miércoles, 29 de mayo de 2013

Burrocracia revolucionaria: antología de la semana

Foto de la semana: los "alumnes" de Fidel Castro, cuarteto de sinverguenzas

*** La gentuza que gobierna a Venezuela

La prensa nos trae a diario ejemplos de la grotesca ineptitud del régimen chavo-castrista en Venezuela. Nunca habíamos visto un grupo tan inepto y tan cursi en funciones de gobierno. El gobierno es un zoológico y cada miembro del “equipo” es peor que el otro.  Muestras de la semana:

Diosdado Cabello dice: “ Mario Silva ha expresado su opinión y eso no nos quita el sueño”.

Para Cabello lo dicho por el crapuloso Silva durante más de una hora a su  jefe cubano es apenas “una opinión”. Silva lo acusó de corrupto, habló de la podredumbre que existe en el seno del régimen, de golpes de estado, de colapso institucional. Pero esto es solo una opinión, nos dice el caradura de Cabello. La combinación de hamponato con descaro es la mayor que hemos visto jamás en el gobierno.

La ministro de salud dice: “No damos información sobre el dengue para no preocupar a la gente y para que la prensa no alarme”.

Para esta pobre mujer el mensajero es culpable del problema de salud. La prensa se encarga, segun ella, de crear zozobra entre la población. Agrega que la vacuna no es lo que se requiere. Actúa la  como burrócrata de un régimen dictatorial en un país de cuarto mundo.

Nelson Merentes y Temir Porras  dicen: “No hemos investigado el caso BANDES porque no tenemos información”.

EL desfalco de $66 millones en BANDES llevado a cabo por una gerente venezolana con cómplices de otros países no es noticia en Venezuela. La ladrona ya está en prisión en USA pero, para el régimen, esto no es motivo de investigación porque Venezuela es “soberana” y “desde USA nadie nos ha comunicado oficialmente este asunto”.   

Nicolás Maduro dice: “Hay que armar a los obreros porque en Venezuela solo se respeta a quien tenga moral”.

Que conexión puede existir entre un arma y la moral? Este pobre diablo actúa como destrutor de la sociedad desde su pretendida condición presidencial. Representa la antítesis de lo que debería ser un gobernante. Soportar pasivamente a este payaso  es una de las mayores verguenzas de la sociedad venezolana.  

Nicolás Maduro dice que “hay que generar divisas en las empresas básicas”.

Este sujeto no comprende que para que una empresa genere divisas debe exportar. Pero ya varias de las empresas llamadas “básicas” están importando, mientras que todas están quebradas financieramente, todo ello en nombre de la “soberanía nacional”.  El régimen se ha encargado de destruírlas por completo, poniendo a los obreros a gerenciar, cuando no a unos hampones.