domingo, 1 de julio de 2012

La terrible crisis moral del liderazgo político latinoamericano

Cueva de invertebrados

Latinoamérica tiene 500 millones de habitantes pero una mayoría de los habitantes se encuentra en estado de pobreza y  baja educación Pudiéramos decir, simplificando a fin de ilustrar lo trágico de nustra situación, que tenemos mucha gente pero pocos ciudadanos. Y esto tiende a perpetuarse e, inclusive, a agravarse, debido a lo que pudiera llamarse el síndrome del atraso. Una ecuación para este síndrome pudiera representarse así: SA =  P + BE + ML

Donde SA es el síndrome del atraso, P es pobreza, BE es baja educación y ML es la mediocridad del liderazgo. Y este tercer componente, la mediocridad del liderazgo, es posiblemente el más determinante en mantener a un alto nivel el Síndrome del Atraso.

Veamos a nuestro alrededor: Chávez en Venezuela, Morales en Bolivia, Ortega en Nicaragua, Kirchner en Argentina, el bueno pero fofo Mujica en Uruguay, Insulza en la OEA, el pragmático Santos en Colombia, el pasivo Piñera en Chile, el poco aventajado Humala en Perú o candidatos presidenciales como Papi en Santo Domingo o López Obrador en México. Estos líderes se han enfrentado a la pobreza y la baja educación imperantes en sus países con estrategias generalmente cortoplacistas y diseñadas para obtener réditos politicos para su beneficio.  Algunos, como Santos, Piñera y Roussef, lo han hecho un tanto mejor que otros pero todos han mantenido una posición de complicidad intolerable frente a las pretensiones autocráticas de algunos de sus colegas. Y así vemos que ninguno ha osado criticar los desmanes y abusos de poder de Hugo Chávez y que, ahora, aprovechan la crisis paraguaya para (como ilustra bien el diario ABC Color de Paraguay) al gorila por la ventana.  Unasur y Mercosur son nidos de invertebrados.

La complicidad sirve para la mutua protección. “Yo te defiendo, tu me defiendes”. Lo importante es que todos se mantengan en el poder. Cuando este liderazgo actúa de esta manera las posibilidades de que lleven  a cabo en sus países una verdadera revolución ciudadana, destinada a educar a sus pueblos, es mínima o inexistente. Para que sus propias aspiraciones se mantengan intactas ellos y ellas tienen que mantener la sonrisa y el abrazo ante la podredumbre.

Los líderes politicos latinoamericanos son, hoy en día, por comisión u omisión, los principales victimarios de sus pueblos. Y ello se debe al abandono de sus responsabilidades primordiales para dedicarse al disfrute de, cuando no a la permanencia indefinida en, el poder. Será esta una maldición genética o podremos superarnos algun día como región?  

3 comentarios:

event-eve_nt-eventos dijo...

invertebrados, de la estirpe "chiriperos" CHIRIPA, CUCA-RACHAS, COCK-ROACHES ...!
I DOUBT YOU WILL EVER GET RID OF THEM...! DUDO QUE LOS PUEDAN ERRADICAR !

Anónimo dijo...

Mi dictámen es a Chávez y a todos los Venezolanos : Bicho malo y rastero se desarrolla y toma control, en donde se le permite y tiene el medio corupto para ello ! Y Venezuela es el sitio para que bichos malos de formen, y así pasó ! LO QUE NO HICIERON LOS POCOS DE VENEZOLANOS BUENOS, DUDO QUE LOGREN HACERLO la oposición, que es de la misma mentalidad de corrupción, una vez que están en el poder ! ASI QUE YO DUDO QUE HAYA VUELTA ARTRÁS, si la esencia de el medio, saca lo que son !

Anónimo dijo...

CORONEL,POR QUE ESOS LIDERES COMO CHAVEZ TIENEN MAS DE 60% DE APOYO DE SU PUEBLO DESPUES DE 13 AÑOS EN EL PODER?
SE AGRADECE SU RESPUESTA LOGICA Y SENSATA.
JG