jueves, 28 de noviembre de 2013

ChevronTexaco - vs - Steven Donziger: el gran fraude al desnudo


Business Week foto. Donziger disfrazado de defensor indígena engañó a muchos

En el juicio que se le sigue en Nueva York al abogado Steven Donziger por fraude en gran escala (racketeering), el abogado Jeff Shinder reveló que se había retirado del juicio contra ChevronTexaco en Ecuador al comprobar que el informe del llamado experto de la Corte, Lenín Cabrera,  había sido escrito por….la parte acusadora!! Dice Shinder que la empresa Stratus Consulting, basada en Colorado, le había admitido que ellos habían preparado el informe.

La parte defensora, al interrogar a Shinder, lo hizo admitir que él no conocía la ley ecuatoriana, segun la cual eso era posiblemente  permisible: The defense lawyers also elicited from Shinder that he had not researched Ecuadorian law to see whether the odd, secret arrangement Stratus had with Cabrera might be permissible in that country”.

Es absurdo que las leyes de un país puedan contener licencias para el fraude. Porque dejar que el informe sobre el cual se basa el veredicto sea redactado por una de las partes en pugna sería impensable. Pero esto es lo que Donziger,  en su desesperada defensa, está tratando de alegar, que la ley ecuatoriana le pemitía llevar a cabo el fraude!!

En paralelo, el presidente Correa dice que él renunciaría si se le prueba que ha intervenido en el juicio a favor de la parte acusadora . Las pruebas de esta intervención y la de funcionarios de su gobierno abundan en el expediente. Su declaración es una simple balandronada. Ver algunas de sus declaraciones en mi escrito de Octubre de este año: http://www.petroleumworld.com/lagniappe13102601.htm

El juicio contra Donziger quizás nos acerca al final de esta larga saga, digna de una película de Cecil B. de Mille. En resumen, se trata de un intento de robo a mano armada en contra de una empresa petrolera, por parte de un grupo mafioso de abogados, técnicos y políticos ecuatorianos y estadounidenses de baja calidad moral. De prosperar tal asalto, a Donziger le hubieran tocado unos 600 millones de dólares como parte del botín.