viernes, 3 de mayo de 2013

Maduro denuncia plan para asesinarlo con raticidas y Plagatox


 

Un video (http://www.youtube.com/watch?v=zzUnbg-Gc9I )  muestra a una agente identificada por el SEBIN como  Mariana Cortina Mach II,  practicando con un AK-Plagatoxic antes de ser enviada a Venezuela por el grupo de exiliados venezolanos que se la pasan conspirando de Miami a Nueva Orleans. La bella terrorista lleva el propósito de cometer un fumigicidio en el cual estarían implicados el ex-presidente de Colombia Alvaro Uribe y algunos destacados integrantes de la derecha venezolana, junto con un alto ex-funcionario del gobierno estadounidense que el SEBIN, con su acostumbrada eficiencia,  ha identificado como Roger Clemens. El propio “presidente” Maduro lo denunció publicamente.  Dijo:  Uribe está detrás de un plan para asesinarme. Uribe es un asesino, ya lo denunció Arias Cárdenas por televisión, un hombre que nunca se equivoca. Ese video lo tengo grabado. Le dijo genocida, miseria humana, asesino. Así se habla, Pancho”.  

“Ya tengo elementos suficientes, hay sectores de la derecha venezolana en comunicación con Uribe para eso”, dijo Maduro. Agregó que la terrorista que porta el arma plaguicida entrará a Venezuela por el estado Machurucuto. Lo dijo al visitar al estado Los Teques:
http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=963597

En un largo discurso ante unos 2.000 trabajadores quienes laboran en el sector Oeste de la estación Chacaíto del Metro, Maduro dijo que sectores de una “derecha fascista”, dentro y fuera de Venezuela, buscan  “desaparecerme físicamente” para eliminar la “anarquía” en el país. Y agregó: “Mañana les hablaré también a los 3.500 trabajadores que laboran en la mitad este de  la estación del Metro en el estado  Petare”.

 Maduro habló con el carisma que lo caracteriza,  envuelto en una batola tricolor y exhibiendo una gorra con forma de autobús. Chilló: “ No  lograrán su cometido sanitario porque nosotros vamos protegidos por Cristo redentor y por  las bendiciones de nuestro comandante Chávez.. ”. Mostró su escapulario bendecido por Monseñor Moronta, revelando también el chaleco anti-fumigación que heredó del difunto.

El “presidente” Maduro aspira a continuar con la combinación de retórica que le dió tan buenos resultados al difunto. El “me quieren matar” va de la mano con “Cristo y el pueblo me protegen”. Eso hace llorar a las viejitas de San José de Tiznados y promueve la indignada  protesta contra los fumigacionistas desde el exterior. Así lo hacen diligentemente Diego Maradona en Argentina ($100.000 la hora),  Ignacio  Ramonet en Francia, Mark Weisbrot en Washington, Miguel Tinker- Salas en California y el Presidente Santos en Colombia.
Santos, en especial, considera que su pelea con Uribe tiene la primera prioridad y está decidido a prostituírse frente a Maduro para lograrlo.