martes, 7 de enero de 2014

Joaquín Chafardett da KO fulminante a Delcy Rodríguez




 Así quedó Delcy

Por su pegada el abogado Joaquín Chaafardett debe ser nieto de Henrique Chafardett,  el famoso boxeador venezolano. Joaquín acaba de escribir una nota comentando la lista de la sapa Delcy Rodríguez que constituye un KO fulminante. Le dice Joaquín a Delcy , entre otras cosas:


“si un funcionario público, por ejemplo, Jorge Rodríguez viaja a un spa en los Estados Unidos con pasaje, hospedaje, comidas y bebidas y alguna otra oculta afición,  pagadas por una empresa con la cual ha contratado como presidente del CNE, digamos Smarmatic por ejemplo, entonces  estamos en presencia de uno o varios delitos”. Le recuerda Joaquín a Delcy las inmoralidades de su hermanito.


Hablando de Chávez, Joaquín le dice a Delcy:
“ en cada viaje se hacía acompañar por numerosos familiares (padres, hermanos, primos, hijas, hijo, nietos, sobrinos, panas de las hijas, novios de las hijas, etc.), amigos y amigotes, amigas y amigotas. En numerosas ocasiones, en sus viajes al exterior Chávez se hizo acompañar en dos o tres aviones fletados de hasta 400 militantes del PSUV que iban adelante para hacerle de “barra” en sus apariciones públicas y a disfrutar de la caña gratis” .  Y le agrega: “ ¿Será que Delcy no había nacido cuando las famosas “colitas de PDVSA” que el Comediante Eterno calificó como delito? A lo mejor es que a Delcy no ha visto las innumerables fotografías de la “niñas” Chávez echándose palos y bonchando “a calzón quitao” a  bordo del avión presidencial y de los aviones y helicópteros de PDVSA y de la fuerza armada. Claro algunas de las fotografías  podrían parecerle “pornos” a la cándida y virginal ministra”.  Y es que los aviones de PDVSA son abiertamente utilizados por el malandraje chavista para sus francachelas, algo que se ha hecho costumbre.


Joaquín también le dedica un comentario a Maduro:

“en 133 días en el cargo, Maduro permaneció 33 días viajando en el exterior, es decir el 25% de su tiempo. Todos esos viajes con una voluminosa comitiva que, al estilo de papito Chávez, llega en muchos casos a más 200 personas. Esas doscientas personas incluyen a sus hijos y los hijos y toda la larga familia de la Primera Combatiente: hermanos, primos, cuñados, etc., además de los amigos y panas de él y de los gozones”.


El ejemplo que da Joaquín a Delcy para ilustrar la actividad turística del hamponato es impresionante. Se trata de  LA TERCERA CUMBRE DE JEFES DE ESTADO Y DE GOBIERNO DE LA OPEP, que se realizó en Riad entre el 17 y 18 de Noviembre de 2007. Entre los 214 alegres viajeros el difunto incluyó a seis hijos y nietos. En esa grotesca comitiva iban guardaespaldas, cocineros, peluqueros, reposeros, ladrones, palangristas, mercenarios y uno que otro asesor petrolero. El difunto se llevó a hijos, nietos, a  Pérez Arcay (¿), a Willian Lara, a Teresa Maniglia, a Vladimir Villegas, a un tal Carlos Herrera, a Bernard Mommer, a alguien llamado Clyburn Heidelberg Saint (¿??), en fin, una verdadera corte de los milagros. Pero Delcy no dijo ni ñé, a pesar de que cada uno de los próceres tenía viáticos de $600 diarios y viajaba en aviones de los venezolanos.  


Esta mujercita será probablemente condecorada por Maduro con el Gran Cordón del Sapo