viernes, 9 de agosto de 2013

El "fogonazo" Hugo Chávez: una modesta flatulencia del cadaver de PDVSA


 

Anuncia el mitómano Rafaél Ramírez que ya están arrancando “las primeras moléculas de gas” del yacimiento “Mariscal Sucre”, el mismo proyecto que data de 1980, cuando se llamaba Cristóbal Colón.  Anuncia el mitómano que la producción inicial será de 70 millones de piés úbicos por día. Eso es mentira. Esa producción no es sostenible en base al pozo que ha sido puesto a producir. La meta de producir 300 millones de piés cúbicos de gas de ese yacimiento para fines de este año es también una mentira. Para llegar a esa cifra de producción se requerirían más de 50 pozos, ya que la producción promedio de cada pozo puede estimarse, a lo sumo, en unos 6 millones de piés cúbicos por día.

Lo cierto es que con una producción actual de gas del orden de los 7000 millones de piés cúbicos de gas al día y un défiit nacional de unos 2500 millones de piés cúbicos de gas al día esta cifra que da el mitómano, aunque inflada y falsa, representaría una pequeña fracción del deficit.

Por supuesto, hay otros parámetros que el mitómano se cuida bien de dar. Por ejemplo, el costo de producir ese gas costa afuera, el cual será claramente superior al costo de venta en el mercado interno. Ello explica la razón por la cual ninguna empresa extranjera va a invertir dinero en esos proyectos para producir a pérdida.

El fogonazo Hugo Chávez es, realmente, una modesta flatulencia proveniente del  proceso de descomposición de un regimen cadaver.