jueves, 12 de febrero de 2015

4-2-1992: incompetencia, traición y mediocridad de la FF.AA. de Venezuela



   
El fracasado golpe del 4-2-1992, liderado por el difunto Hugo Chávez Frías , estuvo planificándose por casi 20 años, desde que el futuro sátrapa entró a la Academia militar, cuándo comenzó a ser manejado por Douglas Bravo a través de un tal HAROLD ( Nelson Sánchez). El libro “El delfín de Fidel”, escrito por el general ( R)  Carlos Peñaloza, ofrece detalles de este proceso, los cuales pintan a la Fuerza Armada venezolana como una institución profundamente mediocre e incompetente. El libro abunda en nombres de oficiales, tantos que son imposibles de recordar, pero casi todos, o culpables de complicidad en este y otros golpes, o de negligencia en el ejercicio de sus funciones, o de indiferencia, o de estupidez. En efecto, la saga de Chávez durante su estadía en la Academia Militar y, una vez graduado, en la Fuerza Armada, es una de permanente conspiración, conocida por sus superiores y hasta por el gato de la academia o de los cuarteles, sin que nadie – excepto Peñaloza y pocos otros – le hiciera caso o procurara ponerle coto de una vez por todas a lo que fue un gran crimen contra la nación, el cual marcó el inicio de esa pesadilla venezolana que se ha llamado la “revolución Bolivariana”.
 Al poco tiempo de haber ingresado a la academia, Chávez fue visitado por el capitán Ramón Santeliz, quien le dio instrucciones para conectarse con HAROLD, quien sería su manejador (página 115). Chávez se distinguió en la academia nada menos que cantando corridos llaneros, recitando poemas y jugando béisbol. Y debido a esas habilidades sus superiores parecieron dispuestos a perdonarle todos sus intentos, algunos muy torpes, de hacer proselitismo comunistoide en la academia. Según nos narra Peñaloza existían grupúsculos de izquierda (Chávez) y de derecha (Santiago Ramírez) empeñados en conspirar. Lo que es ridículo y muestra, de ser cierto, cuan teatrales y absurdos eran esos intentos, es que el capitán Santeliz era el estratega de ambos proyectos de golpe (página 184).
Por el libro desfilan Maduro, con papeles venezolanos forjados (página 68); afinidades de COPEI con Chávez (pág. 71); comunistas en el ejército (pág. 80) Evo Morales y Nicolás Maduro, graduados de la escuela de adoctrinamiento en Cuba (pág. 85);  un Ali Rodríguez soplón (pág. 124); un tal Guerrita que limpiaba expedientes y “graduaba” gente administrativamente en la academia (pág. 135); la emboscada de La Gloria, en la cual Chávez delató a sus compañeros a la guerrilla (pág. 143); la AMV, la Academia Militar de Venezuela como nido de golpistas (pág. 165); Maduro en Cuba (pág. 175); Chávez como asistente personal del general J.A. Olavarría (pág. 190); el juramento del Samán de Guere (pág. 204). No podría enumerar todo lo contenido en el libro pero estos puntos son ilustrativos de su contenido. Basta decir que no solo los oficiales comprometidos en la conspiración de Chávez  - que no eran tan numerosos – sino quienes no lo estaban. Estos eran los más pero, al mismo tiempo, evidenciaron una gran reticencia a desenmascarar a los golpistas. Por qué? No está claro. Parece que en el seno del ejército existía resistencia a denunciar a “colegas”, aunque esos “colegas” estuvieran traicionando sus deberes con la nación.  Parece que existía, también, mucha disposición a apostar a diferentes caballos, a fin de estar en el lado ganador, no importa quien quedara en el tope de la pirámide. Esto, por supuesto, es indicación de una profunda mediocridad.
Po lo que nos narra Peñaloza el golpe de Chávez solo faltó ser anunciado formalmente en las primeras páginas de los periódicos. Solo los sabían dos personas: los de la nómina diaria y los de la nómina mensual. Uno se imagina el aviso:

                                                 “Hugo Rafael Chávez Frías,
                                conocido por sus colegas del ejército como “Tribilín”,
                                               tiene el placer de anunciar su
                                                             GOLPE
                  el cual se llevará a cabo el 4 de febrero de 1992, a las 11 p.m.
  Lugares: Maiquetía, Maracaibo, Valencia, Maracay, Caracas (Miraflores, La Casona, Museo               Militar)

Uno de los aspectos que no conocía, enfatizado por Peñaloza, es la total reticencia del Presidente Carlos Andrés Pérez a admitir que el tal golpe era real (páginas 310, 311). CAP lo adscribía a las “cosas” de Peñaloza y de cualquier otro oficial que se lo mencionara. De las críticas de Peñaloza no se salva casi ningún miembro del entorno militar de CAP, por su incapacidad para tomar medidas efectivas para prevenir el golpe. Otro de los aspectos detallados en el libro, aún más extraño, es que Rafael Caldera estaba al tanto de la conspiración y había aceptado ser presidente de una Junta de Gobierno que se crearía inmediatamente después del golpe (pág. 341, 352).
El golpe se financió mediante el robo de dineros del mismo ministerio de la Defensa y del Comando del ejército, dinero  para “maniobras” que le fue entregado directamente a  la gente de Chávez en efectivo.  a un Mayor Madriz y a un Teniente Coronel Ortiz Contreras. Madriz le entregó el dinero recibido a  Alejandro Andrade, si…. El mismo Andrade quien ahora es multimillonario.
En el golpe estaban directamente involucrados muchos de quienes hoy son ricos y, algunos, narcos: Gruber Odremán, Carvajal, los hermanos Alcalá Cordones, Rangel Silva, Ali Rodríguez, Padrino López, Ameliach, Arias Cárdenas. Baduel se retiró del golpe a última hora.
El desarrollo del golpe, capítulos 24-28, es una comedia de errores a lo Shakespeare: fallas en las comunicaciones de lado y lado, CAP en un viaje a Davos, donde nadie lo encontraba, Vinicio de Sola en casa de Caldera esperando el golpe, El fracaso de Gruber Odremán en Maiquetía, CAP llega y se acuesta sin hablar con nadie, ya con el golpe en pleno desarrollo; a Rodríguez Araque lo deja Chávez esperando en Tazón; la incompetencia de Rangel Rojas y la negligencia de Ochoa Antich; la escuela de infantería de fuerte Tiuna, la cual  dio el día libre para permitir la participación a quienes quisieran hacerlo; El general Valero, de la Dirección de Inteligencia Militar, DIM, sabía del golpe nueve meses antes que estallara pero nadie le hacía caso. 
Chávez se retardó en llegar al Museo Militar porque SE PERDIÓ en el camino (pág. 394). El video que llevaba para ser transmitido a la nación estaba en VHS, incompatible con el aparato del Canal 8, donde sería transmitido.
 Mientras tanto CAP, como Houdini criollo, se había escapado de La Casona, primero, y luego de Miraflores y ya estaba en Venevisión. La comedia de errores de los golpistas y de buena parte del ejército leal terminaría su fase aguda con el “por ahora” de Chávez. Al rendirse, Chávez conservó su armamento, lloró junto con el oficial Santeliz y fue pasado, con gran cortesía, al comedor del ministro de la defensa Ochoa. Luego se le permitiría descansar, uniformarse y dar su “discurso” televisado del “por ahora”. Antes de llegar al Ministerio lo habían dejado ir a una casa en El Cementerio, en la cual se reunía con su amante Erma Marksman, donde pudo quemar documentos incriminatorios.

 Esta ópera bufa, con participación de golpistas y “leales” dejó al descubierto la incompetencia y mediocridad de la Fuerza Armada de Venezuela. Esta no sería su hora más negra. Vendrían cosas peores: la traición a la constitución, el narco-tráfico, la represión, el gorilaje adulante y otras miserias.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora ud. me dirá si no procede eliminar a las Fuerzas Armadas...

Jay Rodhes dijo...

Faltó la corrupción grosera liderada por el yerno de Caldera.

Anónimo dijo...

Penaloza deja muy bien parado a Gruber Odreman, que se volvio loco y empezo a creerse poeta y cuando uno lo visitaba en su oficina de la gobernacion del DF se ponia a recitar sus "bellos sonetos". Practicamente era lo unico que hacia cuando iba a la oficina. Dicen, no me consta, que estuvo internado varias veces por esas crisis de perdida de identidad y megalomania. En el fondo, tengo noticia de que Chavez se conmovio tanto con el asunto (como es bien sabido y confirmado por el Dr. Navarrete, el teniente Chavez Frias era paciente medicado con carbonato de litio) que ordeno dejar a Gruber robar tranquilo. Le creo una burbuja. Penaloza menciona muy poco a Daniels, otro hijo de mil meretrices que estaba metido en el golpe.

Tampoco Penaloza ahonda mucho en la relacion Chavez-Otaiza-Luis Castro Leiva en su epoca de la Universidad Simon Bolivar, pero imagino que no lo hace pues no se mete en la vida personal de nadie. A Otaiza, by the way, le llamaban: "El Espartano" porque le fascinaba meterse desnudito en la piscina de la universidad con sus coleguitas "a nadar".

Otra cosa, poco se menciona al Heinz Azpurua fumando con Chavez, ya detenido por conspirador, felices los dos como dos homosexuales en una parada gay, y muy poco se dice de otro gran ideologo de todo este desastre: Mayz Vallenilla quien pasa a la historia como el miserable que siempre fue.

A veces me pregunto como fue que tarde tanto en largarme de ese circo que se llama Venezuela, el que hoy es gobernado por el cucuteno bigoton y por el capitan hallaca robando ya con un descaro imposible. Un pueblo que permite eso sin hacer nada no merece mas que seguir asi, esclavos de Raul Castro Ruz.

De Carlos Andres Perez no me provoca decir nada, pero se confirma el error que cometio por megalomano y desconectado de la realidad al lanzarse otra vez a presidente. TOdo partio desde le momento en que le dio el ministerio de defensa a Ochoa Antich. La movida logica era poner a Santiago. TODO EL MUNDO LE DIJO QUE TOMARA MEDIDAS PORQUE HABIA UNA CONSPIRACION EN EL EJERCITO. Pero el guebon lo que hacia era reirse de la idea de que le darian un golpe. Le dieron dos. Se lo advirtio hasta el cansancio Reinaldo Leandro Mora. Quien se montara en 1988 no terminaria su mandato.

VENEZUELA NOS QUEDA COMO UNA ANECDOTA. ES MUY DIFICIL QUE ESO VUELVA A SER LO QUE FUE. EL TALENTO HUMANO QUE TANTO COSTO FORMAR YA EMIGRO Y DUDO QUE REGRESE. A QUE? A TRATAR DE LEVANTAR ALGO EN DONDE 14 MILLONES DE HABITANTES LO QUE QUIEREN ES TODO FACILITO, NO TRABAJAR, QUE LES REGALEN Y QUE TODO SEA CULPA DE OTRO?

CADA PUEBLO TIENE EL GOBIERNO QUE MERECE.

Anónimo dijo...

Habra que ser mas como Costa Rica y menos como Cuba. No se puede tener una institucion que genere conspiradores y que no respeten el legado de Simon Bolivar para que se formen monstruos como Padrino (con sus palabras, queda como un gran asesino).

Si no se eliminan las FFAA en el futuro, Habra que reformarlas exponencialmente.

Anónimo dijo...

Cuando los venezolanos os vais a enterar de quien está detras del golpe, de los.dos, y detras del AUTOGOLPE, en vez de seguir hablando pistoladas sobre Maduro y cia? Quien tiene las bolas en este pais para poner una demanda en La Haya contra los que de verdad han destrozado este gran pais? Con siete letras es suficiente.