miércoles, 13 de junio de 2012

El CNE Y Chávez: simbiosis hamponil que incita a la violencia

El pueblo está harto de tanto hamponato

El régimen de Hugo Chávez usa de manera abierta y obscena los recursos del Estado para financiar, organizar y llevar a cabo sus eventos electorales. Y el CNE lo acepta, le sonríe y le da su bendición. Nunca habíamos llegado hasta estos extremos de ventajismo hamponil. Lo que existe entre el régimen de Chávez y el CNE es una perversa simbiosis, una comunión satánica de propósitos que bien pudiera llevar al país a la violencia abierta. Digo esto porque el pueblo venezolano tiene 14 años acumulando odios y resentimientos, los unos contra los otros. Por un lado, están los millones que han visto en Chávez al vengador que les “compensa” por todo lo que ellos nunca pudieron tener. Chávez les da dinero, comida, transporte y aspirinas y les promete casas. No los hace ciudadanos, pero eso que importa a quienes viven en un presente eterno? Ya Chávez los ha convencido de que la otra mitad de la población  le robó lo que era suyo. Es a esa mitad, les dice reiteradamente el hampón, a quienes debemos arrebatarle lo que nos han quitado. Y por eso procede a confiscar, expropiar, robar y asaltar el patrimonio de los millones de venezolanos a quienes el llama los majunches.

Esta mitad de Venezuela ha sufrido despojos, insultos, humillaciones y abusos por parte del hampón y sus secuaces. Hasta ahora los ha sufrido en esencial silencio, como un manso pueblo, no como un bravo pueblo. Pero toda paciencia tiene su límite (creo yo, no estoy seguro). El país está sentado en un barril de pólvora y puede explotar en cualquier momento. Cualquier nuevo abuso puede desencadenar una explosión.

Consideremos, por ejemplo, lo que ha salido hoy a la luz pública sobre el evento de presentación del hampón ante el organismo parásito CNE.  El documento del llamado Comando Carabobo que he visto hoy en www.lapatilla.com  (http://www.lapatilla.com/site/ ) describe como se planificó el evento de presentación del hampón, quien fue responsable de hacer qué, cuanta gente fue obligada a asistir al evento por cada organismo público (cuotas de asistencia por ministerio u organismo del régimen), los autobuses que Arias Cárdenas y otros secuaces debían aportar, las botellas de agua mineral, los pitos, los "agitadores", absolutamente todo llevado a cabo y financiado por el régimen de hampones con los fondos de los venezolanos robados descaradamente para su beneficio político. Este documento pudiera ser tan incendiario como los eventos sociales y políticos que dieron inicio a la Revolución Francesa.

La violencia ronda nuestro país porque el hampón se ve disminuído en su capacidad de mandar, porque sus seguidores comienzan a forcejear entre sí por el poder, porque en el ejército hay disensión, porque el pueblo está cansado de tanta humillación, porque hay demasiado odio sembrado entre los venezolanos. Chávez es el mayor factor de promoción de violencia. Como un Calígula cualquiera, ve llegado el fin de su criminal vida política y está dispuesto a llevarse con él todo lo que pueda de la Venezuela que odia, la de la clase media, la de ciudadanos meritocráticos y demócratas, educados, trabajadores, la Venezuela que él dice poblada por apátridas, oligarcas, escuálidos y majunches. En sus sueños de sátrapa estaba seguro de poder reemplazarla por un paraíso a la cubana pero se le acabó el tiempo.

4 comentarios:

event-eve_nt-eventos dijo...

simbiosis hamponil = meter preso solo a badel ? que narcomanos !

Anónimo dijo...

CNE corrupto + fiel + fidelito= trampa

Sin embargo, no se las voy a poner facil a los saqueadores. Si me toca ir a New Orleans desde Ft Myers, ire a votar porque ese voto no me lo pueden trampear como si lo haran en Venezuela. Si chavez le tiene miedo a 23 mil votos de Miami, imaginense lo que le asustan los 10 millones que Capriles puede sacar en Venezuela.
CG

Anónimo dijo...

CG, tienes mucha razón. Hoy habló un tipo totalmente fuera de la realidad, de satélites y aviones no tripulados mientras la gente está pasando trabajo y resiente que los servicios no sirven y que la inseguridad la diezma.

Vamos a ver qué pasa en octubre, pero definitivamente este señor está divorciado de la realidad del país.

Anónimo dijo...

Vicente Díaz se limita a cobrar un jugoso sueldo... y a dejar que tirano haga lo que quiera.