viernes, 8 de marzo de 2013

Notable artículo de Fernando Mires

**** Este es un notable análisis del significado real de Hugo Chávez para muchos venezolanos

A Venezuela le falta Dios. Fernando Mires | 7 de Marzo, 2013
La historia se repite. Una vez como tragedia, otra vez como telenovela. Así pensaba cuando veía en la televisión esa masa roja de chavistas sollozando por la muerte del presidente. Ocurrió lo mismo cuando murieron Stalin, Mao Tse Tung, Ho Chi Min, Kim il Sung, y otros faraones. Así pasó también con Evita, la bella Evita. O con Elvis Presley; o con Michael Jackson, y así seguirá sucediendo. Mas, cuando muera Maradona, todos los difuntos famosos habidos y por haber, palidecerán de envidia. Porque los funerales de Maradona serán grandiosos. Si usted está vivo señor, cuando muera Maradona no se pierda la función. No habrá nunca nada igual.

Los sollozantes y tumultuosos funerales de Chávez serán sólo uno más en la ya larga lista de las ceremonias fúnebres paganas. Una gran parte del pueblo venezolano lo llora; y en cierto modo es legítimo. Pero una cosa es llorar a un mandatario y otra muy diferente a un ídolo. Pues, por razones que no atino a descifrar, los pueblos en su orfandad crean ídolos de cristal en los que se reflejan. En cierto modo, pienso, cuando lloran lo hacen por sí mismos. O para decirlo con Santos Discépolo, lloran “la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser”. Esa es también la función que juega El Otro (en este caso Chávez) en la psicología analítica. El Otro es el objeto sustitutivo de Dios que te devuelve el reflejo borroso de tu propia imagen, imagen que sin ese Otro, desaparece ante tus ojos

Don’t cry for me Argentina. No Evita, no lloran por ti los argentinos. Los argentinos, como buenos argentinos, cuando lloran, lloran por los argentinos. Tú sólo eras el espejo del llanto de tantos seres que lloran en la muerte del “prójimo-lejano” la propia mortalidad, el miedo innato de no ser más de lo que somos, aunque eso no sea mucho.

Don’t cry for me Venezuela. No, los venezolanos que lloran, lloran porque se sienten solos sin el espejo de Chávez, el padre nuestro que estás en la tierra, el hombre-poder, el Estado convertido en persona, el deseo que trasciende a la multitud, el reflejo del ser fundido en el magma de la muchedumbre. Lloran, en fin, por la nostalgia de Dios que cada uno trae consigo desde que venimos al mundo y que ningún mortal podrá satisfacer.

¿Por qué llorar tanto a Chávez? ¿Fundó acaso una nación? No, la nación ya estaba fundada. ¿Liberó a los esclavos? No, no había esclavos. ¿Dio de comer a los pobres? A algunos, tal vez; pero los programas sociales de Chávez lograron menos que los realizados en Argentina, Brasil, Chile, Ecuador y Uruguay. ¿Amplió las libertades? Todo lo contrario, subordinó a todos los poderes públicos al Estado y llevó a los militares al poder de un modo aún más radical que todos los generales golpistas del sur. ¿Terminó con la corrupción? Ni por nada, Venezuela está en la cima de la corrupción mundial. ¿Acabó con la delincuencia? No, la delincuencia aumentó bajo su mandato. ¿Liberó a Venezuela de los EE UU? Mentira, nunca la economía de Venezuela ha sido más dependiente del “imperio” que bajo Chávez. ¿Detuvo la inflación? Mejor no hablemos de eso.

El pueblo chavista no llora a un buen gobierno. Llora al propio pueblo chavista convertido en el espejo del Otro en pueblo, un pueblo que se vio a sí mismo reflejado en todas sus virtudes y defectos en el rostro de Chávez. Luego, cuando tantos desfilan alrededor del presidente muerto, no pocos asisten a sus propios funerales. Esa es la razón por la cual la mortalidad de Chávez no puede ser aceptada. Para que Chávez siga viviendo en el pueblo, Chávez no debe morir del todo. Por eso será convertido en un objeto inmortal. O lo que es igual: si no puede ser Dios, será al menos un endiosado. Chávez es El Endiosado. Un subrogado venezolano: un ídolo con pies de arepa. De este modo Chávez, como muchos otros mitos, pasará a llenar el vacío de Dios que a tantos atormenta. En lugar de buscar a Dios, al verdadero, el pueblo chavista se conformará con un mito, esto es, con ese vacío que sólo sustituye al vacío.

En Venezuela están construyendo un mito, dicen algunas voces críticas. En parte es cierto, pero sólo en parte. Porque el mito ya existía durante Chávez. El mismo Chávez en sus delirios de omnipotencia ya se había encargado de “inocularlo” en el pueblo. Chávez era, sin duda, un mito viviente. Lo que hoy realiza el Estado en Venezuela es sólo la infructuosa conversión del mito viviente en uno inmortal. Por supuesto, no lo logrará. Ni siquiera Maradona es inmortal. La inmortalidad es atributo de Dios. Tarde o temprano la historia realiza sus correcciones. A Stalin, por ejemplo, lo enterraron junto a Lenin. Después lo llevaron a una tumba chiquitica. Una fotografía genial mostró una vez a un perro meando sobre ella.

Ningún endiosado resiste el paso del tiempo.

El huracán del pasado avanza hacia el futuro convirtiendo a todo lo habido en ruinas, como vemos en el Angelus Novus de Paul Klee: el Ángel de la Historia según Walter Benjamin. Esa es la razón por la cual allí donde no está la vida de Dios “vive” la muerte. Ese es también el Dios (la vida) que, como en tantas otras partes, falta en Venezuela: Dios al que nadie ni nada podrá sustituir. Porque allí donde está Dios (la vida) no hay ningún lugar para endiosados. O dicho a la inversa: porque allí donde hay endiosados no hay ningún lugar para Dios.

Ni siquiera Jesús, quien según la lectura cristiana es Dios, aceptó, en tanto ser mortal, ocupar el lugar de Dios sobre la tierra. Cuando uno de sus seguidores se inclinó frente a él, llamándolo “bueno”, Jesús respondió: “¿Por qué me dices bueno?; ninguno hay bueno sino sólo uno, Dios” (Marcos 10:18).

Quiere decir: sólo Dios es suficiente; el humano será siempre insuficiente. Luego, adorar a un insuficiente delata la ausencia de Dios. La adoración a Chávez delata, a su vez, que a Venezuela le falta Dios. Nada más.

11 comentarios:

Jaime dijo...

Muy interesante y muy bien escrito este artículo. Los comentarios y opiniones que expresa son serios ¿habrá algún simpatizante del actual gobierno que pueda debatir y/o contradecir estos comentarios, particularmente el parrafo que comienza con "¿por qué llorar tanto a Chávez"?

Leopoldo Aguerrevere dijo...

Muy bueno. Me recuerda lo que escuche durante la cobertura que Globovision Radio le dio a las exequias de Chavez el miercoles(a traves de una aplicacion que recomiendo llamada TuneIn Radio, donde puedes escuchar cualquier emisora de radio del mundo). En fin, la cobertura fue interesante, porque los periodistas lo unico que hicieron fue darle microfono abierto al pueblo para que expresara lo que Chavez significo para ellos. Asi, sin filtro. Les juro que pase una hora escuchando a personas que, por su voz, cubrian todo el espectro de edades, hombres y mujeres. Debo haber escuchado como a 60 personas. Lo que oi me dejo triste, asombrado, y aterrado. Por que? Porque me parecio que literalmente escuche a UNA SOLA PERSONA hablar. En cuestion de 30-45 segundos, cada entrevistado decia algo que se podria resumir en lo siguiente:

1. Una genuina expresion de dolor (llantos, etc), por alguien que consideraban mas que un miembro de su familia. La frase "mi padre, mi madre, mi todo", para referirse a Chavez fue sorprendemente comun.
2. Alguna frase que demostraba que la persona habia en efecto rendido su individualidad a un hombre/mito. Todos ellos personificaban la frase de "Chavez soy yo".
3. Una mencion difusa de que ellos tenian un mandato de Chavez de seguir el proceso/revolucion/idea, aunque ninguno describia lo que eso significa.
4. Todo lo que Chavez les "dio". De nuevo, sin definir.
5. Y todos cerraban con una amenaza en lenguaje combativo para la oposicion/oligarquia/imperio/apatridas o variantes. Las frases "rodilla en tierra", "no volveran", "no se anden con cuentos", y "hasta la victoria siempre" se repitieron con una frecuencia pasmosa.

Lo que les describo arriba no es broma. Llegue al extremo de que, al empezar a escuchar cada entrevistado, hacia un "check" mental a medida que la persona cubria los 5 puntos arriba mencionados. Era como seguir el guion de una pelicula mientras el actor lo recitaba.

Yo solo espero, incluso si ganara la oposicion, que mi pueblo busque la manera de echar pa'lante sin esperar el proximo caudillo.

Anónimo dijo...

Tu articulo es la expresion del miedo y de la busqueda de respuestas alternativas ante una realidad que no quieren aceptar! Oligarcas temblad! Viva la revolucion!

Leopoldo Aguerrevere dijo...

oligarquía.

(Del gr. ὀλιγαρχία).


1. f. Gobierno de pocos.

2. f. Forma de gobierno en la cual el poder supremo es ejercido por un reducido grupo de personas que pertenecen a una misma clase social.

3. f. Conjunto de algunos poderosos negociantes que se aúnan para que todos los negocios dependan de su arbitrio.

Anónimo dijo...

"Un Pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción" Simón Bolívar

Extraordinario el artículo de Mires y muy atinados los comentarios de Aguerrevere.

Chávez era para esos que lo aman el padre que posiblemente nunca estuvo en casa. Líder carismático e inmensamente manipulador, se labró su mito en vida y usó a placer ese poder de manipulación sobre masas ignaras(*) para intentar mantener el status-quo más allá de su trásito vital. Ya lo había dicho yo en comentario anterior, antes del anuncio de su muerte, cuando escribí acá "con no llores por mí Argentina incluída, para el caso, no llores por mí Venezuela".

Se trata, ni más ni menos, de la clásica construcción comunista mediante la cual se pretende sustituir la Iglesia y la creencia religiosa por una pseudo-religión de Estado con sus mártires y santos. Si la URSS tuvo al niño Pavlik Morózov y a Lenin, embalsamado el segundo, los jerarcas de Cubazuela pretenden perpetuarse en el coloniaje usando la figura del caudillo muerto.

El enamoramiento infantiloide o feminoide -no soy especialista en psicología o psiquiatría- de este hombre con Fidel Castro y con Cuba, es lo peor de su legado. Sólo los chulos cubanos se van a beneficiar de la urna de cristal exhibiendo al "Cristo de los pobres" (**)

(*) La culpa no es sólo de él. Quienes le precedieron desperdiciaron la oportunidad de oro de ilustrar al pueblo y de imponer la planificación familiar. Y la Tv se lleva su parte también; pregúntenle al profesor Pasquali, amigo de infancia de Gustavo Coronel, cómo fue execrado de la pequeña pantalla sólo por proponer un servicio público de radio-TV con estatuto autónomo para contrarrestar los mensajes negativos de la TV privada. Yo no soy espcaparate de nadie y por eso digo esto.

(**)Nadie había llegado tan lejos, ni siquiera a Guevara se atrevieron a llamarlo así. Record Guinnes de la desmesura y la blasfemia

Anónimo dijo...

Ahora es que nos hace falta dios por que el presidente Chavez no esta,sinembargo tenemos a Maduro.

Eli M

Gustavo Coronel dijo...

Una de las tragedias venezolanas es la paternidad irresponsable. Hay millones de venezolanos quienes nunca conocieron padre. Fue la madre quien tuvo que criarlos y tratar de que tuvieran alguna educación. Ese venezolano huérfano, porque lo es para todo efecto práctico, ve en el estado y en el "caudillo" el padre que nunca tuvo. Es la mism relación de dependencia que tuvo Chávez con su papá Fidel Castro.
Y cuando el "papá" reparte plata, da leche gratis, crea programas de dádivas masivas, entonces como no llorarlo cuando muere? Algun día ellos se preguntarán: por qué mi "papá" no me dió una educación? Po qué no me enseñar;ia a pescar en lugarde darme un pez todos los días? Entonces será demasiado tarde.

Anónimo dijo...

Chavez fue un fuckup muy grande. Los lobos se preparan a comer su pais. El fue matado por los medicos cubanos sin competencia. Que los Chavistas sean esclavos del Barbudo y que nunca se escapen a Miami!

Marcela dijo...

Excelente su reflexion, definitivamente Dios deshace como la polilla lo que el hombre mas aprecia. Es muy de la cultura latina el idolatrar no solo las imagenes como a las personas, pero a los hermanos venezolanos les dio un terrible alzaimer, como pueden estar llorando a un hombre que destruyo su pais y que le robo la democracia a su nacion? un patan irrespetuoso como el que cretyo que con el petroleo iba comprar su salvacion o negociarla? El poder de los hombres es efimero y cuando se pierde es muy doloroso. Estemos en las manos del Todopoderoso, que ahi estamos seguros.

Anónimo dijo...

"Hoy nos toca comandante sembrarte ,en la tierra fertil que abonaste con profundo amor revolucionario.
Nuestra tarea sera regar esa tierra y hacerla productiva para que tu pueblo pueda alimentarse siempre con la honestidad y dignidad que nos dejaste con tu ejemplo.
Viviras eternamente en los corazones justos de la humanidad.
Hasta siempre comandante presidente".
BCV

Anónimo dijo...

Como latinoamericano me ha dado vergüenza el espectáculo del entierro de Chávez: el mal gusto de las vestimentas, el sentimentalismo falso con que se llora a un dictador asesino y ladrón de su pueblo, la ridícula religiosidad mezclada con los saludos fascistas. Ay, Venezuela, Venezuela...