miércoles, 3 de agosto de 2016

El chavismo se siente orgulloso de ser gobierno forajido


Nuevo ministro, promovido por narco

Dirá Maduro:
Trataron de apresar a Hugo Carvajal por narcotraficante,  uno de nuestros más fieles colaboradores
Investigan a Rafael Ramírez por lavado de dólares, nuestro embajador en las Naciones Unidas
Nos han raptado a nuestros dos queridos sobrinos acusándolos de narcotraficantes, pero les hemos colocado los mejores defensores
Creyeron hablar mal de  Ramón Rodríguez Chacín, diciendo que era cooperante de nuestros amigos de las FARC
Han tratado de decirnos que los hermanos Alcalá Cordones son unos malhechores y a lo mejor tienen razón en el caso de Clíver, quien está pidiendo mi  salida
Han calumniado a nuestro hermano Tareck El Aissami diciendo que vendía pasaportes a terroristas árabes
Acusan falsamente a Pedro Carreño de robarse unos reales con contratos de identificación y a Pastor Maldonado de ser mal chofer. Pastor es buenísimo, que lo digo yo, que de eso sí sé.
Cada vez que acusen a nuestros amigos y hermanos les daremos una promoción para mostrarles nuestro apoyo. Por eso confirmamos a cada rato a Isis Varela  como ministra de prisiones. Hoy lo estoy haciendo con Néstor Reverol, a quien los gringos acusan de traficar con drogas. Lo estoy nombrando ministro de Paz, Justicia y Relaciones Interiores para atornillarlo. “Néstor es un hombre valiente, patriota, venezolano, edecán de nuestro comandante Chávez, cadete. Este es un cadete. Llegó a Mayor General, pero es un cadete”.
Según Maduro, los cadetes son narcos. Que orgullo siente, al ser presidente de un estado forajido.
Sentarse a dialogar con él? Ni pensarlo.