miércoles, 14 de enero de 2015

China coloca un nuevo satélite artificial en órbita, el NICOCILIA I

Las vistas de Maduro se multiplican por todo el planeta. Un día se dice que está en Algeria, otro día que está en Nigeria. Un cable de Amalgamated Press llegado de Harare, capital de Zimbabue, transmite el testimonio de granjeros radicados al sur de la capital quienes dijeron haber divisado un avión de Cubana de Aviación volando muy bajo. Esta es la aeronave que transporta al presidente venezolano Nicolás Maduro y a su comitiva. Numerosos twitters desde Tbilisi, la capital de Georgia (ex -Unión Soviética) aseguran que la pareja Maduro-Flores fue vista rezando en la catedral de la Santa Trinidad de esa capital, ella con un cucurucho de fieltro negro, él con una gorra tipo Lenin, antes de desaparecer en el horizonte. Para complicar más las cosas, existen informes desde Siria sobre un miembro de la comitiva, de nombre Jacqueline, quien se habría incorporado al cuerpo de inteligencia de Al Qaeda con el nombre de Mata Malam. el Ojo de la Noche.    
El viaje de quien es ahora un cuerpo celestial comenzó muy ordenadamente, con una visita breve al segundo secretario del vice-canciller alterno de Rusia, a la cual Flores llegó llena de flores. Comenzó a complicarse cuando, en China,  le negaron un pedido de préstamo en efectivo. El nuevo cometa necesitaba urgentemente un préstamo puente de  $16.000 millones de dólares para lograr sobrevivir en el poder en 2015.  Recibió la notiia de que el préstamo había sido rechazado mientras trotaba por la Gran Muralla,  a pesar de que había ofrecido en garantía los servicios de  Osmel Souza y José Antonio Abreu.   
Desde ese momento del rechazo, quien hoy vaga por los cielos entró en una aguda depresión y comenzó a dar erráticas instrucciones a la tripulación del avión. Que si vámonos pá Colombia a ver mi tía, que si llévenme a ver a Fidel, que deseo visitar la tumba de Sai Baba. Esto ha convertido al avión de Cubana de Aviación en una especie de nave  fantasma, tipo holandés volador, que solo baja breve fugazmente  en algunos aeropuertos para echar gasolina  y arranca de seguidas para seguir vagando, sin rumbo fijo, por los cielos del planeta.
Y es que después de tanta alharaca en Venezuela sobre un golpe, culpando a  los paramilitares,  a Uribe, María Corina, Baduel o Gustavo Tarre y teniendo que oír lo chillidos histéricos de Cabello sobre un atentado contra la vida del gran conductor, quien le dio el golpe fue China.
Sin el dinero chino la situación de Maduro se puso árabe. Los informes desde Caracas mencionaron que los colectivos no lo quieren de regreso, la Conferencia Episcopal tampoco y hasta Capriles llamó a una marcha de protesta. La indignación nacional y el empujón chino lo han condenado a convertirse en un satélite sin luz propia, vagando eternamente alreddeor del planeta que no lo comprendió.

El dirá:  Pero me queda Cilia!