martes, 16 de junio de 2015

Empleados del Banco Central de Venezuela: váyanse a la huelga!

Pónganle este cartelito en la puerta a Merentes! 

**** Aunque en tono sindical, los empleados del BCV denuncian el desastre de la institución
El régimen de Nicolás Maduro se desmorona, pero también se desmorona la nación.  Sin embargo, los venezolanos se resisten a tomarse esto a pecho, como si ese desmoronamiento nacional no les afectara a ellos. De vez en cuando hay una voz de protesta, como esta que comentamos aquí. Los empleados del Banco Central de Venezuela desnudan la caótica situación de esta institución, en manos de hampones como Nelson Merentes. Es de notar que la protesta tiene un fuerte contenido laboral. Para los empleados eso es lo fundamental. También revelan el desastre institucional pero ello es secundario a sus quejas como empleados. Pero, como dicen en Achaguas, “agarrando aunque sea fallo”.
Dicen los empleados:
1.     Ha habido un deterioro del salario real de quienes laboramos en el BCV. Durante 2014 y lo que va de 2015, con una inflación galopante, los aumentos de salarios que han aplicado las autoridades se han traducido en una declinación de nuestro poder adquisitivo. Este año con una inflación estimada de al menos 140,0% un aumento de 50,0% es absolutamente insuficiente. Ello está destruyendo los incentivos para trabajar en una institución que la caracterizó la excelencia.
COMENTARIO. Se quedan cortos los empleados con esta estimación de la inflación, la cual pasaría del 200%, según observadores independientes. Es triste que lo que parece preocupar más a los empleados no es la pérdida de la excelencia sino los bajos salarios. Parecería que si les suben los salarios se quedarían quietos
2.       Los técnicos de las áreas de estudio y estadísticas pasan por un momento de muchas dificultades. Sus comunicaciones están controladas, sus correos intervenidos y sus teléfonos pinchados. Adicionalmente cunde la desmoralización por el hecho de que no se publican las cifras y datos relevantes de la economía nacional, como por ley está obligado a hacerlo el Directorio del BCV. Además hay que soportar los vejámenes de directores ignorantes y asesores del presidente y vicepresidente del Banco literalmente analfabetos en materia económica y financiera.
COMENTARIO. Váyanse a la huelga! Compatriotas. Es intolerable trabajar para una institución manejada por directores ignorantes y literalmente analfabetos en materia económica. No es posible aceptar pasivamente que las cifras y datos no se publiquen. Contribuyan ustedes a expulsar a esta gentuza del gobierno. Váyanse a la huelga!
3.      Hay un deterioro marcado en el servicio del comedor, tradicionalmente de calidad. El menú dietético fue eliminado y se redujo la cantidad y calidad de los alimentos servidos. Ahora solamente se sirve un solo menú.
COMENTARIO. ????????????????????????????????????????
4.     El servicio médico y de farmacia pasan por un momento muy difícil. Ahora se le dice a muchos empleados activos y jubilados que compren sus medicinas y luego se le reembolsa el costo debido a la escasez de fármacos.  Muchos médicos especialistas y odontólogos han abandonado al BCV porque los precios de sus servicios no se ajustan.  Han reclamado para que se mejore los baremos y ello no se hace con la prontitud que exige un estado inflacionario, creado por el mismo BCV.
COMENTARIO. ?????????????????????????????????????
5.     Impera el nepotismo. Familiares de jefes del  PSUV ocupan cargos fundamentales sin tener los méritos para ello y ni la trayectoria en el Instituto, como son los casos de hermanas de Aristóbulo Istúriz y José Vielma Mora.
COMENTARIO. Váyanse a la huelga. Esto es intolerable desde el punto de vista de la moral pública. Contribuyan a sacar a estos parásitos del poder. Sabían ustedes que la nueva vicepresidenta de PEQUIVEN es la esposa de Elías Jaua? El nepotismo de esta gentuza es sistémico.
6.     El presidente Nelson Merentes  maneja un presupuesto paralelo de ayudas sociales con fines políticos. Ello es el caldo de cultivo para la corrupción, ya endémica en él.
COMENTARIO. Váyanse a la huelga!  Esto es inaceptable, que un corrupto tenga su negocio particular dentro de la institución. Si la corrupción es ya endémica en el BCV o en Merentes, contribuyan a terminar con este desastre. Huelga!