jueves, 10 de enero de 2013

El sótano de La Habana se llena de GOLEMS


*** A partir de hoy Venezuela es manejada por un GOLEM

Venezuela ha sido manejada por especímenes sub-humanos como Cipriano Castro, déspotas crueles como Gómez, narcisistas como Guzmán Blanco , bandidos de carretera como los hermanos Monagas, dictadores modernos como Pérez Jiménez, nulidades como Lusinchi y buenotes e ineptos como Herrera Campíns, pero – hasta ahora -  nunca había sido gobernada por un GOLEM. Hugo Chávez es nuestro primer GOLEM, construído por Fidel Castro, el cual hoy reposa en un sótano habanero, listo para ser activado cuando le interese al régimen cubano. 
Asombrosamente, Venezuela está hoy gobernada por ese GOLEM. Como, por definición, no está vivo ni está muerto, sino solamente en una suspension inanimada de naturaleza indefinida, la señora Luisa Estella Morales, el Sr. Diosdado Cabello y el ministro de la “defensa” han dictaminado, a la brava, que el GOLEM estará representado por Nicolás Maduro, también por tiempo indefinido. Y han agregado que en Venezuela la vida seguirá, sin problemas o alteraciones, gracias a lo que los jineteros y jineteras del chavismo llaman “Continuidad Administrativa”. A quienes se opongan otro de los miembros de la pandilla,  el bravucón de burdel, Rafaél Ramírez, amenaza con hacerlos aplastar por el ejército. Algunos líderes politicos de la región, como el tarifado José Mujica, han volado a caracas para manifestarle su apoyo al GOLEM de Fidel Castro

El tinglado que han armado para hoy constituye el hazmerreir de la región. Hoy juramentan “en ausencia” a un GOLEM! No sería de extrañar que lleven a la AN un retrato inmenso del GOLEM para hacerle la juramentación de manera simbólica.  

 Ortega y Morales besarían el retrato del GOLEM como señal de sumisión . Nicolás Maduro diría un discursito pidiéndole a Fidel que le dé vida al GOLEM. Pero Fidel no puede oirle, pués está también, en condición inanimada, en el sótano refrigerado de La Habana.

Sonríe, todavía vivo, Raúl Castro. Es el quien aun maneja los precarios hilos del artificio. Pero, está muy angustiado. Se le está llenando el sótano de GOLEMS y él mismo se da cuenta de que alguien, no sabe quien,  le comienza a mover sus propios hilos.