viernes, 20 de julio de 2012

Los hijos de papi en la revolución chavista




 Un modesto almuerzo de los sobrinos de Hugo

La tradición de los hijos de papi que llegan a ser malandros bajo la protección paterna es muy latinoamericana. Basta recordar al hijo de Chapita Trujillo, quien fue designado general del ejército a los cinco o seis años. En la Venezuela de Hugo Chávez esta tradición tiene como mejor (peor) ejemplo al  hijo de José Vicente Rangel, llamado Papi Papi. Cuando fue alcalde de Petare tanto él como su señora esposa fueron indiciados de diversos guisos y otras travesuras.

Hay otros casos, más recientes. Por ejemplo,  se pudo conocer que a Luis Alfredo Motta Vargas, hijo del general Luis Motta Domínguez, actual presidente del Instituto Nacional de Nacional de Tierras (Inti), le fue otorgada medida cautelar con régimen de presentación cada 15 día… .De acuerdo a fuentes tribunalicias, Motta Vargas fue llevado a una audiencia en el Tribunal 24 de Control a cargo de la jueza Xiomara Blanco. Se le estaría imputando los delitos de robo  (arrebatón), actos lascivos y lesiones en perjuicio de una adolescente. Este prometedor jóven fue acusado anteriormente de homicidio pero dejado en libertad por las complacientes autoridades.

Los sobrinos de Chávez son unos malandros de pistola al cinto,  con botellas de whisky en mano, abusadores de los bienes públicos. Allí son varios los hijos y sobrinos de Papi.


Por su parte, el hijo de Francisco Arias Cárdenas ha sido acusado recientemente (aunque no me consta de que tal acusación sea cierta) de ser el propietario de una empresa de maletín que tiene el monopolio de los “chips” para la gasolina en Zulia y Táchira. Su papi lo defiende: “ a mi hijo lo han calumniado de ser el dueño de la empresa que instala los chips, cuando mi hijo está en el exterior cumpliendo unas tareas importantes para la nación".

Lo cierto es que la acusación amerita una averiguación (que no se va a llevar a cabo, por supuesto) pero no es necesario que el hijo de papi esté físicamente en Venezuela para tener esa empresa. Donde está el hijo?  Es cónsul de Chávez en Aruba. Es decir, lo que llaman “caída y mesa limpia”.

Las fiestas que da el boliburgués, asesino de Montesinos, Pedro Carreño (cuando no está visitando a Pastor Maldonado) para sus hijos son rumbosas. Sin embargo, en este caso no son los hijos quienes  han faltado sino el padre, quien truena contra la riqueza mostrando su corbata de Louis Vuitton y sus zapatos Gucci. Calixto Ortega, revolucionario furibundo,  es otro especímen revolucionario quien se la pasa en Las Vegas con la familia, enseñándoles como se puede decir una cosa y hacer otra.
Los eufóricos padres de papi papi (d):

El peor ejemplo, por supuesto, es el del Coyote: trajes de $5000, reloj de $50.000, avión a la orden de $68 millones (ilegalmente adquirido), pisos enteros arrendados en los hoteles más costosos del mundo, cocineros y guardaespaldas en sus comitivas. Y tiene el cinismo de decirle  a los pobres (sus hijos): “ser rico es malo. Ustedes son pobres porque los ricos le quitaron el dinero. Yo dono mi sueldo a los estudiantes pobres. No quiero nada para mí. Soy un pata en el suelo como ustedes”. El muy sinvergüenza.

De esa calaña de papis nacen estos hijos de papi.