sábado, 11 de octubre de 2014

Caso Leopoldo López: El régimen venezolano se declara forajido

narco-estado forajido
El nuevo canciller, viejo ministro de petróleo, advierte a la ONU  que no se inmiscuya "en nuestros asuntos". Ver: (AVN)

NACIONAL Y POLÍTICA. Venezuela rechazó hoy la resolución del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU en el que se decreta que el Gobierno debe liberar de inmediato al líder opositor Leopoldo López, quien está preso desde febrero, y exigió respeto para las instituciones venezolanas.
Por su parte, la ONU dice:
 “la detención del señor Leopoldo López constituye una detención arbitraria", según los métodos de trabajo de este organismo…..
 recomienda al Gobierno (...) de Venezuela que disponga de la inmediata libertad del señor Leopoldo López y que se le otorgue una reparación integral, incluida la compensación de carácter indemnizatorio y moral, así como medidas de satisfacción como pudiere ser una declaración pública de desagravio a su favor"
En otra absurda interpretación de lo que es soberanía el régimen de Maduro se aísla de manera casi total del mundo civilizado. Se fue de la Comunidad Andina de Naciones, del Grupo de los Tres, desconoció la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, se separó del Banco Mundial, se divorció del Fondo Monetario Internacional, ha dejado de ser un miembro influyente en la OPEP, se ha rodeado de empresas de segunda línea en la Faja del Orinoco y continúa alineándose políticamente con el pequeño club de gobiernos forajidos de Siria, Zimbabue, Irán, Bielorrusia, Cuba y Nicaragua.
Un pedido de libertad inmediata de Leopoldo López hecho por las Naciones Unidas, organismo mundial al cual pertenece Venezuela, aunque se haga representar por payasos, no puede ser respondido con la patanería que exhibe el “canciller” Ramírez.  Al mismo tiempo que aspira a formar parte del Consejo de Seguridad de la ONU el régimen maduro-castrista insulta a ese organismo mandándolo a “meterse en sus asuntos”. Es que los asuntos de la ONU, Ramírez, son todos los asuntos que tienen que ver con los derechos humanos en nuestro planeta! No comprender y aceptar esto los ha colocado a ustedes, régimen maduro-castrista, fuera del mundo civilizado.
 Lo que llama el “canciller” Rafael Ramírez “nuestros asuntos” no es otra cosa que el abuso de poder y la represión de la población venezolana. En una sociedad anómica, bañada en sangre, donde ya no se sabe dónde termina el malandraje común y donde comienza el malandraje oficial, el desconocimiento que hace el régimen de la máxima organización mundial es una muestra más, definitiva diría yo, del total divorcio de Maduro y su pandilla del mundo civilizado.

Más que un problema político el régimen venezolano es un problema sanitario. 

1 comentario:

Ricardo Escalante dijo...

Gracias a Dios Gustavo que tienes mas armas que el govierno porque con el plomo que le mandas ahora si vamos a salir de esta.