálogo
·       Dijo que los prisioneros políticos seguirían presos porque son criminales y la justicia debe aplicarse. Dice esto cuando el mundo ya sabe que estos juicios fueron amañados y que hay evidencia de los fraudes.  

¿Que hace que gente como Álvarez Herrera sirvan a dictadores de manera tan despreciable, frente a audiencias que saben que mienten? ¿Que perversión los hace servir a un ignorante y cruel dictador cuando tuvieron una educación que les enseñaba defender la democracia, la verdad y la libertad? En Venezuela los compañeros de Álvarez Herrera en el Colegio San Ignacio publicaron una carta denunciando su deshonestidad y su traición a los principios y valores que aprendió en la escuela.  No hay dinero ni cuota de poder que pueda compensar esta rotunda condena moral de sus compañeros de escuela, quienes permanecen fieles a sus principios. Al leer la carta recordé lo que le dijo Welch a McCarthy en el Congreso estadounidense, en 1954:

“Es que no le queda a usted, señor, decencia alguna?