martes, 24 de julio de 2012

Diosdado Cabello habla de ideología y genealogía

Genealogicamente porcino

Dice Diosdado Cabello que la oposición a la satrapía ha “inventado” un parentesco de Capriles con Bolívar. En asuntos genealógicos no me meto porque de eso no sé nada y creo en lo que me ha dicho siempre mi dilecto amigo Julio Barroeta Lara: “nadie sabe cuando el pez bebe agua”. Si tuviera que decir algo, diría que Capriles tiene una fisonomía que recuerda un poco al Bolívar de 1818-1819, mientras que la fisonomía de Chávez nos recuerda más bien a la nodriza del Libertador.

El aspecto ideológico que menciona Cabello es aún más absurdo. En las circunstancias históricas en las cuales Bolívar se desempeñó existieron posturas y actitudes que no guardan relación alguna con  ideologías políticas socialistas o capitalistas que ni siquiera existían en aquel momento, ciertamente no como se conocen hoy. Bolívar deseaba liberar a Venezuela del yugo español, no era un populista, no le hacía carantoñas al pueblo, era más bien elitista, llevaba un retrato de Washington siempre consigo y estaba convencido de que Venezuela debía integrarse en una Gran Colombia.

La ideología del coyote, si es que se puede llamar ideología y no arroz con mango, es diferente. Se ha bajado los pantalones frente a Cuba y China, es un demagogo redomado, promete a diario lo que no puede cumplir, odia a Washington y ha sacado a Venezuela de la integración andina. En vista de esta realidad uno  debe preguntarle a Cabello, quien parece más bien emparentado con un cerdo, quien es más afín ideologicamente a Bolívar, si el traidor y extorsionista Hugo Chávez o el candidato de la democracia.

Lo que es interesante, más allá de lo absurdo que es el planteamiento del porcino, es que el campo chavista ha perdido la iniciativa en esta campaña y ahora está limitado a responder, de manera bastante desabrida, a los planteamientos de Capriles.  Lo que comenzó como un discreto deslizamiento del chavismo hacia el campo opositor se está convirtiendo en estampida. Por eso es que el porcino redobla sus insultos.

 Cuando esto se le acabe no se podrá llevar casas, contenedores y fábricas debajo del brazo.  






2 comentarios:

event-eve_nt-eventos dijo...

Hay algo que contradice ideologia y realidad ! La realidad ignorada de inspeccionar visualmente, la condicion real de Venezuela !

Simpatizante dijo...

"la fisonomía de Chávez nos recuerda más bien a la nodriza del Libertador", ja ja ja! Muy buena allí Don Gustavo!!