domingo, 13 de diciembre de 2015

A una semana de la gran jornada democrática del 6D




El 6 de Diciembre pasado mi esposa y yo estábamos viajando y la acompañé a misa en una iglesia que encontramos al paso, en Knoxville, Tennessee.  El  día de elecciones en Venezuela coincidió con el  segundo domingo de adviento. Una de las lecturas de la misa comenzó con el Salmo 126, llamado Oración por la Restauración, el cual dice:
Seremos como los que sueñan.
 Entonces nuestra boca se llenará de risa,
Y nuestra lengua de alabanza;
Entonces dirán entre las naciones:
Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos.
Estaremos alegres.
Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán”.

Pensé que ese era un salmo muy apropiado para la Venezuela que se preparaba ese día para votar en contra de una pesadilla. Y le pedí al Dios de los justos que ese salmo resultase profético. Como en efecto resultó. Un pueblo que tenía 16 años sembrando lágrimas ese día pudo cosechar alegrías. Estuvimos alegres. Y en muchas naciones se maravillaron de lo que  Jehová había hecho ese día a través de nuestro pueblo.
Ha sido un logro inmenso pero, a los siete días de esa gesta, nuestra alegría se ha atemperado un tanto debido a la reacción de los perdedores. Por muchos años hemos venido diciendo que una característica de la élite “revolucionaria” que ha manejado al país en lo que va de siglo es su falta de grandeza. Una revolución es algo muy serio para ser manejada por gente pequeña, por gente mezquina. La manera como los líderes del régimen han reaccionado ante lo sucedido el domingo es clara señal de esa pequeñez y mezquindad. Maduro ha dicho cosas tan horrendas como esta: “Como no votaron por mí no haré más casas”. Cabello ha dicho que “su” Asamblea Nacional, moribunda y sin la legitimidad que le conferiría el pueblo, procederá a atornillar en el Tribunal Supremo de Justicia a un grupo de hampones que neutralicen la acción de la nueva Asamblea elegida por el pueblo. Chaderton se ha quejado del “ventajismo” de la oposición. Mario Silva pide una investigación del “fraude” electoral. Un tal Jesús Silva sugiere a Maduro disolver la nueva Asamblea Nacional. Uno de sus “intelectuales”, Roberto Hernández Montoya dice: “aún no nos amenazan de muerte, al menos explícitamente, porque no tienen ejército. Ejército formal, quiero decir, porque tienen paramilitares que por tradición pican gente en pedacitos. Hay un carnicero preso (Leopoldo López), pero me pregunto cuánto personal matarife tienen en reserva”. 

Otro de sus “intelectuales, Luis Britto García, se queja: “Continuarán subiendo los precios hasta hacerlos incosteables, acaparando, desapareciendo bienes, especulando. Oportunas leyes anularán las prestaciones sociales de los trabajadores, consagrarán los despidos a capricho del patrón  y restablecerán los créditos indexados, con intereses sobre los intereses. Otras normas liberarán precios, alquileres,  y tasas de interés, aniquilarán progresivamente la educación gratuita, eliminarán subsidios, dispondrán el fin de las Misiones y reformularan el Presupuesto para reducir en más de la mitad el 61% del egreso público que hoy se dedica a inversión   social. Leyes de amnistía devolverán la libertad a terroristas, corruptos, sicarios, delincuentes bancarios y paramilitares…”. Britto García le pide a Maduro algo increíble: “terminar con  la impunidad de corruptos, acaparadores, especuladores y contrabandistas de extracción, sancionándolos en forma ejemplar e implacable”. Le pide al corrupto que se ponga, él mismo, una chaqueta de fuerza y un par de esposas, algo que ya Ana Luisa Osorio y Jorge Giordani también piden, aunque años muy tarde

La reacción de los perdedores revela negación irracional y terquedad para aceptar la derrota. Hacen una enumeración de razones para la derrota que – asombrosamente – no reconocen como originadas por la acción del régimen mismo: inseguridad, inflación, escasez, abuso de poder, odios, arrogancia, ventajismo electoral, desprecio por los derechos humanos.  Todo esto se lo achacan a la oposición. Por todo ello su postura actual no es una de rectificación sino de una rabia sorda que los lleva a pedir nada menos que una reafirmación de lo que ellos llaman revolución. Maduro prepara sus diezmadas huestes para una batalla decisiva en contra de la “contra-revolución”. De nada vale que Héctor Navarro, Sancho de circunstancia,  le diga al anti-quijote que es Maduro que no se le ocurra embestir molinos de viento, sobre todo después de la paliza que recibió a manos del pueblo. Ahora, dice, Maduro, usaré la fuerza comunal, la unión cívico-militar, para lo cual pide a los militares que regresen urgentemente a sus cuarteles,  ahora vienen las acciones de revancha de instituciones que aún le son fieles, como los actuales poderes judicial y ciudadano. No pasará la derecha, es su consigna, como si el 6D el voto hubiera sido de una derecha y no – como fue -  de la derecha, izquierda, norte, sur, este y oeste.

Lo que vendrá ahora es una confrontación entre un grupo que se niega a desconocer la voluntad del pueblo y un pueblo que ha dado un avasallante mandato a la nueva Asamblea Nacional para que trate de poner orden en este caos que es Venezuela. Esta tarea es difícil y llena de imponderables porque ya puede verse que el régimen no rectificará su rumbo, azuzado por el Castrismo y por  una minoría doméstica que, al perder el poder, se convertirá en criminales comunes: los narcotraficantes, los ladrones, los abusadores y los violadores de los derechos humanos. Esa pandilla, liderada por Maduro y Cabello, es la que se resiste a reconocer el mandato del pueblo, porque es la que tiene mucho que perder.  

Esta confrontación demorará la implantación de la democracia y de la libertad plenas en Venezuela y acentuará aún más la ruina del país. La Asamblea Nacional deberá hacer su trabajo dentro de la Constitución y consciente del mandato recibido. Se dice que habrá que establecer prioridades pero pienso que la gran prioridad debe ser tratar de corregir todos los entuertos posibles sin concentrarse en uno o dos y poner los otros en la congeladora. En un país en ruinas hay muchas prioridades que requieren de atención. Ya existe una oferta legislativa de la oposición que cubre bastante terreno. Ojalá pueda recibir la AN la ayuda de muchos ciudadanos (y ojalá pida ayuda de esos muchos venezolanos). En especial, la oferta legislativa que he visto tiene poco sobre la industria petrolera, excepto una interpelación sobre producción petrolera para el presidente actual de la empresa. Se necesita mucho más que eso, ya.


La tarea que espera a los venezolanos es ardua y llena de peligros, incluyendo el riesgo de la violencia. Por lo que parece haber sucedido el 6D hay un sector de la Fuerza Armada decidido a que prevalezca la constitución, la ley, la sensatez, la grandeza por sobre la pequeñez. Los días que vienen pondrán esa intención a toda prueba.

8 comentarios:

a lomore dijo...

(Sin acentos)
Apegados a LA ley, con cautela, prudencia y respeto, la Venezuela decente y trabajadora tiene probablemente una de las mejores oportunidades en su historia. A controlar las hormonas y mantener LA decencia! Es el tiempo del pa'is no de las individualidades.

Samuel Chirinos dijo...

Amigo Coronel, los chavistas hicieron un calculo muy sencillo -propio de su precaria preparaciòn-, con el barril de petròleo en alza o estable alrededor de 100 USD, les alcanzaba para apropiarse de una mitad del ingreso petrolero y repartir a su clientela electoral la otra mitad, pero el surgimiento del fracking como mètodo de producciòn rentable les estropeò el plan. Otro factor que incidiò fue la unificaciòn de la oposiciòn bajo la coordinaciòn de Jesus Torrealba. Tambièn la situacion de escasez e inflaciòn hizo que muchos electores no radicales y tradicionales del chavismo, votaran en contra del psuv.
Saludos

Ubaldo dijo...

Venezuela será ingobernable con Maduro y su combo en el gobierno. Como decía el General Gómez: "la culebra se mata por la cabeza". A Carlos Andréz Pérez le hicieron un juicio político por mucho menos. Maduro es ilegítimo por ser colombiano, aparte de malversación de fondos, peculado en todas sus facetas, traidor a la patria (aunque no tenga patria, es gobernante de una)en fin la lista es larga. Los mismo va para las demás instituciones como el CNE, TSJ, etc.

Andrés Valencia dijo...

Gracias por el buen artículo, Gustavo Coronel.

Pero desde La Habana, Cuba:
Fidel Castro reaparece con carta a Maduro por elecciones
venezolanas


En la carta, el octogenario expresidente reivindicó los programas sociales impulsados en Venezuela desde la llegada al poder en 1999 del predecesor de Maduro, el fallecido mandatario Hugo Chávez.

Ver: Diario las Américas, 11 de diciembre de 2015.
http://www.diariolasamericas.com/4847_cuba/3508664_fidel-castro-reaparece-carta-maduro-elecciones-venezolanas.html

Anónimo dijo...

Veo a ciertos diputados de la asamblea muy dicharacheros, callar mas, luego del 5, con la mano en el sarten, a cumplirle al pueblo.

Anónimo dijo...

...

Mi mami siempre decia:

Nunca se pierden las esperanzas!

No hay mal que dure 100 años! La ultima revolucion armada de los pobres peasants de los Ingleses en Inglatera fue hace alrededor de 1000 [mil] años!

No hay mal que por bien "no venga"!

Con Dios/Jehova todo se puede!

De a poquito a poquito, se llena el buche la gallina!

Siempre hay que intentar hacer el bien a quien se pueda!

El amor todo lo puede, hasta la carcel y aun la muerte [Simon Bolivarito]!

El dinero no crece en los arboles!

La verdad aunque duela, es mejor que una mentira de mala muerte!

...


Anónimo dijo...

...

Bienaventurdo [Bien_aventurado] los presos politicos, porque de ellos pudiese ser el poder algun dia!

Bienaventurado [Bien_aventurado] los que por mera necesidad y hambre hacen colas largas para comprar algo de sustento o necesidad!

Bienaventirado [Bien_aventurado] los que tienen el poder y tanto dinero, que no pueden disfrutarlo todo en algun paraje paradisiaco aislado y vivir de vacaciones en vaca_ciones!

Bienaventurado [Bien_aventurado] los que han dado un vaso de agua fria de gratis, sin saber que se lo dieron a un angel o "cherubin"!

Bienaventurado es dar que recibir, y los pobres de espiritu, que la pobreza es solo aqui en esta vida!

Bienaventirado las que amamantaron en tiempos de paz, que en tiempos de guerra hasta los niños son muertos!

...

Anónimo dijo...

Nuestros enemigos principales son los castro. Maduro es su titere. Cabello es un mandamas herido por la derrota. Haran todo lo possible por no perder el poder, cueste lo que cueste. No bajemos la guardia porque estos hampones son peligrosisimos.