miércoles, 22 de mayo de 2013

Alí Rodríguez: lejanos y débiles rebuznos


 

 


Por allí ha salido Alí Rodríguez, quien sabe de que cueva, para hacer unas declaraciones que dan ganas de reír. Dice:  AJGC / Globovisión/AFP:

 Los ataques verbales del presidente venezolano Nicolás Maduro a Henrique Capriles contribuyeron a encumbrar al líder opositor, lo que condujo al cerrado resultado de las presidenciales del 14 de abril,.  En la campaña creo que el candidato (oficialista) dedicó demasiado tiempo, en nueve (de los 10) días de la campaña, atacando a Capriles. Lo que hizo fue ranquearlo (colocarlo en una buena posición) cuando en un tiempo tan corto tenía que plantear todos los logros alcanzados" …..En cuanto a la situación económica de un país que pese a contar con las mayores reservas petroleras en el mundo atraviesa una profunda crisis reflejada principalmente en una inflación que alcanza 12,4% en lo que va de año,  subrayó la necesidad de "afinar la política económica" y lograr un entendimiento con los empresarios, sobre todo los del sector alimenticio.

 La gallina ahora canta como gallo.  Ahora todos los chavistas se permiten criticar a Maduro, cuando no osaban decir ni ñé cuando el difunto estaba vivo. Olvidan que criticar a Maduro es criticar la memoria del difunto, porque, quien si no el difunto montó allí a ese analfabeta?  Por supuesto que los insultos de Maduro repugnaron a mucha gente. Pero esa no fue la razón principal ni mucho menos. La razón principal de la derrota de Maduro (porque el analfabeta no ganó) fue su patética campaña cobijado bajo la sombra cada vez más tenue del difunto y su evidente ignorancia de los asuntos más elementales de la nación. Por ejemplo,  oirlo hablar de PDVSA daba ganas de llorar porque no tenía idea de lo que decía.

Pero Rodríguez mete la pata de nuevo cuando dice que lo que Maduro ha debido hacer es “plantear los logros alcanzados”. Que logros?  Este régimen no tiene logros, lo que tiene son mentiras, cínicas falsedades, desde la llamada soberanía petrolera hasta las estadísticas falsificadas de Elías Eljurí  y de Farruco Sesto.

Y cuando le preguntan sobre el desastre económico, todo lo que se le ocurre al menguado burócrata es decir: “hay que afinarla”, como si fuera un cuatro.  Afinarla? Por favor, si está en ruinas. Lo que se afina es lo que anda bien y solo requiere pequeños toques. Pero este desastre, en el cual falta hasta el papel higiénico? PDVSA endeudada? CVG quebrada?

 Que cinismo el del evanescente.