martes, 10 de julio de 2012

INSISTO SOBRE EL ABAN PEARL


      Cuanto costaría el traslado de esta gabarra a Venezuela?

Los lectores probablemente recordarán que la gabarra Costa Afuera Aban Pearl se hundió el 13 de Abil de 2010 en aguas venezolanas. Esta gabarra era propiedad de la empresa Aban Offshore Co., de la India y había sido alquilada a Petróleos de Venezuela en 2008 por cinco años. El alquiler fue transado con una empresa registrada en Singapore llamada Petro Marine Energy Services LTD, incorporada en Agosto 12, 2008, poco tiempo antes de firmarse el contrato. Aban Offshore Co., la empresa dueña de la gabarra declaró haber recibido una remuneración de $358.000 por día por el alquiler ((http://www.aban.com/downloads/aolpresentation.pdf). Sin embargo, Petróleos de Venezuela anunció en su Informe Anual para 2008 (páginas 1005 y 1006) que el valor del contrato por los cinco años era de $1.315.000.000, lo cual indica que el costo diario pagado a la empresa intermediaria Petro Marine fué de unos $730.000, aproximadamente el doble de lo recibido por la empresa dueña. (http://www.petroleumworldve.com/pdf/Memoria%20y%20Cuenta%20MENPET%202008.pdf), páginas 1005 y 1006.          

Mi investigación sobre esta transacción permitió saber que la empresa Petro Marine Energy services LTD. fué registrada en Singapore en las oficinas de la ACRA y que sus directores, nombrados entre Mayo y Junio de 2008 eran: Daphne Theodora Grek Yalipsos Casillas, Mexicana, residenciada en Atenas, Grecia (documento de identidad # 043300173225); Krishna Kumar Nittala, residente de Singapore, y Christof Schlaubitz, Alemán, residenciado en las Residencias Partagás, La Castellana, Caracas, Venezuela.

En 2010 seguí la pista de Petro Marine hasta Panamá y encontré que su empresa dueña está registrada allá bajo el nombre de Inversiones ISAPECO S.A. y tiene una dirección que es un P.O. Box y un capital de $10.000. En aquel momento averigué que las personas que aparecen como representantes, Presidente, secretario y tesorera son Eric Stanziola, el Dr. Jacobo Abdiel Juliao, Antonio Sánchez y Marlene Appleton respectivamente. Hoy en día, Julio 2012, he podido tener acceso a un documento debidamente firmado y notarizado por el agente residente de la empresa, Eric Stanziola, en el cual se establece que los dueños de la empresa son los señores Enoc Martinez e Hidalgo Socorro. Cada uno posee la mitad del capital, es decir, 50 acciones valoradas en $100 cada una.

Petro Marine es propiedad del mismo dueño (s) de ASTIVENCA, una empresa contratista de PDVSA basada en Maracaibo, Venezuela. El Sr. Enoc Martínez aparentemente viajó a Singapore para la firma del contrato de alquiler a PDVSA y dijo ser uno de los dueños de la empresa. Petro Marine también está registrada en Caracas con un capital de $500 y el Sr. Socorro aparece como su representante legal. Los señores Martínez y Socorro son socios en otras empresas en Miami (Aceros de América, the Worlwide Group y la misma ASTIVENCA).

En relación con este caso los miembros de la Asamblea Nacional Ismaél García, Juan José Molina y Wilmer Azuaje introdujeron un documento legal acusatorio ante la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, en contra del presidente de PDVSA Rafaél Ramírez, Jesús Figueroa, jefe de la División de PDVSA que firmó el contrato de arrendamiento y Krishma Kumar Nittala, uno de los directores de Petro Marine. Este documento fué acompañado de un Anexo A, una copia del contrato no sujeto a licitación, asignado a Petro Marine por PDVSA mediante el cual se contrata la gabarra por cinco años a un costo de $1.315.000.000, el cual representa un costo diario de unos $730.000, aproximadamente el doble de lo efectivamente pagado a la empresa dueña de la gabarra. Este obsceno sobreprecio es el denunciado por mí en la prensa venezolana durante 2010 y 2011. 

Por lo tanto, hay cinco cosas que parecen ser ciertas: Uno, que la gabarra fué contratada a través de una empresa intermediaria y no directamente a su dueña, lo cual es – en el mejor de los casos – ineficiente y en el peor de los casos un fuerte incentivo para la corrupción. Dos, que la gabarra fué contratada a la empresa intermediaria por una suma que parece ser aproximadamente el doble de lo pagado a la dueña del equipo, lo cual sugiere que una cantidad considerable de dinero se ha quedado en bolsillos de la empresa intermediaria. Tres, que la empresa intermediaria fue registrada en Singapore solo o esencialmente para los propósitos de la firma del contrato referido, el cual fué otorgado sin licitación. Cuatro, que la empresa panameña dueña de la empresa intermediaria tiene un capital de solo $10.000, totalmente inadecuado para poseer un contrato de la magnitud que hemos descrito. Cinco, que los dueños de la empresa de Singapore son contratistas de PDVSA en Venezuela.  

Más aun, hay pocas dudas de que los contratistas de Petro Marine tuvieron un tratamiento especial por parte de PDVSA. No hubo licitación de un contrato tan gigantesco y la compañía se registró en Singapore poco antes de obtener el contrato, con esa finalidad específica. Un ex-empleado de PDVSA, el señor Fernando Palomo Cuevas, quien trabajaba en Seguridad, llamó al Sr. Enoc Martínez un “protegido del Director de PDVSA Ricardo Coronado" ((http://www.slideshare.net/kimba3/presentacin-corrupcion-costa-afuera-ii) y sugirió que  estaba de acuerdo con miembros de la gerencia de PDVSA para repartirse los beneficios del contrato. El Sr. Palomo Cuevas perdió su empleo y se llevó a cabo un atentado contra él en Carúpano, por persona (s) no identificada.

El Blogero Caracas Gringo  (http://caracasgringo.wordpress.com/2010/05/21/aban%e2%80%99s-rusted-pearl/ ) afirmó en Mayo 21, 2010 que había recibido información que el ex-Vicepresidente de PDVSA Luis Vierma estaba involucrado con Petro Marine. Mientras fue miembro de la directiva de PDVSA Vierma admitió en la Asamblea Nacional que había otorgado contratos sin licitación a empresas fantasmas  (http://miscomentarioseinformacion.blogspot.com/2007/07/brevesvierma-directiva-de-pdvsa-autoriz.html.). Hoy en día el Sr. Vierma es Director de una empresa financiera llamada “Iroquois Capital Opportunity Fund" , con oficinas en Lexington Avenue, Nueva York. Un asesor de esta empresa es Aries Barreto, también ex-miembro de la Junta Directiva de PDVSA.

    PREGUNTAS PARA LAS AUTORIDADES VENEZOLANAS:

1.    Por qué después de tres años y numerosas denuncias de corupción no se ha investigado a PDVSA y a sus contratistas en relación con este contrato del Aban Pearl. ?

2.    Por qué se dió este contrato sin licitación a una empresa intermediaria, a un costo que es el doble de lo que se le pagó a la empresa dueña de la gabarra?

3.    Cuales son las conexiones entre los dueños de Petro Marine y la gerencia de PDVSA?

4.     Por qué la Fiscalía General de la República descartó la acusación hecha por los miembros de la Asamblea Nacional contra Rafaél Ramírez en relación con este contrato?

Nosotros demandamos, una vez más,  que se tome acción en relación con este caso, en el cual parecen estar envueltas enormes pérdidas para la Nación






3 comentarios:

event-eve_nt-eventos dijo...

Venezuela ya no es nada que valga la pena, por eso es que occuren casos tan "bochornosos"...! Un Pais se consigue lo que no pueden parar, y parece que nunca cambiar !

Jaime dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jaime dijo...

Es precisamente porque Venezuela VALE LA PENA es que hace que estos casos sean bochornosos. No juzguemos el futuro dentro de las limitaciones del presente. Todo puede cambiar...