jueves, 16 de julio de 2015

EL SISTEMA es investigado por musicólogo Inglés




Ver:

http://www.scribd.com/doc/267318174/El-Sistema-1era-y-2nda-Parte

Lo que está contenido en el link mostrado arriba es la traducción al español del libro de Geoffrey Baker sobre El Sistema, el programa de educación musical fundado en Venezuela por José Antonio Abreu hace ya unos 40 años. Este documento se encuentra en el sitio virtual www.elcooperante.com .

Según dice el documento en el prólogo, se trata de una traducción al español del libro de Geoffrey Baker, originalmente escrito en Inglés.

Compré este libro: “El Sistema, Orchestrating Venezuela’s Youth”  en su edición original en Inglés hace ya algún tiempo, porque siempre me ha interesado el programa de Abreu, el cual ha adquirido hoy día dimensiones globales.  En la década de los noventa, cuando ya estaba consolidado pero aún no se había internacionalizado, lo defendí mucho por la prensa. Un día me llamó el Dr. Abreu por teléfono para agradecerme por mi apoyo y para hacerme una invitación. Al reunirme con él me llevó al Teatro Teresa Carreño, donde se encontraba la orquesta a punto de ensayar. Al entrar al sitio, todos los jóvenes se levantaron de sus asientos y Abreu me dijo que iban a tocar para mí. No recuerdo cual obra ensayaban pero nunca he podido olvidar aquel gesto, el cual me pareció muy hermoso. Creo que en la sala se encontraba también un famoso director de orquestas cuyo nombre no recuerdo.

Menciono esto para indicar que he tenido siempre una instintiva simpatía hacia este programa de educación musical que promueve el mejoramiento social. El Sistema me parecía único en un país poco dado a este tipo de iniciativas. Por largo tiempo lo he considerado como de lo mejor que hemos hecho en este campo.

Este libro de Geoffrey Baker me ha sacudido emocionalmente pues ha llegado en un momento en el cual ya había experimentado una profunda decepción con el Dr. Abreu y su pupilo Gustavo Dudamel, los líderes de El Sistema. Esa decepción estaba basada en lo que considero una censurable entrega de principios por parte de Abreu y Dudamel, al aceptar ser usados políticamente por el régimen dictatorial de Hugo Chávez, primero, y ahora, por el grotesco régimen de Nicolás Maduro. Y todo a cambio de apoyo financiero para consolidar el programa.


Antes de leer el libro de Baker todavía debatía internamente sobre si Abreu y Dudamel serían diablos o ángeles, puesto que esa entrega de principios pudiera ser vista como el supremo sacrificio que hacen dos hombres para preservar su sueño. Algo así como lo que le sucedió al Coronel Inglés que construyó el puente sobre el rio Kwai como prisionero de los japoneses y, luego, trató de impedir que su propio ejército lo destruyera porque se había enamorado de su creación.

Admito que ya había decidido en mi corazón en contra de estos dos hombres, puesto que nada puede ser más importante que los principios. Pensar que los principios puedan sacrificados en aras de una ventaja temporal conduce siempre al desastre. Contra quienes defienden a Abreu y Dudamel, alegando que el programa beneficia a miles de participantes, argumento que el daño que se le hace de manera permanente a la moral ciudadana es mucho peor y afecta a todo el país.

En este conflicto interno estaba cuando leí el libro de Baker. Este es un libro que alterna capítulos apasionantes con otros capítulos muy especializados y de difícil lectura. Baker me resultó izquierdoso, lo cual sospeché desde que vi que le agradecía su ayuda a Julia Buxton, una chavista inglesa del sector académico. Resultó ser un libro muy importante, ya que entra en terrenos totalmente inéditos sobre el programa y le hace un análisis descarnado.

Desde las primeras páginas del libro  Baker ilustra el porqué de sus dudas acerca del programa. Invitado por El Sistema a visitarlo en su sede de Caracas, en Montalbán, Baker narra cómo encontró una foto gigantesca de él en la puerta, como fue recibido allí mismo por la sección de Cornos Franceses interpretando el Canto a la Alegría de la novena sinfonía de Beethoven, y luego, en el auditorio, agasajado por la orquesta infantil en pleno, interpretando a Bizet y  Bernstein en su honor. Todos lo bombardearon, dice, con saludos, cordialidad, atenciones, lo cual lo llenó de admiración y gratitud. Baker diría en su libro que Montalbán es “la vitrina” del Sistema y que Abreu realmente sabe cómo montar un espectáculo para cautivar a quienes está interesado en atraer. Si eso fuera todo lo que Baker dice, sería hasta fácil acusarlo de ingratitud. Pero en su libro analiza en detalle las razones que lo llevaron a pensar así.

 Baker mantiene que el éxito de El Sistema se debe, en gran parte, a que Abreu ha logrado neutralizar lo que debería ser una evaluación racional del programa y reemplazarla con una evaluación que es esencialmente emotiva. Los libros publicados sobre El Sistema y los comentarios de los visitantes coinciden en que “debemos cerrar nuestros ojos y dejar que nos guie el corazón”. El Director Simón Rattle, uno de sus más fervientes defensores, dice: ¿“si la gente comienza a llorar dos minutos después que comienza el concierto, que más se puede decir? “

Baker resistió ese efecto y enfocó su libro desde una perspectiva racional. Se preguntó: ¿Es El Sistema exitoso? ¿En que ha tenido éxito? ¿Cuáles son sus fortalezas y debilidades? ¿Qué piensan los músicos de El Sistema? Su tesis es que El Sistema no ha sido nunca objeto de un análisis objetivo y de escrutinio crítico, lo cual  se hace hoy más importante, en vista de su auge mundial.

¿Qué nos dice Baker sobre El Sistema?

De la lectura del libro he extraído algunas de las ideas principales, sin un estricto orden, solo para ilustrar su contenido. De ninguna manera pretendo que este breve resumen pueda reemplazar la lectura del libro, por lo cual acompaño estas notas con la versión en español que he encontrado en El Cooperante. Al comparar esta versión con el original en inglés la he encontrado excelente.

1.    El Sistema es una organización sin transparencia. Sus críticos en Venezuela son frecuentemente despedidos del programa o colocados en una lista negra. Abreu, dice, es visto como un dios omnipresente y omnisciente pero vengativo. Criticar públicamente el programa es cometer suicidio. De allí que el autor experimentara mucha dificultad en hablar libremente con la gente en Venezuela y tuviera que apelar a las entrevistas clandestinas y a inventar nombres ficticios de lugares y personas para poder saber lo que pasaba.

2.    Aunque mucho de los textos y análisis publicados en Venezuela sobre El Sistema son melosos y adulantes, unos pocos son más severos, como los de Coriun Aharonian, Diego Silva, Emilio Mendoza, Freddy Argimiro, Marco Frei y Tom Service. Algunos de esos críticos hablan de la falta de transparencia en el manejo de las finanzas. Baker lista esas referencias para quienes deseen profundizar en el análisis del programa.

3.    Abreu es visto como un “fuhrer”, un Maquiavelo, como Il Padrino o un Faraón. Ha sido llamado “el Ogro Filantrópico”. Totalitario, oportunista, Con una compulsión por el poder y la fama.  Brillante, poderoso, bien relacionado. El Sistema ha sido hecho a su imagen y semejanza. Su pasado es oscuro.  Roger Santo Domingo lo describió como despilfarrador, cuando ministro de Carlos Andrés, con una partida secreta que usó a su discreción. Earle Herrera lo acusó de humillar a los artistas que iban a cobrar al CONAC.

4.    El Sistema es un programa elitista, ahora disfrazado de popular debido al dinero recibido del régimen. Abreu transformó su énfasis de lo elitesco a lo populista, a fin de complacer a Chávez y obtener su apoyo financiero. Los jóvenes inscritos en el programa son mayoritariamente de clase media, con una minoría de jóvenes de los sectores más pobres, quienes son utilizados para hacerle propaganda al programa. Los números de participantes han sido exagerados. Nadie sabe realmente cuantos miembros tiene. Oficialmente se mencionan entre 300.000 y 400.000 participantes pero la cifra estimada por Baker durante su investigación no sobrepasa los 170.000. El número se exagera, dice Baker, para obtener más presupuesto.

5.    Entre 2008 y 2013 El Sistema recibió de la CAF y del BID unos $500 millones, sin que la efectividad de esas transferencias haya sido debidamente evaluada. Un informe que sirvió de base para una asignación del BID por $150 millones fue elaborado con la ayuda de Abreu y de Igor Lanz, el Director del programa.

6.    El gasto en El Sistema es asimétrico, con la mayor parte del dinero gastado en el tope de la pirámide. Tours de más de 350 personas se han llevado a cabo a Asia y Europa, incluyendo periodistas. Mientras instrumentos de $10.000 son adquiridos para algunos miembros, los salarios para las orquestas de provincia son hasta diez veces menores que los de la orquesta principal. En la provincia hay escasez de instrumentos y pocos recursos asignados, mientras en la sede principal no se escatiman los gastos, ya que allí está la “vitrina’ del programa.

7.    Gustavo Dudamel es visto por Baker como una figura contradictoria, ya que hace propaganda para ROLEX, vestido de etiqueta, mientras profesa adhesión a la llamada revolución bolivariana, basada – al menos en teoría -  en el rechazo a esas manifestaciones de lujo. Baker dice que esta solo es una contradicción aparente puesto que El Sistema es – en realidad -  un programa con un trasfondo muy comercial, estrechamente enlazado con el sistema capitalista global. El Sistema utiliza sus grandes cantidades de dinero en movilizar un porcentaje pequeño de sus participantes al exterior, en un despliegue de exportación, mientras el grueso de los participantes de los centros de provincia carecen frecuentemente de lo más esencial.  

8.    Los centros similares a El Sistema en el exterior han logrado, con frecuencia, a superar la efectividad del programa venezolano, siguiendo procedimientos y métodos de enseñanza más modernos que los utilizados por Abreu. Baker hace disquisiciones sobre estas diferencias, muchas de las cuales son bastante especializadas.


Al final de su libro Baker dice que el debate sobre El Sistema está abierto. La retórica de Abreu, dice, creó una historia que se ha mantenido por años pero los esqueletos están sonando en el closet y amenazan con salir. Baker alega que no se puede seguir confundiendo los hechos con la propaganda. Los procesos políticos recientes en Venezuela han expuesto la conducta de Abreu y Dudamel al escrutinio crítico en Venezuela y en el exterior.


El libro contiene suficiente información que obliga a los venezolanos a ver a El Sistema con ojos críticos.  

6 comentarios:

Alitas Allie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Sr. Gustavo.

Mientras ud. era un Geologo feliz, su pais estaba en deterioro constante desde C.A.P., Luis Herrera y el fatidico CALDERA, que dio el plumazo final!

Todo lo que ud redacta de robos y pillajes esta bien! Pero no sirve para mucho para recuperar a Venezuela!

Redacte tambien lo que sirve para recuperar a Venezuela.

Si es que consigue algo!

Saber de el estado de Venezuela es algo. Pero no sirve internacionalmente!

Mire, ASSAD todavia esta vivito y coleando, con una guerra civil y genocidio y refugiados de millones...!

Asi que Venezuela solo se recupera de los Chavistas, por pocoas maneras de muchos años. LOS DEMAS ESFUERZOS DE LILIAN TINTORI, ET AL, ES REALMENTE POCO O NADA...!

Yo en mis comienzos hace 15 años en Canada, se requirio el uso de ayuda de hacer colas por comida vieja en un Banco de Comida de Surrey...! ES BAJO y deplorable!

Y ya no lo hacemos. Progresamos. Pero comida vieja gratis NO HAY EN VENEZUELA, ni siguiera con el Chavismo, a menos de algun pago del Gobierno.

Los AMericanos dan un papel para comida en Supermercados para ayuda a los necesitados, mas el conocido WELFARE! CUAL ES LA CRITICA A EL IMPERIO?


YO CREO QUE EL ORGULLO FALSO Y COMPLEJO DE INFERIORIDAD DE LOS VENEZOLANOS, no los permitira ser algo mejor de donde han caido!

SUERTE.
.
.
.



Anónimo dijo...

Este canadiense como que tiene algo contra Gustavo. A ver, canadiense del carajo, que sabes tu de Venezuela durante la epoca de CAP y Luis Herrera? La clase B Y C tuvo acceso a vivienda, educacion (cualquier hijo de familia pobre iba a la universidad) y salud gratis. No necesitaban "tickets" de comida porque habia por carajazos en cualquier abastico de calle o esquina en cualquier pueblo: LECHE, CARNE, HUEVOS, PESCADO, AZUCAR, CAFE.

Anónimo dijo...

Gustavo hace bien en colocar esta clase de informes porque la gente comun no domina el tema. Y viene el canadiense a decir que no, que entonces escriba como sacar a Venezuela de la catastrofe en la que la dejo Chavez. Carajo, canadiense, por que no le dices a Gustavo que mientras esta en eso tambien les escriba a la Union Europea el informe para que Grecia vuelva a ser productiva y salga del foso donde la metieron sus politicos? Las cosas que hay que leer, joder.

cantaclaro2 dijo...

Excelente comentario de G.Coronel quien en el pasado lisonjeaba a el Sistema. Con entereza reconoce su error y dobla la pagina, es un hombre justo como debe ser.En NY presencio como ofrecido tickets gratis para ver Dudamel,peor que eso Venezuela subsidia la cultura a los paises ricos, muy similar a la petro diplomacia El libro de Baker es el mas serio documento de Educacion Musical del presente y desmantelo por completo la farsa del Sistema.El Sistema se derrite como un Iceberg que el tiempo y la infalible verdad no estan dispuestos a detener

cantaclaro2 dijo...

Excelente comentario de G.Coronel quien en el pasado lisonjeaba a el Sistema. Con entereza reconoce su error y dobla la pagina, es un hombre justo como debe ser.En NY presencio como ofrecido tickets gratis para ver Dudamel,peor que eso Venezuela subsidia la cultura a los paises ricos, muy similar a la petro diplomacia El libro de Baker es el mas serio documento de Educacion Musical del presente y desmantelo por completo la farsa del Sistema.El Sistema se derrite como un Iceberg que el tiempo y la infalible verdad no estan dispuestos a detener