miércoles, 6 de junio de 2012

Nota para Aristóbulo Istúriz


Sr. Aristóbulo:


Esta entrevista que usted ha hecho con el periodista Ernesto Villegas me ha sorprendido. Lo muestra muy apagado, carente de aquel entusiasmo que mostraba cuando era diputado adeco y, luego,  alcalde, mucho antes del arribo de Chávez al poder. Aunque afortunadamente se ve bien de salud, porque el aire marino le favorece, advierto que usted ha perdido mucho “punch”en sus declaraciones. Estas son deplorables, ya que muestran su profunda inorancia de la materia petrolera. Dice usted que “antes de que Chávez decidiera “tomar” la soberanía petrolera no teníamos la Faja del Orinoco”, agregando que ahora si hay cuantiosas reservas allí.  

Eso que usted dice es un soberano rebuzno, Sr. Aristóbulo. Debería usted saber que la existencia de significativos recursos petroleros en la Faja del Orinoco se conoce desde finales de los años 30. Y debería saber que las estimaciones bastante precisas de petróleo “in situ” en la faja del Orinoco datan de los años 60, cuando Galavís y Velarde presentaron su trabajo sobre este tema ante el VII Congreso Mundial de Petróleo  en Ciudad de México. Por años se han cuantificado las reservas probadas en la Faja asumiendo un factor de recobro del orden del 10 por ciento, dada la naturaleza extra-pesada y hasta bituminosa de mucho del petróleo allí existente. Lo que han hecho sus compinches de la PDVSA "goja gojita" es decidir arbitrariamente, sin fundamento técnico, doblar ese factor de recobro para llevarlo al 20 por ciento. Así, sin anestesia y por decreto ejecutivo hamponil. Por supuesto, en materia de horas los magos del chavismo hamponil duplicaron las “reservas probadas” de la Faja.

Usted no sabe esto. Tampoco tiene idea de lo que habla cuando dice que ahora si hay “soberanía petrolera”.  Sr. Aristóbulo, ahora hay menos soberanía petrolera que nunca. Petróleos de Venezuela tiene hoy una deuda que ha pasado de $2000 millones en 1998 a unos $50.000 millones este año. Además ha hipotecado a futuro una buena parte de su producción a China, como pago de una deuda de casi $30.000 contraída por Hugo Chávez para gastar en su intento insensato de re-elección. Además, tiene en la faja a empresas chinas, rusas, cubanas, vietnamitas y bielorrusas, la mayoría de las cuales no tienen tecnología, gerencia o fianciamiento adecuado para llevar a cabo operaciones en esa zona. Como resultado no se hace nada en la Faja. Petróleos de Venezuela en la faja del orinoco es como una persona sin dientes sentada frente a un gran banquete.

Su entrevista da verguenza por lo que muestra de ignorancia y adulancia hacia el caudillo. Ha caído usted muy bajo, Sr. Aristóbulo. Su silencio será apreciado,

                           Gustavo Coronel