jueves, 1 de enero de 2015

Luis Vicente León: domado?

FELIZ AÑO NUEVO PARA TODOS!


En reciente escrito, verlo en: 
http://prodavinci.com/blogs/despues-del-nuevo-cne-votar-protesta-insurreccional-hay-alternativas-por-luis-vicente-leon/  el excelente analista Luis Vicente León opina sobre la situación política venezolana y hace algunas afirmaciones que vale la pena comentar. Dice León:
No es una situación fácil. Es evidente. La estrategia “exitosa” de control político que ha aplicado el gobierno agarra a la oposición en un momento de divisiones y conflictos internos. Es previsible que los grupos extremos utilicen esto para llamar a una lucha radical por la defensa de los derechos políticos y afirmen que la ruta democrática está acabada. Y los argumentos que usarán son conocidos, porque ya los han usado en el pasado: ¿para qué ir a una elección con un CNE sesgado?; ¿cuánto tiempo pasará antes de que el gobierno use a la Fiscalía para encerrar más adversarios?; ¿cómo ganarle un caso al gobierno en un TSJ que controla y hace años no falla nunca en su contra?; ¿cuánto tiempo más debe pasar para darse cuenta de que esto no es un democracia y que no saldrán por votos?
No voy a cuestionar – continúa León -  el derecho que tiene cada quien de pensar como quiera, pero sí me gustaría retarlos con una frase que aprendí de mi padre margariteño: “Tengan o no tengan razón, ¿con qué se sienta la cucaracha?” Los grupos que se desatan pidiendo “sangre” por Internet, quienes llenan Twitter con llamadas a la rebelión, esos que insultan a quienes buscan alternativas democráticas y electorales, pese a las condiciones adversas, y los llaman  colaboracionistas, ¿qué es lo que ofrecen para lograr su objetivo? ¿Con cuál organización pretenden enfrentar por la fuerza al gobierno? ¿Dónde están las masas que los acompañan en las calles? ¿Dónde están los líderes rebeldes, yéndose abiertamente a la clandestinidad a dirigir esos grupos de combate? ¿Son esos que ya no están en los medios diciendo que son políticos pacíficos pidiendo la renuncia de un Presidente que ya no renunció? ¿Con cuáles recursos se financiarían esas revueltas armadas contra el gobierno despótico? ¿Dónde están las armas con las que enfrentarán a un gobierno respaldado por el sector militar, entre otras cosas, porque está pragmáticamente interesado y teóricamente obligado a defenderlo?
León se muestra hasta agresivo en estos párrafos con quienes abogan por una postura militante frente a los abusos de poder, corrupción e ineptitud suicida del régimen. León enuncia, en tono sarcástico, algunos de los argumentos que gente como yo, entre muchos otros, ha utilizado para mencionar la necesidad de una insurgencia cívica: como ir a una elección con un CNE sesgado? Como ganarle a un gobierno con un TSJ vendido? Y después de enumerarlos se limita a decir: “con que nalgas se sienta la cucaracha? “.
Me parece bastante frívola y desdeñosa esta interrogante de León. Cuantos leones domados no habrán existido en los tiempos de Miranda, Bolívar, Mandela, Walesa, Havel, King, de los comuneros de Segovia y de todos quienes se rebelaron contra la injusticia y el abuso de poder en diferentes países, en diferentes etapas de la historia?. Esos leones le deben haber dicho algo parecido a Gandhi: “Quédate tranquilo, Mahatma, mira que no tienes carne ni para una empanada”.
No se contenta Luis Vicente León con hablar así acerca de quienes preferirían erguirse antes de seguir de rodillas. Va más allá y los llama “grupos que piden sangre”, “esos que insultan a quienes buscan alternativas democráticas”, etc. Ya esto excede una simple diferencia de opinión para acusar a la oposición que busca rebelarse de ser extremistas y, de alguna manera, enemigos de la “verdadera y única” alternativa, la electoral. Nadie de la oposición militante, que yo sepa, ha negado la validez de la ruta electoral, siempre y cuando esa ruta tenga la imparcialidad que requiere todo país civilizado, lo cual tenemos 16 años esperando y no se ve llegar. Pero no es justo negar  la validez de otras rutas específicamente contempladas en la constitución vigente. Estas son rutas que no solo se definen como derechos sino como deberes ciudadanos, incluyendo la de trabajar activamente para restituir el estado de derecho, la democracia y las libertades vulneradas por un régimen de ladrones y bárbaros. A quienes así piensan, con el mismo derecho que tiene León de pensar diferente, éste les pregunta: “donde están las masas, los líderes rebeldes, la organización, las armas”?
Esa no puede ser la respuesta, amigo León. En Venezuela existe al menos una mitad de la población que está en contra del régimen. Más aún, usted mismo ha dicho que la popularidad del régimen es bajísima, lo cual sugiere que las masas existen. Los líderes rebeldes surgirán, a pesar de su pesimismo, como surgió Leopoldo López, como ha surgido Maria Corina. El país está convergiendo hacia la gran protesta. La organización puede establecerse. Una iniciativa como el Congreso Ciudadano puede desembocar, con relativa facilidad, en un Frente Nacional Pro-Democracia, el cual convoque a huelgas parciales o generales, que se vaya a la calle y no regrese hasta que este régimen haya caído. Que mayor arma que el pueblo en la calle? La legitimad constitucional de la protesta masiva es indudable.
 Nadie puede garantizar que tal movimiento de protesta masiva tenga éxito pero sus probabilidades serán tan buenas o tan malas como la sucesión de elecciones en las cuales el régimen ha prevalecido con tretas y triquiñuelas, contra las cuales la “buena” oposición protesta indignada por unas horas, para luego sentarse a tomar café con la pandilla usurpadora. Si la insurgencia cívica fracasa, al menos tendrá la virtud de haber mostrado que el pueblo venezolano no se arrodilla y se resigna frente a una pandilla de corruptos e ineptos que confunden el estetoscopio con el telescopio.
Termina usted su escrito diciendo: La protesta es un derecho y un deber cuando estamos ante la violación de un derecho. Incluso: la protesta ahora tiene más sentido que nunca, pero con el objetivo de convertirlo en energía para los procesos electorales, para fortalecer la democracia y para articular una mayoría.

Después de aceptar la legitimidad de la protesta, concluye usted en que la única vía es la electoral. Yo discrepo. En muchos países la sociedad se ha rebelado y ha cambiado su historia. Pero, más allá de sus posibilidades de éxito, la insurgencia civil es un imperativo moral en un país como Venezuela, el cual tuvo sueños de grandeza que se han convertido, debido a nuestra lasitud ciudadana, en una pesadilla de 16 años. 

10 comentarios:

Iraida dijo...

Excelente respuesta al "León domado". Me gusta el término, lo usaré de ahora en adelante para referirme al estratega del gobierno que cree que somos tontos.

Iraida dijo...

Excelente respuesta al "León domado". Me gusta el término, lo usaré de ahora en adelante para referirme al estratega del gobierno que cree que somos tontos.

Anónimo dijo...

Domado o domesticado como apropiadamente denomina situaciones como esta, Montaner. Pero en honor a la verdad el representa la opinión de un grupo de interés que opera en el mercado en el margen de los márgenes rentables que una sociedad reprimida en sus derechos y garantías puede ofrecer. Ello, desde luego, no debería ser anatema para nadie, pero en las condiciones político institucionales vigentes en un país "sodomatizado" bajo un apartheid político y económico, en manos de un gobierno, que además de practicar un relativismo moral, no se funda en los contrapesos institucionales entre poderes públicos. Unos poderes que dependen del legado ideológico-institucional que adelanta con violencia institucionalizada, pero ilegal e inconstitucional, en términos del respeto de los derechos humanos, vida, libertad y propiedad, del actual gobierno.
Esta estructura de dominio, es hace rentable para aquellos grupos de interés, colocados en posición de privilegio en relación al mercado de la información y opinión, naturalmente fragmentada, de la opinión pública. Desde ese privilegio, denigra, y arremete contra esos grupos de opositores, traspasando los límites de un comportamiento caracterizado por el gobierno como de “patriota cooperante”, una gráfica que expresa un régimen intolerante, totalitario, que limita y regula las condiciones en las cuales los individuos pueden ejercer su “bondad libertéis”. Los derechos no son de naturaleza natural o coaligados por decisión es colectivas, sino reproducciones de privilegios bajo un código que nadie conoce.
Su prédica contra los "extremos" encuentra su origen en las posiciones de grupos de interés que ejercen economías rentabilizadas bajo posiciones rentistas, las cuales son blando directo de cualquier oposición. Su caso, representa un tipo de fuerza de grupos de interés, en una sociedad forzada a vivir en régimen mercantilista (me refiero al concepto desarrollado por A Smith en The Theory of Moral Sentiments) donde la asociación con el poder es para tomar ventajas frente a quienes no tienen acceso, es decir, su dominio depende del tipo y grado de asociación con el poder político del "rey”. El reclamo de LVL a la “oposición radical” o como lo expresa, con menos complejos, el CEO de la oposición institucional, así como confirmado. (C Torrealba, Dixit)
Alexander Guerrero

www.alexanderguerrero.com dijo...

Domado o domesticado como apropiadamente denomina situaciones como esta, Montaner. Pero en honor a la verdad el representa la opinión de un grupo de interés que opera en el mercado en el margen de los márgenes rentables que una sociedad reprimida en sus derechos y garantías puede ofrecer. Ello, desde luego, no debería ser anatema para nadie, pero en las condiciones político institucionales vigentes en un país "sodomatizado" bajo un apartheid político y económico, en manos de un gobierno, que además de practicar un relativismo moral, no se funda en los contrapesos institucionales entre poderes públicos. Unos poderes que dependen del legado ideológico-institucional que adelanta con violencia institucionalizada, pero ilegal e inconstitucional, en términos del respeto de los derechos humanos, vida, libertad y propiedad, del actual gobierno.
Esta estructura de dominio, es hace rentable para aquellos grupos de interés, colocados en posición de privilegio en relación al mercado de la información y opinión, naturalmente fragmentada, de la opinión pública. Desde ese privilegio, denigra, y arremete contra esos grupos de opositores, traspasando los límites de un comportamiento caracterizado por el gobierno como de “patriota cooperante”, una gráfica que expresa un régimen intolerante, totalitario, que limita y regula las condiciones en las cuales los individuos pueden ejercer su “bondad libertéis”. Los derechos no son de naturaleza natural o coaligados por decisión es colectivas, sino reproducciones de privilegios bajo un código que nadie conoce.
Su prédica contra los "extremos" encuentra su origen en las posiciones de grupos de interés que ejercen economías rentabilizadas bajo posiciones rentistas, las cuales son blando directo de cualquier oposición. Su caso, representa un tipo de fuerza de grupos de interés, en una sociedad forzada a vivir en régimen mercantilista (me refiero al concepto desarrollado por A Smith en The Theory of Moral Sentiments) donde la asociación con el poder es para tomar ventajas frente a quienes no tienen acceso, es decir, su dominio depende del tipo y grado de asociación con el poder político del "rey”. El reclamo de LVL a la “oposición radical” o como lo expresa, con menos complejos, el CEO de la oposición institucional, así como confirmado. (C Torrealba, Dixit)
Alexander Guerrero

Anónimo dijo...

La opinión de LVL es exactamente eso. Su opinión, libre entre un universo de personas que puede expresarse. Lamentablemente muchas personas sólo respetan a aquellos que les dan la razón. LVL hace preguntas al aire, bastante razonables desde mi punto de vista. Comparto totalmente su opinión, pues si bien es cierto que al menos un 50% de la población adversa al gobierno actual, también es cierto que si acaso un 1% de ellos estarían dispuestos realmente a salir a la calle. Hablando en números, eso serían unas 150000 personas, número nada despreciable, pero que no es suficiente. Y no me refiero a salir a marchar, me refiero a salir a la calle sin descanso hasta que este régimen salga. Y eso lo sabe el gobierno perfectamente. Pareciera que hay que ser un genio para darse cuenta de esto, porque aún hay gente que cree que ese gran porcentaje de personas que gritan airadamente vía twitter, pero que no salen de su casa ni dejan de trabajar para ir a protestar, repentinamente va a arriesgar su vida por un fin indeterminado, apoyando a líderes divididos y sin una meta común más allá de cambiar de gobierno.

Gustavo dijo...

Ese 1% estimado por el comentarista parece bastant arbitrario. de manerea igualmente arbitraria puedo decir que, si hay un líder o lideresa con una narrativa que emocione, el 5,10,15% de ese caudal de insatiosfechos saldría a la calle. estaríamos hablando de más de un millón de personas. En 2003 Chávez salió de miraflores como corcho de limonada, después de una marcha que no llegó al millón. Es maduro más fuerte que Chávez? Está el país mejor que antes? Está la gente menos indignada?

Gabriel Orellana dijo...

LVL creo que se leyó el Libro de Nelson Mandela ( Conversaciones Conmigo Mismo ISBN 13 : 978-84-08-09455-5)....que lo debería Leer muchos Wanna be Politics.....especialmente en el contexto de un Gobierno Totalitario...Basicamente...fuera de muchas cuestiones de índole personal , es un Manual de Golpe de Estado de la Sociedad Civil contra un Gobierno Totalitario, y entre otras cosas, dice cosas , que deberían ser una Perogrullada, pero todos sabemos que muchas veces tenemos un elefante rosa al frente, y hasta que no viene otro y nos lo muestra, tendemos a decir que los elefantes rosa no existen, algunas de estas cosas están reflejadas en el escrito de LVL , y negarlas al rompe....es hacer Oposición por hacer Oposición...y es lo que tiene atornillado al régimen: Despreciar a tu enemigo no está en ningún manual político o militar que yo conozca...pero es lo que han hecho los Opos desde el mismo Ascenso del Chiabbe. Bueno...siguiendo con lo que "recomienda Mandela" para enfrentarse a este tipo de Gobierno....ddice cosas tales como:
1-Organizar las Finanzas Necesarias
2-Ayuda de GOBIERNOS Y GRUPOS DE PODER EXTRANJEROS
3-Organizar liderazgos (plural) claros...porsi alguien era apresado.....continuara la lucha.....entre otros.
4- Frente Politico ( Elecciones etc etc)
5-Organizacion de Guerrillas Urbanas
6-Medios
7-Movilización Social ( Huelgas, Paros, etc etc)

Como podrán ver..... creo que de 7 cosas que Mandela "Recomienda" los Guerreros de Internet solo conocen la número 7. Si a Alguien le parece que el resto son tonterías irrelevantes....prescindibles y que se pueden hacer de forma desarticulada....bueeeno....Yo, particularmente estoy de acuerdo con los "Principios de Mandela"....y hasta que yo no vea que "Alguien" o "Algo" ( Un partido Politico P. EJ) Toma por lo menos gran parte de estas recomendaciones....yo sabre que las cosas van a seguir siendo como hasta el momento.....
Respecto a Nuestros Mentados Próceres de la Independencia : Creo que Todos buscaron una Máquina del Tiempo y siguieron el "Modelo Mandela" casi al pié de
la letra. Y como dicen....son cosas que dice el negro pa'conversá....Éxitos a todos en este 2015 donde quiera que se encuentren.

Anónimo dijo...

Leon, aparentemente inteligente.....pero.....huele a chavista light. y....chavista es chavista, aunque sea indiferente, por lo que le sale paredon, en esta Guerra a muerte.

Andras Gyomrey dijo...

Quién de ustedes renuncia mañana para salir a protestar? Porque en Febrero eso fue lo que nadie hizo y miren como terminó. No ha cambiado absolutamente nada. Las mismas personas diciendo las mismas pendejadas "este año se acaba esta vaina", "no podemos estar peor", "es que ahora la escasez sí está arrecha".

Les recuerdo que a Luis Vicente León lo llamaban Luis Vicente Pelón por predecir la derrota de Capriles frente a Chávez en 2012. Es impresionante como *nadie* aprende. Ni siquiera historia de hace 10 meses.

Anónimo dijo...

COMO FEMINISTA LESBIANA DE LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA, SIEMPRE DEPLORÉ A LEON, NO ME GUSTAN SUS ANALISIS, ESTOY DE ACUERDO CON LA REBELION ANTE AL GOBIERNO. ELIDA APONTE SANCHEZ