viernes, 5 de diciembre de 2014

Un país con Adelina de contralora no puede salir del pantano



Aunque usted no lo crea: esta es la Contralora general de la "república

Puede un paciente curarse si insulta al médico que le dice que medicina tomar?
Puede un miope ver mejor si rompe los lentes que le ha recetado el oftalmólogo?
Puede mejorar el aliento alguien quien no se cepilla la dentadura?

Sin embargo Adelina pretende mejorar el problema de la corrupción en la Venezuela de Chávez/Maduro diciendo que Transparencia Internacional “carece de autoridad moral” para clasificar a Venezuela como uno de los países más corruptos del mundo y el más corrupto de América Latina. Adelina es, aunque no lo parezca, la Contralora del gobierno de Nicolás Maduro. Todo lo que hace es repetir lo que decía el difunto Clodosbaldo y el maestro de ambos en materia de impudicia, José Vicente Rangel.
Esto es lo que dice Adelina:

EL UNIVERSAL
jueves 4 de diciembre de 2014  07:36 AM
La contralora general encargada, Adelina González, expresó su desacuerdo con el Índice de Percepción de la Corrupción, elaborado por la ONG Transparencia Internacional, por considerar que "ofende el gentilicio del pueblo venezolano, caracterizado por ser honesto y trabajador, y forma parte de la guerra mediática y económica de la que es objeto Venezuela y que,claramente, busca afectar la calificación del riesgo país, lo que puede incidir en la caída de bonos de la Nación y el precio del petróleo".

Esta reacción de dignidad ofendida de Misia Adelina es su respuesta al hecho que Venezuela es percibido, según el ranking de Transparencia Internacional, en la posición 161 de 174 países, una posición vergonzosa. En lugar de decir Misia Adelina que van a luchar con firmeza, que van a limpiar los establos podridos del gobierno, que van a proceder a investigar a Nicolás Maduro y a su gabinete ejecutivo, al Tribunal Supremo de Justicia, a la Asamblea nacional, al Consejo Nacional Electoral, PDVSA, Corpoelec, CVG, Fuerza Armada,  y, por supuesto, a ellos mismos, ella toma el camino más fácil, decir que Transparencia Internacional “ofende al gentilicio venezolano”.  Venezuela está junto a Corea del Norte, Afganistán, Libia, Sudán y Somalia, entre los países más corruptos del mundo y a Adelina solo se le ocurre decir que Transparencia Internacional no tiene ningún respaldo documental, ignorando que este ranking es el producto de siete o más encuestas en la cual han participado miles de personas en todo el mundo. Agrega Adelina que este ranking no está respaldado por los ciudadanos y uno se pregunta de cuales ciudadanos habla Adelina. Porque no hay venezolano que no esté convencido de que el régimen de Maduro es hiper-corrupto.
La pobre de sesos Adelina no tiene la menor idea de la metodología utilizada por Transparencia internacional. Lea, Adelina, el contenido de este link:  http://www.transparency.org/cpi2013/in_detail , o búsquese alguien quien se lo lea.
Venezuela no puede salir del pantano mientras tenga a una Adelina de Contralora, a una Luisa de Fiscal, a una Gabriela de Defensora del Pueblo, a un Diosdado enquistado en la AN, a magistrados castrati en el TSJ, a Ramírez o Del Pino en PDVSA y, por supuesto, a un chofer reposero en Miraflores manejado con hilos desde La Habana.