domingo, 17 de noviembre de 2013

La absurda Venezuela del Guasón



 
Segun José Vicente Rangel, alias El Guasón :  “Los niveles de ilusión y esperanza son altos y estables en este momento…  el venezolano no percibe que esté en peligro su estabilidad material y emocional,  se encuentra en un estado de duda expectante … pero todavía no ha llegado a la rabia”.

Y siguió: “El gobierno nacional debe producir impactantes certidumbres en la población reestableciendo el proceso de ilusión y satisfacción…. y de resimbolización de la imagen del presidente Chávez”.

 

Según el estudio de Hinterlaces, el venezolano se siente más feliz que triste, en proporción 66% a 31%; más esperanzado que frustrado, 80% a 18%; más tranquilo que confundido, 69% a 29%.

Este pobre hombre, con todos sus millones, ya da más risa que otra cosa. Ayudado por un mercenario de las estadísticas, Oscar Schemel, nos ofrece una visión absurda del país. Habla de “altos niveles de illusion”, no me embromen. Dice el palangrista  que todavía los venezolanos  “no han  llegado a la rabia”, (pero, piensa, estamos trabajando duro para que ello sea una realidad).

Las estadísticas de Schemel son un poema a la desverguenza. Este hombre es peor que Jesse Chacón, que Scorza y que Valbuena porque tuvo una encuestadora seria y la prostituyó, mientras las encuestadoras de los otros siempre han sido fantasmas.

La vision delirante del Guasón no aguanta dos videos de DAKA o un discursito del bufón Nicolás.  Cuanto habrá pá eso?

 

1 comentario:

Guillermita dijo...

siempre me hace bien leer de un venezolano pensante y critico.
gracias !
Guillermo